#Numeralia

Economía 2015: estimaciones y especulaciones; por Anabella Abadi

Por Anabella Abadi M. | 1 de diciembre, 2015

Economía 2015 estimaciones y especulaciones; por Anabella Abadi 640

La notable opacidad de las estadísticas oficiales marcaron el 2015 de gran incertidumbre. Vale la pena hacer un breve balance de las cifras oficiales y no oficiales que conocemos para intentar armar el rompecabezas de lo que probablemente será el peor año en la historia económica venezolana –hasta ahora.

Crecimiento de la economía

Se dice que los países crecen si su producción local de bienes y servicios crece. En otras palabras, un país crece si aumenta su Producto Interno Bruto (PIB). En contraste, se dice que las economías están en recesión cuando decrece su PIB.

La última cifra oficial del PIB publicada por el BCV hasta la fecha corresponde al tercer trimestre de 2014, reflejaba una caída acumulada de 4% en los primeros tres trimestres de ese año. En el informe anual 2014 que presentó Venezuela ante el SEC –Security Exchange Commission de EEUU– no se incluyó la cifra consolidada de la caída del PIB en 2014. Incluso el proyecto de Ley de Presupuesto 2016 no incluyó las cifras parciales del año previo (2015) como tradicionalmente se hacía.

Según cifras extraoficiales, el PIB cayó 4% en el último trimestre de 2014, y siguió cayendo en 2015: -7,5% en el primer trimestre y -8,1% en el segundo trimestre.

La Cepal estimó –en octubre de 2015– que el PIB venezolano se contraerá 6,7% este año, mientras que el FMI estimó –también en octubre– que el PIB cerrará el año con una caída de 10%. De cumplirse el estimado del FMI, Venezuela registraría la recesión más fuerte de su historia, seguida por la contracción del PIB de 8,9% en 2002 y de 8,6% en 1989.

Tras publicarse este artículo, el 3 de diciembre de 2015 se reportó extraoficialmente que el PIB cayó -9% en el tercer trimestre de 2015 y que se espera una caída acumulada de -9% para el cierre del año.

Producción y precios petroleros

Según cifras presentadas por el presidente de PDVSA y ministro de minería y petróleo, Eulogio Del Pino, el 28 de octubre de 2015, la producción de crudo y líquidos de gas natural en 2015 ha sido de 2,9 millones de barriles diarios (MMBD), un volumen que se mantiene relativamente estable con respecto a 2014 (2,89 MMBD) y que se espera mantener para 2016. No obstante, en el reporte mensual de la OPEP de noviembre de 2015, se indica que las cifras reportadas por Pdvsa son de 2,6 MMBD, mientras que las fuentes secundarias ubican la producción en 2,35 MMDB. Estos niveles de producción de crudo son inferiores a los registrados entre 2002 y 2003, años del paro petrolero.

El precio semanal de la cesta petrolera venezolana es uno de los pocos indicadores que se publican con regularidad. El último dato oficial disponible hasta la fecha, correspondiente a la semana del 23 al 27 de octubre, ubica a la cesta venezolana en 34,93 US$/barril, llevando el promedio anual a  46,07 US$/barril, estando US$42,35 por debajo del promedio de 2014 (88,42 US$/barril).

Importaciones y exportaciones

Las últimas cifras oficiales de importaciones y exportaciones totales de bienes y servicios publicadas por el BCV corresponden al tercer trimestre de 2014. En los tres primeros trimestres de 2014 se reflejó una caída de 9,7% en las exportaciones totales y de 18,2% en las importaciones totales respecto al mismo período de 2013.

Recordando que 96% de las exportaciones venezolanas son petroleras, las divisas que Pdvsa entrega a BCV son un buen indicador del nivel de exportaciones totales. La caída en el precio del crudo venezolano se ha traducido en una importante caída de las divisas disponibles: en 2014, Pdvsa vendió US$ 33.716 millones al BCV, pero en los primeros 10 meses de 2015 van apenas US$ 11.906 millones. Si se mantuvieran las ventas mensuales promedio para el resto de 2015, al cierre del año habrán ingresado menos de US$ 15.000 millones al BCV desde Pdvsa: al menos 56% por debajo de lo ingresado en 2014.

A principios de noviembre de 2015 el presidente Maduro dijo que “este año estamos rompiendo récord, 7.000.000.000 de exportaciones no petroleras”. Y agregó:

“toda empresa debidamente registrada que produzca un producto en Venezuela y sea exportador debe también, cómo se dice en lenguaje coloquial, bajarse de la mula a las arcas del Estado en divisas; si por el estímulo de algún sector exonerar un porcentaje de esa obligación se exonera”.

En cuanto a las importaciones: si bien el gobierno central ha hecho anuncios sobre la llegada de gran cantidad de productos a puerto, Consecomercio estima que las importaciones privadas entre septiembre y octubre de 2015 cayeron 50% respecto al mismo período de 2014. En general, ODH Grupo Consultor estima que las importaciones totales caerán entre 32% y 41% en 2015.

Gasto público y liquidez monetaria

El gasto público se suele subestimar en las Leyes de Presupuesto y este año no ha sido la excepción: mientras que la Ley de Presupuesto Nacional de 2015 preveía un gasto cerca de BsF 742 millardos, en la Ley de Presupuesto de 2016 se estimó que el gasto efectivo de 2015 llegaría a BsF 1.539 millardos: incremento de más de 100%. Es probable que el gasto efectivo sea incluso más alto dada la gran cantidad de créditos adicionales que se han estado aprobando en el último trimestre del año.

Este desordenado aumento del gasto público se ha traducido en un marcado aumento de la liquidez monetaria: de acuerdo con cifras del BCV en los últimos 12 meses la liquidez monetaria se incrementó 99,8%. Un aumento tan significativo de la liquidez monetaria en un contexto recesivo genera  presiones inflacionarias.

Inflación

Desde 1986, Venezuela ha registrado de forma continua inflación al cierre de año de al menos dos dígitos y 2015 no será la excepción. A pesar de que no se han publicado cifras oficiales de inflación en 2015, la mayoría de los estimados no oficiales coinciden en que será la segunda vez que Venezuela registra una inflación anual de tres dígitos; y que el año cerrará con un nuevo máximo histórico que superará el récord de 103,2% de 1996.

En octubre de 2015 el FMI estimó que la economía venezolana cerrará el año con una inflación de 159,1%. Por su parte, cifras extraoficiales que se han filtrado a la prensa reflejan una inflación acumulada hasta octubre 2015 de 170,8% y una inflación interanual (octubre2015/octubre2014) de 198,4%.

La única cifra oficial de inflación conocida hasta ahora fue presentada por el presidente Maduro de manera poco precisa. El 15 de octubre de 2015, Maduro comentó que “la inflación del año 2015 puede estar cerca del 80 por ciento”; casi dos semanas después, el 27 de octubre de 2015, Maduro afirmó: “la inflación inducida este año (…)  debe estar en 85 por ciento. Es la más alta en tiempos de revolución”. El problema con estas cifras es que no se aclaró si correspondía a la inflación acumulada hasta septiembre, la inflación interanual a octubre o incluso la inflación estimada por el gobierno central para el cierre del año. De ser cierta esta cifra, Venezuela igual registraría la inflación más alta del mundo por tercer año consecutivo; y estaría en el top tres de la inflación al cierre de año más alta de la historia venezolana.

Luego de publicarse este artículo, el 3 de diciembre de 2015 se reportó extraoficialmente que la inflación fue de 17,8% en noviembre, acumulando una inflación de 219,4% hasta ese mes y de 236,3% en un año. Esto rompe prácticamente todos los pronósticos.

Escasez

El índice de escasez general se empezó a medir en enero 2005 y se publicaba mensualmente. Sin embargo, se publicó por última vez en enero de 2014 cuando llegó a 28% ya que, en palabras del presidente del BCV Nelson Merentes:

“el índice de escasez lo debe tener el Gobierno, no es un índice político. Nosotros le estamos suministrando al ejecutivo la información correspondiente. No queremos que los índices se conviertan en índices políticos que favorezcan a unos y perjudiquen a otros”.

El último dato extraoficial conocido corresponde a agosto de 2014 cuando llegó a un máximo histórico de 35%. La encuestadora Datanálisis suele levantar información sobre la escasez y para mayo de 2015, por ejemplo, 60,7% de los productos esenciales escaseaban en Caracas.

Desempleo e informalidad

Los desempleados son aquellos ciudadanos de 15 años o más, quieren y pueden trabajar, pero no tienen empleo formal o informal; esto incluye a quienes nunca han trabajado y buscan trabajo por primera vez. Por su parte, la informalidad refleja a los ocupados que trabajan sin el amparo de las leyes laborales y se registra como empleo.

Las últimas cifras de la fuerza de trabajo publicadas por el INE hasta la fecha corresponden a enero de 2015, mes en el que el desempleo se ubicaba en 7,9% ó 1.124.799 venezolanos; y la informalidad se ubicaba en 41,2% ó 5.394.922 venezolanos. Si se suma el desempleo y los informales se obtiene el número total de personas que no cuentan con un empleo con calidad (estable, bien remunerado y con posibilidades de crecimiento profesional): 45,8% ó 6.519.721 venezolanos.

El 12 de noviembre de 2015, durante su derecho de palabra ante la plenaria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el presidente Maduro afirmó que Venezuela cerrará el 2015 con un desempleo de entre 4,7% y 4,8%. Apenas unos días antes, precisaba: “estamos rompiendo el récord de la cifra más baja de desempleo en 100 años, en el año de la guerra económica, en el año que el petróleo bajó de 100 a 30 (dólares)”.

El 1 de diciembre de 2015, se reporta que según cifras del INE expuestas por el ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, el desempleo se había ubicado en 7,1% y 6,7% en los septiembre y octubre de 2015, respectivamente. Además, precisaba que el empleo formal “actualmente se ubica en 59,5%y a inicios de la revolución en 50%”, es decir, la informalidad se ubicaba en 40,5%.

Pobreza

La pobreza se puede medir según nivel de ingreso o según necesidades básicas insatisfechas (NBI). Las últimas mediciones de ambos sets de indicadores corresponden al 2013.

Para el segundo semestre de 2013, los indicadores de pobreza por nivel de ingreso eran:

– Hogares pobres: 1.899.590 (27,3% de los hogares totales)

– Hogares pobres extremos: 612.051 (8,8% de los hogares totales)

– Personas provenientes de hogares pobres: 9.174.142 (32,1% de la población)

– Personas provenientes de hogares pobres extremos: 2.791.292 (9,8% de la población)

Por su parte, los indicadores de pobreza según NBI indican:

– Hogares pobres: 1.407.663 (19,6% de los hogares totales)

– Hogares pobres extremos: 394.242 (5,5% de los hogares totales)

A principios de noviembre 2015, el presidente Maduro precisó “estamos llevando la miseria [pobreza extrema según NBI] al histórico más bajo del país, por debajo 4,5 por ciento”. Sin embargo, la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi) 2015 elaborada por la Universidad Católica Andrés Bello, la Universidad Central de Venezuela y la Universidad Simón Bolívar, refleja que 73% de los hogares son pobres según el nivel de ingreso, lo que equivale a 76% de los venezolanos. Estos indicadores reflejan importantes aumentos respecto a los reflejados en la Encovi 2014: 48,4% de los hogares eran pobres según nivel de ingreso, lo que equivalía a 52,6% de la población.

♦♦♦

¿Hacia dónde marcha la economía venezolana; por Víctor Salmerón #EventoProdavinci 640X60

La-pobreza-se-disparó-hasta-76-en-Venezuela-según-Encovi-UCV-USB-UCAB-por-Víctor-Salmerón-6402X60

Anabella Abadi M. Economista egresada de la UCAB y Especialista en Gobierno y Gestión Pública Territoriales (PUJ, 2011). Profesora en la UCAB, y Analista de la Unidad de Investigación y Análisis de ODH Grupo Consultor.

Comentarios (1)

Edgar Allan
2 de diciembre, 2015

No digo que el indicador general de inflación no sea útil para efectos de la economía de un país en la busqueda de evaluación y planificación. Pero para los simples mortales como yo, el indicador de inflación es, como dirían los adultos mayores, muy suyo de cada quien. En mi caso particular, familia de 5, clase media venida a menos como casi todas, la inflación de 2015, según mi hojita de cálculo de pulpero, anda por el 353% y en esos parámetros me debo mover para este año y para planificar el próximo. A estas alturas y con ese lapidario numerito asumido (353%, se lee “TRESCIENTOS CINCUENTA Y TRES POR CIENTO”), poco importa lo que diga el gobierno.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.