Blog de Alberto Barrea Tyszka

¿Dónde está la esperanza?; por Alberto Barrera Tyszka

Por Alberto Barrera Tyszka | 14 de mayo, 2017

blg_barrera_tyszka_esperanza_640416

Ese tipo que ves ahí, serio, con traje y corbata,  sentado detrás de su escritorio, abriendo un maletín lleno de dólares y mostrándoselo a la mujer que tiene enfrente; ese tipo que sacó de esa manera 11 millones de dólares, billete sobre billete,  sin poner nunca una firma, sin recibir jamás una facturita,  ese tipo…es el mismo que un tiempo después, montado en una tarima, vestido de rojo, alzaba su puño y gritaba aguerridamente: “¡Vamos a combatir la vieja ética capitalista podrida de la corrupción administrativa, del tráfico de influencias!”  ¿En cuál de los dos se puede creer? ¿En el pillo que paga, en efectivo y a escondidas, millones de dólares a unos asesores de marketing político brasileños….o en líder que se declara en una cruzada en contra de la corrupción: “Es la batalla contra el capitalismo y sus antivalores, es la batalla contra los bandidos, los politiqueros de la derecha que destruyeron a este país durante años” ¿Cuál de los dos Nicolás Maduro es más real?

En sus pocos años de gobierno, Maduro ha ido perdiendo rápidamente sus disfraces. Esta semana, desde una cárcel de Brasil, donde enfrenta condenas por corrupción y soborno, Mónica Moura ha confesado que Maduro es un capo a lo grande. Que Antonini Wilson es Bambi al lado de nuestro Presidente.  Que, cuando estaba al frente de las relaciones exteriores, el entonces Canciller Maduro podía disponer, tranquilamente, de millones de dólares para pagar los servicios de ella y de su marido, Joao Santana, exitosos asesores en campañas electorales.  Así, de poquito en poquito, en fajas de 300, 500 u 800 mil dólares, les fue pagando humildemente su colaboración y su apoyo.  11 millones de dólares.  Estamos hablando del mismo tipo que hace chiste ante la noticia de un venezolano muerto por comer yuca amarga.

El Presidente obrero es una ficción publicitaria.  El verdadero Maduro tiene las manos manchadas con los dólares que le pertenecían a todos los venezolanos.  Cuando habla de la supuesta guerra económica no recuerda sus reuniones con Mónica Moura.  Y esto solo es una pestaña del iceberg. El oficialismo tiene una inmensa caja negra donde quizás, algún día, podamos encontrar algo del millón de millones de dólares de la bonanza petrolera.  Hacen falta muchas Mónicas Mouras, dispuestas u obligadas a confesar, para poder armar bien el análisis de la crisis económica venezolana. No solo se trata de un modelo fracasado. Se trata de un modelo genéticamente corrupto. Detrás de los quirófanos cerrados del Hospital Vargas, hay un maletín o una bolsa, una caja llena de dólares que algún alto funcionario rojo rojito se llevó.

Eso, también, es lo que busca tapar ahora la Constituyente.  El oficialismo no es solo una forma de suprimir la voluntad del pueblo, de eliminar la democracia. La Constituyente de Maduro es además un atentado en contra de la transparencia, un nuevo acto de corrupción.  Tanto hablar en contra del neoliberalismo y, finalmente, el chavismo terminó privatizándolo todo.  Han privatizado incluso los poderes públicos. Han privatizado a la Fuerza Armada Nacional. Han  convertido a los soldados en su ejército particular. Han puesto todo al servicio de esa nueva clase que llamamos “los enchufados”.  Y ahora, encima, quieren privatizar las elecciones.  Que solo voten los suyos. Los que dependen de ellos. Los que ellos financian. Pretende que la Asamblea de accionistas del PSUV sea el congreso de representantes del país.  La revolución convertida en una Compañía Anónima.

Están dispuestos a todo porque no quieren que todo se sepa. La Constituyente es una forma de imponer el silencio, la opacidad. No quieren un nuevo país que se asome a mirar y revisar lo que ha pasado en estos 18 años. Prefieren las balas, los muertos. Apuestan al desgaste, al cansancio de la gente. Calculan endilgarle luego los muertos a la oposición. Culpar a los otros de todo. A la hora de resistir, el poder tiene más recursos, mas medios, más dinero.  Pero ya no tiene algo fundamental: heroísmo. Ya solo son la representación del orden viejo, que actúa sin piedad, militarmente, en contra de su propio pueblo.

“La gente me grita: ¡Maduro, dale duro! Y yo voy con todo, voy a darle duro a la corrupción donde esté”.  No tiene que ir muy lejos.  Basta con que se mire al espejo. Con hablar con su entorno. Con dar pasos y no poder salir de Miraflores. El oficialismo ya no controla la versión de la historia.  La realidad se le fue de las manos.  Ya no son capaces de convocar alguna ilusión. Ahora, la rebeldía, la pasión, la creatividad, el ansia por un cambio….están en la oposición. El gobierno solo es pasado y violencia. Está atrincherado, defendiendo la corrupción.  La épica avanza entre bombas lacrimógenas. La esperanza está en la calle.

Alberto Barrera Tyszka 

Comentarios (21)

Aurora Rosales
14 de mayo, 2017

Y seguirá en la calle hasta que se vayan.

Brother Full
14 de mayo, 2017

Sr. Alberto

La frustración más profunda de Maduro es simple de entender, es el boxeo, maduro siempre quiso ser como Rondón. Cualquier ávido analista político lo comprende de inmediato. Maduro no enfrenta los problemas, nunca se sube al ring, siempre permanece en su límite boxistico, “haciendo sombra” ante cada exigencia.

Saludos

Sarimar Jiménez
14 de mayo, 2017

En un análisis corto, preciso y conciso se describe la situación del país.Espero que la justicia realmente los alcance porque, en esa codicia desmedida han sido crueles y despiadados, no importándoles que la gente muera por falta de medicamentos o haya personas hurgando en la basura para poder comer.

Cada vez me convenzo más que Maduro no es tan ignorante como parece , usa sus payasadas para evadir su responsabilidad en todo lo que sucede. Pero el pueblo despertó y seguirá en la lucha

leonardo
14 de mayo, 2017

¡Pero sigue ahí, como si nada! ¡inamovible! sostenido por todos los que se llenan los bolsillos y por todos los que siguen creyendo que la caída del chavismo es la desaparición de las ilusiones que creó. ¿Cómo es posible que un tipo con las cualidades (o la falta de cualidades) que muestra regularmente Nicolás Maduro se mantenga en el poder? Sin una parte importante del chavismo que se una a la protesta y que esté dispuesta a jugársela con la oposición por el bien de Venezuela, y del propio chavismo, de su reconstrucción, Nicolás Maduro y la cúpula en el poder, transformará al país en una nueva Cuba (buena noticia para la isla!) o en algo parecido a Corea del Norte, sometido a un pensamiento único. Las elecciones presidenciales de 2018, bajo la próxima constitución, no tendrán nada que ver con una verdadera elección popular. Y no es difícil apostar que las ganaría Maduro.

ruben rodriguez
14 de mayo, 2017

En verdad , hasta la comparación con boxeadores , respetando profundamente al comentarista , me parece exagerada..más bien , parto del principio de que TODO MALO ES COBARDE , y ese mal payaso no es la excepción..UN SALUDO A TODOS MIS HERMANOS VENEZOLANOS , A LOS QUE ACTUALMENTE PISAMOS LA MISMA TIERRA Y A LOS QUE ESTÁN FUERA…QUE DIOS BENDIGA NUESTRA PATRIA…!

Kondorito Konstitución
14 de mayo, 2017

“La esperanza está en la calle.” Estuve en la marcha del 12M acompañando a los abuelos, todo el tiempo caminando bajo la lluvia y no la vi, ergo, no tiene paraguas.

RIFULACHAS SALCEDO
14 de mayo, 2017

Parece que muchos piensan que Chávez y su combo llegaron en paracaídas: En primer lugar, hubo muchas voces de alerta cuando inició su mandato Chávez y en aquel momento la euforia colectiva, y personajes connotados de la política descartaron y fueron críticos duros de tales advertencias. En segundo lugar, elección tras elección la masa poblacional, no pueblo, votó por Chávez, y se vanagloriaba de todas sus tropelías y desmanes “así es que se gobierna”, entonces somos los venezolanos culpables como los que no votaron por el chavismo, quienes deben luchar por sacar a los sátrapas del gobierno, y no esperar que vengan los gringos, o un milagro de Dios, que bastantes señales dio y nadie advirtió. Quien es culpable el ciego o el que le da el garrote.

DOUGLAS GARCIA
14 de mayo, 2017

Recordemos que Venezuela esta en manos de una “Organizacion Patocratizada” estamos en manos del mal y de ellos no podemos esperar nada bueno, debemos continuar en las calles hasta que sucumban en manos de la razon.

Luis Quijada
15 de mayo, 2017

Gobernado por truhanes, maquiavelicos, extranjeros, sin escrupulos!

CEFÁS ROCAFIRME
15 de mayo, 2017

El MANGO está tan MADURO; que casi está por CAER !…Lo que falta es un LIDER con características de CAUDILLO, que hable MENOS y HAGA MÄS! y que se convierta en “CABEZA” pensante y dirigente de la OPOSICIÖN… y que escriba su PLAN de GOBIERNO y lo haga conocer del PUEBLO…Así cada quien tendrá un VARA con su GANCHO, en la mano, para “ENGANCHAR” y que CAIGA…el MANGO !!! SEGUIMOS ESPERANDO el “MILAGRO” !!!

Jose Daniel
15 de mayo, 2017

Compañeros, ¿Alguien recuerda a Calígula?, pues aqui lo tenemos en versión venezolana

marlene fuentes
15 de mayo, 2017

PERO BUENO, QUIEN ERA AQUEL TIPO QUE DISPARABA DESDE PUENTE LLAGUNO??

Kemberling Rodríguez
15 de mayo, 2017

Me encantó. Mejor imposible. Es cuestión de tiempo.

Roberto Arocha Larrazabal
15 de mayo, 2017

Buenisimo Alberto, genial! Que buena despcripción haces de esos delincuentes repulsivos.

Jose Pirela
15 de mayo, 2017

Buena prosa, sin tapujos. Las cartas están abiertas.

jesus conde
15 de mayo, 2017

Esa podredumbre llamada CORRUPCIÓN, que los caracteriza y esta incrustada en sus propios genes de la revolución, es la que los hace enquistarse en el poder al costo que sea, y dificultara su pronta salida. El día que regresemos a la “normalidad” y se revisen las cuentas bancarias de estos próceres de la revolución, no bastaran las cárceles del país para albergar a tanto corrupto. La esperanza: Caerán muy pronto y el dinero, como la tos, es muy difícil de esconder sin dejar rastros. Esos si: hay que estar muy pendientes con los TESTAFERROS, en especial los de cuello blanco.

Radha
15 de mayo, 2017

La esperanza está en mi corazón, me la han construido los resteados que salen cada dia a protestar…son miles.

Carlos Rodríguez
15 de mayo, 2017

Ellos no sienten ninguno tipo de remordimiento. Todo lo justifican, no hay frontera entre lo moral o lo inmoral. Cada vez que los escucho me parece oír a los fanáticos de Sendero Luminoso. En realidad, son fanáticos del Resentido Supremo y al seguirlo juegan con las palabras y los hechos. Afirman ser poseedores de un fin superior que les permite hasta matar para “salvar al mundo”. Son capitalistas para destruir el capitalismo y mienten para defender la verdad del pueblo. Son bipolares por conveniencia. Todos sabemos cuál es su enfermedad. Fíjense, un renombrado ministro (lo nombran y lo renombran porque no tienen más gente) acaba de declarar que “ellos no están aferrados al poder”. Solo le faltó afirmar que el poder se aferró a ellos. Pero nombrados y renombrados será juzgados.

Zen Ten Xiao
16 de mayo, 2017

Qué donde está la esperanza?, pues intentando florecer, buscando como expresarse, indignada, viviendo en una sociedad tolerante con la corrupción, descarada, capaz de ofrecer argumentos de permanencia en la lucha contra la corrupción y olvidando, ingeniosamente, los propios actos corruptos cometidos con insania, todo en nombre de una revolución que no es tal y de un ideal inexistente. Detrás de todo hay impunidad, un estado inmoral y un gobierno acostumbrado a mentir que todo lo justifica. Que donde está la esperanza? pues será en el rostro de los niños, ajenos a todo esto, en la de los jóvenes impetuosos que se resisten, será en los ancianos obstinados e inconformes que no aceptan que le roben destino a sus nietos, La esperanza “por ahora” está regada en las calles… cuanto tiempo dura la esperanza? y cuanto el descaro?

Pasante
22 de mayo, 2017

La esperanza está hecha trizas, con el país, en terapia intensiva. Sólo la verdad de los justos (de cualquier condición) le abrirá el camino a Dios que desea mas que todos sacarla de ahí. Pero el no quebranta sus propias leyes…

Samanta Escobar
24 de mayo, 2017

el tipo ha sido denunciado de participar en la corrupción en Brasil y hace cómo si no fuera con él la cosa… descarado

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.