Blog de Alberto Barrea Tyszka

Diosdado y los escuálidos; por Alberto Barrera Tyszka

Por Alberto Barrera Tyszka | 14 de agosto, 2016

BLOG_Diosdado-Cabello-escualido_640416

“Si la locura tiene un lugar en la vida, también lo tiene en la historia”, afirma J.M Coetzee antes de proponer su análisis sobre las razones y las motivaciones que fundaron y trataron de legitimar el apartheid en su país. Crear y justificar, de manera abierta, un sistema de segregación es una forma de delirio.  Nosotros no estamos tan lejos de esa experiencia. Es lo que hace Diosdado Cabello cuando se para en una tarima frente a una multitud y vocifera, promoviendo la discriminación y la violencia como si fueran valores positivos, como si fueran ideales libertarios. No hace política. Solo impulsa la exclusión. Convierte el desvarío en una experiencia colectiva.

El Primer Vicepresidente del PSUV anda en una campaña particular, recorriendo el país, repartiendo amenazas, distribuyendo miedos. Su propuesta es simple y directa: quiere que el pueblo se convierta en un ejército de sapos y soplones, en una fuerza de perseguidores ideológicos que denuncien a cualquier ciudadano que no sea rojo. Declara que ya el oficialismo también ha empezado con esa faena de limpieza. Es –según señala– una “operación nacional”.  Y asegura que ya se han encontrado “más de 4000” funcionarios públicos que cometieron el delito de ejercer su derecho y, criminalmente, se atrevieron a firmar para pedir la activación del Referendo Revocatorio. Se trata de una gran cruzada general en contra de la Constitución y en contra de la libertad. Se trata de un atentado en contra de los derechos universales del hombre. Cada vez más, el Plan de la Patria se concentra en una sola palabra: represión.

La locura tiene su propia lógica. El diputado Cabello anuncia el inicio de la nueva temporada de caza de empleados públicos. Promete rastrear a los herejes, ubicar y acorralar a los impíos. No podrán esconderse. Cabello repite que deben ser despedidos. Más aún: afirma que si sus jefes se niegan a botarlos, entonces sus jefes también deben irse. Y desea aplicar el mismo método con los empresarios. Cabello cree que el chavismo es una raza pura. Cabello habla como si el PSUV fuera el Ku Klux Klan.

Y no deja de ser un poco sorprendente que su partido guarde silencio. Que ni siquiera se levante alguna voz, con cierta autonomía, con algún gramo de inquietud crítica, a sugerir aunque sea que un planteamiento de ese tipo no es libertario, que es más bien profundamente retrógrado, anti democrático, que es indefendible e impresentable. No. Nadie dice nada. Para el oficialismo, también hay un fascismo malo y un fascismo bueno. La lógica de la locura supone que, a veces, el apartheid es necesario.

Cualquiera que desee registrar de cerca este fenómeno, solo tiene que sintonizar todos los miércoles en la noche el canal más importante de nuestra televisión pública. Ahí, casi siempre, este delirio se organiza como un show. Es un extraño festival que muestra casi todas las conductas y prácticas que cualquier gobierno, medianamente honesto, quisiera eliminar. Probablemente, “Con el mazo dando” sea el programa más reaccionario de todo nuestro continente. Es otra representación insólita del extravío que trata de imponerse como el orden natural de nuestros días. Un animador que empuña un mazo lleno de púas y habla de justicia y de paz.

Diosdado anda promoviendo la cacería de escuálidos. Pero solo logra hundirse más en la incoherencia. Todavía no se ha dado cuenta de que las cosas cambian. Venezuela es otra. Escuálidos son los diputados del Gran Polo Patriótico en la Asamblea Nacional. Escuálidos son los seguidores de Maduro en los barrios populares. Escuálido es el porcentaje de aprobación que tiene el gobierno. Escuálida es la credibilidad del CNE y de Tibisay Lucena… Todo es parte de la misma confusión. Ya ni siquiera pueden usar las palabras que antes usaban. Hasta el lenguaje se les está volteando. Ellos son ahora esa minoría desesperada por imponerse, por mantenerse en el poder.

Alberto Barrera Tyszka 

Comentarios (14)

Pablo Ulises Garcia Perez
14 de agosto, 2016

Diosdado es reflejo de todo un mundo contrastante. Grita, para escuchar su propio eco. Acusa a los demás de fascista y el fascismo es su pasión. Adora el poder y el poder le genera miedo. Amenaza con destruir y, bien sabe que es su rostro en espejo el que muestra. Ordena y termina obedeciendo. Definitivamente, encaja en la definición de J.M Coetzee

E. Espinoza
14 de agosto, 2016

Qué bueno poder manifestarle mi respeto, admiración y afecto! Ud es del “grupo” de inteligentes y comprometidos con los que haremos fuerza para recuperar nuestro muy querido pais y poder seguir adelante! Es de aquellos a los que el joven director de teatro Michel Haussman ante la pregunta de un periodista acerca de por qué todavia regresaba al pais, respondió: Porque está ahí(refiriéndose a Cesar Miguel Rondón)Entiendo que Ud reside en Mexico… pero igual está ahí!!!

Aurora Rosales
14 de agosto, 2016

Como dice el sr. Alberto:es lamentable que los que mal gobiernan guarden silencio ante tal abuso. Es que la gente no tiene derecho a pensar diferente?Es que vamos a seguir soportando este gobierno de incapaces, atrasados, corruptos? NO. Ya basta. QUEREMOS REFERENDO.

Wilfredo Calderón Segobia
14 de agosto, 2016

Respetable, la opinión y posición del periodista. Sin embargo, está siendo un poco extremista en sus argumentos; porque si bien es cierto el derecho al trabajo es Constitucional y humano; no se justifica que un cargo de confianza sea ocupado por una persona contraria a las políticas del gobierno. No hay, tal persecución; cuando se trata de corregir la bestial decisión de un funcionario, máxima autoridad de un organismo del Estado, quienes designaron a individuos con ideología contraria, en cargos de libre nombramiento y remoción.Con respecto a las aseveraciones que hace en contra del Diputado, el sabrá responderle; sí lo estima conveniente. WILFREDO CALDERÓN SEGOBIA.

Irma Sànchez de Dìaz
14 de agosto, 2016

Que clase de persona es este Sr. cuando dice, que se es criminal por pensar diferente, por firmar por un Referendum Revocatorio,eso està en el artìculo 72 de LA MEJOR CONSTITUCION DEL MUNDO, COMO DIJO CHAVEZ, y parece que este Sr. no se la ha leido,para nosotros Juàn Bimba, el pueblo, este Señor, no que hace sino es crear odio y odio, y acumular riquezas y hacerse el tonto, por algo CHAVEZ , tenia sus reservas respecto a èl, y siempre le estaba pidiendo cuenta, del dinero que le daba, que no diga que no, porque lo hacia el ALO PRESIDENTE,y lo llamaba directamente por telèfono, y toda Venezuela, y màs ayà lo oian, asi que no venga, a hacerse el JESUITA, que eso no se lo cree, ni el mismo. Es todo.

Carlos
14 de agosto, 2016

Lo que si es importante escribir en la “Historia Contemporánea de Venezuela”, con letras muy mayúsculas, es que esta peste que permitimos dejar ejercer el poder por estos 18 años, con gente tan poco preparada, con tanto resentimiento social, con tanto despotismo, no pueda ni deba volver, hasta su eslógan se les está volteando… “NO VOLVERAN!!!”

Flor Bello
14 de agosto, 2016

Excelente artículo, Diosdado, sabe que a este desgobierno les queda poco, y aprovecha para amenazar, insultar y todas las locuras que se le ocurra, entiendo que no hay magos, adivinos, videntes que nos digan exactamente cuando saldremos de esto, pero sí hay la voluntad de nosotros para lograr alcanzar nuestra libertad…REVOCATORIO YA.

Marcelo Dorazio
14 de agosto, 2016

Yo creo que ya es hora de que se empieza a hablar también de la estrategia genocida detras de todo esto (planificada por Fidel Castro) ya lograron con los clap lo que siempre han buscado: a falta de apoyo popular el que no apoye a estos malandros pues se muere de hambre.

Belkis De la Rosa
15 de agosto, 2016

Creo que nos tocará reducir hasta eliminar de nuestro lenguaje, las consignas que logró instalar el chavismo para referirse a quien piensa diferente. Identificar al partidario de cualquier tendencia con un insulto como “escuálido”, “majunche”, “Frijolito”, etc, ha degradado el ejercicio político y ayudará mucho que los intelectuales, comunicadores y políticos eviten repetir esas prácticas. Comparto la opinión de ABT, excepto el último párrafo, el cual creo que resulta incoherente con lo sostenido en el artículo. A menos que haya sucedido: “Todo es parte de la misma confusión.”

Henry
15 de agosto, 2016

El Sr. Cabello tiene miedo, tiene miedo de perder su poder, tiene miedo de perder sus privilegios y sus negociosos. Ante el fracaso de los gobiernos de Chávez y Maudro, la única solución pueden ofrecer es la amenaza y el terror. Y en cuanto al comentario del Señor Calderón, el problema es cómo identificar cuándo es un asunto de política nacional o un asunto partidista o personal. Mucho años atrás llegué a Puerto Ordaz a trabajar en una empresa del Estado. Como tenía cierto tiempo libre me ofrecí al director de educación de la ciudad (No había universidades en la ciudad) para dar clases en la secundaria. Lo primero que me pidió fue el carnet del partido Acción Democrática. Le dije que no lo tenía y que tampoco lo tenía. Años después, cuando Cháves se postuló para presidente por primera vez, voté por él pensando que los abusos se acabarían. Resultó que no fue así. Los abusos empeoraron. Ya ni se exhibe el eslogan: Ahora Venezuela es de todos.

hector escalona
15 de agosto, 2016

Sr. Wilfredo calderon segovia Tres observacionesÑ 1.- los empleados publicos trabajan para el estado no para el gobierno, que aunque parezca igual no es lo mismo. 2.- Despedir a los empleados publicos por pedir el revocatorio presupone la eliminacion de la presuncion de inocencia de las personas, ya que presupone que las personas estan saboteando la accion gubernamental sin prueba alguna, igualmente indica que pedir el revocatorio es un acto ilegal, por el cual estarian siendo castigados, si pedir el revocatorio es ilegal, por cuestiones logicas es un ilegalidad que nace en la constitucion, me pregunto ¿cuantos empleados publicos en esa condicion conoce ud, se da cuenta que hablamos de personas reales no entes abstractos? ¿estaria de acuerdo que si el gobierno fuese de la oposicion aplicara la misma medida? 3.- ¿hay una amenaza velada en la respuesta que podria dar el Sr. cabello al articulista?

hector escalona
15 de agosto, 2016

solo dos puntos 1.- los empleados a destituir no son del gobierno son del estado, aunque parezca igual no lo es. 2.- la destitucion de empleados publicos viola la presuncion de inocencia, ya que prevee que los empleados sabotearan la gestion de gobierno sin pruebas, como si no ha ocurrido en un mundo como el militar el hecho de no estar de acuerdo a las ordenes no evita que los subalternos la cumplan y criminaliza un derecho establecido en la constitucion nacional, por lo que la declara ilegal al castigar lo que ella contempla.

Antonio Aranguren
20 de agosto, 2016

ahora me pregunto yo…si según diosdado hay que limpiar la institución publica de quienes no están con el gobierno… eso quiere decir que hay que limpiar el sector privado de los que están con en gobierno?

María Mendez
11 de septiembre, 2016

Me duele y me preocupa que existan venezolanos que justifiquen a un señor como Diosdado, que traten de justificar el miedo, terror, involucion , ignorancia, no es justo que insulten nuestra inteligencia, capacidades no estoy con este gobierno aunque vote por Chávez, no estoy de acuerdo con la oposición y su pelea visceral necesitamos que se levanten las voces de las personas pensantes , responsables y hagan las propuestas como pasó una vez en Argentina ni los unos ni los otros sino nosotros los que estamos cansados y preocupados y busquemos las salidas para salir adelante que se vayan todos ese fue el lema en Argentina

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.