#Numeralia

Venezuela y los precios del petróleo: ¿default o no-default?; por Daniel Raguá

Por Daniel Raguá | 11 de enero, 2015

Default o no default por Daniel Raguá 640

La falta de reformas económicas y la reciente caída de los precios del petróleo han influenciado notablemente las expectativas de los mercados internacionales en cuanto a la capacidad de pago de Venezuela. Esto ha hecho que la percepción de riesgo del país haya crecido notablemente desde 2014 y empeorado las expectativas comenzando 2015. Aunque los mercados internacionales han mostrado temor por la posibilidad de incumplimiento de pagos de la deuda externa venezolana, ésta pareciera ser la última medida posible para el gobierno. Los costos asociados a una cesación de pagos de la deuda (embargo de activos, fuga de inversiones, entre otros) son notablemente superiores al posible ahorro en divisas que implicaría esta acción.

Los compromisos internacionales de la nación en 2015 –incluyendo la deuda financiera de PDVSA– son de US$7.820 (ver Gráfico 1). Aunque la cesación de pagos implicaría un incremento en la disponibilidad de divisas, esto no sería suficiente para cubrir el déficit de divisas que afrontará el país el próximo año.

Default o no default por Daniel Raguá 640

En la Tabla 1, evaluamos varios escenarios para el presupuesto de divisas de 2015, asumiendo:

1) Que PDVSA –con escasas posibilidades de producir más crudo y grandes requerimientos de mayores ingresos de corto plazo– decidiera recortar a la mitad todos los envíos de crudo y productos por compromisos con Petrocaribe, China y los convenios comerciales.

2) Que la producción petrolera alcanza 3 millones de barriles diarios. Para 2014 el presupuesto de divisas era de US42.700 millones, con un precio promedio del petróleo de US$100 por barril.

Default o no default por Daniel Raguá 640A

Para 2015, el escenario más optimista posible sería que el precio del barril lograra recuperarse a un promedio de US$80 por barril. El presupuesto de divisas se ubicaría en US$45.627 millones, teniendo un poco más de US$3.000 millones adicionales con respecto a 2014 por el ahorro que significa recortar los convenios a la mitad. Sin embargo, es importante notar que tal recorte tendría costos para Venezuela, al menos en lo político.

Aun recortando a la mitad el suministro de crudo por convenios y compromisos, si el precio del petróleo en 2015 promedia US$ 70 o menos, el presupuesto de divisas será inferior al de 2014. Ya el año pasado –e incluso en 2013– la disponibilidad de divisas se mostró insuficiente para cubrir los requerimientos de importaciones del país, por lo que cualquier reducción adicional en la disponibilidad de divisas implicará aún mayor escasez. En el caso más pesimista (precio del petróleo promedio US$50), el presupuesto de divisas sería US$25.599, lo que implica tener US$17.101 millones menos que 2014.

Tomando como referencia el escenario base de Morgan Stanley de precios del petróleo, en 2015 el precio promedio anual del West Texas Intermediate (WTI) sería US$70, es decir que el promedio del crudo venezolano estaría alrededor de US$64. Es importante acotar que también estiman que para el primer semestre de 2015 el precio del petróleo se mantendrá cayendo, y solo conseguirá recuperarse en los dos últimos trimestres del año.

Pensando en el ajuste de 2015 Subsidios en Venezuela, un problema o parte de la solución por Asdrúbal Oliveros y Gabriel Villamizar 640C

Basado en estos escenarios y en la estrategia que ha mantenido el gobierno en el uso de las divisas entre 2013 y 2014, pareciera previsible que el gobierno buscaría recortar –aún más– la asignación de divisas con el objetivo de mantener sus compromisos internacionales. No obstante, esto podría implicar –dependiendo del precio del petróleo- una disminución notable de las reservas internacionales.

Por otro lado, aunque poco se sabe sobre el financiamiento de China y de la venta de activos como es el caso de Citgo, esto podría dar oxígeno –al menos en el corto plazo– a las finanzas públicas, permitiendo al estado evitar medidas de ajuste al menos hasta las elecciones parlamentarias. En cualquier caso, el gobierno aún tiene varias acciones que tomar antes de hacer default o de hacer reformas económicas impopulares.

A pesar de lo anterior, la cesación de pagos no deja de ser una preocupación legítima para el país. Este evento podría suceder para el segundo semestre de 2015 o primer semestre de 2016 si los precios del petróleo se mantienen bajos y el gobierno no cuenta con la liquidez necesaria para cumplir con sus pagos.

Daniel Raguá 

Comentarios (1)

E COLMENARES
14 de enero, 2015

Según los estados financieros de PDVSA correspondientes al 31/12/13, en el 2015 pagos por deuda financiera de PDVSA son 16.070 US$ (ver nota 28 de los estados financieros publicados por PDVSA)

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.