Blog de Luis Vicente León

¿Cuándo se acaba esto?; por Luis Vicente León

Por Luis Vicente León | 26 de junio, 2016
¿Cuándo se acaba esto; por Luis Vicente León

Una de las imágenes de la fotogalería sobre el primer día de validación de firmas para el Referendo Revocatorio. La Boyera, Caracas [20/06/2016] Fotografía de Giovanna Mascetti

Es la pregunta que todo el mundo nos hace: “¿Cuándo se acaba esto?” Y la única respuesta válida, seria y técnica es: “Ni la más remota idea”.

No hay forma de proyectar tiempos en las ciencias inexactas, pero a sabiendas de que el 94% de la población dice que el país está muy mal y que 75% votaría en contra del presidente en un Referendo Revocatorio, sumado a que la economía sigue deteriorándose exponencialmente y que ya hay una situación de convulsión social desarticulada pero permanente, me puedo permitir una macro proyección tendencial: el cambio en Venezuela empezó y difícilmente va a parar.

Pero de ahí a proyectar que esto va a ocurrir de inmediato, hay un salto mortal con triple tirabuzón. No estoy diciendo que no puede pasar: estoy diciendo que no lo podemos proyectar, como tampoco pueden aquellos que lo hacen sin que les tiemble el pulso. Aunque este comentario alborote a los linealpensantes y eso se transforme en insultos digitales.

No voy a desarrollar el escenario en el cual el Presidente podría salir del poder rápidamente. De eso hay ríos de artículos y opiniones, algunos de ellos con argumentos impecables, racionales y posibles. Sólo quiero poner el tema en balance objetivo y que para eso analicemos entonces lo que menos le gusta discutir a mis amigos.

Primero, debo decir que la historia demuestra que las crisis económicas severas suelen ser desastrosas para los gobiernos en las elecciones, pero no son los disparadores clásicos de las rebeliones populares que tumban gobiernos.

Segundo, vale la pena aclarar que la tesis de que el gobierno está totalmente debilitado y la oposición fortalecida es una afirmación atrevida. Una situación en la cual el gobierno defenestra diputados adversarios, se vuela la supermayoría calificada en su contra, bloquea todas las decisiones de la Asamblea Nacional y los pone a hacer maromas inventadas para bloquear el ejercicio de un evidente derecho constitucional como el Referendo Revocatorio, mientras la oposición no puede hacer absolutamente nada más allá que jugarle el juego, no proporciona argumentos muy sólidos para demostrar la hipótesis de reversión en las fuerzas del país.

Tercero, la relación entre el gobierno y el sector militar, que participa activamente en una especie de cogobierno es, por ahora, fuerte. No hay que ser demasiado perspicaz para entender que deben pasar muchas cosas primero antes de que se revierta esa relación.

Cuarto, las organizaciones internacionales regionales, que intentan presionar cambios o negociaciones, tienen algunas limitaciones vinculadas al hecho de que los poderes ejecutivos que monopolizan la representación en ellos no pueden hacerle a otro lo que no les gustaría que les hagan a ellos.

Quinto, la oposición se divide frente a la forma de lucha contra el gobierno: algunos creen en el Referendo Revocatorio, otros preferirían socavarlo con una elección de gobernadores y otros piensan que los anteriores son una partida de gafos que no entienden que esto no será electoral.

Sexto, si finalmente la situación se hace insostenible y la crisis genera una explosión espontánea, la evidencia nos muestra que nadie suele ganar en la anarquía. Pero sí hay un sector, vestido de verde y con cachuchas, que puede agarrar el toro por los cachos. Pero les regalo, con lacito y todo, el resultado que eso podría tener para el país, por lo que ese sueño de algunos radicales podría terminar siendo peor que la enfermedad.

Nos guste o no, para que este proceso sea estable se necesita una negociación política. El trabajo inteligente es presionar para que ocurra y se logren acuerdos concretos entre las partes para provocar cambios sostenibles en el tiempo.

Si no hay acuerdos, no habrá estabilidad. Ni cambio. Ni paz.

Luis Vicente León 

Comentarios (30)

Isai Cordova
26 de junio, 2016

Muy acertado. Nada hace mas bien al pais que hacer lo correcto, en la medida de que lo mas lucidos sobre la situación real hagamos concientización sobre lo que ocurre podremos ver cambios sólidos, quienes apoyan una salida violenta solo esperan que mágicamente cambie todo e imaginan un escenario muy lejos de la lógica, en la historia del mundo, los grandes cambios con resultados positivos solo se han logrado cuando ha triunfado la conciencia, como ejemplo podría tomar Sudáfrica. El insulto y el desprecio hacia los que todavía están vendados frente la situación no soluciona nada, esto de un trabajo de la razón y de la lógica, la población de a pie no termina de identificarse y unirse a la lucha de aquel de quien ha percibido desprecio, este camino no es el mas facil, pero si el único que traerá verdaderos cambios positivos, por el hecho de que la verdad salga de tu boca no te da derecho a cachetear con ella al que por diferentes circunstancias aun esta cegado.

beatriz ponce
26 de junio, 2016

@luisvicenteleon comparto tu observaciones en toda situacion inestable la salidas no se pueden asegurar en el tiempo.discrepo en el tema mas temido por la Oposicion: un Golpe Militar. los Golpes como asi los conocemos ya se hubiera dado. No se ha dado porque No hay Fraccion para un Golpe de Derecha y un Golpe de Izquierda con un Pais requebrado Jamas se produciria. Los Izquierdistas necesitan Archas llenas para sus Proyectos Economicos algo que venezuela ya dejo de tener y por muchos anos . No me Inclino en Golpe Militar No Hay Dinero para q se Instauren. La presion del Hambre y Miseria del Pueblo son la unica Salida. Con la Guia de Oposicion y demas lograr valvula de escape RR16 y alguna figura de Gob de Transicion (como se hizo en Panama cuando tumbaron Noriega en el Gob de Endara) para dentro de 1 ano se convoquen Elecciones . la otra Salida es caida de Regimen atravez de la Anarquia q segun las cifras de liquidez y capacidad de Importaciones seria mas rapido de lo q podemos medir.

Rolando Guerra L.
26 de junio, 2016

Nuevamente leo una larga lista de deseos como las que se piden al Niño Jesus….! En lo unico que coincido es el dialogo y acuerdos racionales que lleven a concientizar que el problema es de todos, los empresarios ineficientes e incompetentes, gobierno tapando el sol con un dedo del daño hecho por dolar Today, los trabajadores con salarios de 24$ dolares mensuales segun Almagro, y los millardos de mas de 380 mil millones en cuentas de particulares en la banca extranjera….! Indolencia y jugar a que nada cambie hasta que el otro cambie, por favor quieren el retorno de los groseros privilegios y abusivas prerrogativas, Lo bueno se fortalecen las posiciones centrales, tal vez la unica salida viable.

leonardo
26 de junio, 2016

Un diálogo se da porque las dos partes tienen interés en hacerlo o porque hay un interés supremo (pongamos, Venezuela) que se los impone. Creo que en todo diálogo debe existir una parte de sinceridad (que no suprime los intereses particulares o secretos de cada cual). Las elecciones son, por lo general, un momento de diálogo, de debate, de disputa también, pero es diálogo. Cuando un partido en el poder pierde la mayoría está obligado a tener en cuenta a la nueva mayoría (en los países donde hay un primer ministro elegido por el parlamento, la mayoría pasa a gobernar aunque el presidente sea del otro “bando”. Un gobierno que ha perdido las elecciones parlamentarias de manera tan rotunda debería haber abierto las puertas y realizado, por lo menos, un gobierno de coalición. Casi nada de esto ocurre en Venezuela. Nunca ha habido sinceridad en el gobierno y la oposición da la impresión de velar por sus intereses políticos antes que nada. Ambos quieren eliminarse. ¿qué diálogo es posible?

Héctor Cepeda
26 de junio, 2016

Totalmente de acuerdo con usted: la salida es el diálogo; pero no como lo plantea usted (entre politiqueros de oficio)sino entre ciudadanos, sin distingo polítiquero; y no digo político porque todo aquel que asuma una posición sobre un cierto tema a la final es un político y esto es algo intrínseco en el ser humano. Creo que ya es hora de ponernos serios y dejar la mamadera de gallo tan acentuada en el venezolano; no es insultándonos unos a otros o haciendo evidentes los defectos de unos y otros como vamos a resolver los problemas que nos aquejan, sino sentándonos en una misma mesa a diseñar el país que queremos y que sea posible construir como vamos a resolver todos nuestros conflictos. Algunas cosas no nos gustarán como otras me complacerán, pero la idea es que cada una de las partes pueda convivir sin conflictos solo pensando en crear un ahora mejor sin dejar para el futuro nada; pues este no existe, solo existe el ahora que momentánemente es futuro, se convierte en presente y pasa a ser pasado sin siquiera notarlo. Usted que tiene una gran tribuna debería abogar por esto y aclararle el panorama a muchos que creen que solo arrodillando al adversario saldremos fortalecidos de esta crisis provocada inconsiente o consientemente por nosotros mismos, al dejar irresponsablemente en manos inexpertas el destino de nuestro país. Aunque no nos guste, debemos convivir con el mountruo de mil cabezas que por nuestra negligencia creamos y que ahora no hayamos como eliminar; debemos enfrentar nuestras propias acciones empezando por reconocer que es nuestra culpa y de nadie más; y que por lo tanto no debemos esperara que alguien mesiánico venga a resolver nuestros problemas sino sentarnos a resolvernos escuchándonos unos a otros sin ofendernos. Estoy tentado a salir de mi apartamento, con una mesa y varias sillas, y sentarme en la calle con un letrero que diga: “Quiero dialogar decentemente con aquellos que, independientemente del lado político o religioso que esté, quiera ayudarme a diseñar el país que quiero para mis hijos y mis nietos; porque nosotros somos una generación perdida”.

TaniaOropeza
26 de junio, 2016

Me parece lo mas acertado,hay que lograr acuerdos para que haya paz, pero la gran pregunta es: ¿Será este gobierno lo suficientemente honesto, para respetar acuerdos?

Anak
26 de junio, 2016

Excelente punto de vista y análisis, ahora bien, la fase final de “si no hay acuerdos, no habrá estabilidad, ni cambio, ni paz, es una afirmación que a mi criterio pertenece a las ciencias inexactas, no hay forma de proyectarlas y menos de afirmarlas. Permita Dios que existan acuerdos y que la iluminación divina nos alcance a todos.

Magally-MancillaWood
26 de junio, 2016

Pues trago entero y le doy la razón, Luis V León

Juan Carlos Zamora Gómez
26 de junio, 2016

Se acaba cuando se termina

Flor Bello
26 de junio, 2016

Estoy de acuerdo con usted, en relación que debe haber acuerdos políticos es indispensable, y nada de gobiernos militares, ya a esto nos sometieron 17 años, (Los militares a sus cuarteles)para defender nuestra Constitución, de lo que si estoy clara, es que el camino para recuperar nuestra democracia ya está emprendido y no hay fuerza que lo detenga. VENEZUELA DIJO BASTA.

Elias Tesbita
26 de junio, 2016

Un análisis a raja tabla de cruda verdad, sin ilusiones preñadas de falsos entusiasmos! Solo Dios puede SALVAR a Venezuela, pues todas las fórmulas y tacticas humanas hasta ahora empleadas y proyectadas han fallado y seguirán fallando !

Jorge Páez
26 de junio, 2016

“…me puedo permitir una macro proyección tendencial: el cambio en Venezuela empezó y difícilmente va a parar…” Haces esta proyección, más sin embargo luego te explayas en una serie de reflexiones que de alguna manera eliminan esta proyección tendencial como tú mismo la has llamado. Yo pienso que si el cambio empezó y según tú difícilmente va a parar, pues llegara con acuerdos o sin ellos, será menos o más traumático cuando sea, de una manera u otra pero el cambio llegará, en ese punto coincido contigo, lo demás es tu visión de la situación y se te respeta, pero es obvio que no representa una razón absoluta.

winstonsanchez
26 de junio, 2016

Conociendo a Nicolas y su grupo, no veo dialogo por ningun lado. ceroq ue la presion será no para el dialogo, sino para aceptar el revocatorio. Hoy dia la oposicon esta mas unidad en torno el revocatorio, pues les guste o no, ya no es cosa ni de Capriles, ni d el amud, sino del pueblo.

pedro bustamante
26 de junio, 2016

Pienso que como dice Sun tzu si no tienes recursos para hacer la guerra no la hagas, la oposicion debe buscar la mayor cantidad de herramientas para enfrentar a estos cínicos del gobierno. Y esto lo mas rápido posible, porque ya el lunes se presentó la primera señal de anarquía pura cuando un joven se metió al BCV e hirió a dos guardias. Pronto serán los anarquistas de acción los que crearán un verdadero desorden.

Nelson Hamana
26 de junio, 2016

Hay un solo problema: Cómo hacer para que ese 75% acepte una negociación si cuando va al mercado o no hay que comprar o no le alcanzan los riales.

Ada Nalbis Camacho
26 de junio, 2016

En un País Polarizado con el Control de todos los Poderes Nacionales, menos el Legislativo, No puede haber dialogo entre las partes, porque el que tiene el control, siempre querrá que tiene la razón que ellos mandan y listo, este es el punto…La única forma de salir de esta crisis es que tanto opositores como oficialistas tomemos conciencia y pensemos en el País que tenemos y el que todos queremos para salir de esta penuria, donde la la economía cada día sufre los embates de una extanflacion (recesión con inflación, la mas alta de América Latina) aunado a esto una pobreza que cada día se acrecienta mas y un País que se hace mas subdesarrollado y mas dependiente de la Renta Petrolera. El País necesita una transformación estructural donde todos aportemos e implementar Políticas Económicas (fiscales y monetarias) para solventar la situación con miras a diversificar la economía para que haya producción, empleo y por ende mejor nivel de vida para todos los Venezolanos.

Wilfredo chompre
27 de junio, 2016

No se pasea el analisis por la concepcion de la clase politica venezolana, que es ahi donde esta el gran problema, esta clase politica es eminentemente corrupta y degenerada, han hecho de la politica un plan para su prosperidad y la de los suyos en detrimento de las mayorias, asi la o las crisis se convertiran en ciclicas y repetitivas, tal como ha enseñado la historia contemporanea, es la misma crisis con aditivos y tentaculos nuevos, pero ha sucedido en todos los gob del la IV y sucede en la V. cuando se acaba? pues nunca hasta que la clase politica no entienda que su accionar debe ser en funcion del pueblo, fijese sr luis V, mientras el gobierno no sabe que hacer con su desastre, la oposicion se arrastras ante el comando sur y somos los pendejos los que soportamos esta gran depresion; rumbo vamos a un nuevo 27F, algo que nadie quiere, pero lo de cumana, si las partes no se dan unos parametros en funcion, no de ellos, sino del pueblo, sera general y agravada por: las bandas, los colectivos y las milicias.

Lil
27 de junio, 2016

Negociación no habrá porque con el dominio del tsj, la manipulacion del cne y el fan se sienten intocables. No van a negociar porque los ambiciosos y soberbios no dan su brazo a torcer. No hay juego democratico porque estan entorchados al poder por el dinero. Y no hay consideración, ni paz con quienes estan en miseria,lease, pueblo. El cual en buena parte merece esto por apoyarlos aunque los maten de hambre, enfermedades sin insumos y delincuencia, pagando juntos por pecadores. No creo en negociar con antidemocratas, ya lo vivi con la Validacion, demostraron cuan… pueden ser, dialogo? Si quieren hacer el paro, el ridiculo o la tramoya bien, pero resultados positivos no habran porque atacan no dialogan.si me llaman a referéndum para el dialogo, como pueblo voto NO.

Frank Payares
27 de junio, 2016

De acuerdo.Todo diálogo tiene una ley inexorable:dar y recibir. Otra ley es el acuerdo sobre: mediadores (no lo hay); temas (no están);tiempos (mucho menos); garantías de cumplimiento de acuerdos(inexistentes). El gobierno ganó tiempo designado unilateralmente mediadores. La respuesta de la oposición ha sido pobre.Qué cosas se ofrecen oposición y gobierno; y qué cosas aspiran cada uno del otro(parece un misterio) La única expectativa de los ciudadanos parece ser el referendo revocatorio, pero querer salir del régimen ahora,pudiera conspirar contra todo acuerdo.(estamos entrampados?).El RR puede ganarse.También perderse.Qué ocurrirá en esos escenarios(una adivinanza) En medio de la inexactitud a la que refiere LVL,parece necesario más que diálogos:cuál país queremos los venezolanos. El modelo oficial ha fracasado estrepitosamente. El modelo opositor no se ve con claridad proyecto. (un lío enorme)

ivan barroso
28 de junio, 2016

logico , significativo el comentario, pero la solucion esta en dialogo sin congeturas y condicionamiento de ambas partes, si esto no da lo mas pronto posible, les dire colaquialmente nos las vamos a ver negras, por que cuando a un pueblo se le tocan las necesidades basicas, resite hasta que esa liga se parte,y mi opinion cuanda esa liga llegue a su punto de explosion, dire quien los hubiera sabido, teniamos que dialogar, dios nos agarre confesados…………..

Jorge Rincon
28 de junio, 2016

Se acabara cuando los civiles pongamos a los militares a cumplir su papel.

Jose Sanchez
28 de junio, 2016

¿Por qué para poder redondear que el gobierno lo esta haciendo mal o peor hay que siempre usar la coletilla los opinadores que la oposición está dividida? ¿Por qué hay que descalificar a la MUD para poder hablar mal del gobierno? No he leído algún articulista o alguien que vaya a opinar negativamente del gobierno si antes o después le tire tierra a la gente de la MUD, es muy sencillo soltar la lengua o la mano pero ¿Cuál ha sido tu aporte en este momento?

Carlos
28 de junio, 2016

Luis Vicente Leon con todo respeto Ud. dijo durante los ultimos 17 años a traves de los estudios de la empresa Datanalisis, que el fin del chavismo seria cuando fuese minoria. En mas de una ocasion llamaba a la calma o a la racionalidad indicandole a los lideres opositores que se calmaran y abandonasen la lucha y esperaran con paciencia durante años a que el chavismo fuese minoria. Asi lo hicieron no solo los politicos sino el pueblo venezolano. El pueblo venezolano ha esperado pacientemente durante casi 2 decadas a costa de nuestras propias vidas, seguridad, salud, empleo, etc. este momento. Parece ahora una contradiccion que diga Ud. que no es con una fuerte mayoria y con la Constitucion que salimos de esto sino con una negociacion. En este momento hasta los mas tranquilos de los opositores de PrimeroJusticia estan claros que la salida es el Referendum Revocatorio y que si no hay referendum saldremos entonces a la calle si es posible a dejar la vida alli.

17 AÑOS DE CALMA ES MUCHO

delys
28 de junio, 2016

Usted sabe perfectamente que este gobierno no quiere diálogo. Porque ha tenido en sus manos todo para resolver esta situación pero se debe a nuestros nuevos dueños. Mucha plata que pagar de intereses. Mucho dinero robado. Y mucha olla sucia que tapar. El gobierno no quiere a nadie más en la olla. Les importa poco lo que diga la oposición. No puede haber diálogo sincero si ni siquiera reconocen la consecuencia de sus actos. Y su llamada al diálogo ahora es falsa e hipócrita.

adolfo cabeza
28 de junio, 2016

se acabará cuando se restablezca el órden constitucional,no puede haber diálogo con quien solo quiere establecer un monólogo,imponer e imponer,no puede haber diálogo si no hay voluntad para ello,solo existe una burla constante por parte del ejecutivo,amén de la cantidad de improperios,ofensas..etc etc,que con evidente cinismo observamos a cada rato.lamentablemente el odio acumulado por ésta gente ha podido más que el deseo de ver que el país salga de la crisis existente.estamos entrampados en un enfrentamiento de poderes inútil y demoledor para el pueblo venezolano.definitivamente tiene q haber un cambio TOTAL,es imperativo cambiar todo el sistema..y eso pasa,inexorablemente,por cambiar el rumbo de la nave, con nuevo timonel y nueva tripulación.

Francisco Martínez
29 de junio, 2016

Si nos atenemos a lo dicho por Thays Peñalver en su libro «La conspiración de los 12 golpes», no se trataba de Chávez ni se trata de Maduro; se trata de una logia castrense que jamás ha admitido su subordinación al poder civil y que al menos un parte, ha recibido apoyo de Cuba. Como lo refiere Luis Vicente León, en este momento, el apoyo militar al régimen (a ellos mismos) parece mantenerse, y vista la tozudez para enmendar, podría suponerse que son los marxistas los que por ahora apuntalan a Maduro (como entarimado de un régimen militar del cual Maduro es un rehén). Sin embargo, creo que las recientes declaraciones de algunos voceros del PSUV sobre la «renuncia de Maduro» no son casuales, y que tras bastidores, como suele ocurrir en política, se cuecen acuerdos para una eventual transición.

Maria Angela Rivero
29 de junio, 2016

Demasiada apetencia y desmedida de poder e ignorancia de los autores para valorar todo el daño están produciendo en una población que si está pasando hambre; mientras el tiempo pasa inexorablemente.

David Garcia Oviedo
3 de julio, 2016

Dialogo, algo imposible con este gobierno que no reconoce otros puntos de vista y que niega rotundamente sus errores. La salida inmediata, las elecciones, que a pesar de ser un derecho constitucional, el estado tratará de retrasarlo esperando un milagro a que les resuelva los problemas. El hambre sería la causa mas inmediata a una explosión social que esta latente, sin embargo no es la más recomendada.El poder y el negocio que mantienen los militares no se lo van a dejar quitar así de fácil y lo defenderán con todo sin importarles quién este en el medio. Si revisamos el eslogan PATRIA SOCIALISMO O MUERTE, entenderán que la lucha es hasta morir por la patria que ellos dicen ser socialista y que el pueblo venezolano dijo NO en el referéndum consultivo del 2007. El salario promedio de los trabajadores no es suficiente para adquirir la cesta básica, pagar servicios, transporte, educación y vivienda, entonces ¿de que vive? ¿hasta cuando aguantará? SALVESE QUIEN PUEDA

Yeixon Narváez
4 de julio, 2016

Sr. Luis Vicente León, sabemos que tenemos una economía dolarizada paralelamente. Pero, que pasaría si se legaliza la dolarización? Si Venezuela al igual que Ecuador y el Salvador, decreta el dólar como moneda oficial.

Alfredo L. Girón
5 de julio, 2016

Se oyen muchos discursos –algunos con sabor a monserga– semióticos (en el sentido lato de la palabra) con respecto a la economía venezolana y a lo que ya es para muchos un gobierno caricaturesco que utiliza la figura de Chávez como muletas para caminar un poco más en el ocaso de su existencia. En este aspecto, todos, menos aquellos que detentan el poder, parecen estar contestes. Ahora bien, lo que sí cuesta escuchar es cuáles son las medidas perentorias que han de implementarse a corto plazo para paliar sensiblemente la situación, ¡pero YA! Invito a los conspicuos economistas a mostrar su talento listando uno por uno los pasos a seguir sin que la soga reviente por lo más delgado. Lo adocenado es hablar de debacle, salida de mandatarios y demás. Pero ¿en qué marco social de estabilidad se producirán los cambios sin inmolar a los más desvalidos? Consenso “ecuménico” deponiendo ambiciones, mezquindades y apetencias; esa es el “leitmotiv”. El barco se nos hunde y divididos no podremos.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.