Blog de Eric Barker

Cinco maneras sencillas de mejorar tu vida, por Eric Barker

Por Eric Barker | 13 de Enero, 2013

vivir bien barker texto

1) ¿Quieres ser feliz?

Es sobre todo una cuestión de perspectiva más que otra cosa. Escribe tres cosas buenas que te pasan todos los días.

Sacado de Flourish: A Visionary New Understanding of Happiness and Well-being:

Durante la próxima semana, aparte diez minutos de cada noche antes de irse a dormir. Escribe tres cosas que te salieron bien hoy y por qué te fue bien. Puedes usar un diario o tu computadora para escribir sobre estos acontecimientos, pero lo importante es que tengas un registro físico de lo que escribiste. Las tres cosas no tienen que ser de una importancia trascendental (por ejemplo, “mi esposo compró mi helado favorito de postre en el camino a casa después de salir del trabajo”), pero pueden ser importantes (“Mi hermana acaba de dar a luz a un niño sano”).

Al lado de cada evento positivo, responde a la pregunta “¿Por qué sucedió esto?”

Más sobre esto aquí: Cosas (comprobadas) que te harán más feliz.

2) ¿Quieres ser más creativo?

Debes exponerte a tantas perspectivas diferentes como sea posible, y dejar que se mezclen y choquen en tu cabeza.

Sacado de Where Good Ideas Come From: The Natural History of Innovation:

Los patrones son simples, pero combinados hacen un todo que es más sabio que la suma de sus partes. Sal a caminar, responde a tus corazonadas; escríbelo todo, pero mantén tus carpetas desordenadas y abiertas a la casualidad; comete errores generativos; asumir múltiples aficiones, frecuenta cafés y otros sitios de bebida y socialización; sigue los enlaces; deja que otros complementen tus ideas; pide prestado, recicla, reinventa. Construye un banco de información enredado.

Más aquí:  Los cuatro principios que te llevarán a ser más creativo.

3) ¿Quieres mejores relaciones de amistad?

Mantente en contacto con tus amistades cada dos semanas, y asegúrate de que los buenos momentos superan a los malos.

De The Ape in the Corner Office: How to Make Friends, Win Fights and Work Smarter by Understanding Human Nature:

Resultó que los quince equipos de más alto rendimiento tenían un promedio de 5,6 interacciones positivas por cada interacción negativa. Mientras que los diecinueve equipos de  más bajo rendimiento acumularon una relación positiva/negativa de apenas .363. Es decir, que tenían aproximadamente tres interacciones negativas para cada positiva…

También:

Curiosamente, este número mágico también parece tener un paralelo en la relación de los comportamientos positivos y comportamientos negativos… entre los monos y los simios. Así, la proporción de cinco a uno comienza a parecer una necesidad sospechosamente básica de los primates.

Ve más aquí: Cinco maneras de fortalecer tus amistades

4) ¿Quieres una mejor relación amorosa?

Agrega a tu relación un poco de emoción visceral. Las montañas rusas ayudan más que los asesores de parejas. Se llama “falsa atribución de emociones” – asociamos emociones excitantes con las personas con que las compartimos – incluso si no tenían nada que ver con ellas.

De Sway: The Irresistible Pull of Irrational Behavior:

Cuando los hombres que cruzaron el puente de madera vieron a la asistente de investigación, la mayoría de ellos la miró y vio sólo eso, una estudiosa asistente de investigación. Pero para los hombres que cruzaron el puente de cuerda, la ansiedad y la adrenalina se tradujeron en un aumento del interés romántico por la asistente. Sus reacciones fisiológicas afectaron sus percepciones… La capacidad del puente para aumentar la atracción romántica en los hombres le valió el apodo de “el puente de amor” dentro de la comunidad psicológica.

Más en: ¿Que pequeñez es responsable de terminar relaciones?

5) ¿Quieres ser más productivo?

Usa religiosamente listas de verificación. Son simples y funcionan.

¿Qué sucede cuando se usan consistentemente listas de comprobación en una unidad de cuidados intensivos? La gente deja de morir.

Sacado de The Checklist Manifesto: How to Get Things Right:

La proporción de pacientes que no recibieron la atención recomendada se redujo de setenta por ciento al cuatro por ciento; la incidencia de neumonías se redujo en una cuarta parte, y murieron veintiún pacientes menos que el año anterior. Los investigadores encontraron que el simple hecho de que los médicos y enfermeras de la UCI hagan sus propias listas de control de lo que pensaban debía hacerse cada día mejoró la consistencia de la atención hasta el punto de que, dentro de unas semanas, la duración promedio de la estancia de un paciente en cuidados intensivos se redujo por la mitad.

Ver más: Seis cosas que te harán más productivo.

***

Lea el artículo original en inglés aquí.

Eric Barker  es autor del blog Barking up the wrong tree y escribe para New York Times y Wall Street Journal. Puedes seguirlo en twitter en @bakadesuyo

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.