El Vestier

Una ciudad: Carmela Osorio Pre-Fall 2015; por Amira Saim // #ElVestier

Por Amira Saim | 3 de octubre, 2015
CARMELÁ-9

Fotografía de Augusto Silva Alliegro

Antes en la Industria de la Moda los talentos se descubrían en las calles, en las revistas o gracias al boca a boca. Hoy, en cambio, el próximo diseñador emergente puede llegar a la bandeja de entrada de tu correo electrónico y no por casualidad.

La sorpresa que ha sido la diseñadora venezolana Carmela Osorio me llegó en forma de recomendación en uno de esos mails que uno, secretamente, siempre espera. En el asunto apenas decía “Esto te va encantar” y, descartada la posibilidad de spam, fue cierto que el contenido que me esperaba era encantador, pero la verdad es que debo ir más allá: las imágenes ahí contenidas me iban a sorprender.

Carmela Osorio es una joven caraqueña, de ésas que hablan con voz ronca. Como si te contara un anécdota o algo trivial que le pasó durante el día, describe su primera colección, ésa con la que se graduó del Savannah College of Art and Design (SCAD) y que le valió una beca del Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos (CFDA).

Al ver sus piezas, lo primero que grita esta primera colección de Carmela es la palabra ciudad. No una ciudad específica, sino una ciudad. Su inspiración fue Nueva York, específicamente sus obreros, la gente de la construcción, los hacedores de ciudades. Esta joven diseñadora tiene una suerte de fijación con los oficios y sus uniformes, como afirma al contar que en alguna ocasión anterior fue la estética de los mineros la que la inspiraró.

Como un edificio en construcción, la colección conformada por chaquetas, vestidos, pantalones, faldas y tops mezcla estructuras, volúmenes, texturas y distintas vistas de acuerdo con el ángulo desde donde se mire. Domina el jean, desgastado y deshilachado, aunque con una apariencia elegante y moderna, producto de prendas recicladas que han sido tratadas por ella misma. He ahí el concepto. He ahí el talento.

Si prestan atención al detalle y encuentran el leitmotiv de esta colección, verán nuevamente una ciudad, pero no cualquier ciudad: verán la ciudad de Carmela, representada en los pasos peatonales intervenidos por el maestro Cruz-Diez y, si se atreven a ser más precisos y observadores, notarán el guiño a los trajes de sastre en sus chaquetas y pantalones, un claro homenaje a una de sus primeras influencias: su mamá vestida con un taller diseñado por ella misma e inspirando respeto a su alrededor. Y eso mismo es lo que inspira cada una de las piezas de esta ópera prima que, si fuera una película, bien podría llevarse la Cámara de Oro del Festival de Cannes.

Hay algo más: las fotografías que me llegaron de esta primera colección de Carmela Osorio son de otro joven talento prometedor venezolano, Augusto Silva Alliegro. Tiene 19 años y es uno de los estudiantes de Fotografía del Savannah College of Art and Design. Entró al SCAD gracias a su proyecto 140 caracteres / 140 characters, un trabajo compuesto por diez autorretratos que tuvo como plataforma de partida el Taller de Fotografía de Roberto Mata. Augusto es, como Carmela, otro venezolano a quien claramente hay que seguirle la pista.

A estas alturas usted no debería perderse el editorial de Moda que hicieron juntos y que, gracias a Prodavinci, podrá ver con tan sólo hacer click acá. Disfrute la ciudad de Carmela: una ciudad.

CARMELÁ-6 640X60

 

Amira Saim  Comunicadora Social egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Como editora, se ha especializado en moda y cultura pop. Fashion blogger desde 2009. Conduce el proyecto Dress Code Magazine.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.