Blog de Angel Alayón

Apuntes sobre “Battle of the bastards”, un capítulo de #GameOfThrones; por Ángel Alayón

Por Angel Alayón | 21 de junio, 2016

[ALERTA DE SPOILER]

game-of-thrones-season-6-episode-9-ss02

Tyrion Lannister: ¿Tenemos un plan?
Daenerys: Crucificaré a los consejeros. Incendiaré sus flotas. Mataré a todos sus soldados y sus ciudades serán tierra.

Arrasar con el enemigo no es siempre la mejor opción. Desde los tiempos del General Pirro sabemos que no todas las victorias son iguales. Las hay definitivas, pero también pueden ser dolorosas, inútiles o incluso suicidas.

Daenerys pretende acabar con la flota de The Masters y arrasar con sus ciudades. Tiene las armas y la sangre para hacerlo. Tyrion le muestra que tiene una mejor opción: utilizar su poder de fuego para rendir al enemigo y quedarse con la flota que tanto necesita para movilizarse hacia Westeros. A Drogon y sus hermanos les bastó con incendiar un solo barco para sellar la victoria.

El miedo se encargó del resto del trabajo.

La bandera pirata fue un símbolo de batalla, muerte y saqueos durante siglos. Peter Leeson, un economista que ha estudiado el comportamiento estratégico de los piratas, explica que la bandera de la calavera y los huesos era una mecanismo para disminuir la probabilidad de morir en forma violenta. La bandera transmite la información a otros barcos de que se aproxima un barco pirata. Antes de enfrascarse en una batalla, muchos capitanes preferían rendirse y negociar su vida y la de la tripulación. Por lo tanto, la bandera evitaba la violencia y le aseguraba a los piratas una existencia más tranquila. Pero, para que este mecanismo funcionara, la bandera debía estar asociada con firmeza a una reputación: si encontraban resistencia la lucha sería hasta morir.

Tyrion y Gusano Gris permiten que uno de los maestros sobreviva para que le transmita al mundo lo que es capaz de hacer Daenerys con sus armas. Lo hacen con la esperanza de que esa información los ayude a encontrar menos resistencia en su camino al trono. Así Daenerys escuchó a Tyrion y ahora se encuentra en una mejor posición estratégica en su búsqueda de los siete tronos.

El buen líder se reconoce en la calidad de quienes lo rodean. Nadie puede gobernar solo. No bien.

GOT609_091715_HS_DSC_7712[1]

Ramsay: No tienes los hombres, ni los caballos ni el ejército. ¿Por qué llevar esas pobres almas a la muerte? No hay necesidad de la batalla.

Ramsay calcula y sabe que no le conviene un combate cuerpo a cuerpo contra Jon Snow. “No sé si te ganaría, pero estoy seguro de que mi ejército le ganaría al tuyo”. La batalla, asimétrica, se hace inevitable.

La desventaja numérica de los Stark parece insalvable y uno recuerda aquellos versos populares: “Dios ayuda a los malos cuando son más que los buenos”. Esta vez eran muchos y durante una buena parte de la batalla parecía que los dioses habían abandonado a los Stark.

20160602_ep609_Publicity_still_041.00141346[1]

Las emociones también son un arma de autodestrucción. Ramsay provoca a Snow al comienzo de la batalla cuando hace que Rickon corra hacia la libertad sólo para ser atravesado por una flecha y así desequilibrar a Jon, quien preso de la ira comienza el ataque en solitario, tomando riesgos innecesarios al dejar atrás a un ejército sin instrucciones.

Sansa lo había advertido: “No lo conoces. A Ramsay le gusta jugar con los demás y tratará de que te equivoques. No hagas lo que quiere que hagas”. Un consejo que fue desestimado por obvio, pero a veces en lo obvio está lo que necesitamos saber. Pronto Snow y su ejército quedaron rodeados por el enemigo en un cerco asfixiante que anunciaba la derrota.

Fue Sansa quien recuperó Winterfell. Lo hizo mucho antes de la batalla de los bastardos. Lo hizo cuando se dio cuenta de que la asimetría numérica en ocasiones es insuperable y le pidió apoyo a Littlefinger y al Lord of The Vales. Es una vieja lección: la capacidad de pensar y anticiparse estratégicamente es un arma formidable.

La suerte de muchas batallas se define antes de que los ejércitos se alineen frente a frente.

game-of-thrones-season-6-episode-9-ss05

El ejército de Lord of The Vales deshizo el cerco y acabó con el ejército de Bolton, quien pretendió refugiarse tras la puerta de Winterfell. Wun Wun, el último de los gigantes, se encargó de derribar la puerta y así propiciar el encuentro definitivo entre Snow y Ramsay, un encuentro que terminó con el rostro desfigurado de Ramsay en un calabozo lleno de fieras hambrientas.

9ea7377d09ffb4cc_dany-agreement

Yara y Theon Greyjoy ofrecen sus barcos a Daenerys como parte de una alianza que les permita recuperar el trono de la Isla de Hierro.

Daenerys y Yara son dos mujeres hijas de padres terribles y ambas aspiran a gobernar un mundo dominado, aparentemente, por los hombres. Daenerys acepta la alianza y suma los barcos que le traen Yara y Theon, pero exige como condición que los Greyjoy abandonen su antigua forma de vida: los robos, los saqueos y las violaciones. Daenerys les dice:

“Nuestros padres eran hombres malos. Dejaron al mundo peor que como lo hallaron. No haremos eso. Dejaremos al mundo mejor que como lo hallamos”

Dejar al mundo mejor que como se encuentra. ¿No es acaso esa frase una regla para evaluar el desempeño de un líder político? ¿Es necesario recordar que no debemos evaluar a un político por sus intenciones sino por sus resultados? ¿Hasta cuándo un discurso puede imponerse sobre la realidad?

game-of-thrones-season-6-episode-9-ss01

Sansa le dice a Ramsay: “Tus palabras desaparecerán. Tu casa desparecerá. Los recuerdos de tí desparecerán”. La promesa de Sansa es una definición de la muerte: la desmemoria, ese momento en el que ya nadie te recuerda.

Ramsay confìa en que sus perros hambrientos resistirán la tentación de comer. “Mis perros de caza nunca me harán daño. Son bestias leales”.

Muchos trataron de encontrar una metáfora política en este encuentro entre Ramsay y sus perros. ¿Hasta cuándo dura la lealtad de los cercanos cuando hay penurias? ¿Cuán fiel a una posición política puede mantenerse un pueblo cuando hay hambre? Son preguntas de difícil respuesta. Kapuściński no es muy optimista:

“Yo creo que la pobreza no es una fuerza revolucionaria: es una situación que convierte al hombre en un ser muy pasivo. La pobreza no solo es material: es también social y psicológica. El pobre no lucha, porque para luchar por algo se necesita poder imaginarse un objetivo, un futuro mejor. Y el que tiene hambre no tiene tiempo ni ánimo para imaginar nada que no sea cómo pasar el día de hoy, de dónde sacar la próxima comida. Por eso esa gente no es capaz de organizarse, de luchar”

La literatura especializada encuentra que la escasez de alimentos es un disparador de las protestas sociales, pero que estas protestas sólo se convierten en eventos significativos cuando existe conducción política. Quizás eso explica el famoso resultado del Premio Nobel de Economía, Amartya Sen: nunca ha habido hambruna en democracia. Tales desastres humanitarios sólo ocurren bajo regímenes autoritarios.

Sansa le recuerda a Ramsay que sus perros eran leales, pero que ya no lo son: ahora mueren de hambre. Y hasta allí llegó Ramsay, esa encarnación del mal en el poder, devorado por sus propios demonios.

Angel Alayón es economista. Puedes leer más textos de Angel en Prodavinci aquí y seguirlo en twitter en @angelalayon

Comentarios (12)

Rafael Arteaga
21 de junio, 2016

Excelente como siempre Ángel.

No sé si te lo han dicho antes, o ya lo intentaste; pero deberías traducir tus análisis al inglés y enviarlos de “muestra” varios medios; sé que no haces un “recap” al uso, pero igual, y en mi humilde opinión tu análisis de cada capítulo de GoT es muy superior a cualquiera de los que suelo leer.

Y mira que como buen fan me leo los recaps de Vulture, EW, Rolling Stone, Time, NY Times, WSJ, TWP, El Pais, La Vanguardia, El Comercio y alguno que otro por allí – soy un big fan, que le voy a hacer – y de verdad que ninguno de ellos se te acerca.

Un abrazo fuerte como el acero valyrio.

Hernando Sequera
21 de junio, 2016

Sus análisis son tan buenos que se han convertido para mi en el complemento ideal de la serie. Veo cada capitulo y sus “apuntes” son imprescindibles. Certeros y sustanciosos. Gracias.

Armando Figueroa
21 de junio, 2016

Siempre son spoilers los análisis de Ángel Alayon,prefiero dejarlos para después del capitulo, impresionante lo adaptado a la realidad Venezolana bajo la interpretación del capitulo o las circundtancias presentadas, eventos de una historia ficticia mezclado con eventos y teorías reales vividas y experimentadas por la humanidad. No se si estamos esperando algo mágico para la resolución de nuestros conflictos, y cualquier enfoque que la cantidad de escritores y analistas que tenemos, no sabemos que tan alentadores puedan ser en nuestra comunidad , sabiendo que la divulgación es tan limitada.de pronto, como dice Arteaga , traducida nos da una sorpresa y se difunde en rebote . Te felicito Ángel Alayon, siempre que puedo los leo en Prodavinci.

Carlos Mendes
21 de junio, 2016

Siempre un enorme placer leer tus escritos. Muy acertados y reflexivos. Es impresionante lo similar que puede ser el Juego de tronos que estamos viviendo en la región actualmente. Lo que no sabria decir es si estamos liderados por la imprudencia de un Joffrey o la maldad retorcida de Ramsay.

jose
21 de junio, 2016

Vivir en este País da una dimensión especial al análisis de GOT, se podria decir que lo vivimos en paralelo, otros intelectuales no tienen esta opción de vivir el fenómeno tan cerca y la referencia inmediata, en los medios de cualquier día

Alma Gutiérrez
21 de junio, 2016

Todos los martes espero ansiosa sus analisis, usted es excelente,mis respetos, conque claridad trasmite las situaciones de GOT y las relaciona con realidades cotidianas , le felicito

José E. Espinoza Dávila
22 de junio, 2016

En efecto, Sansa Stark aparece como la figura detrás de la reconquista de Invernalia, aconseja a su medio hermano acerca de la torcida personalidad de Bolton, pero no le comunica que Meñique viene con el VII de caballería y esa omisión costará la vida de Rycon su hermano, del ultimo de los gigantes para singularizar y para generalizar de aquella mortandad que vimos antes de la irrupción de la caballaría al rescate. En la onda de Alayón, si los conjurados de abril de 2002 no se hubieran estado con zancadillas entre ellos, el golpe que si lo fue, hubiera tenido probabilidades de éxito y no estaríamos como estamos o podríamos estar peor.

@manuhel
22 de junio, 2016

Yara promete lo que no va a poder cumplir (la naturaleza de los hombres de la Isla de Hierro no va a ser tan fácil de torcer). Y Daenerys debe estar consciente de ello.

Pero Yara quiere el trono devuelta y Daenerys quiere una aliada a bajo costo.

Los perros estaban hambrientos, pero si no hubiese estado Ramsay sangriento y en esas condiciones, quizá no se lo devoraban.

Y Daenerys sigue siendo la joyita de la corona. A la que menos ha sufrido, la que menos le ha costado todo lo que ha logrado, la que no ha sufrido traiciones relevantes, la que tiene a todos rendida a sus pies…

Miguel E. Díaz O
22 de junio, 2016

Gracias…

Sr. Ángel Alayón

Soy un asiduo lector de sus artículos pero sobre todo de sus apuntes sobre #GameOfThrones y es que me sorprendió y gusto mucho desde el primer artículo que publicó, todo lo que se desprende detrás de la serie y sobre todo las similitudes que se dan con capítulos de nuestra tragicomedia venezolana y mucho mas. Además de todas esas analogías e interpretaciones, le agradezco todos los aportes que realiza al citar a grandes intelectuales, autores de Best Seller, historiadores, economistas, en fin todo aquel que usted tenga a bien presentarme (jejeje), ya que en lo particular me hace indagar e investigar para profundizar un poco más acerca del aspecto que se toque en el momento o del personaje citado, y con esto nutrirme un poco más para crecer como individuo… Continúe haciéndolo por favor, Gracias.

Jon Targaryen Stark
23 de junio, 2016

Excelente análisis solo le tengo un comentario, si bien Sansa “retomó” Winterfell pero tuvo la oportuninad la nocha previa a la batalla en la tienda cuando discutía con Jon de decirle que había mandando esa carta a Little Finger y que además el había ofrecido las tropas del Vale..tal véz se hubiesen evitado tantas bajas pero reinó el egoísmo y la desconfianza de una persona sufrida como Sansa…el verdadero enemigo es contra los White Walkers y ahora tienen unos 5000 soldados menos…nuevamente gracias por este gran artículo….

Aitor Mendez
23 de junio, 2016

Definitivamente atinado su análisis del capitulo de G/T cuando lo analizó me siento como un soldado razo del ejército de jon pero en esta guerra no declaradade en Venezuela.. Mis respetos

amieres
24 de junio, 2016

Sansa de ninguna manera podía confiarle a Jon que disponía de un ejercito a su mando porque Jon lo hubiera querido poner bajo su comando, y a los ojos de Sansa –tal y como quedó demostrado después– Jon no estaba capacitado para para derrotar a Ramsey, el maestro de la estrategia. Jon no conocía a su enemigo, no era capaz de anticiparlo y no podía evaluar correctamente la situación. Peor aún, Jon abandonó su posición de comando, se dejó llevar por las emociones cayendo en la trampa de Ramsay y hechó por tierra el plan que había trazado con sus comandantes la noche anterior. Su impulsividad condenó a su ejercito a la derrota.

Sansa, en cambio y actuando con cabeza fría, mantuvo a su ejercito escondido, en la reserva y con un impecable sentido del timing, aprovechó el factor sorpresa y el desgaste mutuo para atacar rompiendo la estrategia de Ramsay y venciendo a un ejercito superior en número y calidad.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.