El Café de Pascal

Amputado, no inválido #CaféDePascal

Por El café de Pascal | 24 de febrero, 2013

En el blog Digitale Leinwand (referido por Rivva) se pueden ver todos los guiones originales de las películas postuladas al Oscar 2013. Cada año los estudios cuelgan los PDF en la Web.

En Le Monde, Olivier Roy explica por qué la intervención francesa en Mali es del todo vana. Se quiere combatir el “terrorismo islamista”, pero demasiado frecuentemente se incluye en este concepto desde a Al-Qaeda a movimientos nacionalistas. Eso impide distinguir entre los actores con los que se puede y se debe negociar y los que no. Se pretende preservar la integridad territorial de Mail. Pero esta está cuestionada sobre todo por los tuareg. Y el problema tuareg es ante todo étnico-nacional, y no relacionado con el islamismo. Su solución pasa por negociaciones políticas que los incluyan en el poder. Sin embargo, ha ocurrido una radicalización religiosa de los movimientos etno-nacionalistas, más allá de Mali. Es un fenómeno constatable desde los años 80. Y es en zonas tribales como Mali, Paquistán, Afganistán, o Yemen, que se produce con mayor fuerza la mutación del regionalismo al salafismo.

En The Observer, el fotógrafo Giles Duley cuenta su regreso a Afganistán para terminar su trabajo. Quería retratar el sufrimiento de la población civil. Había pisado una mina, y la explosión le hizo perder un brazo y ambas piernas. “Estando sentado en la silla del ortopedista”, escribe Duley, “fue la primera vez que en realidad comprendí que tendría que vivir mi vida sin piernas”. De vuelta en Kabul, encuentra la historia del niño que quedó ciego cuando su hermano detonó una mina. “Preguntaron a su familia: “para qué reza?” Y la familia respondió: “reza para olvidar, porque lo último que vio fue la muerte de su hermano””. Duley visitó un centro de fabricación de prótesis, dirigido por italianos, que produce 15 mil miembros al año. Muchos mutilados, una vez rehabilitados, trabajan en el centro. “Mientras las guerras van y vienen”, dice, “su legado queda”.

El café de Pascal 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.