Blog del Archivo Fotografía Urbana

Acerca del fotolibro ‘Venezuela Alterada’ de Danielle Chappard; por Lorena González

En esta entrega de la serie "Apuntes sobre el fotolibro" presentamos el libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard, publicado en 1989. La serie fotográfica hizo merecedora a la autora del primer lugar del premio Luis Felipe Toro otorgado ese año por el CONAC. A continuación compartimos el texto de Lorena González seguido de una selección de imágenes que componen el fotolibro.

Por Archivo Fotografía Urbana | 30 de mayo, 2017

Venezuela: ese territorio por siempre alterado

En la vida y en el arte, el azar puede convertirse en una especie de cadencia tan certera como desconocida: situaciones premonitorias, espejos difusos pero infalibles de un destino que está por cumplirse y que se va revelando mediante rítmicas resonancias. Es el cauce insistente de un rumor que no cesa: médula donde estalla una verdad lejana, quebrantada por múltiples visiones, prototipos formales y crónicas intuitivas que la posteridad convierte en obra. A finales de los años ochenta, muchos de nosotros supimos y tuvimos noticias de la vida y obra de una creadora llamada Danielle Chappard. En aquel entonces era una joven promesa del arte contemporáneo venezolano, destacando muy especialmente por la profundización en el estudio y la práctica de una fotografía con la que desafiaba los espacios tradicionales de la representación.

Esa cualidad para hurgar con trasgresora mirada estuvo acompañada por la inmersión de Danielle en distintos discursos visuales: serigrafía, diseño, grabado, ilustración, pintura y muy especialmente lo fotográfico como aquel discurso que se convertiría en una de sus pasiones más profundas. La década también brindada la proliferación de una fotografía que comenzaba a separarse del purismo documental y a entromparse con franca animosidad en los territorios híbridos y experimentales que brindaba la mixtura temática y formal de los tempranos años noventa. Del mismo modo, el arte iniciaba el giro contundente hacia las manifestaciones de una obra desprendida de sus fines intrínsecos para transformarse en el relator convulso del afuera y en el cuestionador principal de un contexto que ya anunciaba el desmoronamiento delas sociedades en aquel apocalíptico fin de siglo.

Las fracturas de las promesas de la modernidad y de la fe en un ser cívico y un estado que podía brindar el bienestar común para todos su ciudadanos, también fue una paradoja que se estaba tambaleando en la Venezuela de aquel entonces. Conflictos como El Caracazo cerraron con turbulentas conclusiones la década de los ochenta, después de una devaluación progresiva de la moneda que propiciaría no sólo una crisis económica y social sino también una gran zanja moral, junto a la deslegitimación del liderazgo institucional y el estallido delas bases políticas del entramado social.

Es precisamente en este contexto, cuando nace el libro Venezuela Alterada de la artista Danielle Chappard. Fue publicado en el año 1989 gracias a varios apoyos empresariales que la acompañaron. La primera etapa fue la conclusión de la serie fotográfica, la cual la hizo merecedora del primer lugar del premio Luis Felipe Toro otorgado ese año por el CONAC. La publicación reunió la serie completa y contó con el diseño de A. Quintero, convirtiéndose en un proyecto editorial al que se sumaron los textos de un amplio grupo de artistas, intelectuales, creadores, comunicadores, escritores, diseñadores y amigos a los cuáles la creadora azuzó con la inquietante pregunta ¿Qué es Venezuela para ti?. En las respuestas, se apertura el abanico de palabras donde personalidades como Oscar Molinari, Diego Rísquez, Ben Amí Fihman, Valentina Quintero, Jhon Lange o Bélgica Rodríguez se entrelazan con el surgimiento de frases anónimas tomadas de la prensa o del grafiti callejero.

Las imágenes de Chappard pertenecientes a esta serie se levantan en diálogo abierto con los textos presentes, para respirar del espíritu postmoderno de aquellos tiempos. En sus estrategias, reúne técnicas y procesos como el fotomontaje, la superposición de imágenes o el collage visual derivado de trasparencias superpuestas y proyectadas a la pared para luego volver a ser fotografiadas (refotografía), prácticas que llevó adelante para intentar develar algo de ese complejo entramado que vivíala Venezuela de aquel momento.

Alterada, esta serie es realizada entre 1987 y 1989, y reúne una visión de largo aliento en torno a un país que ella supo mirar a profundidad, escamoteando por entre los vericuetos de aquel breve pero prolongado núcleo de conflictos incesantes, de amores desmedidos, de vínculos infinitos, de inestable felicidad. Desde adentro, la serie va narrando la sucesión disonante de símbolos, creencias, metamorfosis, mezclas, caos, verdades, cuerpos, tradiciones, voces y monumentos que saltan de su condición vernácula para traspapelarse y reinventarse mediante el posicionamiento de fracturas técnicas donde la luz y el color (mediante una versátil permutación del amarillo, el azul y el rojo) desvían lo fotografiado hacia las fisuras cardinales de aquel compendio humano que vibra en cada texto y en cada imagen:evocaciones constantes del paraíso perdido, condición desencontrada del territorio soñado que parece fortalecerse en los sinuosos y apasionados caminos de una búsqueda tan desesperada como feliz:un extraño final que parece ser solo consumado encada uno de los pasos recorridos hacia la quimérica búsqueda de la identidad.

Al destino, al igual que a la producción fotográfica de Chappard, le gustan los enlaces inquietos, los reflejos distantes, las resonancias esenciales y las seductoras superposiciones capaces de atravesar el tiempo y el espacio. Daniela (Danielle) Chappard además de artista, fue una de las primeras mujeres heterosexuales en confesar abiertamente que tenía HIV, estableciendo con este acto un nuevo horizonte para una obra y muy especialmente para una vida que posteriormente dedicará hasta el año de su muerte en 1996 -y gracias a la fundación homónima que le precedió- a la lucha contra los prejuicios hegemónicos, contra los miedos totalitarios, contra los complejos, las resistencias y el ocultamiento que tanta muerte, marginación e ignorancia produjo en los inicios de esta enfermedad.

Hoy, este olvidado libro de la innovadora y valiente Daniela, de la lúcida emprendedora que siempre fue, nos muestra las paradojas de una Venezuela que ahora encontramos al borde, literalmente entre la vida y la muerte. Toda su belleza y su infelicidad, toda su claridad y su confusión, toda su armonía y su pasión, sus logros y desgracias parecen ya irse anunciando en cada página, borboteando desde las pequeñas metáforas que se desplazan y anidan en las hendiduras altisonantes del alma de todo un país.

En el preciso instante en que se escriben estas líneas, esa Venezuela atraviesa uno de sus peores momentos. Cada día, nos levantamos activos y preocupados, como si tuviéramos a un familiar muy enfermo, en terapia intensiva. Nos llamamos, nos miramos los unos a los otros, ayudamos, enfrentamos la jornada diaria plenos de esperanza, repletos de preguntas. Al caer la noche,esperamos el despunte de una mañana más limpia, un hilo de lucidez que oriente a las voces estatales y que detenga las desmedidas acciones de un gobierno sordo y dictatorial. Nos aferramos a los rasgos morales que sabemos existen, al amor que emana de la gente por su gente y de todos nosotros por este suelo. La lucha de Daniela fue siempre contra la oscuridad; por eso su libro y su propia vida se avivan en este lóbrego tránsito.

En los créditos que aparecen en la contratapa de la publicación, Danielle Chappard extiende un agradecimiento memorable, digno de ser recuperado para los aciagos momentos que vivimos:Gracias, dice, “A Venezuela, por dejarse alterar”.Veintiocho años después, yo le agregaría que le seguimos dando las gracias a esa Venezuela Alterada que no se rinde ante el despotismo y la injusticia; a una Venezuela por siempre alterada, urgida de cambio, de democracia, de respeto, de verdades, de libertad.

venezuelalterada1

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada2

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

Imagen del libro Venezuela Alterada de Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada4

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada5

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada6

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada7

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada9

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada10

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada11

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada12

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada13

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada14

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada15

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada16

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada17

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada18

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada19

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

venezuelalterada20

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

wh_pv_chappard_obras_pr_051015_32

Imagen del libro Venezuela Alterada de Danielle Chappard

 

Archivo Fotografía Urbana 

Comentarios (1)

antonio
30 de mayo, 2017

hola, que bueno que hablan de este libro VENEZUELA ALTERADA. Bernard siempre quiso desde hace un tiempo reeditarlo, desgraciadamente falleció y no se hizo, él coincidía con Lorena en la actualidad de las frases en lo necesario de rescatar esa Venezuela que tenemos y que hoy ha sido maltratada, destruida y abandonada por un narco régimen militar. De esas frases, de esas imagenes nos queda el atrevimiento de Daniela y sus amigos colaboradores de aquel momento que no imaginábamos esta desgracia que hoy vivimos. Gracias Lorena, yo soy el A.Quintero diseñador del libro. Lo alterado de aquella Venezuela de Daniela eran sus imágenes, la tierra que habitábamos era fértil y productiva, hoy sigue siendo fértil lo que no nos dejan es producir en libertad.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.