Blog de José Ignacio Hernández

5 preguntas clave sobre la reforma de la Ley Orgánica del TSJ; por José Ignacio Hernández

Por José Ignacio Hernández G. | 30 de marzo, 2016

5 preguntas clave sobre la reforma de la Ley Orgánica del TSJ; por José Ignacio Hernández

En la sesión del 29 de marzo de 2016, la Asamblea Nacional aprobó, en primera discusión, el proyecto de reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia.

Dentro de las reformas, que son muy puntuales, se incluye aumentar el número de magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia a quince. Actualmente esa Sala tiene siete magistrados, con lo cual la reforma incorporaría a ocho nuevos magistrados, que deberían ser designados por la Asamblea Nacional una vez sea promulgada la Ley.

La aprobación de esta Ley ha derivado en algunas preguntas que conviene aclarar.

1. ¿Sólo el Tribunal Supremo de Justicia
puede proponer reformas a su Ley?

De acuerdo con el numeral 4 del artículo 204 de la Constitución, corresponde al Tribunal Supremo de Justicia la iniciativa legislativa “cuando se trate de leyes relativas a la organización y procedimientos judiciales”. Con base en esa norma, algunos han opinado que el Tribunal Supremo de Justicia es el único que puede proponer reformas a su propia Ley.

Esta conclusión, sin embargo, es falsa, tanto en la teoría como en los hechos.

Aprobada-la-Ley-de-Amnistía-¿y-ahora-por-José-Ignacio-Hernández320Así, el citado artículo 204 lo que implica es que el Tribunal Supremo de Justicia puede proponer a la Asamblea Nacional Leyes en materia del Poder Judicial y, por ello, reformas a su propia Ley. Pero ello no supone que la Asamblea Nacional está impedida de legislar en esas materias sin la previa iniciativa del Tribunal.

En realidad, la Asamblea Nacional puede legislar en cualquier materia de la competencia del Poder Nacional, como dispone el numeral 1 del artículo 187 de la Constitución, lo que obviamente incluye la competencia para legislar sobre el Tribunal Supremo de Justicia.

Además, es contrario al más elemental sentido común sostener que la Asamblea Nacional está impedida de ejercer la función legislativa hasta tanto el Tribunal Supremo de Justicia no ejerza su iniciativa. En realidad, la Asamblea siempre tiene la iniciativa para legislar en cualquier materia propia del Poder Nacional.

En todo caso, si analizamos los hechos, podremos comprobar que es falso que la iniciativa en materia de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia corresponda exclusivamente al Tribunal. Así, la primera Ley del Tribunal Supremo de Justicia, de 2004, fue consecuencia de la iniciativa legislativa de los entonces diputados y no del Tribunal Supremo de Justicia.

2. ¿Esta reforma afecta la autonomía del
Tribunal Supremo de Justicia?

Algunos han opinado que el incremento de números de magistrados de la Sala Constitucional afectará la autonomía del Tribunal Supremo de Justicia. En realidad, nada tiene que ver una cosa con la otra.

Lo que afecta la autonomía del Tribunal son los viciados procedimientos de designación de magistrados, como el procedimiento que siguió la anterior Asamblea Nacional en diciembre de 2015. El aumento del número de magistrados de la Sala no incide en su autonomía, en el entendido que la actual Asamblea se ajustará a la Constitución para la designación de los ocho nuevos magistrados.

3. ¿Se justifica el aumento del número
de magistrados de la Sala Constitucional?

En anteriores artículos en Prodavinci he explicado cómo la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia ejerce un catálogo muy amplio de competencias.

Precisamente, la amplitud de esas competencias justifica contar con un número elevado de magistrados que aseguren no sólo la celeridad en la toma de decisiones, sino que además, permitan interpretaciones más plurales sobre la Constitución.

De hecho, no es inusual que Tribunales que ejercen funciones similares a la Sala Constitucional tengan un número elevado de magistrados. Por ejemplo, la anterior Corte Suprema de Justicia en Pleno en Venezuela, que también ejercía funciones de control de la Constitución, tenía quince magistrados, el mismo número que tendría la Sala Constitucional luego de la reforma.

4. ¿Es novedoso que se aumente el número
de magistrados de la Sala Constitucional?

La Constitución no define cuántos magistrados debe tener la Sala Constitucional, lo que debe ser regulado en las Leyes dictadas en la materia.

Originalmente, en 2000, la Sala Constitucional tenía 5 magistrados. En el 2004, la entonces Asamblea Nacional decidió incorporar dos nuevos magistrados. Entonces, recordamos, la iniciativa legislativa fue ejercida por los propios diputados, y no por el Tribunal.

Por ello, no es novedoso que se aumente el número de magistrados de la Sala Constitucional.

5. ¿Cuáles son los próximos pasos?

La reforma de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, luego de aprobada en primera discusión, debe ser sometida a consulta pública para su posterior aprobación en segunda discusión. Después de sancionada, la Ley será remitida al Presidente de la República para su promulgación y publicación en Gaceta Oficial.

Aquí podrán presentarse diversas situaciones. El Presidente puede hacer observaciones a la Ley y devolverla a la Asamblea. Pero también el Presidente puede solicitar a la Sala Constitucional que se pronuncie sobre la constitucionalidad del proyecto sancionado por la Asamblea.

Y en ese escenario, ¿qué podría decidir la Sala Constitucional?

La respuesta se la dejo al lector.

José Ignacio Hernández G.  José Ignacio Hernández es abogado venezolano, Doctor en Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y Profesor de la UCV y UCAB. Puedes seguirlo en Twitter en @ignandez

Comentarios (6)

Angel Zambrano
30 de marzo, 2016

Tomando tu palabra José Ignacio, el TSJ con total seguridad se amparará en el Artículo 204, numeral 4 de nuestra Constitución para desechar la reforma a la Ley de este tribunal. De eso no me queda la menor duda. Sorpresa sería que respetasen la voluntad de un pueblo representado en la Asamblea Nacional y no -como han hecho hasta ahora- complacer los intereses del gobierno actual por encima de aquel. Así de sencillo.

Rick
30 de marzo, 2016

Es obvia la absurda y horrenda interpretación que hacen los diputados del GPP sobre el 204.5 constitucional. Sencillamente quiere decir que el TSJ únicamente tiene iniciativa legislativa, cuando se trata de su funcionamiento y el sistema de justicia, así como el CNE lo tiene con respecto a su funcionamiento y las elecciones únicamente, y el CMR igual. Mas ninguno de los tres entes tienen iniciativa legislativa en ninguna otra materia. Mientras que es lógico que el Ejecutivo (por ser un sistema presidencialista) y la AN tienen iniciativa parlamentaria sobre cualquier materia.

De hecho, es tan aberrante la interpretación que estos diputados chavistas hacen de la constitución, que el 204 constitucional realmente lo que hace es limitar la capacidad legislativa del TSJ, y ellos lo interpretan como limitante de la AN. Al revés pues.

¡Cosas veredes Sancho!

jose antonio
31 de marzo, 2016

Dr. Jose Ignacio Hernandez, según se puede ver la única salida que le quedara a la AN es convocar a una Asamblea Nacional Constituyente?

Mel Freire
1 de abril, 2016

Que absurdo. Estamos incrementando el numero de magistrados porque los que estan pertenecen a un bando o partido para colocar a otros de otro bando. Cuando la raiz del problema es que se prohiba que magistrados con parcialidad politica comprobada con anterioridad no puedan ocupar esos cargos. Asi no se contruye una solida democracia. Las tracalas no se pueden combatir con mas tracalas ni las injusticias con mas injusticias. La unica solucion es que los magistrados no puedan ser elegidos nunca por los politicos.

Guillermo
1 de abril, 2016

Una ley orgánica no requiere de 112 diputados para poder ser modificada??

David Escalona
4 de abril, 2016

NO entiendo si la sala constitucional es subordinada del tsj porque tiene que declarar la inscontitucionalidad de la reforma parcial, ademas siendo especificamente en el aumento en en esa sala

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.