Blog de Francisco Monaldi

10 reflexiones sobre el resultado del 6-D; por Francisco J. Monaldi

Por Francisco J. Monaldi | 13 de diciembre, 2015
Fotografía de WIlfredo Riera / Haga click en la imagen para ver la galería completa publicada en Prodavinci

Fotografía de WIlfredo Riera / Haga click en la imagen para ver la galería completa publicada en Prodavinci

1. Las elecciones del domingo pasado constituyen un hecho histórico de gran trascendencia. Es la primera vez en 17 años que el chavismo es derrotado en una elección nacional (en el 2007 perdieron por estrechísimo margen un referendo constitucional). No solo eso, sino que la MUD (con 112) más que duplicó el número de diputados chavistas (55) y obtuvo la súper mayoría de 2/3. Inimaginable solo un par de años atrás. La MUD subió de 47% a 56% de los votos, con respecto a las legislativas del 2010, y el PSUV bajó de 48% a 41%. En mi artículo de principios de Mayo de este año argumenté que a pesar de todos los abusos, trampas y triquiñuelas, era muy probable que la oposición obtuviera una victoria contundente y una mayoría significativa, incluso que era posible una mayoría calificada. El razonamiento era que las encuestas daban alrededor de 30 puntos de ventaja a la oposición, y con ese margen el sistema electoral mayoritario que tenemos, muy probablemente produciría una mayoría decisiva. Si bien no se podía predecir con certeza, en base a encuestas nacionales, el número de diputados que obtendría la MUD, porque más de 70% de los diputados se eligen en circuitos nominales, las simulaciones basadas en el resultado nacional demostraban que cualquier distribución razonable de la ventaja en votos que tenía la oposición produciría una mayoría de diputados clara. A pesar de que el resultado estuvo en línea con esas expectativas, hay varios elementos sobre los que conviene reflexionar.

2. La oposición obtuvo 67% de los diputados con 56% de los votos. 20% más de diputados de los que obtendría con proporcionalidad perfecta (93-94). La razón es que el sistema electoral mixto que tiene Venezuela se fue haciendo cada vez menos proporcional y más mayoritario a medida que los chavistas incrementaron la proporción de diputados nominales y eliminaron la proporcionalidad global del sistema (es decir que los diputados de lista se usaran para “compensar” el exceso obtenido en nominales). En otras palabras, cuando eran mayoría clara, los chavistas crearon un sistema para sobre-representar a la mayoría, y ese sistema se devolvió contra ellos como un boomerang. En 2010 con 48% de los votos obtuvieron 59% de los diputados, esta vez con 41% de los votos obtuvieron solo 33% de los diputados.

3. Irónicamente, al chavismo no le fue peor por la proporcionalidad que generan los diputados por lista, que en el pasado ellos se esforzaron en minimizar. De los 51 diputados electos por lista, los chavistas obtuvieron 24, es decir el 47%. De los 113 nominales obtuvieron 31, es decir el 27%. De los tres indígenas (también nominales) no obtuvieron ninguno. Con proporcionalidad perfecta a los chavistas les hubieran tocado un total de 68-69 diputados (13-14 más).

4. El otro factor que favoreció al chavismo fue la sobre-representación de los estados más despoblados del país (malaporcionamiento), en los cuales es más fuerte. Estados como Delta Amacuro, Apure, Cojedes y Guárico requieren muchos menos electores para elegir a un diputado que los estados más poblados como Carabobo, Miranda o Zulia. Esto es producto de que la Constitución del 99 otorga a todos los estados 3 diputados adicionales a los que le corresponderían por el cociente de población. La Asamblea Nacional actual está mucho más malaporcionada que la Cámara de Diputados en pre-1999, pero es importante destacar que, aunque en menor magnitud, aquella también lo estaba. El viejo Senado si estaba altamente malaporcionado, pero la combinación de representación proporcional en circuitos de dos senadores, en un contexto bipartidista, con los senadores que se agregaban por cociente del voto nacional; limitaban la desproporción del resultado. Una combinación de malporcionamiento actual, con la representación proporcional por estados que teníamos hasta los ochenta, hubiera dado el mejor resultado al chavismo en esta ocasión.

5. La manipulación de los circuitos electorales (conocida como gerrymandering en inglés) que se hizo antes de la elección legislativa del 2010, no le sirvió en esta ocasión al oficialismo, porque la victoria de la oposición fue por márgenes tan holgados que ganó incluso en casi todos los circuitos manipulados. Sin embargo, los cambios que se hicieron en abril de este año, eliminando un diputado en el circuito del este de Caracas y un diputado en el Distrito Capital, entre otros abusos; si beneficiaron al chavismo, pero de manera muy limitada.

6. Es importante destacar que, si bien el resultado en diputados de la MUD estuvo en el rango alto de las predicciones de los analistas y encuestadoras, el resultado en votos estuvo bastante por debajo del margen de victoria en la mayoría de las encuestas. De las encuestadoras más respetadas, solo Consultores 21 (con 11 puntos) indicó un margen menor al de 15 puntos porcentuales que obtuvo la oposición el 6-D. Todas las otras encuestadoras importantes tenían márgenes mayores a 20 puntos, algunas cercanas o superiores a 30 puntos (Datanalisis 29 y Keller 34). C21 fue la más cercana en cuanto al margen de victoria, 4 menos que el resultado real. Venebarometro e IVAD fueron la más cercanas por exceso, con cerca de 21 puntos (5 puntos más). El promedio de las encuestadoras, como suele ser el caso, estuvo bastante acertado, con 20 puntos de margen.

7. ¿Qué explica el mejor desempeño del chavismo en votos con respecto a lo que indicaban las encuestas? Hay que destacar que varias encuestas mostraban una tendencia a la reducción del margen en las últimas semanas. Datanálisis encontraba que Maduro subía 11 puntos en aprobación, a 33% y que el margen de votos se reducía en 6 puntos. Otras como Venebarometro y C21 recogían movimientos parecidos. De manera que una posible explicación es que la campaña final del gobierno, o simplemente la cercanía a las elecciones, hizo que chavistas desafectos volvieran a apoyar al gobierno. Es realmente impresionante que en un país en que el 90% de los encuestados dice que la situación está mal, y solo el 20-30% aprueba la gestión presidencial (tradicionalmente un buen predictor del voto oficialista), un 41% haya votado por los diputados oficialistas. No estoy seguro de cuanto de ese resultado lo debemos atribuir a la maquinaria, al ventajismo, al abuso, a las irregularidades electorales, o a la falta de éxito de la oposición en atraer a esos votantes, pero en términos de votos no me cabe duda de que el chavismo salió mucho mejor de lo que cabía esperar. El factor explicativo más poderoso prediciendo elecciones es el estado de la economía y en la actualidad difícilmente puede ser peor (aunque parece que lo será en 2016).

8. En términos de la predicción del número de curules, tuvimos mejor desempeño relativo aquellos que enfocándonos en los altos márgenes de las encuestas nacionales, pronosticamos una victoria holgada para la MUD. Destacan entre estos Francisco Rodríguez de Bank of America y el blog Caracas Chronicles (cuyo modelo lo realizó el “anónimo economista” y tuitero @EconVzla). El tocayo predijo mayoría de 2/3 desde abril y los amigos de Caracas Chronicles predijeron, con increíble precisión, 111 diputados opositores, solo uno menos que el resultado real. Sin embargo, vale acotar que como el margen de votos fue menor al que aparecía en la mayoría de las encuestas, el número de curules consistente con ese margen de votos debió ser entonces un poco menor al pronosticado por estos análisis. Pero en lo que importa, el número de diputados, estuvieron muy acertados. Entre las predicciones erradas destaca Morgan Stanley que vaticinó una posible victoria del oficialismo.

9. En contraste, la mayoría de los analistas políticos y periodistas de la fuente electoral fueron demasiado conservadores en su proyección de curules, pronosticando márgenes bastante inferiores, con menos de 95 diputados para la MUD. Lo mismo ocurrió con encuestadores reputados como IVAD-Delphos (que son en mi opinión de las mejores firmas del país). De hecho, antes de la elección, el diario El País de España, y algunos medios nacionales dijeron que “nadie” predecía más de 95 diputados para la oposición. Inclusive las encuestadoras trabajando para el oficialismo, Hinterlaces y Varianzas, predijeron equivocadamente un margen estrecho de diputados o incluso que el PSUV podía ganar en número de curules. Varios de los que se quedaron cortos le dieron mayor peso en su análisis a las encuestas circuitales. Algo parecido pasó en el 2010. En general creo que las encuestas circuitales en Venezuela son relativamente menos confiables que las nacionales, porque no hay gran tradición en la construcción de este tipo de muestras y por tanto es más efectivo predecir en base a modelos que usan encuestas nacionales. Sin embargo, Edgar Gutiérrez de Venebarómetro hizo un excelente trabajo utilizando tanto una recopilación de encuestas circuitales como su encuesta nacional, su pronóstico fue que la oposición sacaría más de 103 diputados y que podía incluso llegar a los 2/3.

10. La razón por la que el margen de votos fue menor, pero el margen de curules mayor, a lo esperado por el promedio de las predicciones, se debe a que los votos de la oposición se distribuyeron más homogéneamente a lo esperado. Es decir, el crecimiento de la oposición no estuvo solo concentrado en las zonas tradicionalmente opositoras, sino que buena parte del crecimiento ocurrió en zonas tradicionalmente oficialistas. C21 vaticinó esto correctamente.

Francisco J. Monaldi  es Profesor Visitante de la Cátedra Robert F. Kennedy en la Universidad de Harvard, Profesor Titular del IESA y Profesor Agregado de la UCAB. Doctor en Economía Política de la Universidad de Stanford.

Comentarios (2)

Sary Calonge Cole
13 de diciembre, 2015

Excelente artículo ¡¡Sin desperdicios!! Gracias.

RAMON VASQUEZ
14 de diciembre, 2015

Estoy seguro, de que usted lee EL SEMANARIO “QUINTO DIA”, y no deja de echarle un ojito a su “ULTIMA PAGINA”. Casi penitentemente, recogia por alli, de que un FULANO 25% DEL PADRON ELECTORAL, estaba contento con el DESASTRE DEL PAIS, y ademas garatizaban que TODO ESTABA FINO. Leer su articulo, AMIGO MONALDI, me tranquiliza y me absuelve, para continuar durmiendo feliz, despues del 6D. Ahora, me atrevo a creer ,que no era OTRA COSA, QUE LA POPULAR MANO PELUDA, muy reconocida de LOS AMIGOS PERIODISTAS. Aunque no es el estilo, de esta respetable PAGINA PRODAVINCI,cordial saludo y respeto al SEMANARIO, del cual soy humilde colaborador. Por otra parte, estupenda valoracion de la HECATOMBE CHAVISTA,¿Porque no decirlo, con tanto gusto,LES ALCANZO SU “PEARL HARBOR CARIBEÑO”? Aunque, se quedaron esperando por los KAMIKAZES, porque obviamente “EL BOMBARDEO INCLEMENTE” fue de VOTOS con “LA MANITO”,abajo y a la izquierda. Felicitaciones a LA PRENSA LIBRE e INDEPENDIENTE VENEZOLANA. ¡Se les admira!

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.