Blog de Eric Barker

¿Cuáles son las cuatro cosas que destruyen a un matrimonio?, por Eric Barker

Por Eric Barker | 20 de noviembre, 2012

John Gottman puede escuchar a una pareja durante 5 minutos y determinar, con un 91% de precisión, si van a divorciarse. Se hizo conocido en el libro Blink de Malcolm Gladwell.

Gottman ha investigado el matrimonio por más de 40 años, y las parejas que asisten a sus talleres sufren la mitad de la tasa de recaída de lo que la terapia estándar proporciona.

Su libro The Seven Principles for Making a Marriage Work es excelente y rico en información. En este libro se echa por tierra muchos mitos acerca del matrimonio, explica por qué ciertos matrimonios terminan mal  y qué se puede hacer al respecto.

Los cuatro jinetes

¿Cómo puede saber quién va a separarse? Hay una serie de indicadores, pero en el centro de la investigación de Gottman están “Los cuatro jinetes”. Estas son las cuatro  cosas que indican que el apocalipsis de un matrimonio está en camino:

Crítica – Quejarse está bien. La crítica, en cambio, es más global – se ataca a la persona, no su comportamiento. No sacaste la basura porque se te olvidó, sino porque eres una mala persona.

Desprecio – “… insultar, poner los ojos en blanco, despreciar, burlarse y tener un humor hostil. De cualquier forma, el desprecio – el peor de los cuatro jinetes – es venenoso para una relación porque transmite asco. Es virtualmente imposible resolver un problema cuando tu pareja está recibiendo el mensaje de que estás asqueado por él o ella.

La actitud defensiva – “… la actitud defensiva es en realidad una forma de culpar a tu pareja. Estás diciendo, en efecto: ‘El problema no soy yo, eres tú’. Actuar a la defensiva sólo intensifica el conflicto, y es por eso es tan mortal.

Alzar una pared – Aislarse. Desligarse. No sólo se retira a la persona del conflicto, sino que terminan extirpados emocionalmente de la relación.

¿Cuál fue el mayor descubrimiento sobre el matrimonio?

¿Qué me sorprendió más? La investigación de Gottman revela que las principales diferencias de opinión no  destruyen los matrimonios, sino la forma en que una pareja se ocupa de ellos.

69% de los problemas de pareja son permanentes. Estos problemas no desaparecen, aún así muchas parejas siguen discutiendo sobre ellos año tras año:

La mayoría de los argumentos maritales no pueden resolverse. Hay parejas que pasan año tras año tratando de cambiar la mente del otro – pero eso no es posible. Esto es porque la mayoría de sus desacuerdos están arraigados en diferencias fundamentales de estilo de vida, personalidad o valores. Al pelear por estas diferencias, lo único que consiguen es perder el tiempo y perjudicar su matrimonio.

¿Cómo tratan los buenos matrimonios cuestiones que no pueden resolverse? Se aceptan uno a otro tal y como son:

Estas parejas comprenden intuitivamente que los problemas son inevitablemente parte de una relación, similar a dolencias físicas, inevitables a medida que se envejece. Son como una rodilla dislocada, una lesión en la espalda, un intestino irritable, o un codo de tenista. Puede que no amemos estos problemas, pero somos capaces de manejarlos, de evitar situaciones que los empeore y desarrollar estrategias y rutinas que nos ayuden a lidiar con ellos. El psicólogo Dan Wile lo dijo mejor que nadie en su libro After the honeymoon: “A la hora de escoger una pareja a largo plazo … estarás eligiendo un conjunto particular de problemas insolubles con los que estarás lidiando por los próximos diez, veinte o cincuenta años.

¿Qué hace que un matrimonio prospere?

El libro está lleno de valiosa información, anécdotas y consejos. Voy a cubrir tres elementos útiles aquí.

1) Conocerse realmente el uno al otro es vital:

…las parejas emocionalmente inteligentes están muy familiarizadas con el mundo íntimo del otro… estas parejas han hecho un montón de espacio mental para su matrimonio. Recuerdan los acontecimientos más importantes en la historia del otro, y actualizan constantemente sus conocimientos cuando los hechos y sentimientos del mundo de su cónyuge cambian.

2) Durante una pelea, haz todo lo posible para evitar el uso de la palabra “Tú” e intenta utilizar la palabra “Yo”. Esto hace más fácil expresar tus sentimientos y mucho más difícil atacar a la otra persona.

3) ¿Qué pequeño ejercicio es el más potente para mejorar un matrimonio? “Reúnanse al final del día y hablen de cómo les ha ido.” El objetivo es purgar el estrés del día para que no pueda afectar negativamente tu relación.

Otros datos interesantes:

– “… Un matrimonio infeliz puede aumentar tus probabilidades de enfermarte en aproximadamente un 35%, e incluso acortar tu vida en un promedio de cuatro años”.

– “El 96% de las veces puede predecirse el resultado de una conversación basándose en los primeros tres minutos de una interacción de quince minutos …”

– “He observado que el 94 por ciento de las veces que una pareja decide poner un giro positivo a la historia de su matrimonio esto la hace más probable de tener un futuro feliz también. Cuando los recuerdos felices son distorsionados, es una señal de que el matrimonio necesita ayuda“.

Hay demasiada información en el libro para realmente hacerle justicia aquí. Si el tema es de tu interés, échale un vistazo: The Seven Principles for Making a Marriage Work.

***

Lea el artículo  en inglés aquí.

Eric Barker  es autor del blog Barking up the wrong tree y escribe para New York Times y Wall Street Journal. Puedes seguirlo en twitter en @bakadesuyo

Comentarios (6)

sandra
21 de noviembre, 2012

Muy Interesante

Joaquin guerrero
23 de noviembre, 2012

Puedo conseguir el libro en español. Quiero obseqbuiarlo a mis hijos

Juan C Revenga
24 de noviembre, 2012

Excelente articulo….Me encantaría leerlo ya que AMO a mi esposa.

DIANA MALAGA
24 de noviembre, 2012

Excelente artículo, debería llegar a muchos matrimonios jovenes que no luchan por defender su matrimonio. Yo tuve un matrimonio feliz por 26 años, hasta que murio mi querido esposo. y LOS DOS LUCHAMOS PARA MANTENER NUESTRA UNION.

sonataacustica
13 de enero, 2013

Quisiera tener mas informacion acerca d este libro, que la verdad, suena muuy interesante, donde podría encontrarlo en Español?

enrique costa
14 de enero, 2013

Las cuatro cosas que destruyen a los matrimonios son: Los derechos de las mujeres. Los deberes de los hombres. Seguir durmiendo en la misma cama después de la luna de miel. Los hijos. N.B. Tengo 35 años de casado con la misma mujer en forma ininterrumpida y 3 hermosas y adorables hijas. Y hay una sóla cosa que destruye el matrimonio ,las malas e inoportunas deciciones.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.