Actualidad

¿Qué espera el gobierno y la oposición de la reunión en República Dominicana?

por Prodavinci

Fotografía de Federico Parra / AFP

30/11/2017

El viernes 1 y el sábado 2 de diciembre de 2017, representantes del gobierno y la oposición venezolana se reunirán en República Dominicana, acompañados por los gobiernos de México, Chile, Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas. “Sabemos a lo que nos enfrentamos, no somos ingenuos”, dijo Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional. Será el tercer intento de conversaciones tras los acercamientos de 2014 y 2016.

¿Qué busca el Gobierno?

El presidente Nicolás Maduro espera que el diálogo con la oposición sirva para que el gobierno estadounidense levante las sanciones económicas contra Venezuela. Exige que se desmantele la “guerra económica”, a la que atribuye la escasez y el incremento de los precios. El jueves 16 de noviembre, Maduro dijo:

“Yo le mandé a exigir a la oposición venezolana que para el año 2018 desde ya lleguemos a un acuerdo para que haya elecciones presidenciales con garantías, garantías económicas. Que cesen las sanciones del gobierno de Estados Unidos. Que cese la persecución financiera contra Venezuela. Que haya elecciones con garantías económicas. Que cese la guerra económica contra el pueblo […] Que ellos se comprometan a hablar con el gobierno de Estados Unidos y exigir que levante la persecución económica y financiera”.

A finales de agosto, el presidente estadounidense, Donald Trump, prohibió al sistema financiero de su país participar en negociaciones que provean fondos al gobierno venezolano o a Petróleos de Venezuela (PDVSA), lo cual impide al Ejecutivo refinanciar la deuda externa. Las leyes venezolanas establecen que cualquier acuerdo con los acreedores requiere del aval del Parlamento, es decir, el apoyo de la bancada opositora.

Acusado por la Casa Blanca de contribuir con el deterioro de la democracia venezolana, Maduro fue sancionado un día después de los comicios que dieron luz verde a la instalación de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que fue rechazada por más de 40 países. La instancia asumió por decreto la facultad de legislar que corresponde a la Asamblea Nacional, dominada por la oposición desde enero de 2016.

¿Qué busca la oposición?

El lunes 27 de noviembre de 2017, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció sus objetivos:

1. Elecciones libres y transparentes organizadas por un Consejo Nacional Electoral (CNE) equilibrado.

La MUD denunció fraude en las elecciones regionales del 15 de octubre de 2017. Dos meses antes, Smartmatic, la compañía que operaba el sistema de voto electrónico, indicó que el CNE manipuló el “dato de participación” en la votación de los miembros de la ANC. En 2016, el Poder Electoral bloqueó la recolección de firmas para un referéndum revocatorio contra Maduro.  

2. La apertura de un canal humanitario para el ingreso de alimentos y medicinas.

La oposición exige al gobierno que autorice el ingreso de comida y medicamentos provenientes de ayuda internacional. El presidente del Parlamento, Julio Borges, ha señalado que “un millón de niños no tienen acceso a alimentos en sus primeros mil días de nacidos”, y los venezolanos sobreviven “con el estómago vacío, sin plata en los bolsillos y sin medicinas en los hospitales”. Aseguró que la MUD tiene contacto “con docenas de países” dispuestos a enviar suministros.

3. La liberación de los presos políticos.

La oposición exige la liberación de todos las personas detenidas por razones políticas. Voceros de la MUD estiman que hay más de 300 presos.

4. La restitución de las facultades constitucionales de la Asamblea Nacional.

El 1 de agosto de 2016, la Sala Electoral del TSJ declaró en desacato a la Asamblea Nacional porque reincorporó a los diputados de Amazonas, que fueron impugnados por el chavismo. El 29 de marzo de 2017, la Sala Constitucional ratificó que asumiría las funciones de la AN.

¿Qué esperan los acompañantes internacionales?

El gobierno y la oposición acordaron escoger a tres acompañantes cada uno. Maduro eligió a los gobiernos de Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas. La oposición seleccionó a México, Chile y Paraguay.  Pero las autoridades paraguayas no participarán por “razones internas”, dijo Vicente Díaz, exrector del CNE y vocero de los negociadores opositores, el miércoles 29 de noviembre. La oposición no había anunciado su tercer acompañante internacional al cierre de esta nota.

En septiembre de 2017 iniciaron los encuentros exploratorios. Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores de México, dijo que el proceso de diálogo “no está exento de dificultades”. Consideró que será una oportunidad crucial si se entabla “de buena fe”, y que la tarea de los cancilleres será “desplegar todas sus fuerzas diplomáticas para ayudar a superar la crisis” con una solución negociada.

“Ese inicio de diálogo […] es saludable. Acompañaremos todo porque en nuestra región debe imperar la paz”, dijo el mandatario boliviano Evo Morales el 15 de septiembre. Heraldo Muñoz, canciller de Chile, advirtió que su país no deseaba participar en un diálogo simbólico, porque de lo contrario sería un debate inútil. “Para tener resultados concretos hay que tener una agenda acordada entre las partes y esperamos que eso se produzca”.

El canciller dominicano, Miguel Vargas, dijo: “Esperamos que cada tema pueda fluir de manera positiva para ambas partes, sobre todo para el pueblo venezolano”.

Intentos fallidos

En abril de 2014 se inició un diálogo en medio de protestas contra el gobierno de Maduro, en las que murieron 43 personas. Por primera vez, dirigentes chavistas y opositores debatieron cara a cara en una cadena de radio y televisión transmitida en vivo. Un mes después, la MUD se retiró de las negociaciones. Un segundo intento asomó en 2016, con reuniones exploratorias en República Dominicana, facilitadas por el Vaticano.

Los negociadores

En las reuniones exploratorias han participado por el gobierno venezolano:

Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación e Información.
Delcy Rodríguez, presidente de la ANC.
Elías Jaua, ministro de Educación.

La MUD llegará a República Dominicana con un equipo negociador y una comisión asesora. La coalición publicó la lista de los involucrados, sin precisar cómo están distribuidos:

Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional.
Enrique Márquez, diputado y presidente de Un Nuevo Tiempo.
Luis Florido, presidente de la Comisión de Política Exterior de la AN y diputado de Voluntad Popular.
Luis Aquiles Moreno, subsecretario general de AD
Eudoro González, diputado dirigente de PJ
Gustavo Velásquez, consultor.
Timoteo Zambrano, diputado secretario de Política Internacional de UNT
Vicente Díaz, exrector del CNE.
Juan Manuel Raffalli, abogado constitucionalista.
Daniel Sierra, economista.
Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica.
María Eugenia Mosquera, directora y fundadora de Vale TV.
Colette Capriles, psicóloga social.
Jorge Roig, expresidente de Fedecámaras.
León Arismendi, abogado.
Marcela Máspero, presidenta de la Unión Nacional de Trabajadores Únete y coordinadora del Movimiento de Trabajadores de Voluntad Popular.
Luis Carlos Padilla, diputado de AD.
Feliciano Reyna, presidente de la ONG Acción Solidaria.
Manuel Teixeira, diputado del Movimiento Progresista Venezolano.
Mariela Magallanes, diputada por Causa R.
Ana Leonor Acosta, del Comité de Familiares de Presos Políticos
Alonso Medina Roa, abogado

Los acompañantes internacionales

Luis Videgaray, canciller de México.
Heraldo Muñoz, canciller de Chile.
Denis Moncada, canciller de Nicaragua.
Fernando Huanacuni, canciller de Bolivia.
Miguel Vargas, canciller de República Dominicana.


ARTÍCULOS MÁS RECIENTES DEL AUTOR

Suscríbete al boletín

No te pierdas la información más importante de PRODAVINCI en tu buzón de correo