Actualidad

Stephen Paddock, un millonario con un arsenal de armas

Por Deutsche Welle | 3 de octubre, 2017
Stephen Paddock

Stephen Paddock

LogoDW80x120Estados Unidos se despierta conmocionado tras la brutal matanza cometida en Las Vegas. Stephen Paddock, el hombre que dejó 59 muertos y más de 500 heridos el domingo (01.10.2017) por la noche, poseía un total de 42 armas. Las guardaba en su casa de Mesquite, a unos 130 kilómetros del lugar de los hechos, y la habitación del hotel donde se hospedaba. Según informó Todd Fasulo, ayudante del sheriff del condado de Clark, al que pertenece Las Vegas, las autoridades encontraron 23 armas de fuego en la habitación del hotel desde donde Paddock disparó a discreción contra las 22.000 personas que asistían a un concierto al aire libre de un festival de música country.

Otras 19 armas de fuego fueron halladas en su residencia de Mesquite. Al parecer, el presunto asesino llevaba planeando la matanza desde hace tiempo. Los motivos, sin embargo, no están claros. Los medios de comunicación se refieren a las acciones de un “loco”, una forma de dar una explicación a lo inexplicable. Según los investigadores, Paddock alquiló la suite 32135 del hotel de cinco estrellas Mandalay Bay la semana anterior. Este tipo de estancias cuentan con varios espacios o habitaciones. Varios días antes del ataque, el asesino llegó a trasladar allí hasta10 maletas cargadas con armas.

Lea también:

Masacre de Las Vegas: 59 muertos y 527 heridos

EE.UU.: es “prematuro” hablar sobre mayor control de armas

Paddock, según explicó Fasulo, poseía también dos dispositivos que, colocados en la culata de sus armas semiautomáticas, le permitieron abrir fuego de forma completamente automática. Además, la policía encontró en el vehículo del atacante varios kilos de nitrato de amonio, un material empleado para la fabricación de explosivos. El tirador pasó sus últimos momentos disparando desesperadamente contra la Policía a través de la puerta de su habitación en el hotel Mandalay Bay, según relató el sheriff del condado de Clark, Joseph Lombardo. Paddock disparó a un guardia de seguridad y abrió fuego contra un equipo de la unidad de elite SWAT, formado por seis agentes que fueron revisando el hotel piso a piso. Al parecer, Paddock se quitó la vida antes de que las fuerzas de seguridad pudieran entrar en la habitación.

La mujer, libre de sospechas

El presunto asesino poseía negocios inmobiliarios. Su padre fue un prominente ladrón de bancos, en su día uno de los más buscados por el FBI. Stephen Paddock tenía dos exmujeres y una amiga que lo acompañaba durante su estancia en el hotel Mandalay Bay. Al parecer, llevaba una vida acomodada en el marco de una comunidad del estado de Nevada, a poco más de 100 kilómetros de distancia de donde llevó a cabo la masacre.

La mujer que lo acompañaba en Las Vegas no está considerada como sospechosa. Según datos del Gobierno australiano, no se está investigando a Marilou Danley, australiana de origen filipino. Las autoridades estadounidenses descartan que supiera nada de las intenciones de Paddock. Así lo indicó en su cuenta de Twitter Julie Bishop, ministra australiana de Exteriores.

MS (afp/efe/dpa)

Deutsche Welle 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.