Actualidad

Un tren casi tan veloz como el sonido

Por Deutsche Welle | 28 de septiembre, 2017
Fotografía de Alan Ohnsman / Forbes

Fotografía de Alan Ohnsman / Forbes

LogoDW80x120El cofundador de la compañía de automóviles eléctricos Tesla y de la empresa de navegación aeroespacial SpaceX, Elon Musk, tiene una visión: el desplazamiento de pasajeros en un tren súper rápido, a 1.200 kilómetros por hora, casi a la velocidad del sonido, a través de un tubo y con ayuda de un sistema de vacío. La compañía Hyperloop One, con sede en Los Angeles, California, EE. UU., tiene como objetivo desarrollar la cápsula de transporte que podría competir con la aviación, el Hyperloop. Según informa la TUM, ya Lufthansa se habría mostrado interesada en el proyecto.

La distancia desde San Francisco hasta Los Angeles, de cerca de 600 kilómetros, es recorrida en 2 horas y 38 minutos en tren, y en 1 hora y 15 minutos en avión. Con el Hyperloop, se podría recorrer en solo 30 minutos. Unos 30 pasajeros viajarían dentro de cada cabina, y cada 30 segundos partiría un nuevo vehículo desde una de las estaciones.

La Universidad Tecnológica de Múnich, primera

Elon Musk presentó el concepto en 2013. ¿Utopía o realidad? Para comprobarlo, Musk llamó en 2015 a participar una competición de diseño, la Hyperloop Pod Competition, reuniendo a 120 equipos, en total cerca de 1.200 estudiantes de ingeniería e informática de todo el mundo, para crear una maqueta de la cápsula magnética, llamada “Pod”. La pista de prueba estaría formada por un tubo de acero de 1.600 metros de largo, distancia que los vehículos piloto recorrerían a una velocidad de hasta 450 kilómetros por hora.

El equipo Comunidad Científica de Trabajo para Tecnología de Misiles y Navegación Espacial (WARR, por sus siglas en alemán) de la TUM, formado entretanto por 35 estudiantes, comenzó a investigar, a desarrollar y construir el modelo en el verano boreal de 2015.

“Lo que hace tan especial este prototipo”, explica en la página web de la TUM la brasileña María Avezum (26), directora del proyecto de este prototipo de la TUM, “lo que lo diferencia de los prototipos de otros equipos, es que usamos el compresor, que forma parte del concepto original de Musk.” El prototipo “Hyperloop made by TUM” tiene forma de cigarro, tiene un solo asiento y una envoltura de carbono.

La idea del equipo de la TUM fue tan bien recibida que su trabajo fue seleccionado para formar parte de los 30 equipos a los que se les aprobó la construcción del prototipo. Desde el 27 al 29 de enero de 2017, demostraron en la final, en el campo de prueba de SpaceX, en Hawthorne, California, que su esfuerzo valió la pena. En un primer ensayo, el prototipo de la TUM alcanzó la velocidad de 324 kilómetros por hora, y ganó el concurso. Elon Musk se hizo presente en el lugar para felicitar al WARR.

Para alcanzar esa velocidad, el Hyperloop tiene que reducir la resistencia del aire, para lo cual debe producirse un vacío dentro del tubo. Una turbina en la parte anterior de la cápsula “barre” el aire y a su vez crea un “colchón” de aire que es parte del sistema que impulsa la cápsula. La energía utilizada es la electricidad, que sería generada en las paredes del tubo, idealmente, por células solares.

Optimismo de los expertos

Elon Musk evalúa los costos de un medio portador adecuado, con dos tubos uno al lado del otro, sobre pilares, en 5.600 millones de euros. Sin embargo, asegura que el Hyperloop cuesta solo una décima parte de lo que saldría el proyecto de un tren bala, planeado por el gobierno de California, y además, sería más seguro. El visionario de Tesla Motors eligió en México el proyecto Mexloop como uno de los 10 más viables del mundo. El proyecto ganador fue el del grupo empresario Fernando Romero y será desarrollado para cubrir la ruta Ciudad de México-Guadalajara, viajará a 1.080 kilómetros por hora y uniría las ciudades de México, Querétaro, León y Guadalajara, una trayectoria en automóvil de 6 horas, y de 2 horas y 40 minutos en avión, en solo 38 minutos, beneficiando a unos 33 millones de personas que habitan en esa área.

Diversos proyectos de trenes de alta velocidad se han visto obstaculizados por la dificultad en manejar la fricción y la resistencia del aire, que aumenta cuando se incrementa la velocidad. En teoría, el tubo en un sistema de vacío eliminaría esos obstáculos a través del uso de la levitación magnética, eliminando el aire en parte o totalmente, permitiendo así velocidades de miles de kilómetros por hora. Pero todo eso cuesta mucho dinero.

De poder realizarse, el Hyperloop sería una gran alternativa a los vuelos de corta distancia. El próximo paso que planea Musk es la construcción de un túnel de vacío en la costa este de EE. UU., entre Nueva York y Washington, D.C. A fines de julio de 2017, el cofundador de Pay Pal, Tesla Motors, Spacex y SolarCity, entre otras, anunció vía Twitter que había obtenido una aprobación de palabra por parte del gobierno estadounidense para concretarla.

De acuerdo con el profesor de Física Walter Neu, de la Universidad de Emden, en Oldenburgo, “nada es tan utópico que no pueda ser construido”, según dijo en entrevista con la cadena ZDF. Manfred Schwarz, del equipo de la TUM, también es optimista: “En líneas generales, pienso que esta tecnología de transporte público será realidad dentro de 10 años.”

Autora: Cristina Papaleo (PK)

Deutsche Welle 

Comentarios (1)

Jorge Toro Arevalo
16 de octubre, 2017

La velocidad del sonido depende del medio por el cual se propaga y de la temperatura. En la atmósfera de la tierra, al nivel del mar y a 0 grados C, la velocidad es de 331.5 metros por segundo, o 1,193.4 Km/hora. Por lo tanto, el Hyperloop One es mas rápido que la velocidad del sonido.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.