Actualidad

El arquitecto Peter Eisenman cumple 85 años

El estadounidense es principalmente conocido por su Memorial del Holocausto en Berlín. Eisenman inspiró con sus ideas deconstructivistas a generaciones de arquitectos.

Por Deutsche Welle | 12 de agosto, 2017

18436181_403

LogoDW80x120

Al caminar entre los interminables pilares de hormigón del Memorial del Holocausto en Berlín, el visitante se encuentra con un sinfín de opciones. Cualquier decisión que se tome, ya sea doblar a la izquierda, a la derecha o seguir adelante, el camino no parece conducir a ninguna parte. Puede pasar que de repente uno se encuentre con otra persona entre los pilares. Alguien que enseguida desaparecerá de nuevo en el mar gris de pilares. Para algunos, el monumento crea una sensación de desorientación, otros no sienten nada.

El monumento en el centro de Berlín, que recuerda el asesinato de millones de judíos, fue criticado por muchos: no contiene ninguna información acerca del capitulo más oscuro de la historia de Alemania, dicen los críticos. El elocuente arquitecto Peter Eisenman respondió: “No podemos comprender lo que ha pasado. Eso crea en nosotros un sentimiento de impotencia y desorientación. Y eso es exactamente lo que se siente al andar por el monumento”. Según Eisenman, se trata de vivir una experiencia y no de descifrar un significado oculto. El visitante percibe extrañas sensaciones físicas y también puede sentir confusión, aislamiento, desorientación, nunca se sabe dónde se encuentra”.

“Lo ordinario, lo banal”

Inaugurado en 2005, el memorial abarca 19.000 metros cuadrados. En la misma zona se encontraban antiguamente los jardines de la Cancillería.

Entre cientos de competidores, Eisenman había ganado la licitación para el proyecto a finales de los años 90. Las olas, que forman el montaje de 2.711 estelas de hormigón, las generó al azar en el ordenador. Más tarde, sin embargo, Eisenman se expresó críticamente sobre su propia obra: “Creo que es demasiado estética. No quería nada que se viera como un diseño. Yo buscaba lo ordinario, lo banal”.

Objetivo: educar y no caer en gracia

Mark Wigley, exdirector de la Universidad de Columbia, dijo en 2011 sobre Eisenman: “Peter siempre encarnó la posibilidad de grandes cambios. Algunos dicen que ha influenciado a dos, tres o cuatro generaciones de arquitectos. Su objetivo en la vida no es caer en gracia sino educar”.

En sus edificios, enseñanza y escritos teóricos, Peter Eisenman se inclinó por el deconstructivismo. Es de una corriente de la arquitectura que trata de liberarse de las tradiciones para romper con las expectativas y rechazar la simetría.

Fama internacional

Entre los trabajos de Eisenman se encuentran grandes proyectos de desarrollo urbano, el edificio “Koizumi Sangyo”, en Tokio, un estadio de la Universidad de Phoenix, en Arizona, y el conjunto de edificios “Ciudad de la cultura de Galicia”, en Santiago de Compostela. Escribió varios libros y recibió numerosos premios internacionales.

El arquitecto Rafael Viñoly resumió la importancia de Eisenman de la siguiente manera: “Creo que nos ha dejado un conocimiento mucho mayor al que teníamos antes de él. Es el mayor polemista del mundo y tremendamente talentoso. Es divertido pasar el tiempo con él. Es un tipo que no se encuentra a menudo en nuestra profesión.”

Autor: Rick Fulker (GG/VT)

Deutsche Welle 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.