Actualidad

Primeros auxilios UCV: a 100 metros del conflicto; por Yorman Guerrero

Por Yorman Guerrero | 7 de mayo, 2017

Daniella y Federica tienen 22 años y estudian Medicina en la Universidad Central de Venezuela. Carlos tiene 25 y es odontólogo egresado de la Universidad Santa María. Los tres lideran un grupo de más de 100 voluntarios que asisten a los heridos en disturbios contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro en Caracas. Visten uniformes médicos y llevan consigo 3 accesorios imprescindibles: un bolso cargado de medicamentos e insumos como gasas, algodón, adhesivos y vendas, una máscara antigás y un casco blanco identificado con una cruz verde.  

En un mes de protestas el equipo de Primeros Auxilios UCV nunca había sido atacado directamente por cuerpos de seguridad del Estado. Pero el miércoles 3 de mayo un contingente de la Policía Nacional Bolivariana arremetió contra la unidad móvil de los voluntarios. A través de las redes sociales se viralizó un video de poco más de un minuto de duración en el que se ve a los funcionarios policiales lanzar gases lacrimógenos dentro de la camioneta roja identificada con cruces verdes que traslada a los socorristas. Horas después del ataque, Federica denunció que dos brigadistas resultaron heridos y varios bolsos y equipos radiotransmisores fueron robados.  

La primera vez que los tres jóvenes prestaron atención médica en revueltas fue en 2014, cuando participaron como voluntarios en Primeros Auxilios UCV, un grupo que brindaba asistencia a lesionados en las protestas que buscaban promover la salida de Maduro del poder. Este año, Daniella, Carlos y Federica refundaron la organización de estudiantes y profesionales de la salud para ayudar a los manifestantes que salieron a las calles a rechazar las sentencias 155 y 156, que emitió el Tribunal Supremo de Justicia a finales de marzo e invalidaban las competencias de la Asamblea Nacional.

Los 3 se ubican a 100 metros del choque entre manifestantes y contingentes de policías y militares que impiden su paso, en lo que llaman la zona roja, la franja de seguridad más cercana y peligrosa para rescatar a los lesionados. La segunda es la naranja, a 200 metros de distancia de la refriega y la tercera es la verde, a 300 metros.

En una conversación con Prodavinci estos voluntarios narran cómo afrontan el miedo de estar en la línea de fuego, qué los motivó a unirse a la agrupación y cuáles son sus aspiraciones para el futuro.

Daniella Liendo

22 años

Segundo año de Medicina

Escuela Vargas de la Universidad Central de Venezuela

 

Daniella Liendo retratada por Iñaki Zugasti

Daniella Liendo retratada por Giovanna Mascetti

“La noche antes de las manifestaciones duermo con mi mamá. Antes de salir ella me da la bendición. Me llamo Daniela Chiquinquirá por la virgen. Tenemos una imagen en casa y rezo allí. He sentido muchísimo miedo. Pero me da más miedo que sigamos en esto y que yo tenga temor de salir de mi casa y encontrarme con la policía un día normal. Esa es mi manera de afrontarlo. Respiro profundo, pienso muchísimo en mi familia, en mi mamá y mi papá, pero estoy segura de que cuento con un equipo increíble. Estamos para ayudar a quien sea. A mí no me ha tocado asistir a un Guardia, pero sí he estado en equipos con compañeros que lo han hecho. Nos movemos a la zona donde están los efectivos policiales. Incluso en 2014, en una oportunidad, quedamos atrapados del lado de la Guardia. Ellos son humanos igual que nosotros. Por eso la organización se fundamenta en eso: la humanidad, la neutralidad y la imparcialidad. Antes de cada protesta vamos a los piquetes y nos presentamos. Últimamente no nos podemos acercar porque cuando llegamos al lugar ya hay represión. La primera manifestación a la que fui como voluntaria fue en 2014; no recuerdo la fecha pero terminó por Ciudad Banesco (Bello Monte). En aquel momento una ballena destrozó un semáforo: ese día fue mi debut. Estábamos mega desorganizados. Conmigo llevaba el carnet de la universidad, mono quirúrgico y ya. De hecho, andaba con un tapabocas. Ni siquiera tenía máscara antigás. Atendíamos en pareja, no en grupos como estamos conformados ahora. Terminamos escondidos en un edificio. En 2014 también recuerdo el caso más grave que he atendido o, por lo menos, el que más me marcó: era Semana Santa y Chacao estaba convertido en un espacio de guerra, allí atendí a un chamo de 16 años con una metra en el muslo, una bolondrona. El chico me decía que sus papás no sabían que estaba allí y me pedía que no lo lleváramos a Salud Chacao porque se lo podían llevar preso. En ese momento teníamos como política no suturar porque no es ético suturar en un espacio tan contaminado. Le sacamos la metra como pudimos. En 2017 a la primera manifestación que asistí como parte del voluntariado fue a la del jueves después de la sentencia del Tribunal, esa que terminó en la autopista. Éramos apenas 4 compañeros. El sábado, en la siguiente protesta, ya éramos 30”.  

Daniella Liendo retratada por Giovanna Mascetti

Daniella Liendo retratada por Giovanna Mascetti

***

Carlos Sambrano

25 años

Odontólogo egresado de la Universidad Santa María

 

Carlos Sambrano retratado por Giovanna Mascetti

Carlos Sambrano retratado por Giovanna Mascetti

Soy líder de zona roja y coordinador general en todo el trabajo de campo. Estoy muy pendiente de que todos tengan el equipo necesario, que todos se cuiden. La logística se elabora con un día de antelación, una vez que sabemos los puntos de la convocatoria. La organización se hace con base en el lugar, la cantidad de voluntarios que tengamos para ese día y la cantidad de equipos e insumos. Allí decidimos cómo vamos a dividir las zonas y si vamos a tener algún campamento fijo. Es inevitable no resultar herido, estamos en medio de un enfrentamiento entre cuerpos de seguridad y manifestantes. He recibido impactos de bombas, perdigonazos y me he caído. Las heridas más comunes entre los manifestantes son contusiones, laceraciones y cortadas. También hay muchos asfixiados por el efecto de las bombas. Por ahora nuestro desempeño no se ha visto condicionado por la escasez de medicamentos e insumos, el apoyo de todas las personas que nos han donado ha sido rotundo. Tenemos insumos que no sólo están siendo utilizados por nosotros, sino que también estamos dotando a todos los equipos que tenemos a nivel nacional, en diferentes estados. Así como a ellos, también se está llevando insumos a los hospitales porque muchos no se utilizan en las manifestaciones. Una cosa es la medicina que se practica en el quirófano en un hospital y otra la que se practica en un conflicto como este. La motivación principal para unirme al equipo de Primeros Auxilios UCV es que en 2014 era estudiante de un ramo de la salud y qué mejor forma de aportar mi grano de arena que yendo a las marchas. Yendo a dar primeros auxilios o ayudar a un manifestante que lo necesitara. No estamos solamente para los manifestantes sino para cualquier víctima. La medicina no tiene color ni uniforme. En aquella oportunidad yo armé la unidad de primeros auxilios de la Universidad Santa María y sabía que en la UCV habían montado un equipo similar. Luego coincidimos en esas manifestaciones y decidimos hacer un solo núcleo. El caso más grave que me tocó atender en una manifestación fue un disparo en 2014, en Terrazas del Ávila. A un manifestante le perforaron la arteria braquial y el chamo estuvo a punto de morir”.

Carlos Sambrano retratado por Giovanna Mascetti

Carlos Sambrano retratado por Giovanna Mascetti

***

Federica Dávila

22 años

Cuarto año de Medicina

Escuela Luis Razetti de la Universidad Central de Venezuela

 

Federica Dávila retratada por Giovanna Mascetti

Federica Dávila retratada por Giovanna Mascetti

“Tenía un rito antes de incorporarme a las labores de Primeros Auxilios UCV, lo compartí y ahora lo volvimos algo de grupo: rezamos una oración antes de salir a la marcha. Lo que me motivó a unirme al grupo de primeros auxilios es que me sentía muy impotente. Me di cuenta de que era la mejor manera de ayudar con lo que estudiaba y practicaba todos los días. Esa era la forma en la que yo iba a ser más útil. No he resultado herida, pero algunos de mis compañeros sí. Cuando eso ocurre, nos retiramos de la zona. Al principio trabajábamos con las manos. No teníamos ni gasa, pero gracias a la gente que ha colaborado con nosotros hemos recibido medicamentos y todo lo que necesitamos. Gracias a los venezolanos que están en el extranjero y nos han enviado todo lo que no se consigue en el país como cremas con antibióticos y fármacos para las quemaduras como sulfadiazina de plata, antibióticos, vendajes, adhesivos, muchísimas cosas que aquí no encuentras. Cremas con esteroides. Aunque en los hospitales hay una crisis de insumos y medicamentos muy grandes, es más fácil atender allí porque estás en un ambiente controlado. En cambio acá tenemos los insumos necesarios, pero estamos en la mitad de un conflicto. El miedo es parte del pasado. Esto se volvió algo tan grande y genera tanta confianza a la gente que se ha convertido en un foco de esperanza y eso es muchísimo más grande que el miedo. El caso más grave que me ha tocado atender es el de un paciente que falleció porque le dio un infarto. Cuando llegué ya no tenía signos vitales. El señor tenía como sesenta y pico, estaba saliendo de la represión, y cuando corría desde la autopista hacia Las Mercedes le dio un infarto y falleció”.

Federica Dávila retratada por Giovanna Mascetti

Federica Dávila retratada por Giovanna Mascetti

Yorman Guerrero 

Comentarios (15)

Malula C
7 de mayo, 2017

MIL BENDICIONES PARA NUESTROS JOVENES VENEZOLANOS..!!! Gracias !!

Victoria I
7 de mayo, 2017

Sí.. que el Manto de la Virgen de Coromoto los proteja siempre ..Los jóvenes siempre fueron y han sido, a través de la historia, el tesoro más preciado de Venezuela..en los días sombríos y aciagos de la Patria. Dios ilumine todos sus caminos en esta gran Victoria que se avecina..Amén..!! 7-05-17.

Margarita Oviedo Urrutia
7 de mayo, 2017

Quién dijo miedo? Qué jóvenes tan valientes y comprometidos con su país. Me siento orgullosa de ustedes y del resto de venezolanos que continúan luchando por la patria que todos merecemos.

Fernando
7 de mayo, 2017

Excelente el trabajo de estos muchachos, debe ser aplaudido por todos. Por cierto que el caso del señor que murió de un infarto, que cuenta la {ultima chica, creo que no ha sido reseñado entre las victimas, pero lo es.

selegna sambrano
7 de mayo, 2017

Ese es mi sobrino. Digno representante de la humanidad. Dios los bendiga y proteja

Eduardo
8 de mayo, 2017

Digno de admiración el trabajo de estos jovenes salvan vidas en medio de las ordenes de matar. Dios los bendiga

Jose R. Martinez
8 de mayo, 2017

Valientes jovenes Venezolanos.

Maríaeugenia Cortez
8 de mayo, 2017

Héroes!!!Eso son ustedes, héroes que se arriesgan y dan lo mejor de ustedes, a pesar del entorno de peligro y agresiones desmedidas. Gracias, me permiten recuperar la fé en el futuro, mi fé en una generación de relevo que puede reconstruir un país y devolverlo a la democracia y la libertad. Son héroes porque (parafraseando a Federica) son más grandes que el miedo!! Gracias y qué Dios los bendiga!!!

fanny maneiro
8 de mayo, 2017

Federica bella que dios los proteja y guie sus manos, aun queda gente valiosa en este país, cuídate mucho besos

carmen
8 de mayo, 2017

Grandes!! esta es la verdadera venezuela, ellos y todos los que no aparecen y dan su amor y su vida por sus hermanos venezolanos. Un abrazo se les quiere.

Raquel
8 de mayo, 2017

Que Dios los bendiga y los cuide siempre.!! Es una labor admirable la que hacen estos muchachos. Que orgullosa estoy de contar con estos venezolanos.!!

María del Rosario
9 de mayo, 2017

Dios nos bendice con esta juventud que hoy honra a todo el país: Su entrega y generosidad la recibe la MADRE MAYOR VENEZUELA!!DIOS LOS PROTEJA y permita que otros profesionales se unan para que nos apoyen en esta necesidad!

Orlando
9 de mayo, 2017

Preciosa, eres todo una Diosa tanto por tu lindo rostro como por tu gran Corazon, Dios los proteja siempre y se que vas a ir muy lejos con tu humildad y voluntad para audarle a los demas. Mil abrazos, Orlando B.

July Rodriguez
11 de mayo, 2017

Chicos uds son tambien héroes Gracias por esa labor Dios los bendiga y los proteja

Jesus Bermudez
15 de mayo, 2017

Dios los bendiga por poner su grano de arena donde se necesita

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.