Actualidad

Erik del Búfalo: “Hasta los chavistas saben que esto está muerto”; por Hugo Prieto

Por Hugo Prieto | 9 de abril, 2017
Erik Del Búfalo retratado por Roberto Mata

Erik Del Búfalo retratado por Roberto Mata

Por distintas vías, me ha llegado la versión de que los tuits de Erik del Búfalo son incendiarios, muy críticos de la conducción política que durante estos largos años de chavismo ha exhibido la clase política.

El propio del Búfalo se asume como “agitador en las redes sociales”, además de profesor en la Universidad Simón Bolívar. Agitador en su acepción política e ideológica. Ciertamente, resulta si no imposible, muy difícil, argumentar en 140 caracteres. En esta entrevista, del Búfalo expone sus puntos de vista y señala, con evidencias y ejemplos, los puntos débiles de la oposición venezolana. Su escasa altura política para convertirse en una vanguardia que logre configurar un nuevo pacto político republicano. Los más recientes acontecimientos señalan, al menos, que esa posibilidad está abierta.

Ya no resulta tan fácil decir cosas como las que usted ha dicho, que el chavismo no sirve, que la oposición es cómplice del chavismo.

Una parte de la oposición, no la “oposición”. Eso que denominamos la “oposición” es una ficción de nuestra esperanza, pero no existe. Lo que si hay es una unidad forzada, que más o menos se da o no, de sectores opositores.

Quizás la impresión es que aún no hay manivela política. Pero los más recientes acontecimientos, que vienen tanto del chavismo como de la oposición, si bien no han cambiado el cuadro político del país, sí han modificado el cuadro anímico y psicológico. ¿En qué momento estamos?

Estamos en un momento de reconfiguración meta política. ¿Qué significa esto? Que hay otra concepción de cuál es el problema, algo por sí mismo, muy valioso. En primer lugar porque el chavismo nos convenció, durante mucho tiempo, de que el problema de la polarización no era parte del país sino parte del chavismo, un esquema de gobierno, un esquema de gobernabilidad que pasaba por administrar una supuesta lucha de clases. Eso es parte del régimen. La verdadera oposición la encuentras entre el estatus quo consolidado y pueblo y ciudadanía, entre poder y quienes padecemos el poder. Ese paso, claro, de entender que nuestro enemigo es quien está en el poder y no el que piensa distinto —de lo cual el chavismo quiso convencernos— eso se dio hace tiempo. Actualmente, creo que todas las condiciones están dadas para que eso se acelere y derrumbe lo que tenga que derrumbar. El problema que nos detiene no es el presente, sino lo que está planteado en el futuro, que podríamos resumir con esta pregunta. ¿Quién se queda con el post chavismo?

¿Qué acciones tomar en este momento? ¿Nos vamos a debatir en el juego político tradicional, cuyas reglas ya conocemos, las que funcionan, digamos, en otro tipo de sociedades, o se van a ser otro tipo de cosas?

¿Cuál es el juego primero? Para jugar tienes que saber qué tipo de juego estás jugando. El problema es que no se quiere saber, o se quiere manipular, alrededor del juego que se está jugando. En Venezuela, evidentemente, el juego no es democrático. El problema no es que haya dictadura, sino que no hay instituciones. Aquí se profundiza, cada vez más, en lo que es un Estado fallido. Y eso es muy grave. Es peor que una dictadura, porque en una dictadura se mantiene el orden institucional, aunque sea a su favor. Pero aquí la manera de hacerlo es destruyendo todo orden institucional, devastándolo. Como esto es Prodavinci, puedo hablar de ideas profundas. Heidegger decía que uno no destruye necesariamente algo porque le quita materia o le quita su configuración material, sino le destruye su esencia. El chavismo lo que hizo fue dejar la fachada de democracia, pero destruyó la esencia de la democracia. En ese sentido la arruinó, fue más vil todavía. Más vil que Fujimori, por ejemplo. El chavismo lo que hizo fue demoler por dentro, hacer de la Asamblea otra cosa que no es la Asamblea y algo similar podría decirse de la Fiscalía, el poder judicial, dejando la edificación. En ese sentido, el chavismo es sumamente nihilista, porque anonadó la democracia venezolana y con ella se llevó al Estado venezolano. El problema nuestro, actualmente, es la ausencia de República.

Si esa es la realidad, si los partidos políticos siguen siendo los referentes, que tienen un pie en la Asamblea Nacional, que no sé si está muerta, pero sí es una gran incógnita…

Está en un momento inesencial. Es un caparazón.

… ¿Qué sentido tiene pedir un cronograma electoral?

Ninguno, yo no sé por qué están pidiendo eso. Que a estas alturas se pida eso, es algo que me asombra mucho. Sería bueno recordar una cosa. Cuando el gobierno se robó las elecciones, ya cometió el crimen. Digamos, cuando un ladrón te roba el celular, tú no le tienes que pedir, por favor, devuélvemelo, tú tienes que exigir que vaya preso. Cuando te robaron la elección, tú no exiges que te la den, tú tienes que exigir que el poder que se la robó vaya a donde tiene que ir, que es a la cárcel. Esa es la acción política. Ese es el juego que se está jugando. Estás jugando contra delincuentes que te robaron algo. ¿Tú qué pides? Usted ya cometió un crimen, usted tiene que comparecer ante la justicia. No tienes que pedir un favor. El problema no es el político que pide un favor, sino el político que pone a toda la ciudadanía a pedirle un favor a unos malandros.

Si no hay que pedir cronograma electoral, menos hay que pedir diálogo entonces. ¿O la cosa ahí cambia?

El diálogo fue la peor catástrofe, la peor acción que se pudo haber hecho, en un momento donde tenías a 1 millón de personas en la calle, dispuestas a ir a Miraflores. ¿Cuándo ocurrió eso? Cuando el gobierno le robó, no a Capriles Radonsky, no a Primero Justicia, no a la oposición, sino al poder constituyente y soberano, su derecho a votar en el referéndum revocatorio.

Que era una cláusula legal.

Claro, está en la Constitución. No es un favor que te hace el gobierno. Esa idea de que el gobierno te está haciendo un favor es horrible. Está bien que lo diga gente que está en situación muy vulnerable, que pida algo de comida porque está pasando hambre, eso es además de los adecos. Gracias, presidente por haberme dado el techo de zinc para el rancho y por lo tanto yo voto por usted. Pero que lo diga la élite venezolana es detestable, es inaceptable. Que la élite venezolana le pida a la tiranía un favor, eso es inaceptable. ¿Pero que hizo cuando tenía 1 millón de personas en la calle? Se sentó a pedirle favores al gobierno. Además, desde una posición de debilidad, cuando tenía una posición de fuerza.

Erik Del Búfalo retratado por Roberto Mata

Erik Del Búfalo retratado por Roberto Mata

¿Qué papel le asigna a la Iglesia en ese fracaso, como lo acaba de llamar?

Los mediadores tienen una responsabilidad secundaria. Los mediadores son empleados del diálogo. Más que a la Iglesia Venezolana, que siempre estuvo como alérgica al diálogo y te das cuenta que esa alergia sube de tono cada vez más, al Vaticano si culparía, porque creo que privilegió sus intereses geopolíticos por encima de sus intereses morales y religiosos. Sí, pero esa es una crítica ética que le haría al Vaticano. Pero evidentemente, que estés negociando con un mercenario como Zapatero, que es un empleado del gobierno, me resultó patético. Eso lo que hace es sumar más desgracias a algo que ya era desgraciado en sí mismo. No haber ido hasta el final con el referéndum revocatorio haberse sentado renunciando a tu derecho, eso me parece inaceptable. Eso es lo que nos llevó hasta aquí. Si vas al diálogo abandonando la calle y dejando a las personas insertadas, llegas a esta infamia que estamos viviendo, en la que se acrecienta, cada vez más, la represión, la tiranía, el desprecio por la gente que muere por falta de medicinas, por la gente que no tiene qué comer. El diálogo fue catastrófico. Es una línea que puedes trazar. Haber cantado fraude y sentarte con el usurpador, como si nada (2014). Haber tenido a la gente en la calle y después ir a un diálogo para que la gente abandonara la calle (#La Salida), haber pedido un revocatorio y entregarlo así no más, por un diálogo (2016) haber adoptado el lenguaje de tu enemigo. Eso de que no hay presos políticos, sino personas detenidas, me pareció el eufemismo de un dictador. El error es consistente, entonces es una estrategia.

¿Cuál sería la explicación de esa “estrategia”?

La única explicación que yo encuentro es el post chavismo.

Antes de abordar ese tema, quisiera precisar algunas ideas alrededor de las élites venezolanas. ¿Qué opinión tiene usted del empresariado nacional?

 El empresariado venezolano, no todo, está muy acostumbrado a que lo proteja el Estado. Hay un caso muy sintomático, el de Alberto Vollmer. El está en su derecho, pero retratarse con Iris Valera para pedir unos dólares. ¿Qué mensaje estás dando? El mismo mensaje de las personas que le pedían una plancha de zinc a los adecos, ¿ves? Dame unos dólares, vale, para poder trabajar; no me abras el mercado para que no haya competencia. Si vamos a ver, ¿cómo cayó Carlos Andrés Pérez? CAP cometió muchos errores, empezando por su coronación en un país donde mucha gente estaba pasando trabajo; envió un mensaje equivocado: fue populista durante la campaña y a los 10 días de tomar posesión, no quiso ser populista. Hay muchos errores políticos en ese sentido. Pero en el fondo CAP no estaba tan equivocado, porque él se dio cuenta de que el Estado rentista que él mismo había creado en su primer gobierno, había creado. ¿Qué? Un empresariado de roscas, de mafias, que convivía con un Estado que los protegía y al cual, a la vez, ellos podían influenciar. Eso fue lo que llevó a la gran catástrofe del 83 y al lusinchismo que es mucho más propulsor del chavismo de lo que la gente cree. El Estado fue cómplice de un empresariado que prefirió mantenerse en su mediocridad.

Lo que ocurre en Venezuela es que los que crearon el problema, un ejemplo es Carlos Andrés Pérez, son los que pretenden resolverlo. Luego pretenden liderar la opción política para corregir y eso no puede seguir ocurriendo, porque sencillamente están descalificados por sus propias actuaciones, por su propia política. Sin embargo, seguimos en eso. Del boom petrolero de más de 830.000 millones de dólares no quedo absolutamente nada. ¿Qué es lo que dice el gobierno de Maduro? ‘Esto no lo creé yo. Vamos al diálogo para resolver los problemas del país y creamos la Venezuela potencia’.

El chavismo tiene dos orígenes. Uno, en el siglo XIX, la parte más atávica, de la Guerra Federal, que no quedó del todo resuelta, quedaron los espectros que después regresaron. Y la otra es la nacionalización del petróleo. El Estado se empieza a hipertrofiar y la economía empieza a decaer hasta 1983. En vez de abrir el mercado, el lusinchismo lo cierra y acelera aún más la caída, hasta llegar a CAP II, que cometió varios errores, señalados anteriormente. No se va a acabar el populismo hasta que no se acabe la lógica extracción-importación que permite el Estado venezolano, donde la política significa adueñarse, o ir en rapiña, precisamente, detrás de esa renta. El Estado tiene que ser fuerte, pero sobrio. No puede ser la cueva de Alí Babá, ni El Dorado, donde yo voy a llegar con mi partido político para ver qué agarro del situado constitucional, que alimenta el petróleo. Mientras eso sea así, vamos a tener un desierto con un pozo petrolero, donde la política consiste en ver qué hay para mí de ese pozo, mientras los demás se mueren en la intemperie. Y eso no puede pasar. Por eso te digo, al chavismo lo mantiene la gente que no quiere salir de ese esquema.

¿En qué consiste lo que usted ha llamado el post chavismo?

El chavismo no se ha acabo todavía, porque no está claro quién se va a quedar con el post chavismo. Esa es mi hipótesis para explicar por qué hay una línea de tiempo “errática”, porque hay esa serie coherente de errores, que nos han llevado hasta el momento presente.

Aquí no hay una definición clara de quienes son mis amigos, quienes son mis aliados, quienes son mis adversarios y quienes son mis enemigos. Tampoco hay una definición clara de cómo se va a armar el juego político. Así como de la dirección en la que vamos. ¿Eso no bastaría para explicar la serie de errores que se han cometido?

El error consiste en pensar que hay que llegar hasta allí antes de salir del chavismo. El error es político. El no poder concebir eso. Pero eso es culpa de la oposición, no del chavismo. Si yo llego a pensar, por ejemplo, que después del chavismo alguien se va a quedar con el coroto y el coroto es lo que puedes hacer con el petróleo venezolano, ahí está el error, en pensar que el chavismo puede salir y yo voy a regresar para quedarme con el coroto. No. El coroto se acabó. El chavismo lo destruyó. Esa es la única virtud del chavismo, haber destruido el rentismo de los venezolanos, que es el gran vicio.

¿Cuándo dice que es un error de la oposición a qué se refiere?

La oposición es la que tiene que visionar cuál es el futuro que ella quiere. El chavismo no se lo va a decir. No le va a decir cuáles son tus amigos, cuál es tu programa, cuál es tu plan. ¿Qué país quieres? ¿Cuál es el modelo de país? ¿Eso se lo tiene que decir el chavismo? No. Es un error de la oposición no haberlo concebido.

¿Por qué después de 18 años eso aún no está claro?

¡Ah! Porque hay sectores de la oposición interesados en volver a las condiciones que crearon el chavismo y no superar la causa real del chavismo.

¿Realmente cree eso?

Absolutamente. Estoy convencido de eso. Aquí hay grandes pactos de la oposición, de “bolichicos”, de bonos de PDVSA y de intereses creados que no quieren perder sus privilegios.

¿La única opción en Venezuela es el rentismo, sea en manos del chavismo, sea en manos de la oposición?

Hay sectores de la oposición, que van de Acción Democrática a UNT que creen que el modelo rentista es el modelo para este país. Y hay otros factores de oposición que creen que no. Y esa lucha es la que mantiene el verdadero impasse, en sentido estricto, de lo que está pasando.

Erik Del Búfalo retratado por Roberto Mata

Erik Del Búfalo retratado por Roberto Mata

¿Cuál sería, en su opinión, la opción política, si es que esto tiene algún futuro, alguna realidad? Porque vamos a estar claros, el mundo cambió.

El mundo cambia todos los días. En 100 años el mundo ha cambiado 1.000 veces.

Sí, pero cuando digo que el mundo cambió, me refiero a que ya no hay espacio para países cuyos modelos sociopolíticos sean el rentismo.

Pero eso sucedió hace 40 años.

Sí, pero nosotros no nos enteramos.

¡Ah! ¿Por qué no nos enteramos? ¿Quién se encarga de que las masas se enteren de eso? La clase política. La clase intelectual puede hacer muy poco, puede dar algunas herramientas para cierta élite, pero si la élite política no lo hace, ¿para qué está ahí, si políticamente es incapaz de dirigir un país?

¿Para qué voy a ir a una movilización, a una marcha, si no hay clase política? ¿Para qué, si realmente no planteas ninguna salida?

Estás diciendo lo mismo que yo. ¿Para qué te vas a exponer como carne de cañón por unos tipos que no saben lo que quieren en la vida? O no te lo dicen claramente, lo que hace pensar que hay una agenda oculta, ¿entiendes? Ese es el problema. Hay chavismo todavía, porque no se sabe qué va a venir después. La clase política no lo ha dicho. O porque quiere volver atrás o porque es algo indecible. Hasta los chavista ya saben que esto es una porquería, que esto ya está muerto, ¿pero por qué se aferran a un cadáver antes de buscar otra vía?

Aquí hay sectores de la oposición que sí han planteado, por ejemplo, una relación distinta del Estado con el petróleo y con los ciudadanos, una relación distinta del Estado con el sector militar, por ejemplo, esos temas en Venezuela también se han discutido.

Sí, se ha discutido poco y además se saben los partidos que han planteado eso: Vente Venezuela, Voluntad Popular y un sector de Primero Justicia. Otro sector de Primero Justicia, Acción Democrática y UNT no han planteado eso claramente. Tenemos una oposición ideológicamente muy dividida. Tenemos, por ejemplo, a un tipo en el Zulia que le habla a la gente de la tarjeta Mi Negra y que vaya a agarrar el Clap. Y tienes a otro sector que te dice que aquí hay que adecentar el país, hay que abrir el mercado para todo el mundo, no sólo como un problema económico, sino como prácticas sociales y civilizatorias. De eliminar roscas, mafias, pegadas al Estado. Si no te abres a la competencia, va a tener siempre a unos mafiosos ahí. Tienes una oposición que no quiere hablar de los mafiosos, de cosas abstractas y populistas y otro sector que lo dice claramente. Entonces, hay una tensión muy grande, casi como chavismo y no chavismo. La tensión es tan grande entre esa “oposición”, que no aparece un solo mensaje.

Erik Del Búfalo retratado por Roberto Mata

Erik Del Búfalo retratado por Roberto Mata

¿No ve una salida electoral?

Sí, después de una transición.

¿Va a ser una salida traumática?

Va a seguir siendo traumática. El que no advierta que esto es un trauma, tiene un gran umbral del dolor. Y lo felicito.

¿Entonces?

Lo que yo creo es que hay que hacer un pacto, como el pacto de Punto Fijo. Que un sector de las élites diga, yo quiero ser populista. Y otro que diga yo no. Pero que se pongan de acuerdo en una mínima agenda posible. ¿Qué podría ser? Un poder judicial independiente, que no haya reelección, un solo período y doble vuelta. La Mud existe porque no hay doble vuelta en Venezuela. Si María Corina, López o Capriles pudieran dar su mensaje abiertamente y, después, en la segunda vuelta, se pudiera escoger a uno, no haría falta esta porquería de la MUD. Si no puedes llegar a este acuerdo mínimo, que no es comparable con el acuerdo al Betancourt, Caldera y el maestro Prieto lograron hacer, ¿Qué demonios vas a hacer en el gobierno, si no puedes llegar a un acuerdo mínimo republicano?

¿Por qué no pueden hacer ese pacto?

Ese es el enigma, eso es lo que yo me pregunto.

¿Por qué no lo han hecho?

Quizás porque priva la idea de que “quiero quedarme con el coroto yo”.

¿Cree que sea eso únicamente?

Voy a enumerar cuatro hipótesis. Una. Porque son cómplices. Dos. Porque son incapaces, que no lo creo. Tres. Porque son conformistas. Cuatro. Porque son voraces (los que quieren ponerle la mano a la renta petrolera solamente). Pero lo que priva es la complicidad, entre otras cosas, porque está en el presente, pero también en el futuro. El problema, repito, es el post chavismo.

¿No ve una solución para el país?

Sí, veo una solución disruptiva, no negociada entre el chavismo y la oposición. La salida que yo he visualizado es una nueva vanguardia que sea capaz de crear un pacto republicano y que le venda ese pacto al país. ¿Para qué quieres elecciones regionales? ¿Para que te dinamiten tu gobernación?

¿No ve a los partidos políticos en eso?

Los veo muy interesados en que les den el situado constitucional. Ganamos, aquí tenemos dinero. Eso no es una élite, eso es una cosa patética. Es un pedidor de techos de zinc. Es un pedidor del gran Clap que es el situado constitucional.

Nadie puede decir en Venezuela que tenemos unos políticos que no quieren ponerse al frente de la movilización popular, lo han demostrado aún a costa de su integridad física, denunciando además el golpe de Estado continuado, cuyo protagonista consuetudinario es la Sala Constitucional del TSJ. ¿Este no sería un síntoma inequívoco de que la elite política podría construir el pacto republicano del que habló anteriormente?

Es notorio el esfuerzo de la clase política de reconciliarse con la ciudadanía y sus electores, lo han demostrado y han sido el blanco de agresiones físicas, pero eso tiene que ir más allá de la intención de reconciliarse afectivamente con la ciudadanía y poder elevarse a un plano político y lograr no sólo ser víctimas, sino ser vanguardia. El reto de la clase política es pasar de ser una víctima también del régimen, como lo ha sido durante todo este tiempo la ciudadanía, y elevarse ahora a ser vanguardia que dirija claramente el destino, de superar, urgentemente al chavismo. Pero eso implica, no sólo disposición de enfrentarse a la Guardia Nacional en la calle, implica la altura y la claridad política para lograr configurar una visión conjunta del país. Ojalá que así sea. Así como soy escéptico, soy optimista. Estoy abierto a la posibilidad que eso ocurra.

Hugo Prieto 

Comentarios (49)

Diógenes Infante
9 de abril, 2017

Es muy fácil ser radical con la palabra y estar contra todo el mundo. Siendo profesor universitario debería estudiar un poquito los sistemas no lineales.

Robertozzi
9 de abril, 2017

Venezuela no debe sustentarse en factores políticos porque la política al fin y al cabo ha sido la desgracia del país a lo largo de su historia. Venezuela tiene que enfocar toda su atención en lsu ECONOMÍA, explotando a su máxima capacidad sus recursos minerales, agropecuarios y turísticos, sobre la base de una educación integral dedicada a estas actividades. Venezuela debe dejar atrás los conflictos políticos que durante más de una centuria nos han absorbidos y dedicarse a convertirse en una potencia económica, solo así surgiremos de las cenizas del cementerio partidista y de estos últimos sueños socialistas que solo nos han dejado MISERIA material y humana

Magaly Irady
9 de abril, 2017

Completamente de acuerdo con quien firma Diógenes Infante. Este entrevistado es un “tremendista”. Muy poco de lo que dice se sustenta en hechos; por tanto son solo opiniones montadas sobre la base de lo que él cree, como si tuviera la “verdad”. Muy poco consistente y además me parece que el entrevistador, o está de acuerdo con él, o se pasa de “conciliador”. Hubiera esperado algo mejor, sobre todo por para mi, Prodavinci es una referencia, pero me dejó con mucho que desear.

Luis José
9 de abril, 2017

La mejor entrevista que he leído en bastante tiempo, aclara muchas cosas.

Oscar
9 de abril, 2017

Sr. Robertozzi, como es que dice que lo político no cuenta si es precisamente lo político lo que nos trajo a donde estamos?

lars
9 de abril, 2017

El propio árbitro de tribuna que especula sin ensuciarse. Los pactos y reformas llegarán y las discrepancias fueron sobre la estrategia para quitarle poder al chavismo, no sobre modelos. No se puede seguir opinando como si el chavismo no hubiera montado su poder con apoyo popular. Ahora que se ganaron espacio centrales, el gobierno se quitó la careta y se puede centrar la demanda en la Constitución, con apoyo internacional y de una parte del chavismo, explotando también el desastre económico. Hoy la opción más subversiva es luchar por la Constitución, demandando elecciones libres. Unas elecciones insulsas como las Regionales adquieren en ese contexto una fuerza insospechada. Que el gobierno no reconozca el resultado es secundario. Cito algo que le leí ayer a Mires: salir de Maduro sin elecciones puede ser posible. Pero solo puede ser posible si se lucha por las elecciones. Buscar de nuevo otros caminos sería volver a renunciar a la razón constitucional para regalársela a Maduro.

German Suarez Capacho
9 de abril, 2017

Interesante análisis, por favor para reenviarlo a tu red.

Lucas
9 de abril, 2017

Toda opinión es lo que puede analizar por eventos en algunas zonas de caracas, y dice que es un profesor!! jejejeje… SUPONGA protestan 100.000 personas (estoy siendo muy pero muy bondadoso con la cifra), eso representa el 100% de la población???, en el interior del país se vivía en paz, es más en parroquias como la pastora, petare, catia, 23 de enero, el valle, la vega y pare de contar, la situación era normal, sus conclusiones son sacadas por focos de violencia disfrazadas de protestas con audiencia y cobertura de medios que a veces es proporcional su universo de periodistas con el total de manifestantes. Por eso es que pasará el tiempo y seguirá dando clase, pero nunca podrá ser objetivo, ni en sus argumentos, ni en su razón, uno mas del montón, pero lo diferencia que se el lujo de ser mediático…

Irma Sánchez de Díaz
9 de abril, 2017

Buena entrevista, y las repuestas que da el entrevistado, son válidas, son sus puntos de vista, es lo que el piensa, cada cabeza es un mundo,por eso es que estamos asi, todos no podemos pensar iguales. Yo solo quiero hacer un comentario, en el cual estoy totalmente de acuerdo, con el Prof. Erik, nunca se debió darse ese diálogo,sobre lo que piensa de Zapatero, ami nunca me gustó sus intervenciones en estos problemas del País, creo que es comprado por el Gobierno y dice lo que Maduro y su Combo quieren oir, sobre el error con E mayúscula,es verdad, se tenia que haber ido el 3 de noviembre a Miraflores, la calle estaba hirviendo y se perdió esa gran oportunidad, la gente estaba resteada y dispuesta a darlo todo por el todo,después de esto la calle perdió la fuerza, y la MUD, perdió credibilidad. Es todo.

Josè vargas
9 de abril, 2017

Los factores polìticos no han sido el mal del paìs, sino los hombres que manipulan los factòres. Por otro lado estoy de acuerdo con las ideas expresadas por el profesor son muy razonables.

PEDRO ANDRADE
9 de abril, 2017

Muy sesudas las opiniones del profesor, pero creo que no tiene muy claro qué es el populismo o ser populista

Ana Beatriz Vasquez
9 de abril, 2017

Me gustaria ue le hagan llegar este material, por asi decirlo a todo los Politicos que dicen estar del lado opuesto al oficialismo, pues creo que estan un poco confundidos, …esto les aclarara muchas dudas.

Cristian Camacho
9 de abril, 2017

Solo con respecto al titular, “Hasta los chavistas saben que esto está muerto”. Por ejemplo, aquí en Mérida, la corrida del chavismo es total. Las bases y los cuadros medios se hallan en estampida, no atienden a los dirigentes y cada quien hace lo que le da la gana. Los únicos que “medio hacen algo” en favor del gobierno son algunos colectivos enchufados en nóminas ministeriales y de la gobernación, así como la policía y la GNB a fuerza de represión desmedida. La corrupción administrativa es tan visible como la Sierra Nevada.

Gabriel
9 de abril, 2017

¿Para qué voy a ir a una movilización, a una marcha, si no hay clase política? ¿Para qué, si realmente no planteas ninguna salida?

Para dejar claro que no te calas que unos criminales impuestos en el poder traten al país como su hacienda personal anulando todos los contrapesos posibles, como razón principal de esta ola de protestas, y para dejar claro que no te vas a quedar quieto ante tantas injusticias que esos criminales han protagonizado, como razones que se anexan a la indignación. La transición a la que el mismo entrevistado hace referencia no se logra solo dándole entrevistas a Prodavinci. La lucha no es por unos “tipos que no saben lo que quieren” pues, ellos también están luchando, forman parte de la lucha, no son la lucha; la lucha es por sacar a la dictadura, los debates de lo que vendrá después se hacen todos los días, pero para que haya algo “después” debemos superar el “ahora”, debemos dejar atrás la dictadura. Trata de “agitar” sin tener que decir ridiculeces, Búfalo.

rafael gonzalez
9 de abril, 2017

Primera opinión adversa a la editorial felicito a Hugo Prieto. Mi opinión ha sido censurada por los pragmáticos quienes describen un pacto con el bloque de poder Militar-Financiero-Religioso en la actual coyuntura el cual se rompería en la siguiente coyuntura la mayoría circunstancial en la AN es vivo ejemplo de ello. El régimen necesita tiempo y lo esta logrando promete, recapitula toda vez que acumula la fuerza necesaria avanzado varios pasos hacia adelante. Por el lado Oposicionistas se han acumulado 18 años de derrotas y retrocesos.

Pròspero Infante
9 de abril, 2017

Muy de acuerdo con lars y Diògenes.Es cierto que la oposiciòn se las ha visto difìcil con algunas decisiones.Decisiones que han repercutido por el rechazo de la masa opositora pero el momento les exige tener la màxima ponderaciòn y he allì la dificultad.Enfrentar un poder omnìmodo,prepotente e impùdico como lo es este règimen no es tarea fàcil.El entrevistado tiene ideas claras y hasta sustentables pero llamar “porquerìa a la MUD” creo que es un exceso, para no usar un tèrmino mas prosaico.La oposiciòn y este paìs se enfrentan,en su hora mas aciaga,a un gobierno que ya pasò la raya y solo se ha instalado a esperar a sus “enemigos”.Creo que debemos ir paso a paso,que la frustracion y la desperanza son protagonistas factoriales pero la fe y el empuje del pueblo està intacto y eso vale mas.En una amalgama como la MUD es lògico que existan diferencias,dudas,roces,competencias y figurismos.Eso lo resolveremos mas adelante.La incredulidad se justifica pero no creo en su optimismo

Iñaki Matanza
9 de abril, 2017

E del B: “El coroto se acabó. El chavismo lo destruyó. Esa es la única virtud del chavismo, haber destruido el rentismo de los venezolanos, que es el gran vicio.”

Gran vicio al que siguen adictos muchos de nuestros compatriotas de todos los estratos, según el entrevistado.

Si esto es así, y yo así lo creo, ¿cómo criticar a una oposición, o a parte de ella, por ser orgánicamente consecuente con su base social?, ¿cómo romper esa cadena?

Ramon Vasquez
9 de abril, 2017

Cual es la razon de tan pesimista perspectiva? Pero la perseverancia en el obscurantismo y la perdicion absoluta, es lo mas destacado de sus planteamientos. No puedo dejar de ser medico, y forzosamente me obligan a escudriñar de reojo, en su humor y por fortuna, las fotografias y las poses son de gran ayuda. La Depresion Clinica, se identifica bastante bien con pensamientos en ese tenor. No hay luz por ninguna parte,todo es gris,toda causa es una movida perdida en el tablero. Es simpatica la manera como introduce el amigo periodista, al temerario profesor de la U, como el atraco del twitter, pero discernir, con mas sentido comun que con galanterias, el contenido que nos comparte, nos deja una sola y lapidaria conviccion…..Nos encantan las corridas de toros,la presencia de espontaneos sobre el ruedo y nos fascinan hasta el furor los cantos de Sirenas……

Fernando Parraga
9 de abril, 2017

Clarísimo Erik del Búfalo. Impriman esta entrevista y distribúyanla en las marchas. La gente tiene que debatir al respecto y optar por los líderes que en verdad le jueguen con sinceridad al país y no actúen a favor de la dictadura.

Solange
9 de abril, 2017

Respeto todas las opiniones que pueda generar el artículo y leídas las que me preceden tanto a favor como en contra, solo me orientan a concluir que las ideas del profesor no dejan indiferentes a nadie. Es precisamente por esa dureza en sus ideas que no cuenta con muchos adeptos y no creo que el momento sea de adhesiones o de me gusta o no me gusta ni mucho menos, sino de realidades. Venezuela no puede seguir cometiendo los mismos errores a través de una clase política opositora que hasta los momentos no le he leído un plan sostenible de desarrollo a todo nivel, luego de esta tragedia epocal llamada chavismo.

Solange
9 de abril, 2017

Entiendo el objetivo inmediato, salir de esta narco dictadura, solo que paralelamente deben estar en papel los principios básicos para la reconstrucción del país. ¿Quién está pensando a Venezuela con lineamientos estratégicos claros luego de estos años trágicos que ha impuesto el chavismo? Otra pregunta…¿cómo se demandan elecciones libres bajo un gobierno que no cree en los más elementales principios democráticos, ni en libertades individuales ni en derechos humanos?

Entiendo también que todo aquello que niegue nuestras aspiraciones o deseos más inmediatos causen resistencia, la verdad no siempre es lo que uno desea escuchar, sin embargo bien vale la pena repasar y con detenimiento la pertinencia de las ideas expuestas en esta entrevista.

Belkis De la Rosa
9 de abril, 2017

Al comienzo de la entrevista, Del Búfalo acertó en mi opinión en algunos diagnósticos:

“El problema no es que haya dictadura, sino que no hay instituciones, lo que es un Estado fallido.”

“El chavismo deja la fachada de democracia, pero destruyó la esencia de la democracia. El problema nuestro es la ausencia de República.”

“El coroto (la industria petrolera) se acabó. La única virtud del chavismo es haber destruido el rentismo de los venezolanos.”

Pero su opinión sobre la oposición es mezquina. Cuestiona en ella la pluralidad de opiniones que al principio de la entrevista reclama del chavismo:

“la “oposición” es una ficción, no existe. Hay una unidad forzada de sectores opositores.”

“Entender que nuestro enemigo es quien está en el poder y no el que piensa distinto, de lo cual el chavismo quiso convencernos.”

El gran pacto que sugiere, debe contener en buena medida el acuerdo que esas distintas visiones del modelo de país que tiene la oposición para la etapa postchavista.

Diógenes Decambrí.
9 de abril, 2017

Quizás su éxito en las redes se deba a que tiene talento para producir parrafitos de 140 caracteres que expresen lo que cierta porción quiere leer, pero es obvio que cuando se excede de esos 140 caracteres (no escribe pero intenta estirar sus tuits en esta entrevista, y evidencia que su bagaje es limitado, que aparte de descalificar a la MUD muy poco ofrece de utilidad como nueva estrategia. Y rechazar lo electoral totalmente, demuestra lo lejos del perol que dirige su chorrito. “comparable con el acuerdo al Betancourt, Caldera y el maestro Prieto lograron hacer”: Otro error, Prieto no era la tercera pata de esa negociación, fue Jóvito Villalba (URD fue la primera pata que se rompió, por contagiarse de la maligna fiebre fidelista, dejando a Punto Fijo convertido en Guanábana).

Michell
9 de abril, 2017

Excelente analisis, una vision muy particular pero objetiva de la situación.

felix
10 de abril, 2017

Excelente y valiente el professor Del Bufalo

Pedro Villarroel
10 de abril, 2017

Excelente y provocadora entrevista,angustioso reclamo a salir del terreno discursivo del chavismo,del ceresolismo,alimento iniciático de este despropósito llamado”revolución socialista del siglo XXI”. Ubica una discusión importante sobre el estado fallido y cómo se destruye el entramado institucional creando una suerte de limbo,de territorio de invisibilidad que nos deja haciendo boxeo de sombra y pastoreo de nubes. Coincido con el entrevistado.Las movilizaciones deben tener metas concretas y logros.El costo debe ser inferior al beneficio y mostrar avances materiales y simbólicos. El liderazgo,referente indispensable para motivar y lograr mayor desplazamiento de la ciudadanía,tiene que movilizarse. Se percibe un cambio significativo de la conducción política de la unidad de la dirección opositora. Comenzamos a jugar en varios tableros una especie de simultánea con un contenido mucho más amplio y complejo.El mundo observa los acontecimientos. La geopolítica entró también en el juego.

Roberto Rodríguez
10 de abril, 2017

Me parece excelente poner en la mesa el post chavismo, transición necesaria y dolorosa, que se podrá pasar con éxito si la dirigencia muestra un modelo de país con en el que la mayoría se sienta identificado. Eso no ocurre hasta ahora y hace el proceso más largo y doloroso. La razón es que el germen del populismo no queda confinado al chavismo, sino que buena parte de la oposición lo tiene y el cambio que les gustaría es un cuasi chavismo moderado, que respete los derechos humanos, las Instituciones, pero en el que el Estado siga dirigiendo la economía y repartiendo la renta petrolera, o lo que quede de ella. Ese modelo indefectiblemente nos llevará a otro fracaso y a una nueva frustración.

Gabriel
10 de abril, 2017

En mi opinion no existe una possible transicion sin que se establezca temporalmente un gobierno “pactado” entre PSUV y la oposicion de manera de poder generar el piso y estabilidad politico social en el pais mientras se toman acciones y se corrigen las grandes desviaciones. Tomemos en cuenta que al salir este gobierno seguiran existiendo elementos distrubtivos (colectivos, movimientos civiles, puerza armada, etc.), que intentaran generar caos para sacar al gobierno y volver ellos, por eso un gobierno de transicion con personajes de ambos bandos es lo que podria mantener a raya estos grupos y permitir el arranque de la nueva future gestion.

Jose Pirela
10 de abril, 2017

Es -Quien se queda con el Poder?- el dilema del venezolano? No. Ese no debe ser el dilema del venezolano Debe ser -Como ordenar una República Democrática? Porque hasta ahora, lo que hemos tenido es un Estado con Poder, con una población que espera que el Estado, como Poder-tutor, debe ser el responsable de mantener feliz a toda la población. Es esa costumbre la que debemos erradicar para poder progresar. Por eso se está luchando? No. Se está luchando porque el Poder que le di a Chavez no me dio la felicidad que yo esperaba. Paso lo mismo con la anterior, y con la anterior, y…sucesivamente hasta la Primera República.

Debemos transmutar el vernos como República-Masa a persona-República. Vernos a nosotros mismos como una partícula, una unidad de la economía; y a la República como Los Servicios Generales que individualmente no podemos pagar y mantener.

Hay que salir de la pesadilla Chavista ahora?, SÍ; porque es un pacto entre mafias. Con otro Pacto de Punto Fijo? NO. Seria mas de lo mismo; serian acuerdos para repartirse el Poder del Petróleo, donde el concepto de República Democrática no puede manifestarse.

Llegó el momento de la responsabilidad intelectual republicana. No pueden seguir escondidos o conformes con lo que chorrea del Poder Político Petrolero. Deben consolidar los conceptos de economía, mercado y capitalismo, que sin ellos, no se puede consolidar el concepto de República Democrática o Liberal. Así podrán descubrir que República Democrática y Estatismo Petrolero, o “nacionalizacion del Petroleo” son incompatibles por ser antagónicos.

Jaime Pons
10 de abril, 2017

Agresivo, pero con una visión tan válida como otras no menos interesantes. Si aporta algunas ideas sujetas a confirmación.Me gustó, no conocía ese planteamiento ni a su autor.Tiene su algo de originalidad. Un enfoque que parece molestar a algunos sectores muy conservadores, pero cada quien es libre de exponer sus ideas, especialmente cuando se escribe para presuntos ” demócratas “.

lars
10 de abril, 2017

No sé por qué cuesta tanto entender que la estrategia más radical es la electoral, pacífica, constitucional y democrática. Es la única que acorrala al gobierno, a lo interno y a lo externo, y la única con opción de contar con el apoyo de una parte del chavismo. La democracia es el objetivo en la MUD, al margen de si algunos creen en el estado rentista o en una opción más moderna. Esos temas no son determinantes y plantearlos como si lo fueran es tergiversar la esencia del problema y caer en la especulación. El pacto que viene, al igual que el de Punto Fijo, será el respeto de la democracia. Mientras eso se respete, por mí, que los actores políticos se jalen las greñas acerca del modelo socioeconómico. Lo mismo con cualquier reforma constitucional. Sin duda es necesario plantear reformas democratizadoras, pero no es determinante, por lo que no es punto de discusión en la MUD. Todos entienden que por ahora hay que manejarse con el marco legal vigente, que da los espacios suficientes.

Joeif Duroim
10 de abril, 2017

Rescato, fundamentalmente tres cosas: primero, tiene que haber mayor claridad sobre el país que queremos tener, segundo debe haber un sistema económico que no esté fundado exclusivamente en el petróleo y tercero hay que sentarse y negociar un pacto. La oposición no tiene todo el poder y aunque lo tuviera, no todos los chavistas pueden ser eliminados. Excelente su teoría del post-chavismo, nos habla de que viene un futuro y que esta fase ha de pasar! A pesar de su hiper-realismo, me parece que transmite claridad y una dosis de esperanza.

Belkis De la Rosa
10 de abril, 2017

Por cierto, Erick del Búfalo es físicamente idéntico a Salvador Dalí. Surrealismo político…

Alejandro
10 de abril, 2017

Me parece que este entrevista tiene muy poco desperdicio. A los descalificadores les digo que todo el mundo tiene el derecho de expresar lo que siente así nos moleste, o si no ¿para que se lucha?.De todos los comentarios nadie enfoca o no quiere enfocar el más contundente ¿que es lo que nos ofrece la oposición? NADA concreto o diferente y en el peor de los casos más socialismo (tarjeta “La Negra”, mantener el control de cambio, etc.) Mientras esto ocurra la gran masa Chavista seguirá aferrada a su “cadáver” (“Mejor malo conocido que bueno por conocer”) y la masa opositora seguirá en marchas que no llegan a ninguna parte y recibiendo palo y gas “del Bueno” (Chávez dicit) en su propia zona de confort de la que por cierto no salen las marchas.

Sandra
10 de abril, 2017

“Para qué te vas a exponer como carne de cañón por unos tipos que no saben lo que quieren en la vida? O no te lo dicen claramente, lo que hace pensar que hay una agenda oculta, ¿entiendes? Ese es el problema. Hay chavismo todavía, porque no se sabe qué va a venir después. La clase política no lo ha dicho.” Viendo las marchas de los ültimos días pienso que ya los políticos jóvenes ,más que todo ,han demostrado gran valentía y hasta han sido bastante maltratados, eso era lo que quería Erick del Bufalo?, ahí lo tiene pues. Me gustaría ver alguna foto suya en una manifestaciòn al frente del gentío . Así como le dedica tanto tiempo a echarle a la MUD, échele a Tarek Wiliam Saab, un sujeto realmente despreciable,

jose Luis
10 de abril, 2017

Creo que el periodista se la puso bombita para que el profe se terminara de cocinar en su propia salsa cuando le preguntó: … ¿Qué sentido tiene pedir un cronograma electoral? “Ninguno, yo no sé por qué están pidiendo eso.” “No tienes que pedir un favor. El problema no es el político que pide un favor, sino el político que pone a toda la ciudadanía a pedirle un favor a unos malandros” que ya se robaron una elección. Diría que la respuesta es inédita por lo del favor. De nuevo se subestima a los políticos y a la ciudadanía que en el último año, desde que se suspendió el revocatorio, ha salido a las calles a manifestar, a recibir bombazos con trágicas consecuencias; a los políticos agredidos y a los que han ido a parar a la cárcel; a la presión de la comunidad internacional y a la sociedad civil que ha utilizado las vías legales que ofrece el sistema para OBLIGAR, a los malandros a que hagan elecciones. No hay otra alternativa y en eso anda casi todo el país. Alguien le dijo mezquino al profe pero creo que se quedó corto. Quizás con un Kaláshnikov resultaría más persuasivo.

jesus conde
10 de abril, 2017

Estimado Profesor: De todo lo dicho por usted en la entrevista de marras, lo “único” coherente y concreto es lo referente a que debemos concretar un “pacto de gobernabilidad” similar al Pacto de Punto Fijo. Del resto, observo una enorme cantidad de criticas (validas por cierto) que se quedan solo en el “que” del diagnostico sobre la problemática venezolana, expresando muy poco sobre el “como” solucionarla. Saludos.

lars
10 de abril, 2017

Del Bufalo también se equivoca al suponer que el gobierno ha estado contra la pared y que la oposición luego ha aflojado inexplicablemente. El gobierno no ha estado contra la pared. La analogía del ladrón es falsa, y la verdadera es la del secuestrador, que te obliga a negociar. Uno debe saber con qué fuerzas cuenta y prever los efectos de las decisiones. Insistir en el fraude en el 2014 sin pruebas frente a un país cuya mitad votó por Maduro; suponer que manteniendo a la gente en la calle en el 2014 se obtendría alguna ganancia (la MUD inteligentemente desactivó esa aventura favorable al gobierno) o suponer que luego de la anulación del RR bastaría con una marcha a Miraflores para ver caer a Maduro, es vivir en una ficción. Es cierto que se debió tratar de mantener la presión y que se hicieron concesiones indignas (las negociaciones son así), pero también era necesario políticamente quemar el cartucho del diálogo con mediación internacional para ganar legitimidad y seguir avanzando.

judy pavitt
11 de abril, 2017

El mejor analisis que he leido en los últimos tiempos. La solución veedadera es un camino largo pero de gran valor. Quienes tomarán la bandera para iniciar la verdadera transformación que necesita la sociedad venezolana ? Con los,pies bien firmes en la tierra y la mirada puesta en el horizonte ……

GUILLERMO MOSQUERA
11 de abril, 2017

Pensando en lo urgente de salir del gobierno, lucen las elecciones como opción inmediata. No obstante, el momento demanda “la grandeza de espíritu” que permita un gran acuerdo nacional, crear un frente amplio con componentes devenidos según su “área de competencia” que contribuya a un proceso de transición. Sería mucha más económico para la ciudadanía en desgaste emocional y le daría un valor agregado de credibilidad a este frente. Una evidencia demoledora de que no privan apetitos particulares. El problema de fondo tomará un buen tiempo resolverlo. El rentismo escaló en nuestro ADN a grado insospechado, -incluyendo a esta clase de pseudoempresarios (incluidos banqueros) que han vivido siempre bajo la sombra del petróleo-. Para romper con esquemas tan acervados, hace falta un acuerdo a largo plazo que comprometa a las instituciones en el desarrollo de un plan profundo que implica reconocer los errores del pasado que tanto nos cuesta ver. El artículo es una perla, bravo por ambos.

Reimer Romero
11 de abril, 2017

He leído y recomendado esta entrevista por todas las redes, y las opiniones a favor y en contra del profesor del Búfalo evidencian una necesidad para la búsqueda de la solución , que es, la COMUNICACIÓN. Subyace de la idea del profesor lo necesario de un PLAN DE PAÍS, comparto así la opinión de Solangel, al decir, que la realidad va más allá de escuchar lo que quiero o me gusta, porque quizás estemos todos equivocados y después de más de 18 + 42 años de SOCIALISMO, no queramos otra cosa sino más SOCIALISMO. Nos falta prepararnos como ciudadanos, no basta con solo repetir la verborrea que nos llegan por los medios (redes), pero también le falta preparación a nuestros líderes, de hecho faltan líderes, mi sugerencia a la nueva República sería cubrir esta necesidad.

Edgar
11 de abril, 2017

Que básicos los que descalifican el planteamiento del Profesor Del Búfalo. Seguramente, v otaron por Chávez, esperan otro “Mesias” y por supuesto adoran a los irresponsables populistas que les asoman la continuidad del rentismo y la anómia. Pocos, por no decir nadie, ha descrito mejor la tragedia que vivimos, las motivaciones de los cabecillas de las parcelas de la oposición, y los caminos hacia la reconstrucción de la república. Si esos “Comentaristas” son un grupo importante de los lectores de Prodavinci, ¿Que podemos esperar de la masa?

kalistro
12 de abril, 2017

Creo que sus posturas, aunque algo tremendistas, son un “golpe de oreja” a la política nacional. También habría que entender que lo que sucede ahora mismo en el país obedece a un acumulado histórico de yerros político-económicos; que el rentismo están mostrando caducas señas, que ese modelo, inevitablemente iba a explotar. previsible.Así se fueron configurando nuestras formas políticas, bajo el signo de dos perniciosas realidades: rentismo y clientelismo electoral. Si a ello le sumamos nuestras precarias formas político-institucionales, entonces la deriva que hoy vivimos era previsible.

kalistro
12 de abril, 2017

Las condiciones para que el neopopulismo emergiera estaban aseguradas. Como si fuera poco, habría que adicionar la carga de “pueblo minero” que también nos constituye. Eso, sin lugar a dudas, iba configurando el panorama para que nuestras formas de politización fuesen, a todas luces, precarias cuando menos. Hacer lectura de nuestros traumas sociales, políticos y económicos solamente teniendo como referencia los últimos 18 años, me resulta un corte no sólo arbitrario, sino poco serio; sobre todo si se desean hacer análisis políticos más complejos. La adequidad: “el cuanto hay pa eso”, “el pónganme donde “aiga””, “denme un carguito manque sea de maestro”, entre otros lastres, siguen orbitando, fuertemente, en nuestra constitución subjetiva. Así que la lectura de Del Búfalo hijo no es del todo compartida, sin embargo, veo en él algunos puntos muy genuinos y válidos. Por ejemplo, el problema del postchavismo; ese qué hacer después de esta caimanera y “bonche” político de los últimos 18 años. Esa es una pregunta esencial en su sentido agónico. Este país, en algún momento, debe ser un país.

Héctor Román
12 de abril, 2017

«Ciertamente, resulta si no imposible, muy difícil, argumentar en 140 caracteres.». Me lo ‘robo’. Hay que entender que Tweeter no es el foro adecuado para disertaciones complejas. Las cosas se malinterpretan o se sacan de contexto.

Héctor Román
12 de abril, 2017

«Digamos, cuando un ladrón te roba el celular, tú no le tienes que pedir, por favor, devuélvemelo, tú tienes que exigir que vaya preso. (…) Estás jugando contra delincuentes que te robaron algo. ¿Tú qué pides? Usted ya cometió un crimen, usted tiene que comparecer ante la justicia. No tienes que pedir un favor. El problema no es el político que pide un favor, sino el político que pone a toda la ciudadanía a pedirle un favor a unos malandros.» El asunto es con quien se cuenta para ponerlos presos.

Estelio Mario Pedreañez
14 de abril, 2017

Muy pintoresca la entrevista y a pesar de las excelentes preguntas que le efectuó el acerado Hubo Prieto, el Profesor Del Búfalo no fue profundo en su exposición, resultó más emocional que analítico. No creo que no hablara de 3 temas imprescindibles para entender la más grave crisis nacional que ha padecido Venezuela desde su fundación como Estado soberano en 1830, por temor o autocensura, quizá tales omisiones se deban al desconocimiento generalizado de nuestra Historia. Son: 1) La naturaleza del Ejército Gomecista y los esfuerzos por transformarlo en una institución al servicio de una verdadera República Democrática en Venezuela a partir de 1958. 2) La Ideología Totalitaria Marxista que aborrece a la Democracia, tiene como instrumento imponer la Dictadura del Proletariado, en realidad la dictadura de los jefes de un partido comunista, que degenerará en monarquía electiva (Unión Soviética) o dinástica (Cuba, Corea del Norte). 3) Cuba, una “potencia” extranjera ex satélite soviético.

Manuel
17 de abril, 2017

Serios errores históricos que a simple vista pudieran ser triviales, inaceptables para alguien que se dice profesor. Enumero uno solo: Los firmantes del pacto de Punto Fijo fueron Caldera, Rómulo y Jóvito Villalba. En esa época Luis Beltrán Prieto militaba en Acción Democrática. Celebro el hecho de haber sacado a este arconte del Twitter, para que vea la gente que no hay sustancia por detrás de sus 140 caracteres.

Luis Vivanco
23 de abril, 2017

Sobre los chavistas que no saben (o “no saben”) que esto está muerto, creo que cabrían aquí muy oportunamente esas palabras de Kant, gracias a Dios de su época precrítica, que era tan simpática: “Sapere aude!”, “Atrévete a saber”.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.