Actualidad

Maduro instala Consejo de Defensa para “resolver impasse” entre TSJ y Fiscalía // #MonitorProDaVinci

Por #MonitorProDaVinci | 31 de marzo, 2017
Fotografía de Vicepresidencia de la República

Fotografía de Vicepresidencia de la República

El viernes 31 de marzo de 2017, el presidente de la República, Nicolás Maduro, convocó al Consejo de Defensa de la Nación para resolver el “impasse” surgido entre el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Ministerio Público, después de que la fiscal general Luisa Ortega Díaz denunciara una ruptura del orden constitucional tras la promulgación de dos sentencias en las que la máxima corte asume las competencias de la Asamblea Nacional y amplía las del mandatario.

Durante la clausura de la Expo Venezuela Digital 2017, en Caracas, Maduro dijo:

“Yo como jefe de Estado asumo a través del diálogo y la Constitución la tarea de resolver hoy mismo el impasse que ha surgido entre el Ministerio Público y el Tribunal Supremo de Justicia y convoco al Consejo de Defensa de la Nación para hoy mismo en la noche, para deliberar y sacar una resolución que fortalezca la Constitución venezolana y le dé paz y tranquilidad a Venezuela”.

Consejo de Defensa de la Nación

El mandatario reconoció que surgió “una discrepancia entre órganos del Poder Público”, lo que demuestra que “hay poderes públicos legítimos constitucionales, y cada poder actúa ajustado a la Constitución y a su conciencia”. Ante el escenario de discrepancia agregó:

“Si no estoy de acuerdo con alguna parte de alguna sentencia acudo a la Procuraduría General y pido aclaratoria, alcance, o corrección de alguna sentencia. […] En el mundo entero la derecha esgrime que hay una ruptura del orden Constitucional […] En Venezuela la única ruptura del orden constitucional la encabezó y la protagonizó la derecha fascista que controla la Asamblea Nacional el 11, el 12, y el 13 de abril del año 2002 y la avaló el secretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la OEA entonces”.

Ante dicha discrepancia, Nicolás Maduro se comprometió a convocar al Consejo de Seguridad para hoy mismo en la noche, para deliberar y sacar una resolución, entendiendo que se refiere al Consejo de Defensa de la Nación, sobre el cual versa el Artículo 323 al que se refirió más adelante:

“Activo el artículo 323. Ya he convocado al Consejo de Seguridad de la Nación y quería hacerlo público para que […] procese y resuelva cualquier diferencia que pueda haber entre poderes constituidos. Es nuestra responsabilidad por la paz, la integridad y la independencia del país […] El artículo 323 es muy sencillo. El Consejo de Defensa de la Nación es el máximo órgano de consulta para la planificación y el asesoramiento del poder público en los asuntos relacionados con la defensa integral de la nación”.

Tribunal Supremo de Justicia y Fiscalía

El viernes en la mañana, Luisa Ortega Díaz advirtió que en las sentencias 155 y 156 emitidas por el TSJ “se evidencian varias violaciones del orden constitucional y desconocimiento del modelo de Estado consagrado en nuestra Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, lo que constituye una ruptura del orden constitucional”.

Acerca de este pronunciamiento, Maduro dijo:

“Hoy como producto de una sentencia del TSJ, surgió una discrepancia entre órganos del Poder Público que fue transmitida en vivo y directo por VTV, lo cual agradezco. No sabía nada del pronunciamiento de la Fiscal, como no sabía nada de la sentencia 156 de la Sala Constitucional. Tengo mi opinión como jefe de Estado de una y otra cosa, como dicen que aquí hay una dictadura y que Maduro controla todos los Poderes, debe ser entonces que yo le escribí el discurso a la Fiscal y le escribí la sentencia a la Sala Constitucional. Entonces Maduro está loco. Locademia de policía, la película aquella, El mundo está loco, loco, loco”.

Las sentencias a las que se refirió Ortega Díaz fueron emitidas el 28 y 29 de marzo por el TSJ. Respectivamente, la sentencia número 155 que autoriza al Presidente de la República a que “proceda a ejercer las medidas internacionales que estime pertinentes y necesarias para salvaguardar el orden constitucional” y  la sentencia número 156, en la que la Sala Constitucional asume las competencias del Parlamento “mientras persista la situación de desacato y de invalidez de las actuaciones de la Asamblea Nacional”.

Tras expresar que las controversias entre poderes públicos son comunes en el ejercicio de su gobierno, Nicolás Maduro resaltó: “En el ejercicio de razones y funcionamiento independiente de los poderes públicos es donde se basa la vitalidad de esta Constitución, de la democracia y del derecho a la paz que tenemos”. A esto agregó que “las controversias no pueden llevar a decisiones extremas, de destrucción de la democracia, de los poderes y de la revolución y de la estabilidad de la patria”. Terminó sentenciando que “a buen entendedor, pocas palabras”.

Organización de Estados Americanos

El Presidente de la República se pronunció sobre las reuniones de la Organización de Estados Americanos de esta semana, destacando que la actuación de la delegación venezolana obtuvo “una pequeña victoria, diplomática, política y moral […] ante una coalición de gobiernos reaccionarios y de derecha. Esa coalición de gobiernos que quería convertir al país a un país monitoreado, sometido al extranjero, salió trasquilada. Primero el lunes con la flamante canciller Delcy Eloína Rodríguez, y luego el martes cuando de manera ilegal impusieron un Consejo Permanente y quedamos, y Samuel Moncada brilló con la luz que él tiene, con la luz que tiene nuestra patria”. Y agregó:

“Tengo moral para pedir apoyo al enorme esfuerzo que hago por la paz, por derrotar el intervencionismo. Venezuela debe preservar su independencia, su soberanía. Ese show que montaron en la OEA y que ahora pretenden montar otra vez la próxima semana, ellos lo ven en su plan intervencionista como el disparador de un acoso internacional que nosotros resistiríamos y derrotaríamos. El disparador para que sectores de la derecha conocida y oculta muy corrupta se vuelvan locos y traten de separar, dividir e incendiar y llenar de violencia el país”.

Diálogo

Maduro se refirió a la mesa de negociación implementada en 2016 con representantes de la Mesa de la Unidad Democrática:

“Yo creo en la palabra, en el diálogo, y desde hace un año instalamos una mesa de diálogo. Invitamos al expresidente Rodríguez Zapatero, al expresidente Leonel Fernández, al ex presidente Martín Torrijos. La oposición dijo que no era suficiente, que invitáramos al secretario general de Unasur. Invitamos al secretario general de Unasur. Se dieron un conjunto de reuniones secretas, porque ellos no querían que fueran públicas. Las hicimos secretas. Después dijeron que fueran públicas y las hicimos públicas. Después se retiraron y después volvieron. Un miedo al diálogo es lo que tienen, terror al diálogo. Pero además que no tienen argumentos. Ellos quieren una salida de fuerza. No tengan dudas, compatriotas que me escuchan: la derecha venezolana, lo que queda de la MUD, quiere una salida de fuerza, vía intervención extranjera, vía golpe de Estado y violencia interna”

Se instala el Consejo de Defensa

Desde el Palacio de Miraflores, el Presidente de la República, Nicolás Maduro instaló oficialmente el Consejo de Defensa. Hizo un llamado de unión a las altas autoridades del estado, ratificando que en el marco de esta instancia se adelantarán conversaciones y acercamientos bilaterales en la búsqueda “de una respuesta coherente, clara, constitucional, que despeje dudas internas y externas”.

El mandatario mencionó que el Consejo “es el espacio para garantizar que la controversia, que se transformó en un impasse, sea canalizado, solucionado”. A la convocatoria asistieron el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno, no así la fiscal Luisa Ortega Díaz. El Presidente de la Asamblea Nacional, el diputado opositor Julio Borges, a quien le corresponde tomar parte en el Consejo dada su investidura, comunicó a través de su cuenta de Twitter que no asistiría al mismo en virtud de que el presidente Maduro era el responsable del quebrantamiento del orden constitucional y que no podía pretender ahora convertirse en mediador.

#MonitorProDaVinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.