Vivir

El Distrito Escolar de Shanghai o el Sputnik chino; por José María de Viana

La excelencia académica no está reñida con la equidad o cómo en los barrios más humildes disfrutan las mejores escuelas del mundo.

Por José María de Viana | 3 de marzo, 2017

escuelas-shangai-640

En el año 2009 Shanghai participó, por primera vez, en la prueba internacional PISA. Cinco mil jóvenes de 15 años de edad escogidos como muestra representativa de todas sus escuelas presentan pruebas en comprensión lectora, matemáticas y ciencias naturales, para ser comparados con las competencias de los jóvenes de otros 60 países.

China no participa como un todo pero Shanghai es una ciudad china de administración especial que cuenta con 23 millones de habitantes, es decir con tamaño similar a otros países que participan.

Los resultados provocan conmoción mundial. En su estreno Shanghai logra los mejores resultados, en las tres categorías y por holgado margen, superando los registros de todos los jóvenes de Europa y Estados Unidos con sistemas escolares más costosos y reconocidos.

El expresidente estadounidense Obama compara estos resultados con el lanzamiento del satélite espacial soviético Sputnik en 1957, que evidenció cómo la Unión Soviética había tomado la delantera mundial en ciencia y tecnología.

El Sputnik provocó en Estados Unidos una conmoción nacional para el impulso de la ciencia y la tecnología y alcanzar nuevamente el liderazgo mundial.

Los estudiantes de Shanghai demostraron de forma brutal que los sistemas escolares del resto del mundo podían y debían mejorar emulando sus mejores prácticas. Los resultados son sorprendentes no sólo por el holgado margen de ventaja logrado sino por el alto nivel de equidad de los mismos.

Los escolares de Shanghai resultan en el grupo, a nivel mundial, con menores diferencias entre las mayores calificaciones y las inferiores.  Esto significa que los resultados logrados por alumnos de las escuelas localizadas en los suburbios o en el medio rural, pobladas por migrantes del campo, compiten en las mismas condiciones con los alumnos de las escuelas en las urbanizaciones de clase media profesional.

Tres años después, una nueva prueba PISA confirma, en 2012, a Shanghai como el mejor resultado mejorando sus marcas iniciales.

Una historia feliz con un inicio doloroso

El 16 de Mayo de 1966 Mao Zedong inicia un proceso denominado la Gran Revolución Cultural Proletaria. Durante ese proceso se persiguió y castigó a intelectuales, profesionales y artistas al ser considerados enemigos de la revolución.

Los centros de educación formal fueron clausurados y los maestros, profesores y autoridades docentes tratados como delincuentes, encarcelados o enviados a centros de reeducación en el campo o en centros de trabajo industrial forzoso.Se estima que más de un millón de personas murió en la ola de violencia y castigo desatada por los guardias rojos en contra de lo más valioso de su talento e inteligencia.

Dirigentes fundamentales del partido también fueron perseguidos y castigados. Durante el año 1968, Deng y su esposa Zhuo Lin permanecieron en su casa de Pekín bajo arresto domiciliario. En octubre de ese año, el VIII Congreso del Partido Comunista despojaba a Deng de todos sus cargos y en 1969 Deng fue enviado a la provincia de Jiangxi, donde junto a su mujer, trabajó en un taller de tractores. Su familia padecería los peores excesos de la violencia de la Revolución Cultural; su hijo Deng Pufang quedó parapléjico tras ser arrojado por una ventana de la Universidad de Pekín por jóvenes guardias rojos que lo acusaron de capitalista.

Luego de la muerte de Mao y la llegada al poder de Den Xiaoping en 1978 comienza un proceso profundo de reformas destinado a lograr prosperidad económica para sacar de la pobreza a cientos de millones de chinos, como efectivamente ocurrió.

Reconstrucción del Sistema de Educación Formal

A partir del año 1976 comienza un largo y difícil proceso para construir de las cenizas escuelas, liceos, centros de formación profesional y universidades.

Shanghai obtiene el estatus de Ciudad Autónoma, bajo régimen especial delegaba distintas responsabilidades en las autoridades de la ciudad. Entre ellas la educación.

Las autoridades de Shanghai, en materia de educación, definen tres conceptos fundamentales que orientan su política durante los siguientes cuarenta años:

1.La educación de calidad es el proceso más eficaz de progreso económico y social.

2. Es necesario y posible que todo estudiante de Shanghai logre niveles de desempeño de clase mundial, a pesar de que la ciudad cuenta con recursos económicos muy inferiores a los países más ricos.

3. La clave para lograr altos niveles de desempeño en sus estudiantes, sería desarrollar una comunidad de profesores de clase mundial, organizados para convertir cada centro de educación en taller de entrenamiento, investigación, desarrollo y difusión de las mejores prácticas pedagógicas.

Durante cuarenta años las autoridades de la ciudad dirigieron el proceso para convertir a todas sus escuelas en centros de excelencia a nivel mundial.

Muchas fueron las reformas, pero los autores coinciden en destacar el desarrollo de una carrera profesional soportada en el talento y los méritos profesionales para los maestros y profesores de la ciudad.

Carrera profesional del educador

La profesión de educador es altamente respetada en la sociedad china, es un oficio con estabilidad y niveles de remuneración crecientes con la experiencia y el desempeño de cada profesional.

Los educadores de Shanghai desarrollan una carrera que dura entre treinta y cuarenta años desde su inicio hasta su retiro, normada en distintas categorías determinadas por su experiencia, los logros alcanzados y metas precisas de crecimiento profesional a través estudio, trabajo e investigación.

Estos profesionales se especializan en cada una de las disciplinas del conocimiento y, aún en la educación primaria, atienden a distintos grupos de estudiantes numerosos entre 30 y 50 como estándar. Trabajan alrededor de 40 horas a la semana, de las cuales sólo 40% son horas docentes al frente de sus alumnos.

La diferencia con docentes de otras latitudes consiste en que la escuela es un centro de investigación, difusión y desarrollo de la ciencia y el arte de enseñar.

Las aulas suelen contar con más de un educador en cualquier momento, esto es maestros en formación atendiendo a uno senior o educadores senior que observan a un maestro en proceso de formación para enriquecer su práctica, o también inspectores que evalúan el desempeño del educador.

Las tareas complementarias a la docencia son actividades de entrenamiento, investigación, preparación de planes de clase y evaluación de estudiantes y profesores.

La remuneración de cada educador depende del escalafón alcanzado dentro de la carrera docente en un 70% y un 30% por los méritos logrados en su evaluación de desempeño.Los directores de centros educativos inician siempre su carrera como docentes y son líderes fundamentales de los procesos de mejora continua de sus estudiantes y educadores. Todos los directores deben mantener actividad docente durante su vida, además de observar, corregir y evaluar la actividad de los educadores bajo su mando.

Medir, medir. Todo el tiempo medir

Durante catorce siglos el servicio civil del emperador seleccionaba a los nuevos funcionarios a través de un examen abierto y universal.Aprobar el examen fue durante muchas generaciones el objetivo principal de vida de los hijos varones, ingresar al servicio civil del emperador era un camino cierto de movilidad social.

El examen fue abolido en el año 1905 pero luego de la muerte de Mao Zedong se implanta de nuevo para los procesos de admisión a la educación secundaria, superior y a la universidad.En los procesos de mejoramiento continuo de la moderna escuela de Shanghai los procesos de evaluación de desempeño son esenciales.

No se puede controlar un sistema que no se mide y mucho menos dirigir un proceso de mejoramiento continuo sin mediciones permanentes.Se evalúa a los estudiantes en todas las disciplinas durante todo el tiempo, y también se evalúa a los educadores.

En gran medida el esfuerzo de estudiantes y educadores por hacerlo cada vez mejor es precisamente consecuencia de la absoluta seguridad de que sus logros serán medidos y los resultados siempre tendrán consecuencias, en un sistema que guarda memoria del desempeño de todos.

José María de Viana 

Comentarios (8)

Ramon Rincones
3 de marzo, 2017

Excelente artículo, que nos debería invitar a la reflexión en Venezuela. Donde los estudiantes universitarios están mas pendiente por pasar que por aprender. Lo importante es cumplir el requisito, y no el aprendizaje que pueda aportar a la capitación.

Para el bachillerato los resultados dan “tristeza”, por decir lo menos. Los bachilleres actuales dejan mucho que desear. Particulaemnte con la política del Estado venezolano, que ningpun estudiante puede repertir. Situación que los estudiante se aprovechan para no estudiar, ya que saben que no los puedne “raspar”.

Obviamente esta situación está y estará pasando a “factura” al desarroll del País.

Laureano Villegas
3 de marzo, 2017

La recuperación de Venezuela, cuando pase la barbarie, está muy clara con este objetivo de la educación de Shanghái; !!La educación de calidad es el proceso más eficaz del progreso económico y social.!!. Este articulo del Profesor De Viana debería ser lectura obligatoria de todos los Venezolanos para poner en marcha la recuperación del país. Hoy me he sentido de nuevo orgulloso de ser Maestro. Gracias Profesor De Viana.

Martin Villegas
4 de marzo, 2017

Excelente artículo. Sin duda la educación y capacitación es el camino para el desarrollo. Propongo traer a Venezuela con todos los incentivos necesario a un grupo importante de docentes recién retirados que seguro querrán conocer Venezuela e iniciar el proceso de transformar nuestro sistema de educación. Por supuesto comenzado por reconocer social y económicamente la función del docente. Si se puede transformar a Venezuela educando a su gente que es nuestra verdadera riqueza

orlando zambrano pinilla
5 de marzo, 2017

educación moderna y de calidad, con exámenes rigurosos, es es la forma de que países destruidos por distintos tipos de eventos han resurgido, formando lo que llamamos primer mundo; un ejemplo de nuestra “calidad” educativa es la materia inglés, cinco años estudiándola en bachillerato y fácil el 95% de los estudiantes no habla, entiende o lee dicho idioma, en el libro Basta de Historias del periodista Andrés Oppenheimer escribe sobre la obsesión del liderazgo latinoamericano por el por el pasado, describiendo el desarrollo logrado por países de todos los continentes basados en la educación, con métodos que a nosotros nos parecerían imposibles de implementar sin un liderazgo moderno propio del siglo en que nos encontramos.

Maria Mendez P
5 de marzo, 2017

Gracias Jose. Leer tu texto nos confirma lo mal que está Vzla en educación y da una idea de las urgencias cara al futuro. Años atras el gbno se negó a las pruebas PISA, para no ser comparados… respuesta igual a la de Cuba.

Esteban Lopez
5 de marzo, 2017

Este articulo, nos da esperanzas que algún día podemos salir de este ostracismo, claro esta… si pudiésemos contar, aunque sea con un puñadito de Lideres Visionarios y Comprometidos con Venezuela. No retorica , queremos hechos!

Paúl Romero
6 de marzo, 2017

Qué buen trabajo. Permite recordar los esfuerzos que se venían haciendo en Venezuela, cuando maestros y profesores dedicados, en instituciones públicas y privadas hicieron grandes esfuerzos por avanzar en la educación de niños, jóvenes y de los propios docentes; el Instituto Pedagógico Nacional, las escuelas experimentales, los grandes liceos en las ciudades, las escuelas y colegios privados. Con absoluta seguridad se puede reemprender ese camino, el único que va a permitir que el país todo resurja y avance. Gracias mil.

maria ravazzani
9 de marzo, 2017

En Estados Unidos se ha implementado un sistema de educacion publica llamado Magnet. En este sistema hay varias areas de educacion pero hay una especifica que son academias de lengua que van desde kinder y abarcan hasta “intermediate” inclusive. Una de las lenguas es el chino mandarin y en las clases se puede observar a la profesora y su asistente (chinas ambas que hablan muy poco ingles) impartiendo su conocimiento a los niños no solamente en el idioma sino en el programa que aunque adaptado al sistema norteamericano tiene raices en el sistema chino.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.