Actualidad

Cuba quiere pagar con ron una deuda con República Checa

Las negociaciones están en fase incipiente, pero la isla quiere saldar una antigua deuda no solo con la preciada bebida, sino también con medicamentos.

Por Deutsche Welle | 16 de diciembre, 2016

ron-cubano-640-por-417

LogoDW80x120Cuba ha propuesto pagar con ron parte de los 257 millones de euros que debe a la República Checa desde antes de la caída del Muro de Berlín. Así lo aseguró este viernes (16.12.2016) el ministerio checo de Finanzas. El Ejecutivo cubano ha presentado, “como parte de la solución, una lista de productos, con cuyos suministros se podría resolver parte de la deuda, entre los que figuran medicamentos y varias marcas de ron”, declaró a la agencia de noticias Efe el portavoz ministerial, Filip Behal.

Behal precisó que estas negociaciones se encuentran “tan solo en sus inicios”, después de los primeros contactos con Cuba llevados por el actual Gobierno de coalición checo, que tuvieron lugar a fines de 2015. Se trata de una deuda antigua, que se debe, en su mayor parte, a la venta de armas dentro del Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME), el extinto bloque económico de países comunistas al que Cuba también perteneció.

“En este momento ambas partes presentan sus ideas sobre cómo resolver la situación, incluido el cálculo de la deuda total, que está cotizada en moneda convertible”, precisó el portavoz. Entre los medicamentos propuestos figura uno para tratar la diabetes, pero esto requerirá pruebas y permisos de las autoridades sanitarias. En cualquier caso, Praga ha avisado de que quiere ver de vuelta parte de su dinero “en efectivo”. (efe)

Deutsche Welle 

Comentarios (1)

Jaime Pons
17 de diciembre, 2016

¿ Será que ese brebaje es como los espejitos que el finado gallego le vendió al ex Caudillo de Venezuela ?… Parece que los checos, no son tan ´´pendejos´´ como piensan los líderes cubanos.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.