Vivir

Nicolás, el santo más popular

Por Deutsche Welle | 8 de diciembre, 2016
Fotografía de Picture-Alliance / DPA / K.-J. Hildebrandt

Fotografía de Picture-Alliance / DPA / K.-J. Hildebrandt

LogoDW80x120En la noche del 5 de diciembre los niños alemanes dejan una bota en la puerta de su casa. Durante la noche la bota mágicamente será llenada de chocolates y dulces. Diversas culturas han adoptado esta tradición navideña. El 6 de diciembre es el día de San Nicolás.

En él se inspira la figura de Papá Noel, al que ahora conocemos con su típico traje rojo y una larga barba blanca. La imagen actual nació de la publicidad de Coca-Cola en 1930, pero el personaje es mucho más antiguo.

Detrás de Papa Noel hay una persona de fe

Carol Myers trabaja para el Centro de San Nicolás, una página web con sede en Estados Unidos. El objetivo es informar en detalle sobre la vida del santo. “Cuando mis hijos eran chicos, quería que ellos supieran que detrás del personaje de Papa Noel hay una persona de fe. El día de San Nicolás era el momento adecuado para hablar sobre él,” cuenta Carol Myers.

El Santo que traspasa fronteras

Explica que “San Nicolás no es solo una persona que trae chocolates y dulces, sino alguien que trae calidez a los corazones de los niños. A su vez, San Nicolás hace que las diferencias entre los religiosos y los laicos se reduzcan. Mucha gente, ya sea creyente o no, busca el sentido de las fiestas navideñas y quiere aprender más sobre la vida de San Nicolás; su filosofía de vida era dar y no recibir.”

San Nicolás es uno de los santos que tiene popularidad a nivel mundial. Se dice que Martín Lutero trasladó la entrega de regalos al día de Navidad, para restarle importancia a San Nicolás.

Un Santo para los no creyentes

Los intentos de Luther fueron fallidos. Hay más iglesias que llevan el nombre de San Nicolás que de otros santos. El profesor Adam English, jefe de la facultad de religión y filosofía en la Universidad de Carolina del Norte, cree que San Nicolás trasciende a la religión.

“A diferencia de otros santos, San Nicolás es celebrado por los creyentes y no creyentes. Él traspasa las fronteras de la religión y la historia de la Iglesia para llegar a los corazones de los niños y a la imaginación de los padres que nombran a sus hijos Nicolás”, dice el profesor. English escribió un libro en el que relata la historia de San Nicolás, titulado: “The Saint Who Would Be Santa Claus” (El santo que sería Papá Noel). Allí explora la verdadera e imponente vida de San Nicolás.

La llegada de Nicolás se celebra desde Argentina a Irlanda, de Canadá a Palestina. San Nicolás es el patrono de diferentes países como Rusia y Grecia, como también el patrono de diferentes ciudades, profesiones, y sobre todo es el santo de los niños.

El hombre detrás de la leyenda

El nombre de San Nicolás era Nicolás de Myra vivió entre los siglos III y IV. Creció en lo que actualmente es el sur de Turquía, que era parte del Imperio Romano, y y luchó contra la división de la sociedad de su época. Entre sus múltiples obras, se recuerda que salvó a tres mujeres de caer en la prostitución, alimentó a los pobres, y salvó a personas inocentes de ser ejecutadas.

Carol Myers explica que “él vivía según las enseñanzas de Jesús, que instaba a dar todo a los pobres. Y eso era lo que hacia, ayudaba a los más vulnerables, a las mujeres y los pobres. Él amaba a su prójimo. Nicolás fue canonizado por la calidad de vida que llevó, no por su muerte ya que no fue un mártir, como muchos otros santos.”

Nicolás llega a la ciudad

“Hay una historia y una persona detrás de esta tradición navideña. Muchos dirán que hemos perdido el punto central o el significado de esta fiesta. No obstante es bueno reírse, reírnos de nosotros mismos, e incluso ser un poco infantiles. Es por eso que necesitamos un modelo: Papá Noel, quien es un ejemplo de alguien que se puede reír, ser alegre, y que se puede divertir con los niños.” concluye el profesor English.

Autor: Sertan Sanderson

Deutsche Welle 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.