Actualidad

Colombia: ¿Por qué la sociedad está tan dividida?

La investigadora Josefina Echavarría explica a DW por qué la sociedad del país sudamericano está tan dividida tras el triunfo del “no” en el plebiscito del domingo.

Por Deutsche Welle | 4 de octubre, 2016

Colombia Por que la sociedad esta tan dividida 640

LogoDW80x120Deutsche Welle: El acuerdo de paz entre las FARC y el Gobierno de Colombia se logró tras una ardua negociación. Pese a ello, hubo varios grupos que se opusieron a este pacto. ¿Cómo se explica esto?

Josefina Echavarría: En Colombia existe una oposición al Gobierno liderada por el expresidente Álvaro Uribe. Esta oposición no tiene nada que ver con las negociaciones de paz. También hay una serie de grupos más pequeños que perciben este acuerdo como algo injusto.

Este conflicto ha durado más de 50 años y ha costado la vida de más de 220 mil personas. Después de todo ese sufrimiento, ¿cómo puede alguien estar en contra de un acuerdo de paz?

No creo que sea posible explicar estos resultados de forma racional. Para poder entenderlos, hay que mirar los distintos estados emocionales de los grupos que componen la sociedad colombiana. La de Colombia es una sociedad completamente traumatizada. Hay mucha rabia y mucho dolor en el país. Mucha gente siente que no se la escucha. Y el Gobierno y todos quienes respaldaron el acuerdo de paz evidentemente subestimaron el tamaño de esos grupos.

¿Qué significa este resultado para el proceso de paz?

Ya hay intentos de convertir el acuerdo, a través de diversas vías, en ley. Pero debe recalcarse algo: gracias a las negociaciones de paz han surgido numerosas iniciativas a nivel local en los últimos años que le han dado un nuevo impulso a todo el proceso. Precisamente por estos movimientos, que son especialmente activos en pequeñas localidades y trabajan focalizados en las familias, espero que este rechazo al proceso de paz no suponga un perjuicio para ellos.

Usted acaba de regresar de Colombia. ¿Cómo se ve el futuro para las próximas generaciones?

Creo que todo dependerá de lo que venga ahora tras el plebiscito. Por ahora todos están preocupados de los resultados. Sí podemos ver por las cifras que entregó la votación que la población del país está totalmente dividida. Esto revela que hay un conflicto profundamente arraigado en el país. Ahora los colombianos deben mirarse y preguntarse qué significan estos resultados para la vida cotidiana en el país. Por sobre todo los colombianos necesitan aprender a solucionar sus conflictos de forma democrática.

¿Tiene usted esperanzas todavía en su país?

Creo que hay muchas pequeñas islas de esperanza. Colombia es un país caracterizado por profundas diferencias. Por ejemplo, hay grandes diferencias entre la vida en el campo y la vida en las grandes ciudades. Pero, a pesar de todas esas diferencias y esta polarización de la sociedad, ahora podemos sentir la marca de la paz en muchos aspectos de la vida diaria.

Josefina Echavarría es colombiana y trabaja como investigadora en Estudios de Paz de la Universidad de Innsbruck, en Austria.

Daniel Heinrich (DZC/)

♦♦♦

Explicar el fracaso; por Héctor Abad Faciolince 640X60

cuanto se equivocaron las encuestadoras en el plebiscito de Colombia-1

Deutsche Welle 

Comentarios (3)

Pedro Filizzola
5 de octubre, 2016

Creo que no haya nadie en Colombia que este en contra del proceso de paz, pero dadas las características del plebiscito en el que la gente tenía que estar de acuerdo con todo o con nada, se obtuvo ese resultado. Por ejemplo, personalmente me parece que las FARC deben formar parte del proceso político de su país y tener acceso a cualquier cargo público, pero eso de que tienen “por la gracias de Dios” 5 diputados y 5 senadores en el congreso por los siguientes 2 períodos legislativos me parece una aberración. El acceso a esos puestos deben ganárselos como el resto de los colombianos. No puede ser un regalo. Tampoco es justo que después de 220.000 muertos pide perdón el líder y todos quedan en libertad para luego ser juzgados, sabrá Dios cuando y en que orden. Deberían estar presos, desde ya, al menos los líderes aunque fuera en el Hotel Tequendama. De forma que creo que quién ganó fué el ASI NO y no el NO.

Oscar Zerpa
7 de octubre, 2016

Estoy de acuerdo con los comentarios y conclusiones del Sr. Filizzola. Añadiría que los lideres y la FARC deban mostrar su patrimonio económico y material, asumir los costos económicos que genere los daños de reparación de guerra e indemnización a las víctimas.

Yolanda
7 de octubre, 2016

Por que nos preocupamos tanto, si mas del 60 por ciento no les preocupa?

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.