Artes

El diario de Armando Rojas Guardia para los lectores Prodavinci

Por Prodavinci | 17 de mayo, 2016
IMG_9261

Armando Rojas Guardia retratado por Manuel Reverón.

Desde el sábado 28 de mayo de 2016, compartimos semanalmente con los lectores de Prodavinci un importante material de nuestra literatura venezolana contemporánea: los fragmentos del diario del poeta y ensayista venezolano Armando Rojas Guardia. La digitalización y curaduría correrán por cuenta del escritor y profesor universitario Ricardo Ramírez Requena.

La obra de Armando Rojas Guardia (1949), quien fuera uno de los miembros fundadores del Grupo Tráfico, está conformada por títulos como Del mismo amor ardiendo (1979), Yo supe de la vieja herida (1985), Poemas de Quebrada de la Virgen (1985), Hacia la noche viva (1989), La nada vigilante (1994) y El esplendor y la espera (2000).

Puede leer algunos textos de Armando Rojas Guardia que recomendamos a continuación:

“He terminado por resignarme a Caracas” // Diario de Armando Rojas Guardia. La ciudad, que permanecía bajo el mudo rigor de la sequía, se rinde ahora, alborozada, a la elocuencia de la lluvia. El ballet de las gotas, y su olor estruendoso, lo inundan todo: las calles se transforman por momentos en naves de iglesia, tan cóncavamente sagrado es el múltiple rumor que bautiza al mundo, redimiéndolo para una fiesta cósmica. Seguir leyendo…

Es posible que el universo no sea un fracaso // Diario de Armando Rojas Guardia. Hoy, después de la cena, escuché con emoción el cuarto movimiento del cuarteto para cuerdas en Si bemol mayor, op. 130, de Beethoven. Es un profundo, y a la vez intensamente lúdico, poema musical sobre la ternura. Dentro de él, el compositor alcanza un conjunto aéreo de sonidos que evoca la ligereza nietzscheana: ese clímax ontológico y existencial, que constituye simultáneamente un estado de conciencia, donde la realidad ingresa en un ámbito numinoso de sutilidad, de gracia, de elevación y de humor: allí, la existencia se pone a bailar. Seguir leyendo…

“Cristo no fue un populista” // Diario de Armando Rojas GuardiaDesde hace unos meses vivo ganado por la convicción de que, psíquica y espiritualmente, piso un terreno sagrado. Todavía no sé por qué, ni de qué manera, pero es un hecho que vivo con cotidiana asiduidad la atracción numinosa de un centro interior (experimento a diario su insólita cercanía). ¿Es la proximidad de ese eje axial la que me concede la certeza, incluso sensorial, de estar viviendo una especie de ritualidad existencial, de ceremonia sacra a lo largo y ancho de las horas, los días, las semanas y los meses? Seguir leyendo…

“La palabra alma sólo designa la densidad abismal del cuerpo” // Diario de Armando Rojas GuardiaLa serenidad melancólica de la trompeta de Miles Davis funda una poética de sonidos evanescentes. Es un jazz casi inasible: volutas de humo musical. En el disco titulado Kind of bluesaquella serenidad resulta por momento majestuosa al aproximar a nosotros un mosaico vibrátil de sencillas y translúcidas líneas melódicas. Son tan frágiles, estas, como las exquisitas formas que producen las corrientes de las aguas. Seguir leyendo…

El caos // Diario de Armando Rojas GuardiaLos teóricos del caos, encabezados por Ilya Prigoguin, han hecho más que demostrarnos, es decir, nos han mostrado que el universo no funciona como un gran reloj con movimiento predecible. El mundo físico es más bien un caos imprevisible: las teorías deterministas basadas en el encadenamiento necesario de causas y consecuencias son cada vez más reemplazadas por cálculos de probabilidad. La materia constituye un dinamismo estructuralmente inestable. Seguir leyendo…

Mundo, demonio y carne // Diario de Armando Rojas GuardiaEs madrugada. Me levanto de la cama y, sin prender las luces, camino hasta la sala de mi apartamento y me siento en el sofá. Sé que afuera el firmamento es la ovación luminosa de las estrellas y la cinta plateadamente rota del cuarto menguante. Pero aquí, dentro de estas paredes, comulgo a la respiración de la noche. Esta oscuridad concéntrica no me produce ninguna sensación de irrealidad; antes al contrario, percibo la inmediata proximidad de los objetos que me rodean, su peso específico en la sólida gravitación nocturna. Se trata de una oscuridad materna preñada de presencias. El hecho de que yo no pueda verlas no significa que no sienta su tácita y compacta muchedumbre alrededor de mí: las mesas, el armario, las sillas, la alfombra, los libros, los discos, el ventilador, los cuadros, la extensión granítica del piso. Seguir leyendo…

La desnudez de lo real // Diario de Armando Rojas GuardiaLa luminosidad que emana de la lámpara ubicada en el último plúteo de la biblioteca, a un costado de la sala, es un resplandor esbelto, dulce, casi etéreo a fuerza de difuminarse levísimamente sobre los objetos que están en ese sector de mi apartamento, nimbándolos, a todos y a cada uno de ellos, con un aura de limpia majestad. Seguir leyendo…

Sobre la belleza, la estética islámica y el sufrimiento del inocente // Diario de Armando Rojas GuardiaSí, lo sé: contra mis dibujos conceptuales de la belleza del mundo conspira el escándalo del sufrimiento del inocente. ¿Por qué el tábano vivo de ese dolor tan constante como aparentemente sin sentido? ¿Es compatible afirmar que el mundo es bueno y bello con la constatación de que en medio de él aflora, de modo impenitente, el sufrimiento, sobre todo el que acomete a los seres que no parecen merecerlo? Seguir leyendo…

 

También puede leer los siguientes textos de Armando Rojas Guardia:

¿Qué es vivir poéticamente?, por Armando Rojas Guardia: “Sabemos que la modernidad, al instaurar el predominio del valor de cambio sobre el valor de uso, ha convertido la carne concreta del mundo en una verdadera eidosfera donde los objetos pierden entidad, peso específico y consistencia para transformarse en meras mercancías intercambiables”. Seguir leyendo…

El centro y la periferia, por Armando Rojas Guardia: “La única manera de revertir la negatividad de nuestro sentimiento de fracaso es encararlo, no reprimiéndolo, ni disfrazándolo, ni edulcorándolo con nuevas posturas épicas que nos alejan de nuestra realidad histórica truncada”. Seguir leyendo…

El chavismo y la memoria subversiva de Jesús, por Armando Rojas Guardia: “Creo que nada ni nadie son menos cristianos que un caudillaje y un caudillo. Probablemente ambos funcionen en Venezuela y en los países vecinos al nuestro como una funesta herencia hispano-árabe, aunque otras latitudes han conocido y conocen también la dominación política de un hombre supuestamente providencial que se presenta como el galvanizador de una movilización colectiva”. Seguir leyendo…

Prodavinci 

Comentarios (1)

William Chirinos
5 de noviembre, 2016

Soy aficionado a la escritura y desde que me tope hace unos meses en Prodavici la publicacion de estractos del Diario de tan laureado autor los espero semanalmente , son interesantes desde el punto de vista vivencial ya que contrbuyen al crecimiento personal . Por otro lado desde la optica pedagogica , el descubrimiento de palabras para mi nuevas ayudan en el enrriqucimiento del idioma , asi como tambien el estructuramiento poetico del texto que proporcionan a su obra una belleza inalcanzable para un aficionado , pero se va aprendiendo que es lo principal.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.