Actualidad

Condenan a cuatro años de prisión al director del diario Correo del Caroní // #MonitorProdavinci

Por #MonitorProDaVinci | 11 de marzo, 2016

Condenan al director del diario Correo del Caroní MonitorProdavinci 6402

El viernes 11 de marzo de 2016, el Tribunal Penal Sexto de Juicio del estado Bolívar, extensión Puerto Ordaz, a cargo del juez Beltrán Javier Lira, emitió una sentencia condenatoria contra David Natera Febres, director del diario Correo del Caroní, debido a la cobertura informativa que realizó el medio en 2013 relacionada con CVG Ferrominera Orinoco (FMO). A Natera Febres se le condena a 4 años de cárcel por los delitos de difamación e injuria continuada, además de ser multado con 1.137 unidades tributarias, tener prohibida la salida del país y régimen de presentación cada 30 días. El medio de inforrmación señala que:

“hasta ahora no existe una sentencia firme. Se espera la publicación de la misma, y una vez notificada a las partes, corre un lapso de 10 días hábiles para las apelaciones; de no haberlas, la sentencia se mantiene firme.

La defensa aclaró que el fallo del tribunal mantiene la prohibición de relacionar al empresario demandante con el caso de corrupción en Ferrominera Orinoco”.

Esta condena se produce luego de que el 9 de marzo de 2016 se retomara el juicio, tras dos años y ocho meses sin poder efectuarse, según Correo del Orinoco. Ante esto, el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) se pronunció a través de su cuenta en Twitter:

La asociación civil Espacio Público se manifestó a través de su página web:

“Desde Espacio Público recordamos que los estándares del sistema regional de derechos humanos señalan que las sanciones civiles por difamación no deben ser de tales proporciones que susciten un efecto inhibitorio sobre la libertad de expresión, y deben ser diseñadas de modo de restablecer la reputación dañada, y no de indemnizar al demandante o castigar al demandado. En este sentido, rechazamos el uso del sistema judicial para impedir el derecho a la información de los venezolanos que se traduce en mecanismos de coerción institucionalizada y pretenden generar un efecto de autocensura e inhibición respecto a temas de especial relevancia para la opinión pública como manejo de recursos del Estado, mediante sanciones penales o económicas.

Además, es preciso destacar que según la Declaración Conjunta del año 2003 de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos; de la  Organización de Naciones Unidas (ONU) y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) los trabajadores de los medios de comunicación que investigan casos de corrupción o actuaciones indebidas no deben ser blanco de acoso judicial u otro tipo de hostigamiento como represalia por su trabajo”.

Por su parte, la organización civil Expresión libre rechazó la condena e indico que:

“Respaldamos las declaraciones de las ONGs IPYS y Espacio Público que también condenan esta decisión y exhortamos a periodistas, gremios y medios a rechazar toda medida que criminalice el derecho de expresión y niegue el derecho a la información que tenemos los venezolanos”.

#MonitorProDaVinci 

Comentarios (1)

Irma Sànchez de Dìaz
13 de marzo, 2016

Esta condena me parece tan injusta y fuera de fecha, y esa multa es para robar y nada màs, ahi se le ven las costuras al Gobierno de turno, cuando exterminar a alguien no les importa nada ni nadie, si asi fuesen para resolver los problemas del Paìs, y meter a los corruptos verdaderos en la càrcel, no a los inocentes, como lo han hecho hasta ahora, condenan sin tener las pruebas en las manos, otro seria el cantar, ellos son los JUECES Y LOS VERDUGOS. Es todo.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.