Actualidad

Embalse del Guri ha descendido 22 metros. ¿Por qué hay una crisis eléctrica?

Por #MonitorProDaVinci | 2 de marzo, 2016

Venezuela Qué está pasando con el sistema eléctrico Por qué hay una crisis eléctrica 640

El Guri en la crisis eléctrica de 2016

El 2 de marzo de 2016, el Ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, realizó una inspección al embalse de la central hidroeléctrica Simón Bolívar en el estado Bolívar. El titular del despacho informó que el nivel del agua ha descendido 22 metros desde su cota inicial a 271 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m) a causa de la sequía propiciada por el fenómeno climatológico El Niño.

Según un reporte de Radio AVN, la inspección fue denominada “Agua Bendita” y consistió en una inmersión de 30 metros en el embalse con la intención de “verificar la distancia que hay desde la superficie hasta la toma de agua de la casa de máquinas número 1”.

Luis Motta Domínguez afirmó que entre la superficie y la boca de la casa de máquinas hay 11 metros de profundidad cuando la cota del Guri se encuentra a 249 m.s.n.m. El ministro opinó que es “una situación bastante crítica” y agregó que el gobierno pretende incrementar 1.000 MW de energía proveniente de centrales termoeléctricas y que inaugurará una central termoeléctrica en el estado Lara.

Ya el 19 de febrero Motta Domínguez había alertado, durante el Taller de Planificación Estratégica, que el sistema eléctrico podría colapsar en el mes de abril si no se toman medidas de racionamiento, según informaron medios como El Nacional o El Pitazo, entre otros.

¿Qué es lo que ocurre
con el sistema eléctrico?

Apagones, racionamiento eléctrico y el requerimiento de las autoridades de que los venezolanos disminuyan el consumo eléctrico demuestran que Venezuela podría estar al borde de una nueva crisis eléctrica como la que se vivió entre 2009 y 2013. De acuerdo con un informe que el Grupo Ricardo Zuloaga entregó a la bancada de oposición de la Asamblea Nacional, la situación del sector eléctrico en 2016 “presenta una condición de insuficiencia, en la capacidad de generación operativa, de mayor gravedad que cualquiera de los años precedentes”. El grupo autor del informe congrega a una serie de expertos en la materia coordinados por Leopoldo Baptista y al cual pertenecen profesionales como José Aguilar, José Manuel Aller, Nelson Hernández, Miguel Lara y Ciro Portillo.

¿Apagón-cultural-Venezuela-y-el-racionamiento-eléctrico-en-cines-y-teatros-por-Marcy-Rangel-320Una de las medidas polémicas que han tomado las autoridades venezolanas ha sido imponer el racionamiento eléctrico a los centros comerciales en determinados horarios, solicitando que durante el resto del horario de funcionamiento autogeneren la energía necesaria. La Cámara Venezolana de Centros Comerciales y Afines informó que llegaron a un “acuerdo temporal de ahorro de energía” con el Ministerio de Energía Eléctrica que establece los horarios de atención al público.

El Guri

La crisis se agrava al constatar los niveles del embalse del Guri, el cual alimenta a la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar: el agua se encuentra ocho metros por debajo de su punto óptimo para esta época del año, según reconoció el ministro Motta Domínguez  a través de su cuenta en Twitter.

Ésta es la central hidroeléctrica más importante del país y produce 8.851 MW, pero eso es apenas un 32% de la capacidad total instalada, según cálculos de la firma consultora en políticas públicas ODH.

El 5 de febrero el nivel del agua en el embalse del Guri se encontraba a 252,24 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m). so es a más de 5 metros por debajo de lo que estaba en 2010 cuando se produjo la primera crisis, según informaron el ingeniero electricista Miguel Lara y la economista Bárbara Lira durante una entrevista radial.

Así, para el 25 de febrero, el sitio web de Corpoelec muestra que la cota se encuentra a 249,55 m.s.n.m.. Y según el citado reporte del Grupo Ricardo Zuloaga, a este nivel el embalse se encuentra en emergencia, al menos de acuerdo con los criterios operativos.

Si el agua llega a 240 m.s.n.m obligaría a apagar algunas de las turbinas que generan energía.

El peligro sería que en los próximos meses el embalse llegue a niveles críticos, tomando en cuenta que tradicionalmente durante el mes de marzo y abril sus niveles descienden, dadas las bajas precipitaciones propias de la temporada de sequía. Sólo se recuperarían a partir de mayo. “Y esto se puede prorrogar hasta junio”, agregó Lara durante la referida entrevista.

¿Cuáles son las causas de la crisis?

El problema central es que en Venezuela consumimos más energía eléctrica de la que generamos, pero además generamos menos de la que se podría con la capacidad instalada.

Mientras la capacidad disponible es de 17.720 MW, la demanda alcanza los 18.300 MW. Eso genera un déficit de 1.080 MW, pero la capacidad instalada en venezuela alcanza los 34400 MW: más que suficiente para cubrir la demanda.

El ingeniero Lara agregó en la citada entrevista que “el parque térmico podría, solito, suplir la demanda”. El problema es que “tiene una indisponibilidad superior al 60%, cuando [su disponibilidad] es del orden del 85% […] Recuperar al menos un 30% en el corto plazo: eso es lo que debería hacer el ministro”.

Entonces, las dificultades estriban tanto en la merma de la producción termoeléctrica como en la sobrexplotación de la fuente hidroeléctrica.

Dificultades de la energía térmica

Ya en 2010 Marianna Párraga había advertido que “las plantas termoeléctricas que fueron inauguradas antes del decenio de Chávez han experimentado innumerables contratiempos operacionales por falta de mantenimiento en los últimos años”.

Víctor Poleo, ex viceministro de Energía y profesor de la Universidad Central de Venezuela, advierte que el déficit de la capacidad disponible se produce desde 2007. Ya en 2014 había 11.000 megavatios termoeléctricos indisponibles, una cantidad que representa casi la mitad de la capacidad termoeléctrica instalada. En relación con esto, Bárbara Lira considera que “Tenemos una alta dependencia de la generación hidroeléctrica y un parque térmico que no está en capacidad de generar la cantidad de electricidad que tiene que generar para complementar al sistema hidrológico”. Y en ese mismo orden, considera Víctor Poleo que:

“La indisponibilidad de capacidad termoeléctrica es explicable por carencias de combustibles (carencias de gas y diesel obligan sus importaciones a precios internacionales: otra fuente de gastos), ausencia de políticas de mantenimiento y reemplazo, sobreutilización de turbinas, dificultades en adquisición de repuestos y un equipamiento inútil”

Un ejemplo: Planta Centro, la planta térmica más grande de Venezuela y de Latinoamerica, “no produce un megavatio”, de acuerdo con Miguel Lara. A esto se le debe sumar lo dicho por Juan González, secretario del sindicato de Corpoelec en el estado Aragua:

“Desde diciembre del año pasado Planta Centro no está produciendo ni siquiera un kilovatio. Si tuviéramos las plantas termoeléctricas en funcionamiento, tengan la plena seguridad de que el pueblo venezolano no estaría sufriendo los racionamientos que padece”

Víctor Poleo también denuncia “el compulsivo sobre-equipamiento térmico” que tuvo lugar entre 2007 y 2014, algo que no se tradujo en generación de energía. Además, el economista Asdrúbal Oliveros señala que sector eléctrico es uno de los que más ha recibido inversión en los últimos años: hasta 14 mil millones de dólares entre 2011 y 2014, una cifra superior a las obligaciones de pago del gobierno de Venezuela ante sus acreedores internacionales en 2016. Sin embargo, según una investigación periodística realizada por César Batiz en 2015, la inversión en materia eléctrica no ha rendido los frutos esperados por elementos vinculados con la corrupción, como sobrefacturación en las compras o la compra de activos defectuosos.

Dificultades de la energía hidroeléctrica

La generación hidroeléctrica se ha visto afectada por el ciclo hidrológico desfavorable y un manejo inadecuado del Sistema Interconectado. “Al ritmo que va, por el abuso acumulado, podemos estar a dos meses del colapso”, afirmó el especialista José Aguilar para un trabajo periodístico hecho por María de los Ángeles Ramírez para El Estímulo. Aguilar agrega que “Si se hubiese operado el Sistema Interconectado de manera responsable con más energía termoeléctrica, el embalse estaría en su zona segura: por encima de 263 metros”.

La citada investigación explica que cuando el nivel del agua está por debajo de los 261 metros se reduce la eficiencia de la planta, requiriendo más agua y produciendo menos energía. Pero ese descenso habría podido ser suplido por energía térmica, según afirmaron José Aguilar y Miguel Lara a la periodista.

Cinco pasos para comenzar a tomar a El Niño en serio; por Alejandro Álvarez Iragorry 320Otro de los aspectos que ha influido en la generación y distribución de energía eléctrica en Venezuela ha sido el fenómeno climático El Niño. Este fenómeno aparece desde 1950 en ciclos de 3 a 7 años y consiste en el calentamiento inusual de las aguas superficiales del Océano Pacífico en la zona ecuatorial, generando lluvias intensas que pueden llegar a producir inundaciones y períodos de sequía que puede propiciar incendios forestales, escasez de agua, entre otros problemas.

Marianna Párraga escribió en 2010 un artículo para Prodavinci donde publicó cifras del gobierno que indicaban que a comienzos de aquel año ya había una demanda de 14.100 megavátios, mientras que la oferta efectiva apenas alcanzaba los 12.430 MW, produciéndose un déficit de 1.670 MW. Entre las causas mencionadas de la crisis de aquel momento figuraban los efectos de El Niño, ante el cual Párraga expuso que si bien sus efectos eran impredecibles, un uso menos intensivo del embalse del Guri para contrarrestar la inoperatividad de las plantas termoeléctricas, junto con la optimización del sistema interconectado y un patrón de consumo menos agresivo, habría sido suficiente para detener la crisis.

El gobierno de Venezuela ha creado una campaña que busca “incentivar a la ciudadanía a sumar esfuerzos para activar mecanismos de  distribución y ahorro del agua potable en todo el territorio nacional”. Sin embargo, otras versiones indican que el problema de generación y distribución de electricidad en Venezuela podría no estar exclusivamente relacionado con el fenómeno de El Niño.

Electricidad gratuita
y tarifas decrecientes

La mayoría de las medidas impulsadas por el gobierno nacional han estado enfocadas en racionar el consumo energético. Sin embargo, el economista Asdrúbal Oliveros ha planteado que uno de los principales problemas relacionados con el consumo es que cada vez más los venezolanos consumen una electricidad que no pagan. Las pérdidas en el sistema alcanzan un 42%, por lo que buena parte del consumo eléctrico en Venezuela es insensible a los precios y sus variaciones.

Pérdidas de energía

Por otra parte, las tarifas por el servicio eléctrico han venido cayendo en términos reales (ajustadas por inflación), por lo que el sistema cada vez se aleja más de la posibilidad de autofinaciarse, así que depende más de los aportes fiscales del Gobierno Central. Ante estas circunstancias, Oliveros afirma que:

“Si se pretende hacer una inversión seria y eficiente para resolver la crisis eléctrica, éstas tienen que estar acompañadas de una reforma interna en la industria. Es decir: antes de pensar en siquiera seguir invirtiendo en la industria, es necesario que se revisen los precios y quién está pagando por electricidad y quién no”

precio tarifas promedio

¿Cuáles son las medidas que se están tomando
y cuáles las que deberían tomarse?

Según una nota de Luisa Quintero en Tal Cual, el Ministro de Energía Eléctrica, el general Luis Motta Domínguez, advirtió en una reunión con los alcaldes del Distrito Capital que “de no tomar las medidas y correctivos necesarios, en el mes de abril se podría experimentar el colapso eléctrico del país”.

A la salida de su Memoria y Cuenta, el ministro explicó que los correctivos se están realizando con base en las resoluciones 077 y 075 del Ministerio de Energía Eléctrica, que datan de junio de 2011. Hay que recordar que la resolución 075 establece las normas en tiempos de crisis a los usuarios industriales, comerciantes y oficiales con cargas superiores o iguales a 200 kVA con la finalidad de reducir las caídas de tensión y aumentar la disponibilidad de potencia en la red eléctrica, mientras que la resolución 077 establece actividades y medidas de cumplimiento obligatorio para la disminución del consumo de energía eléctrica en instituciones públicas.

gaceta-320Además, se publicó el decreto 2.241  en la Gaceta Oficial 40.855, donde se activa la comisión presidencial del Estado Eléctrico y se establece un nuevo horario de trabajo para el sector público: de 7:30 am a 1:00 pm, anunciando que cone sta medida se reducirá el consumo eléctrico en al menos un 30%.

Sin embargo, según los analistas consultados esto no es suficiente. Algunas de las medidas que podrían tomarse para dimensionar y atender la crisis eléctricas, de acuerdo con el Grupo Ricardo Zuloaga, son:

─ Informar al país sobre las magnitudes exactas del problema a través de informes sobre la situación financiera, administrativa y laboral del sector, además de las condiciones operativas de la infraestructura eléctrica y un informe sobre el estado de la infraestructura eléctrica asociada a los principales sistemas de bombeo de Venezuela (Metro de Caracas, Complejo Refinador de Paraguaná, los principales puertos y aeropuertos del país, entre otros).

─ Elaborar un plan que permita, en un lapso de 90 días, incrementar la disponibilidad del parque de generación térmico hasta el 60%, pues actualmente está en apenas 40%.

─ Solicitar al Ministerio de Electricidad un informe sobre el estado de avance de la central hidroeléctrica de Tacoma, donde además se explique cómo acelerar la incorporación de las primeras unidades de la central en los primeros meses de 2016 y así aliviar el uso del embalse del Guri.

─ Retomar el anterior huso horario, a través de la coordinación con el Ejecutivo Nacional del reajuste, para aprovechar al máximo la luz solar.

Otras medidas que podrían representar importantes cambios en la crisis eléctrica de Venezuela es la activación de Planta Centro, así como la reducción de gastos de menor importancia en pro de la inversión en mantenimiento de la industria eléctrica. De acuerdo con el ingeniero Miguel Lara, la recuperación del sistema eléctrico podría requerir unos 3 mil millones de dólares por los próximos cinco años: “Eso es, más o menos, la tercera parte de lo que tiene el Plan de Desarrollo del Sistema Eléctrico del gobierno. Es decir, que no se requiere tanta plata”.

#MonitorProDaVinci 

Comentarios (7)

Estelio Mario Pedreáñez
2 de marzo, 2016

Hay una crisis eléctrica por las mismas razones que nuestra sufrida Venezuela padece una crisis total: Porque en nuestra Historia la mayoría de nuestros gobernantes han sido ladrones, dedicado más a robar al erario público que a construir un país moderno. Porque hemos desaprovechado muchas posibilidades de utilizar el petróleo para modernizarnos, aunque la poca modernidad que logramos ha sido por el petróleo y a pesar de nuestros mediocres gobernantes. Porque la mayoría de nuestros gobernantes han actuado más como lacayos de gobiernos extranjeros y les interesa más acumular riquezas e irse a vivir al exterior como potentados. Porque banqueros privados, ingenieros electricistas y otros ignorantes manejaron las finanzas públicas y al sector eléctrico público lo ha manejado gente sin preparación en la materia. Porque nuestros gobernantes han permitido que la minería (legal e ilegal) esté destruyendo las cuencas de nuestros grandes ríos que alimentan nuestras plantas hidroeléctricas, por…

Jj Parra
2 de marzo, 2016

En la evaluación de la crisis hidráulica del Guri…se esta trabajando la emergencia con cotas calculadas a la fecha de su construcción…y transcurrido ese tiempo a la fecha de hoy…..no se esta calculando el desnivel causado por la natural sedimentación del embalse….

Oswaldo Campos
2 de marzo, 2016

Esto del colapso eléctrico del Guri se ha convertido en una telenovela que se transmite todos los años comenzando en Enero y termina en Abril o Mayo con las primeras lluvias del año. Y ademas aparecen una cantidad de expertos opinando que yo que tengo toda mi vida en el sector jamas había oído nombrar, pero bueno así es Venezuela y como dicen el pescuezeo es libre. Nadie se atreve a averiguar porque esta pasando esto. Uds creen que no existe desde hace varios años data porque desde que este gobierno clausuro el sitio web de Opsis, el sistema interconectado, donde uno podía entrar y conseguir toda la informacion del parque de generación y los sistemas de transmision del pais, es poco lo que se sabe, pero se dice que la capacidad instalada actual es de apx. 34000 MW, y solo 17000 MW estan disponibles, y que la demanda nacional excede en ciertas horas del dia y en las horas pico los 18000 MW. Hay un deficit por cubrir de apx. 1000 a 1500 MW.

Oswaldo Campos
2 de marzo, 2016

Por lo que hay un deficit de apx. 1000 a 1500 MW. que obligan a racionar el servicio y entonces surgen los apagones., esto indica que apx. un 50% de la capacidad instalada tanto de la parte hidroelectrica como la termica no estan disponibles por mantenimiento o paradas forzadas. Esto se debe a desinversion en el sector, y en el mantenimiento, falta de planificacion a futuro para cubrir el aumento vegetativo de la demanda de apx. 5% por año, y muchisimas unidades de plantas turbogas y centrales termoelectricas trabajando con un Heat Rate altisimo, que significa que el consumo de energia en BTU por Kw’Hr es muy alto, y que ya existen en el mercado unidades de generacion y sistemas combinados con una eficiencia mucho mayor que se traducirian primero en una mayor generacion por BTU o por litro de combustible consumido, ademas gran parte de las turbinas a gas de generacion trabajan con combustible diesel lo que significa una aberracion.

Oswaldo Campos
2 de marzo, 2016

Unidades de Turbinas a gas que deberían trabajar con gas y no con combustible diesel que producen deterioro de las partes internas mas rápidamente haciendo mas frecuentes las paradas por mantenimiento y los Tiempos entre overhauls (TBO). Por otra parte un aumento de la demanda del 5% anual significa que cada año hay que instalar apx. 900 a 1000 MW de Nueva Generación, esto no sucede asi, sino que actuan por espasmos, cuando hay una crisis como ocurre casi cada 4 años, corren desesperadamente a comprar unidades de generacion tipo turbinas que estan en el mercado secundario, ya sean nuevas no usadas que tienen hasta 10 años de fabricadas y vienen y las instalan aqui como tremenda solucion. Digame el cuento que le vendieron los cubanos a Corpoelec de la Genracion Distribuida, eso no significa otra cosa que cuando tu pones una planta de emergencia en tu casa, esa no es una solucion estructural del problema. Ya muchas de esas plantas diesel estan paradas porque las dañaron, porque no son

Oswaldo Campos
2 de marzo, 2016

No son unidades para operación en servicio continuo en carga base, sino para tipo stand-by o en emergencia, y no mas de 500 Horas al año. Entonces no me sigan con el mismo cuento que ya me tienen cansado, ahora hasta los Generales y las Fuerzas Armadas se meten a opinar en el sector electrico como que si esa fuera una materia que dominaran, no señor tienen que estudiar mucha termodinamica, Transferencia de calor, Generacion de Potencia, Centrales Termoelectricas, etc como lo hice yo por alla en los años 64 al 70, en la gloriosa UCV, la Casa que vence las sombras.

Olmar Centeno
2 de marzo, 2016

El fenómeno de El Niño se viene produciendo desde antes de que los indios emigraran al continente americano. Normalmente, la corriente de Homboldt enfria el mar y las costas del oeste del continente, desde Chile hasta mas o menos las Galápagos. Solo que, cada cierto tiempo, la corriente de El Niño la empuja lejos de dichas costas y se produce el recalentamiento de las aguas lo cual, de paso, causa escasez del pez anchoveta influyendo negativamente en la economia peruana. En cambio La Niña, contrapartida de la citada corriente cálida, aún es objeto de estudios pero al parecer es la que causa los periodicos problemas de sequia en nuestro país. Lo cual no es excusa para que la represa de El Guri haya sido tan maltratada ni aun menos es excusa para el robo descarado del Tesoro Nacional

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.