Actualidad

Algunos libros de 2015 (I); por Antonio Ortuño

Por Antonio Ortuño | 2 de enero, 2016

Algunos libros de 2015 (I); por Antonio Ortuño 640

Hay quienes se muestran frontalmente alérgicos a los listados de “libros del año” que por estos días se divulgan en medios variopintos. Argumentan, no sin razones, su horror a que se jerarquice lo publicado en el año como si se tratara de la tabla de posiciones del torneo de fútbol o una vil carrera de galgos. Cuestión de opiniones. Por lo pronto y mientras la Constitución ampare el derecho a la libre expresión, los periodistas a quienes nos entretiene el asunto podemos practicar el juego de señalarle al lector algunos de los títulos más afortunados que descubrimos en los meses pasados, con la pertinente aclaración de que ni quien firma esto, ni ningún colega más, se leyó todo lo que apareció en cada rincón del país o el planeta: por lo tanto, este artículo es un simple repaso personal y particular, centrado en la narrativa y la “no ficción” (alguien mejor enterado tendrá que ocuparse del ensayo y la poesía) y no la entrega de los premios Óscar.

Para quien esto escribe, la narrativa mexicana tiene un nutrido grupo de títulos para destacar en 2015. Los que este reseñador disfrutó más fueron “Al final del vacío” (reedición), de JM Servín (Almadía); “Las tierras arrasadas”, de Emiliano Monge (Random House); “Los gatos de Schrödinger”, de Franco Félix (Tierra Adentro); “En voz alta”, de Cristina Rascón (Nitro Press); “No manden flores”, de Martín Solares (Random House); “Las bestias negras”, de Jaime Mesa (Alfaguara); “Memorias de un hombre nuevo”, de Daniel Espartaco (Random House); “Los últimos hijos”, de Antonio Ramos (Almadía); “Pandora”, de Liliana Blum (Tusquets); “Cuaderno ideal”, de Brenda Lozano (Alfaguara); “Una menta enferma”, de Rafael Ferrer Franco (Tusquets); “Perros sin nombre”, de Gabriel Rodríguez Liceaga (Abismos); “Conjunto vacío”, de Verónica Gerber (Almadía); “Temblador”, de Pablo Piñero (Tierra Adentro); “¿Quién le quitó los dados a Dios?”, de Gilberto Lastra (Abismos); “Viaje al fin de la memoria”, de Gastón García Marinozzi (Tusquets); “El genio de la familia”, de Raúl Aníbal Sánchez (Tierra Adentro); “Quisiera ser John Fante”, de Daniel Herrera (Moho); “Paris DF”, de Roberto Wong (Galaxia Gutemberg) y “Huesos de San Lorenzo”, de Vicente Alfonso (Tusquets). Una mención especial merece la colección “Instantánea”, del sello local Paraíso Perdido, que ha editado plaquettes con relatos de autores como Abril Posas, Cástulo Aceves, Édgar Velasco, Rafael Villegas, Gabriela Torres, Manuel Fons, Nylsa Martínez, Nydia Pando, James Nuño, Elizabeth Vivero, Iván Farías y Alejandro Badillo, entre otros, a los que vale la pena asomarse.En el terreno de la llamada “no ficción”, que incluye textos relacionados con la historia, la biografía y la crónica inclasificable, destacaron para este lector “La casa del dolor ajeno”, de Julián Herbert (Random House); “Slim”, de Diego Osorno (Debate); “Kafka en traje de baño”, de Franco Félix (Nitro Press) y “Notas de desencanto y otras virtudes”, de Miguelangel Díaz Monges (Abismos).No hay lista perfecta y sus alcances son los de quien la propone. Ojalá esta sea útil para el lector.

Antonio Ortuño Narrador y periodista mexicano. Entre sus obras más resaltantes están "El buscador de cabezas (2006) y "Recursos Humanos" (finalista Premio Herralde de Novela, 2007). Es colaborador frecuente de la publicación Letras Libres y del diario El Informador. Puedes seguirlo en Twitter en @AntonioOrtugno

Comentarios (1)

Yolanda texera
2 de enero, 2016

Curioso, siempre leo tus cosa , las de Prom y Abad , London Review of Books y otros no me suenan esas cosas que recomiendas. Por elemplo estoy leyendo a Elena Ferrante y me parece bastante fascinante su estilo, prosa e hsistoria . En fin no te molesto mas. Ytexera

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.