Actualidad

Así fue el discurso de la MUD durante la campaña electoral; por Álex Vásquez S.

Por Álex Vásquez S. | 5 de diciembre, 2015
Fotografía de Lissette da Silva para Sumarium.com

Fotografía de Lissette da Silva para Sumarium.com

Esperanza para el cambio: el mensaje para sumar votos

Coinciden analistas políticos como John Magdaleno y Edgard Gutiérrez en que la Mesa de la Unidad Democrática mezcló una serie de elementos: lo emocional, con el apoyo de la música; la invitación al voto castigo, con la constante denuncia de la crisis económica; la reiteración de la palabra “cambio”, y la instrucción clara sobre cómo se debe votar.

Lo emocional, esperanza y nacionalismo

Una mujer se levanta muy temprano y comienza a recoger personas en un autobús que recorre una zona popular, mientras canta Mi querencia, de Simón Díaz:

“Si mi querencia es el monte y mi fuerza un cimarrón, ¿cómo no quieres que cante, cómo no quieres que cante como canta un corazón?”.

Unos hombres, mientras juegan dominó y ven pasar a la gente que ya no cabe en el autobús y camina alegre a su lado, se preguntan si van a votar. Al ver más gente pasar se levantan y los siguen.

Es la apelación a lo emocional en la campaña, algo que para Magdaleno y Gutiérrez es acertado, pues el voto no es enteramente racional.

“Apelar a lo emocional era necesario porque toda campaña tiene que trabajar en una emoción dominante, lo que no significa que el voto es solo emocional, pues hay pedazos racionales, pero ciertamente si no hay claridad sobre la emoción que se trabaja, es una campaña deficiente. Es relevante que se use un símbolo nacional compartido: Simón Díaz, con una canción que todos conocen, cuya significación es la esperanza, algo pertinente en un clima de desesperanza”, señaló Magdaleno.

“Te amo aunque te encuentres dividida, dos almas y también dos corazones, despierto con la mente adolorida, pensando cuáles son las soluciones”.

“Por ti, debo elegir, de qué lado se encuentra mi nombre. Voy a salir a decidir, por el cambio sin ver más opciones”.

“Ya tenemos la oportunidad de cerrar esta historia y volver a empezar”. “De dejar tantos miedos atrás, por un nuevo camino, Venezuela estoy contigo”.

Son tres fragmentos de la canción Mi Felicidad, que Nacho y Víctor Muñoz interpretan mientras aparecen imágenes del Salto Ángel, el Orinoco, Caracas, el puente sobre el Lago de Maracaibo o los llanos venezolanos: otra vez la apelación a la esperanza en medio de símbolos nacionales compartidos.

Cambio

El director de Delphos, Félix Seijas, afirmó en un evento privado que la palabra que más escucha en todos los focus groups que ha hecho para indagar qué desean las personas respecto a la situación del país es “cambio”. 84% de los venezolanos, de acuerdo con los últimos estudios de Venebarómetro, desean un cambio.

La MUD aprovechó el sentimiento. En las dos campañas que se analizaron en el bloque anterior se hace referencia al cambio: el autobús que maneja la mujer lleva en el vidrio trasero el eslogan de la oposición: “Venezuela quiere cambio”. Y en el video musical Nacho canta: “Voy a salir a decidir, por el cambio sin ver más opciones”.

Gutiérrez aclara que limitarse a lo emotivo es insuficiente, porque en las campañas influyen también las razones. “Por eso el tema del cambio resulta imperativo”, señaló.

La denuncia constante: “no más colas”

En sus propagandas y en los discursos de los dirigentes de la oposición hay una constante referencia a la crisis económica. Jesús Torrealba, jefe de campaña de la oposición, aclaró que no solo en los medios, sino en el contacto cara a cara con la gente denunciarían esa crisis y presentarían propuestas.

El desabastecimiento es el problema que más preocupa a los venezolanos, de acuerdo con Datanálisis, Delphos, Venebarómetro o IVAD, por mencionar algunas encuestadoras, y no en vano es lo que la MUD más ha mencionado en su campaña.

Enrique Márquez, integrante del Equipo Ejecutivo del Comando Venezuela Unida, ha reiterado que el principal problema de los venezolanos es que no encuentran los alimentos básicos y que, cuando los encuentra, el dinero no alcanza para comprar todo lo que se necesita. Ese tipo de denuncias se repitió durante toda la campaña. La referencia a las colas en los supermercados también dominó en el discurso político.

Magaleno opina que era evidente que la constante referencia al voto castigo sería un elemento esencial: “Es el framing central del clima de opinión en el país, por el deterioro de la situación económica”, señaló.

Admitió que echó de menos una mayor movilización social alrededor de las colas, para sensibilizarse ante una situación que genera mucha irritación, y también consideró necesarias mayores referencias al alto costo de la vida en las campañas televisivas.

La de la manito

“Abajo, a la izquierda, en la esquina, la de la manito”. La canción sonó una y otra vez en la radio y la televisión venezolana, para aclararle a los ciudadanos cuál es la tarjeta que debían seleccionar en la boleta electoral si querían votar por la MUD.

Torrealba aclaró que “la campaña de aire”, en radio y televisión, estaría centrada en explicar cómo votar. La cuña se repitió para sembrar la idea, con una letra pegajosa.

Gutiérrez opinó: “Naturalmente, en una campaña en la que se ha jugado a confundir al elector, y con eso me refiero a la tarjeta de MIN Unidad, el tema de enseñar a votar al elector ha sido más que importante”.

Álex Vásquez S. 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.