Actualidad

América Latina ya renovó sus estrategias petroleras. ¿Qué pasa con Venezuela?; por Armando I. Flores

Por Armando I. Flores, Gustavo Baquero y Carlos Bellorin | 15 de julio, 2015

América Latina ya renovó sus estrategias petroleras. ¿Qué pasa con Venezuela; por Armando I. Flores  640

“Por otro lado, inevitablemente los países productores también
deberán reconsiderar sus modelos de negocio, revisar sus contratos
en orden de alinearlos con las condiciones actuales para reducir riesgos y costos”

Claudio Descalzi, CEO de ENI

La vertiginosa caída de los precios del petróleo a finales del 2014 e inicios del 2015 puso fin a unos de los auges de precios más grande y continuo que el mundo haya conocido. Cada vez son más los expertos que afirman que los tiempos del crudo a 100 dólares por barril tardarán en volver, si es que vuelven.

Este cambio estructural ha requerido importantes ajustes de parte de los actores del mercado. En Amércia Latina, un factor común en la mayoría de los países petroleros es que, bien sea a través de modificaciones en su marco regulatorio y/o a través de sus compañías nacionales, se han anunciado públicamente renovaciones de estrategia.

México: ajustar una estrategia a largo plazo en conjunto con la industria

En el marco de una reforma energética que —entre otras cosas— puso fin a más de 70 años de monopolio estatal de PEMEX, México lanzó la primera convocatoria de la Ronda 1 de licitaciones a mediados de diciembre de 2014. Ya para esa época los precios del crudo habían caído abruptamente, dejando a los proyectos poco atractivos a la inversión privada y arriesgando así el éxito de la reforma ante la opinión pública.

La respuesta fue rápida: la Secretaría de Energía (SENER) publicó ajustes a las condiciones en marzo y mayo de 2015, flexibilizando los contratos y ofreciendo incentivos fiscales para aumentar rentabilidad. Además, planean hacer este tipo de ajustes anualmente, tal como lo indica su último Plan Quinquenal 2015-2019,  y la SENER consultará con la industria y gobiernos estatales a través de encuestas para evaluar el plan y permitirle “responder a las condiciones del mercado”. En el plan, reconocen la importancia de una “visión compartida e integral y de largo plazo para el éxito”.

Colombia: Ecopetrol se “reinventa para competir en el Mundo”

Luego de 8 años bajo la dirección de Javier Gutiérrez, Ecopetrol cambió de CEO en marzo para enfrentar los nuevos retos. Juan Carlos Echeverry, ex-Ministro de Hacienda, liderará la nueva estrategia que consiste en enfocarse en la eficiencia operativa y la competitividad.

Ante la caída de los precios y el poco éxito exploratorio (a las tasas de producción actual, a Colombia le quedan menos de 7 años de reservas). Ecopetrol se reinventa apuntando a reducir su costo por barril en más de 17% y aumentar su factor de recobro de 18% a 23% para el 2020. Entre las metas se encuentra lograr ahorros estructurales de unos mil millones de dólares anuales a partir de 2018, alcanzar un 100% de reposición de reservas y conseguir un aumento modesto pero sostenido (y viable) de la producción, pasando de 770 mil barriles de petróleo equivalentes diarios a 870 mil en cinco años.

Por otro lado, en el marco de la política de atracción de capital privado en la industria petrolera de Colombia, la ANH también ha sido rápida en responder. En marzo se aprobó una serie de incentivos fiscales y operacionales para las empresas con operaciones de exploración y producción que han sido bien recibidos por los operadores (incluyendo a Ecopetrol) y se espera que no sean los únicos en aprobarse este año.

Brasil: menos apalancamiento para Petrobras

La compañía de Exploración y Producción más apalancada del mundo acaba de publicar su nuevo plan estratégico 2015-2019: Petrobras busca reducir su apalancamiento neto de 52% a menos de 40% a través de cortes en la inversión de casi 40%, suspensión de dividendos, venta de activos no estratégicos y reducción de costos.

Además, habrá más incentivos para el desarrollo de los campos en aguas profundas del Pre-sal porque estas medidas vienen acompañadas de un sinceramiento en su meta de producción: de apuntar a producir 4,2 millones de barriles diarios (mmbpd) para 2020, ahora sólo planea producir 2,8 mmbpd con mayor foco en los campos profundos del Pre-sal.

Paralelamente y en parte motivado por el gran escándalo de corrupción descubierto en Petrobras por la operación Lava Jato iniciada en 2014 (cuyo desfalco se estima inicialmente entre los 3.000 y los 7.000 millones de dólares), desde el Senado de Brasil se ha propuesto una reforma de la Ley de Pre-sal que haga más viable el desarrollo de proyectos en ese yacimiento. La reforma busca eliminar tanto la presencia obligatoria de Petrobras como operador de los campos como la necesidad de que la empresa tenga al menos de 30% de participación.

Si bien la aprobación de dicha ley aún es incierta (Dilma Rouseff se ha opuesto públicamente a ella y podría vetarla), hay una intención clara y pública de cambiar el marco regulatorio y así contribuir a adaptarse a las nuevas condiciones antes de la siguiente ronda de licitaciones el año próximo.

Argentina: cambios drásticos para mantener el interés y atraer capital

Argentina fue el país en la región que adoptó los cambios más dramáticos y de manera más rápida para mitigar la caída de los precios del petróleo y su impacto en la inversión privada. Casi anticipándose a la abrupta caída de los mismos y en paralelo a una campaña importante para promover su enorme yacimiento de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta, Argentina aprobó una reforma substancial a su Ley de Hidrocarburos en Octubre de 2014. Con ella buscaba adaptarse a las particularidades de la explotación de hidrocarburos no convencionales, así como también incluir incentivos para todo tipo de áreas y restarle control e influencia a las provincias. Simultáneamente, también se aprobó una ley de promoción de inversiones a la industria de hidrocarburos.

Estos cambios, y otros como la reducción al impuesto de exportación, han hecho que importantes empresas estén mirando con gran interés invertir en ese país, a pesar de un pasado reciente convulso con drásticos cambios de ley, tensas relaciones con empresas productoras y expropiaciones como la del 51% de las acciones de Repsol YPF en 2012.

Venezuela:  el Plan de la Patria 2013-2019 y el Plan Siembra Petrolera

PDVSA no ha anunciado ningún cambio de estrategia en lo que va de año. Sin embargo, prepara su Plan Estratégico 2016-2025 de una nueva manera. En palabras de Eulogio Del Pino, “el proceso normalmente se realizaba de forma corporativa, pero ahora será protagónico y socialista”. Se prevé armar mesas de trabajo para consultar con los más de 150.000 trabajadores de la empresa en torno a temas estratégicos como reimpulsar los valores y principios socialistas, posicionar a PDVSA como empresa de crudos pesados, diversificación de mercado e integración regional (Petrocaribe, Alba, etcétera). También se mencionan temas como eficiencia operativa y preservación del medio ambiente.

PDVSA no parece estar reaccionando al contexto competitivo internacional luego de la caída de precios. Si bien ha ofrecido incentivos incluso antes de diciembre de 2014, a diferencia de sus pares latinoamericanos, estos no froman parte de una política enfocada a largo plazo. No sólo no se han anunciado públicamente, sino que además son modestos e insuficientes cuando se toma en cuenta la reputación actual de la compañía, su condición financiera y la narrativa oficial. Adicionalmente, se planea mantener los costosos acuerdos energéticos con Petrocaribe que afectan su flujo de caja, se ha mantenido las irreales metas de producción, prevalece la politización e ideologización y tantas otras cosas.

Es importante que la gerencia de PDVSA reflexione profundamente sobre el nuevo contexto energético mundial y la respuesta de países de la región y de sus empresas nacionales. México, Colombia, Brasil y Argentina ya han renovado públicamente sus estrategias. Y PDVSA debe hacer lo propio, además de rectificar muchas de sus políticas mientras esté desarrollando sus mesas de trabajo para incorporar los cambios a su nuevo Plan Estratégico.

El aprovechamiento de nuestros recursos en el mediano plazo depende, en buena parte, de que lo hagan.

Armando I. Flores, Gustavo Baquero y Carlos Bellorin 

Comentarios (1)

margarita montero
16 de julio, 2015

Excelente trabajo comparativo ,resalta los planes y lo rezagado que esta Venezuela en comparación a los otros países .Felicitaciones a los autores.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.