Actualidad

¿Venezuela importando petróleo? ¿Por qué? Lea el análisis de Marianna Párraga

Por Prodavinci | 15 de octubre, 2014

brasilpetroleo640

Marianna Párraga, periodista especializada en energía y autora de Oro rojo (Ediciones Punto Cero) explica por qué Venezuela siendo un país productor de petróleo ahora debe importarlo según diversos medios de comunicación.

1. ¿Por qué Venezuela importa petróleo?
La pproducción de crudos extra pesados en Venezuela, provenientes de la Faja del Orinoco, se ha venido incrementando en las últimas décadas, mientras que la extracción de crudos ligeros y medianos de las llamadas “áreas tradicionales” (el Lago de Maracaibo y el norte de Monagas, principalmente) ha mostrado una acelerada declinación en el último lustro, debido a la sobrexplotacion de algunos yacimientos, la falta de inversión en otros y como consecuencia de la expropiación de firmas de servicio petrolero. Esto ha hecho que PDVSA tenga serias dificultades para conseguir “diluyentes”.

Por su densidad, los crudos extra pesados de la Faja deben ser mezclados con algún tipo de diluyente, tanto para su transporte como para poder ser procesados en refinerías convencionales.

Históricamente, la solución a este problema en Venezuela había sido procesarlos en unidades de mejoramiento (similares a una refinería, pero de menor complejidad). Además, se descubrió, se desarrolló y se patentó la orimulsión como solución de transporte de lo que antes era conocido como “bitumen”. La orimulsión dejó de ser producida en 2005-2006, después de que PDVSA argumentara que al ser vendida al mercado eléctrico, la valorización de estos crudos era mucho menor a la que ofrecía el mercado refinador.

Por otra parte, desde el año 2000, cuando Hugo Chávez inauguró el último mejorador disponible (Hamaca) no se planificó otro proyecto similar. Hasta que finalmente en 2010, después de la estatización de la industria petrolera y la salida de algunos de los socios que PDVSA tenía en esos emprendimientos en el Orinoco, se volvieron a licitar proyectos de extracción y mejoramiento en la Faja, que apenas ahora es que están comenzando a producir.

Con grandes retrasos a cuestas, PDVSA y sus socios han tenido que recurrir a la importación de nafta en el mercado abierto, pagando precios muy altos debido a que muchas de las compras se hacen al contado, no a través de un contrato de suministro. Esto lo hacen para poder contar con un diluyente para los crudos pesados. Es algo crucial cuando los mejoradores existentes, como ocurre con frecuencia, tienen problemas operacionales y se detienen, creando la necesidad de contar con un volumen todavía mayor de diluyente para poder desalojar los crudos extra pesados.

Cualquier ahorro en los costos de importación que PDVSA pueda hacer incidiría positivamente en su posición financiera y en la del país. Además, mezclar los crudos extra pesados propios con crudo ligero importado daría como resultado unos blends de mejor calidad que los que hoy PDVSA está produciendo. Pero en estas circunstancias, y sin otra solución a la vista (porque los nuevos mejoradores no estarán listos a tiempo en 2016, como se planeó, y producir crudo ligero en Venezuela requeriría de mucho tiempo y un gran esfuerzo), resulta que firmar un contrato de suministro luce mas accesible para una PDVSA que lucha constantemente por lidiar con sus conocidos problemas de flujo de caja. Esto afecta a la economía venezolana como un todo, al existir un control de cambio y prácticamente una sola fuente de dólares para toda la economía.

2. ¿Cómo afecta la importación de petróleo los ingresos en dólares de Venezuela?
Las importaciones petroleras son una pesada carga que PDVSA lleva a cuestas. Según las cifras del Banco Central de Venezuela, las importaciones petroleras (que incluyen tanto líquidos como compras de equipos para la industria) han superado los 12.000 millones de dolares en los dos últimos años, afectando seriamente la balanza de pagos del país.

Las importaciones no son nuevas, pero fundamentalmente han consistido en la compra de productos refinados. PDVSA comenzó a incrementar su importación de componentes para refinación en 2011. Y en 2012, tras la severa explosión en la refineria de Amuay que causó una crisis que se prolonga hasta hoy, esas compras se dispararon para llegar a unos 150.000 barriles por día en la actualidad. Una cantidad que pesa bastante en el presupuesto de PDVSA. Más aún si se considera que muchos de esos combustibles son luego suplidos al mercado interno bajo un subsidio grosero.

En 2012, algo que continuó el año pasado, Venezuela se convirtió en importador neto de derivados. Es decir: Venezuela importó un volumen de derivados del petróleo mayor a lo que exportó. De manera que si PDVSA puede lograr una reducción de costos con la sustitución de importaciones de derivados por crudo, esto debería reducir la partida para importaciones.

3. ¿Qué tendría que suceder para que Venezuela no se vea en la necesidad de importar petróleo?
En primer lugar, tendría que haber un entorno de negocios que propicie la inversión, con el objetivo de acelerar los proyectos de construcción de mejoradores.

El alza de los impuestos petroleros, las duras negociaciones entre PDVSA y sus socios de la Faja sobre los términos contractuales y la falta de capital para invertir de PDVSA han retrasado los proyectos. Incluso después de que se pensaba que los escollos de la nacionalización podían haberse superado, al menos parcialmente, con la licitación de nuevas áreas y la entrada de nuevos participantes a la industria. Pero algunos socios de PDVSA, como Petronas, se han ido de Venezuela tras infructuosas negociaciones con el Estado. Y otros, como Petrovietnam, han amenazado con hacerlo.

PDVSA debería, en paralelo, hacer un mayor esfuerzo monetario y técnico por recuperar los yacimientos en declive y reimpulsar la producción, pero las onerosas transferencias al Gobierno y la hiperdependencia del Estado de estos ingresos ha limitado los recursos que PDVSA puede reinvertir en sus propios negocios, aun cuando esto es urgente.

La expropiación de empresas de servicio tuvo un impacto negativo sobre la producción de crudo y gas, especialmente en el Lago de Maracaibo, que no ha sido revertido. Y PDVSA no ha invertido lo suficiente en exploración y desarrollo para explotar otras reservas de crudos medianos y ligeros que tiene, focalizándose únicamente en la Faja, sin tener una solución de corto o mediano plazo para la salida de los crudos extra pesados.

Por otra parte, se requiere mucho dinero para mejorar los proyectos de mantenimiento de los mejoradores existentes, a fin de que operen eficientemente. También se requiere invertir en la verdadera modernización y mantenimiento del parque de refinación, que sigue trabajando a media capacidad tras la crisis de Amuay, sin poder producir suficientes derivados para el mercado interno.

Teniendo las mayores reservas de crudo del mundo, Venezuela ha hecho muy poco en la última década por desarrollarlas eficientemente. Se ha concentrado únicamente en asegurar la mayor captura de renta posible. Ese enfoque, aunado a la politización extrema de la industria (algo que le resta visión comercial a la empresa) está afectando seriamente el desempeño de los negocios del país.

Prodavinci 

Comentarios (10)

Pedro
15 de octubre, 2014

También es necesario el saneamiento de la nómina. Este será el reto más grande a enfrentar el día en que PDVSA empiece a retomar el rumbo correcto. A pitazos salieron de 20,000 empleados calificados. No creo que los más de 100,000 que existen ahora salgan de la misma forma.

Gloria Muñoz
15 de octubre, 2014

Que tristeza que nuestra empres petrolera orgullo de eficiencia y calidad en el mundo halla llegado a estos términos producto de la incompetencia, corrupción y pare de contar!

german santander
15 de octubre, 2014

Lamentablemente se estan gastando muchos bolivares para economizar lochas con estos srs del régimen que no saben ni hablar. Qué se puede esperar, todo eso más la falta de mantenimiento desinversión estan acabando con el único ingreso del pais

Antonio
15 de octubre, 2014

Recientemente, un funcionario del gobierno ratificó que Pdvsa, no podía verse como un negocio, sino como una empresa social. Esto significa que su propósito legal como sociedad mercantil, es decir, ser una empresa dedicada a la explotación y comercialización de crudo para proveer divisas para el estado, simplemente, no está considerado hoy en día; lo cual explica el porqué Pdvsa, medio produce y dedique el esfuerzo de 140 mil empleados a tareas de lo mas disímiles que nada tienen que ver con su Misión y Visión original, totalmente operacional, basada en la eficiencia y la preparación de alto nivel.

el padre
16 de octubre, 2014

bueno en cincuenta años de una supuesta democracia es bueno recordar que en los primeros 20 años se lo llevaban sin costo alguno luego en los otros 30 no vimos una gota para nuestro pueblo de ninguna forma ahora gracias a la tecnología se puede hacer un análisis critico de la situación lo regalamos o lo importamos, estoy de acuerdo en un cambio radica dictatorial de las políticas para su administración pero con un enfoque hacia el bienestar de todos, analizamos petroleo y lo demás tierra ,agua ,alimentos y poder adquisitivo el petroleo en Venezuela es solo una fuente de energía que podemos suplir ya que no dependemos de el para realmente vivir en esta tierra hermosa el petroleo debe dejar de ser el medio de sustento nuestro trabajemos unidos y crescamo.

luis uzcategui gutierrez
16 de octubre, 2014

leí todo el contenido, y si bien es cierto, que, hay errores; la falla que verdaderamente afecta no solo a la industria petrolera nuestra : PDVSA, también al país, es el sabotaje programado que se realizo en AMUAY; cuando en el articulo se lee, que el no funcionamiento de esa refinería después de la explosión causada por manos criminales, y a pesar de que esas compra de crudo no es por primera vez;es lo que produce no solo la compra sino el exceso y afecta económicamente Venezuela entera; se observa allí, la conspiración bien estudiada y estrategicamente puesta en practica, para minar los programas socialista en el tiempo, y así demostrar con una falsa verdad, que la revolución bolivariana no sirve y pacíficamente a través del voto tomar de nuevo el poder de gobierno en Venezuela.donde están los responsables?. frotándose las manos al asecho,contra el país.conspiracion metodica y cientifica de lesa humanidad.

JULIO VICENTE PEREZ
16 de octubre, 2014

No me duele esto como ex trabajador de PDVSA, me duele esto por mi país que se derrumba económicamente. Una industria petrolera sana se corvitió en una desorganizacion autodestructiva para si misma y para Venezuela en sólo diez años de control rojo. Este articulo evidencia el mal manejo de nuestros yacimientos y reservas que advertimos desde hace muchos años producto de la politización de PDVSA donde los criterios económicos, técnicos y cientificos fueron remplazados por ideologia. La falta de pericia en el manejo de yacimientos además pùede haber dañado muchos de ellos con consecuencias irreversibles para su operación. Es decir, se han comprometido el destino de las futuras generaciones de venezolanos. El daño total es incalculable.

Carlos Jaimes
16 de octubre, 2014

…”Teniendo las mayores reservas de crudo del mundo, Venezuela ha hecho muy poco en la última década por desarrollarlas eficientemente. Se ha concentrado únicamente en asegurar la mayor captura de renta posible”…

Ni las van a desarrollar, pues la orden que hay es sumision ideologica al socialismo cubano, y con esa captura de renta mantener al regimen de los castro bros!… y Venezuela? bien gracias!…

asi de sencillo.

Jorge Martínez
17 de octubre, 2014

Que infeliz el que cree que la explosión de Amuay fue un sabotaje. No tener políticas de mantenimiento ni hacer las paradas necesarias para poder reparar, está escrito en los records. Si eso no se hace los seguros no pagan los daños. Yo tengo 46 años de ingeniero y he hecho estudios desde que era joven y puedo afirmar que los controles de seguridad y calidad han disminuido a niveles increíbles. Calcule que en refinerías y en sitios donde pueden haber incendios los colores de las bragas y cascos de todo el personal son ROJOS.

ALBERT GUTIERREZ
19 de octubre, 2014

Que riñones tienen esos dos ex trabajadores que dicen que les duele mucho PDVSA,y porque no dijeron lo mismo cuando en el sabotaje y paralizacion total de Industria dejaron en cero la produccion de crudo y por ende sin gasolina, sin gas , ni alimentos producto de ese sabotaje que le aplicaron a la Industria dirigido por esa mal llamada meritocracia que solo defendia sus intereses y la intencion abierta de tumbar a chavez.Hay que recordarles a estos sesudos analistas que cuando Chavez toma el manejo de la industria esta apenas aportaba el 27% al Fisco Nacional y el precio de barril de petroleo estaba en apenas 7 dolares, y pretendian vender el crudo de la Fja a precio de carbon porque los gringos les habian dicho que eso era bitumen,yo no soy ni economista ni experto petrolero pero soy tan Venezolano como ustedes y pienso que todos debieramos hacer un mea culpa, alguien dijo que la Industria la han politizado,pero de donde nace Primero Justica no fue de donaciones de PDVSA y Carlos Fernandes se lanzo como candidato a una Alcaldia,en suma yo se que a muchos de ustedes no les gusta la historia porque dicen que eso es paja, pero de ves en cuando hay que recurrir a ella para tratar de analisar situaciones y comflictos que a todos no afectan perdonen esta palabras pero les hablo de corazon Gracias Albto_1212

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.