Actualidad

Felipe Pérez Martí sobre la situación económica y las medidas que vienen

Por Albinson Linares | 6 de agosto, 2014

Exclusiva_640_prodavinci

“Estamos al borde de un abismo”, Felipe Pérez Martí 640

En un reciente encuentro auspiciado por la Asociación Venezolana de Ejecutivos que llevó por nombre La relación entre la política económica y el desarrollo, los economistas Felipe Pérez Martí y Ronald Balza debatieron sobre la actual situación económica y las posibles medidas que estarían por tomarse. A continuación se reproducen algunas de las conclusiones planteadas por Felipe Pérez Martí, ex ministro de Planificación, durante esta charla.

1. Estamos al borde del abismo en materia económica, social y política,sin embargo,se sabe que de las grandes crisis salen grandes oportunidades. La cosa está tan desquiciada en materia de políticas económicas que, por ejemplo, si haces unos arreglos mínimos, logras milagros.

2. Estamos viviendo los tres factores clásicos de hiperinflación:

Un déficit endémico gigante del sector público: dos dígitos del PIB, por 8 años consecutivos. Un solo año de déficit de 7%, en España, produjo una crisis terrible. Nosotros tenemos 8 años con un déficit por encima del 10%: ése es el primer elemento clásico de una hiperinflación en todos los lugares del mundo donde ha ocurrido.

Monetización del déficit: entre el 70 y el 80% del déficit ha sido monetizado con dinero inorgánico.

Disminución de la demanda real de dinero: esto es un comportamiento racionalmente estudiado, esperado, conocido y documentado en todos los procesos hiperinflacionarios. Implica que nadie quiere los billetes. La gente lo que quiere son bienes o dólares, terrenos, apartamentos, carros, neveras o lo que sea, pero nadie quiere los billeticos. La gente tiene una habitación especial en sus casas para acumular bienes como papel toilette, aceite y compran de todo, porque saben que si no consumen ahorita, después eso costará el doble. Ése es un comportamiento conocido: no es una guerra económica, ni de los productores ni de los consumidores.

3. La gente tiene expectativas inflacionarias muy bien fundamentadas. Con un déficit tan grande y la insostenibilidad fiscal endémica, como pasa acá en Venezuela, monetizas el déficit y produces inflación. A menos que te financies con deuda externa, que no es una medida inflacionaria. El problema es que hay una capacidad limitada de endeudamiento externo: se han estado endeudando, como han podido, con los chinos, con los rusos, etcétera, de manera que hay una situación clarísima de un inicio de hiperinflación moderna. Decimos moderna porque en estos tiempos nadie tiene hiperinflación en el mundo. Venezuela es el único país donde eso pasa y, como se ven las cosas, puede llegar a muchísimo más.

4. Otro problema de este gobierno es el desguace del aparato productivo capitalista y socialista. Aquí nadie puede producir bajo el régimen cambiario que tenemos. Con 100% de sobrevaluación, ¿quién va a vender un pollo a 30 si criarlo le cuesta 40? Eso es algo que todo el mundo sabe que no funciona. Lo que pasa es que no tienen economistas en el gobierno.

5. Hay problemas tremendos de producción, desabastecimiento y una explosividad social. ¿Cómo es posible que tengamos un salario mínimo de un poquito más de 4.000 Bs. y una cesta básica alimenticia en 10.000? Ni con dos salarios mínimos puedes comer. Mucho menos vestirte, transportarte o comprar los implementos educativos.

6. En materia de resultados, la gestión de este gobierno ha sido de derechas, porque la distribución del ingreso ha empeorado. No hablemos del Índice de Gini, porque eso lo que muestra es la distribución del ingreso salarial. Aquí los ricos se han hecho más ricos. La distancia ha crecido entre pobres y ricos. Cuando revisas las cifras, ves que la distribución del ingreso ha empeorado y la clase media se ha depauperado por completo. De manera que las manifestaciones que han ocurrido con los jóvenes estudiantes no son parte de ninguna guerra económica, ni del imperialismo ni de la burguesía, sino que es la gente pidiendo cacao. ¿Cómo alguien puede vivir así?

7. Estamos ante una situación en la que los sectores pobres chavistas están sufriendo tremendamente. El pronóstico que hago, si el gobierno no toma las medidas, es de una explosión social. Económicamente esto no se mantiene, pero políticamente tampoco, porque el chavismo de base es el que va a tumbar al gobierno si esto sigue así. Con los saqueos y las protestas de calle, con los trabajadores pidiendo aumentos de sueldo a partir de septiembre, eso no lo para nadie.

8. Si sinceras el tipo de cambio, recuperas 11 puntos del PIB y ya no tienes déficit. No tienes necesidad de emitir dinero sin respaldo y frenas la inflación en seco.

9. El gobierno debe tener conversaciones con los industriales y empresarios. Si hablas con el sector productivo y estableces reglas claras de juego, se lograría un milagro porque los 160 mil millones de dólares que se han fugado, si generas las condiciones, regresarían inmediatamente para aprovechar las nuevas oportunidades.

10. Tienen que generar una política fiscal sostenible, una política cambiaria sensata y una política monetaria creíble.  En el Banco Central de Venezuela tienes que poner a alguien que no sea del gobierno. Ésa es la manera de frenar la hiperinflación. Esas medidas tienen que tomarlas porque sí o, si no las toman, el gobierno entrará en serios problemas.

11. También tiene que haber un acuerdo político, porque no es sólo lo económico. Tiene que llegarse a un acuerdo de gobernabilidad con la oposición. Aquí se lograrían milagros tremendos si se hacen las cosas sensatas. Así es posible el desarrollo a largo plazo, que implicaría el empoderamiento de la gente.

***

LEA TAMBIÉN: Ronald Balza sobre la situación de la economía y las medidas que vienen

Ronald Balza sobre la situación de la economía y las medidas que vienen, por Albinson Linares 496

Albinson Linares 

Comentarios (9)

Irma Sànchez de Dìaz
6 de agosto, 2014

Ese artIculo de Felipe Pèrez Marti, me pareciò extraordinario, es como un libro abierto, el que tenga ojos que lea, y el que tenga cerebro que piense, es la pura verdad. Yo creo que nadie va a vender para perder, ni va a formar Industrias sin seguridad jurìdica, o sobre el Chavismo de base diò en el clavo, recordemos que en el ùltimo Congreso que tuvo el PSUV omitiò al chavismo de base para cargos, es peligroso y no se estàn dando cuenta.?Quièn està preparado en ese Gobierno para pensar¿ Cabello es militar, no sabe de eso, ese es un soldado resentido,Juau menos, Maduro repite la cartilla que le mandan a leer, pero el no comprende nada, como dice Balza ahi nadie sabe de economìa, y no se dejan ayudar tampoco, en la ooposiciòn hay gente preparada pero ellos no quieren a nadie de ahi.Verdad los ricos se ha hecho màs ricos, y lo que no tenia nada cuando entraron al Gobierno los pusieron donde habia. Lo del Banco Central, es verdad debe ser una persona neutral. Respecto al dinero el bolìvar no vale nada, el dice que la gente quiere especies,o sea,aptos, terrenos, neveras etc, pero creo que ahora lo de propiedades es peligroso por las expropiaciones. En sintesis yo digo que ahora hay màs pobres que nunca, y la clase media està desapareciendo, creo que estamos jugando con candela, y el que juega con fuego se quema, tenemos que procurar no quemarnos. ES TODO.

migda elizabeth
6 de agosto, 2014

Excelente exposición, más claro no canta un gallo!

Carlos Quijada
6 de agosto, 2014

Profesor. No hay manera. Hace 4 años era el momento. Hoy es muy tarde. El gobierno, que se enfrenta a cargos de violación de DDHH solo le queda exilio en Cuba o tratar de convertir Venezuela en Corea del Norte, cosa que el proletariado ni los paises influyentes van a permitir. Y en Cuba no caben todos los chavistas. Es decir que no hay solución sin mas violencia contra los chavistas que no exilien. De parte de los electores chavistas contra el gobierno quiero decir. Y eso nos va a costar todavía mas económicamente. Quisiera ver algo de realismo en el optimismo

andrea
7 de agosto, 2014

Excelente artículo, digno de leer! Ojala se tomen medidas sensatas! En este país ya no hay quien viva!!

lars
8 de agosto, 2014

Aquí la palabra clave es confianza, y es por eso que el gobierno está en una trampa: no le basta con tomar medidas económicas ortodoxas, sino que debe acompañarlas de una apertura creíble, sostenida y sostenible, lo que significaría ceder poder económico y político. La marca de fábrica de este gobierno es un discurso guerrerista, militarista, pseudoideológico, demagógico y polarizante. Ese discurso es a su vez la máscara de un poder acumulativo y centralizado. Una apertura acompañada de acuerdos reales sería negar ese discurso y ese modelo de estado, lo que produciría en el seno del gobierno algo parecido a una implosión. Es por ello que no veo al gobierno haciendo ningún cambio importante: tratará de correr la arruga, implementará en el mejor de los casos medidas coyunturales para obtener temporalmente liquidez, y a la vez acentuará el control autoritario del poder. No le queda otra. Ya veremos hacia dónde desemboca todo.

elmaosr
9 de agosto, 2014

Excelente analisis,ojala los que tengan poder de decision utilicen sus celulas grises y sus cuatro dedos de frente para tomar decisiones con los co—-nes suficientes para que les dejemos a nuestros hijos un pais decente.amen

ESPECIALJUAN
11 de agosto, 2014

Este articulo maquilla mucho lo expuesto por el exministro… Pues observo que sus constantes advertencias sobre una asonada militar no aparecen aquí, incluso cuando hablo directamente de golpe en septiembre, ¿que sabra ese señor de esto?

Carlos Gomez
12 de agosto, 2014

El punto nueve es capital. pero solo es posible con un cambio completo de todas las cabezas de todos los poderes, la credibilidad no es algo que se compra con 25 millardos de dólares y la confianza no es el fuerte de la actual administración ni de la actual oposición. Eso de arreglos minimos pasa ajuro por esta variable. Otro punto importante, la razon por la cual no me he ido del pais y esto lo repito todos los dias a todos los que me consigo; si logramos sobrevivir indemnes de este accidente llamado Chavismo, vamos a ser los actores principales en el resurgimiento economico y social del pais.

Moisés Mata
13 de agosto, 2014

Una sinceración del tipo de cambio no es suficiente para corregir el desequilibrio macroeconómico, es menester una sinceración de los precios al consumidor, de lo contrario la corrección del desequilibrio externo no compensará por sí mismo el desequilibrio del mercado interno. Por otra parte, el capital que se fuga no retorna. La experiencia venezolana en esta materia es trágica: los capitales fugados durante los gobiernos de Herrera y Lusinchi no retornaron durante el segundo gobierno de Pérez. La ilusión de prosperidad que vendió Pérez para su segundo mandato se desvaneció en el estallido social del caracazo. Los gobiernos revolucionarios no corrigen errores, gobiernan sobre ellos.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.