Actualidad

Testimonios: ¿por qué la gente se tatúa la firma de Chávez?; por Albinson Linares [#Crónica + Audios]

Por Albinson Linares | 1 de agosto, 2014

Exclusiva_640_prodavinci

30072014  Johanna Carrillo, 24 años  027

[©2014 Fotografía de Elisa Cardona]

Johanna Carrillo inclinó su cuello ante las agujas de una máquina de tatuajes, tres días después de la muerte de Hugo Chávez, el 8 de marzo de 2013. Desde entonces lleva en la nuca la firma del presidente fallecido. La célebre “rabo e’ cochino”, como solía llamarla el mandatario, aparece remarcada en su piel con finos trazos negros. Al lado izquierdo de la firma tiene una pálida rosa que Johanna nunca puede ver, sino haciendo maromas con dos espejos.

Según el psicoanalista Fernando Yurman, los tatuajes están relacionados con antiguos registros culturales donde es absolutamente normal marcarse la piel, como pasa en las islas de Polinesia, en Nueva Zelanda, en China y en muchas tribus indígenas. Sin embargo, el especialista establece una diferencia con los tatuajes contemporáneos: “Lo primero que aparece en los tatuajes actuales es la importancia desmesurada que tiene la mirada del otro en esa persona. Ellos son para el otro, se definen a partir de lo que el otro mira, porque el tatuaje está hecho para ser exhibido. Sólo tiene sentido si es mirado por otro que pueda leer, en ese cuerpo, su identidad”.

30072014_chavez vive en tu piel_077

[©2014 Fotografía de Elisa Cardona]

Poco podía imaginarse Johanna que, 510 días después de marcarse la nuca, ayudaría a organizar una serie de actos que conmemoraron los 60 años del nacimiento de Hugo Chávez Frías con múltiples actos culturales y una jornada gratuita de tatuajes, para todo aquel que quisiera marcarse la firma del líder revolucionario.

Desde las 10 de la mañana del 30 de julio, frente a la sede del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, dos tatuadores ocuparon unos toldos en la calle para signar a más de 40 voluntarios que hicieron cola desde muy temprano. “Decidí tatuarme porque es un comandante eterno y es algo que tenemos que llevar con nosotros, es un recuerdo de un sentimiento”, dice Norbelys Durán con los ojos llorosos después de pasar por las agujas.

30072014 Norbelys Durán, 28 años 033

[©2014 Fotografía de Elisa Cardona]

Poco después ocupó su lugar César Díaz, un fornido joven moreno quien sudaba mientras la piel le vibraba bajo las máquinas. Al enumerar las razones de su tatuaje, decía emocionado: “Chávez, para mí, ha sido un líder indiscutible no sólo en Venezuela y América Latina sino que en el mundo. Políticamente crecí con este proceso”.

30072014       César Díaz, 29 años 010

[©2014 Fotografía de Elisa Cardona]

Mark Celano, investigador de Yale University, se ha especializado en las implicaciones psicológicas de las “modificaciones visibles del cuerpo”. Ha dirigido estudios que muestran la presencia de tatuajes en adolescentes y adultos estadounidenses, en porcentajes que van del 14 al 36%, dependiendo de la zona geográfica. Lo obsesionan las motivaciones y signos de pertenencia tras la cultura de los tatuajes, piercings y todo el universo del body modification: “Estoy interesado en lo que motivar a ciertos individuos a involucrarse en estas prácticas que están estigmatizadas. También me interesan los posibles beneficios psicológicos e interpersonales que pueden obtener de estas modificaciones. En particular, investigo cómo la gente usa la modificación del cuerpo para documentar eventos importantes de sus vidas, la estructura de sus identidades sociales, y superar las difíciles experiencias pasadas”.

Yurman coincide con parte de la visión de Celano, y añade: “Lo primero que uno advierte es que hay un déficit identificatorio, la persona no tiene suficiente referencias internas para saber sobre sí mismo, para leerse como son y lo que les pasa, por lo cambiante que puede haber en sus vidas. Usan el exterior para afirmarse. En el caso de la intencionalidad, tiene mucho que ver con que la política actual no tiene argumentación, está basada en afirmaciones ideológicas identificatorias, pero no existe un ordenamiento lógico discursivo. El cuerpo que es lo más íntimo y enigmático para una persona, se convierte en algo aparentemente fácil de entender por la lectura, se convierte en un cartel. Todo luto implica el encuentro real con la pérdida, mientras que la afirmación del tatuaje es un encubrimiento de la pérdida y convierte a la persona en una suerte de referencia, de aviso”.

Ni el sol fuerte de la mañana ni la lluvia que cayó en toda Caracas esa tarde del 30 de marzo, disuadió a quienes llevaban varias horas en la cola frente al ministerio. Cuando el agua arreció poco después de las dos de la tarde y las máquinas de tatuaje comenzaron a apagarse, todos se mudaron al interior del edificio. El rito de marcarse continuó.

30072014      Uncas Montilla, tatuador 061

[©2014 Fotografía de Elisa Cardona]

“Desde que Chávez se murió he tatuado más de 150 veces su firma, si la fuera a cobrar no costaría menos de 700-800 bolos. Hoy ya llevo más de 18 personas y tengo la mano un poco cansada”, advierte Uncas Montilla, caricaturista, pintor y tatuador que pertenece al colectivo Irreversibilidad Revolucionaria. Recuerda que lo que más le impresionó fue atender a Pilar Rodríguez, una mujer de 76 años de edad, quien le dijo que no le importaba el dolor de la marca “que lo que le dolía era no tener a Chávez vivo”.

30072014     Brayan González, tatuador  24 años 042

[©2014 Fotografía de Elisa Cardona]

Su compañero en la larga jornada fue Brayan González, otro artista dedicado al tatuaje quien pese a haber grabado la firma de Chávez decenas de veces, aún no se lo ha hecho: “Para hacerlo tengo que pensarlo muy bien. A la hora de tatuarse algo tan importante uno tiene que sentarse con calma y analizar, porque es una marca que vas a tener toda tu vida. Puede que al momentico te la tatúes con gusto y después te arrepientas. Soy revolucionario y soy del partido, pero eso es algo que uno se tiene que sentar a analizar”.

***

30072014  Johanna Carrillo, 24 años  030

Johanna Carrillo, 24 años de edad: “Me hice el tatuaje de la firma del comandante justamente tres días después de su muerte y bajo el sentimiento de haberlo perdido físicamente. Sentí que haberme tatuado por lo menos su firma iba a hacer que, de alguna u otra manera, estuviera acompañándome todo el tiempo. El comandante Chávez es un hombre mundial, internacional que nos ha enseñado todo y, más que todo a la juventud venezolana”. [©2014 Fotografía de Elisa Cardona]

///////

30072014       César Díaz, 29 años 015

César Díaz, 29 años de edad: “La razón por la que me hago el tatuaje es porque, bueno, Chávez para mí ha sido un líder indiscutible. No solamente en Venezuela y América Latina, sino que yo diría también que en el mundo. Políticamente crecí con este proceso y no sólo me hizo entender lo que es ser un líder, en el sentido de todas las estrategias y políticas hacia el pueblo que tenía, sino que me hizo abrir los ojos en muchas cuestiones del mundo: la economía, los medios de comunicación, cómo nos engañan y todo ese tipo de situaciones”. [©2014 Fotografía de Elisa Cardona]

///////

30072014 Norbelys Durán, 28 años 008

Norbelys Durán, 28 años de edad: “Decidí tatuarme porque es un comandante eterno y es algo que tenemos que llevar con nosotros. Es un recuerdo de un sentimiento, un amor, un cariño que eternamente siempre va a estar en nosotros”. [©2014 Fotografía de Elisa Cardona]

///////

30072014   Jeanmer Turpial 024

Jeanmer Turpial, 33 años de edad: “Laboro en el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria. Me lo hice porque ese hombre hizo muchas cosas por nosotros y por el pueblo de Venezuela y Latinoamérica. En verdad merece, no sólo que nos tatuemos la firma de él, sino él completo en nuestra piel”. [©2014 Fotografía de Elisa Cardona]

///////

30072014       Iraida González, 34 años 050

Iraida González, 34 años de edad: “Me estoy tatuando porque, bueno, amaba a mi comandante y aún lo sigo queriendo”. [©2014 Fotografía de Elisa Cardona]

///////

Roger Rafael Blanco, 40 años de edad: “El motivo por el que estoy aquí haciéndome el tatuaje es recordando a nuestro presidente Hugo Chávez Frías. Y, bueno, ¿qué te puedo decir? Yo lo di todo por él. Soy revolucionario y sigo con el proceso con nuestro presidente Nicolás Maduro”.

Roger Rafael Blanco, 40 años de edad: “El motivo por el que estoy aquí haciéndome el tatuaje es recordando a nuestro presidente Hugo Chávez Frías. Y, bueno, ¿qué te puedo decir? Yo lo di todo por él. Soy revolucionario y sigo con el proceso con nuestro presidente Nicolás Maduro”. [©2014 Fotografía de Elisa Cardona]

///////

30072014       Uncas Montilla, tatuador 067

Uncas Montilla, tatuador de 38 años de edad: “Yo no estoy tatuado, en casa de herrero cuchillo de palo. Yo me haría un rostro de Chávez, pero no he podido hacérmelo por, bueno, cosas…” [©2014 Fotografía de Elisa Cardona]

///////

Brayan González, tatuador de 24 años de edad: “Para hacerme este tatuaje tengo que pensarlo muy bien. A la hora de tatuarse algo tan importante uno tiene que sentarse con calma y analizar, porque es una marca que vas a tener toda tu vida. Puede que al momentico te la tatúes con gusto y después te arrepientas. Soy revolucionario y soy del partido, pero eso es algo que uno se tiene que sentar a analizar”

Brayan González, tatuador de 24 años de edad: “Para hacerme este tatuaje tengo que pensarlo muy bien. A la hora de tatuarse algo tan importante uno tiene que sentarse con calma y analizar, porque es una marca que vas a tener toda tu vida. Puede que al momentico te la tatúes con gusto y después te arrepientas. Soy revolucionario y soy del partido, pero eso es algo que uno se tiene que sentar a analizar”

Albinson Linares 

Comentarios (16)

Gerardo Marciales
1 de agosto, 2014

Lei, no escuche los audios, me sorprende demasiado como pueden rederirse a una persona mas, jamas comulgue con esa persona

LuisCarlos
2 de agosto, 2014

Con total libertad. Pero que se haga en un edificio público, promocionado y pagado con dinero público, es gravísimo.

Jose Luis Vasquez Navarro
2 de agosto, 2014

Se tatúan la firma del difunto sencillamente porque no lo han conocido de manera personal tratado; y no observan que tal practica es producto publicitario del regimen establecer un mito en antigua URSS los cosacos del ejercito rojo se tatuaban a Marx Lenin y Stalin National Geographic los entrevisto y aseveraron “Es algo que me ha arrepentido toda mi vida” pero ya eran unos adultos mayores.Por ejm ningún familiar del difunto se tatuaría su firma. Nadie se tatua la firma de Pele o Maradona o la de Michael Jordan.Tambien tiene que ver con el grado de cultura.Trabaje con el difunto por alla en 1984 en la AMV y nunca lo escuche que le dijera “rabo e cochino” a su firma asi señalaba el que era su lanzamiento de beisbol donde no era ningún fenomeno..!

Antony Vizcarrondo
2 de agosto, 2014

Hay muchas mas personas que han pensado en tatuarse la firma de Chavez, pero no lo hacen por temor a ser estigmatizados negativamente por las personas que repudiaron al presidente, mi opinión como venezolano es que fue un líder con sus errores y desaciertos, pero también con muchas virtudes: verbo, carisma, astucia, sentido del humor, visión y muuuuchas mas que lo catapultaron como un gran lider.

eduardo lizarraga
2 de agosto, 2014

A lo mejor lo quieren o necesitan esas personas es no sentirse perdidas al observar que el proceso ya no será nunca como antes y la “rabo’e cochino” los consuela. Claro esta es proceso nunca fue como ellos se lo imaginan ni siquiera cuando Chávez estaba vivo.

ana
2 de agosto, 2014

yo si voy a tatuarme pero sera , cristo vive cristo es mi pastor nada me faltara .

Oscar Rodriguez
2 de agosto, 2014

Los mas cuerdos fueron los tatuadores que no se han hecho la firma de Chávez. El primero nunca se ha tatuado, y el último aunque es revolucionario y del partido, asegura que para hacerse ese tatuaje tiene que pensarlo muy bien.

Creo que gobernarían mejor que Maduro jejejejeje.

steph
2 de agosto, 2014

mas o menos cada quien que haga lo que quiera, pero es complicado ver como la gente se ciega por el fanatismo muchas de esas personas lo hacen porque “como soy del partido y todo el mundo lo hace eso afirma que amo a chavez” conozco gente que repudiaba a los jóvenes o viejos tatuados decían que eran desadaptados pero se empezaron a tatuar la firma de chavez y ahora, “no pero es que eso es una manifestación artística” cada loco con su tema.. yo si me llegase a tatuar seria algo que solo tenga que ver conmigo me parece que es algo muy personal como para que tenga que ver con otro.

yoi
3 de agosto, 2014

quisiera ver si diosdado maduro cilia r ramirez tambien se lo tatuaron ellos tienen mas razones que todos los que se la han tatado para querer recordar a difunto de por vida

Moraima Figueroa
3 de agosto, 2014

Respeto la opinión de todos, de que si se quieren tatuar la firma de chavez o no, todo es según el color del cristal con que se mira. Chavez fue amado por muchos y odiado por otros. Como lo decía él siempre: no soy monedita de oro para caerle bien a todo el mundo. Chavez quedó en el sentimiento del pueblo venezolano y quedó demostrado delante de las naciones del mundo cuando 16 paises a nivel mundial decretaron luto nacional, asi quieran tapar la historia como ya lo han hecho anteriormente, Chavez nos enseñó a ser libres e independientes, cambiando la cultura del pensamiento venezolano en su mayoría, el cual estaba enajenado por el bombardeo mediatico de la gran prensa.Desempolvó la verdadera historia de venezuela de donde la tenían sepultada y nos las transmitió con amor.Siempre luchó por los derechos de los mas desposeídos, esto hizo que grandes personajes del mundo artistico de EEUU se refirieran a él como el adalid de los pobres, heroe de los pobres del mundo, el amigo que nunca supieron que tenían. Ese era Chavez,el gran estratega, de mente brillante que nos dejó un gran legado, el cual cumpliendolo al pie de la letra, tanto oficialistas como opositores,sin mezquindades hariamos de nuestra patría un gran país.Este Plan de la Patria siempre ha existido,ya que es el programa de gobierno que tiene que presentar todo aquel que aspira a gobernar constitucionalmente un país y que siempre fuimos ignorantes de su contenido, ya sea por falta de interés o por que a los gobiernos anteriores no les convenía que el pueblo tuviera conocimiento sobre como iban a gobernar. Él nos dió luces y esto hizo que los grandes opositores reaccionaran y orquestaran una gran campaña de descrédito en su contra, tratándolo como nunca habian tratado a un presidente electo constitucionalmente en la historia del país o del mundo. Lo llamaron escoria, pata en el suelo, mico, payaso,maldito, podrido y lo mandaron a callar por el solo hecho de decir la verdad delante de los ojos del mundo, el soportó todo eso con gallardía, siempre con la sonrisa en su rostro, dicharachero, pero con las ganas inmensa de buscar un mundo mas justo y menos desigual. Esta es mi humilde opinión de este fenómeno del siglo XXI llamado Hugo Rafael Chavez Frías, quien vivirá eternamente en mi corazón, pero si quieren tener una información mas profunda sobre este sentimiento de pueblo busquen en internet el articulo llamado HASTA HOY FUI OPOSITORA de Maria Alejandra Fernandez y a lo mejor comprenderan porque Chavez trascendió la historia para convertirse en un gigante.

frank
3 de agosto, 2014

Tal vez cuando estén en,el inclemente sol haciendo cola para comprar comida muestren con orgullo la firma de,un lider que si supo joder un país, y cuando estén en el extranjero raspando cupo digan que gracias a Chávez han viajado violando las leyes de la legislación cambiaría.

Bernardo
3 de agosto, 2014

“La persona no tiene suficiente referencias internas para saber sobre sí mismo”, qué ridiculez, la gente se tatúa porque les da la gana, no tienen que buscarle las 16 patas al gato. Esta escualidez ilustrada nunca entendió ni entenderá las dimensiones históricas de Chávez, tienen que buscarse seudoexpertos para denigrar de aquellos que expresan su inmenso amor por este hombre que dio su vida por Venezuela.

Thairy Baute
3 de agosto, 2014

Estos tatuajes forman parte de la estrategia de mitificar a Chávez, tal como se hizo con el Che Guevara. El régimen necesita seguir en el portaaviones que siempre fue Chávez para sustentar su permanencia en el poder. De allí que Chávez trasciende a la muerte y la frase que mejor describe esto es “Chávez vive, la lucha sigue”.

klaudia
3 de agosto, 2014

Quisiera saber que significa la firma, porque yo no veo el nombre del susodicho por ninguna parte.

Francisco Alcala
6 de agosto, 2014

Esto lo único que prueba que la base del Chavismo esta soportada no en la miseria económica si no en la pobreza intelectual

alberto dinamarca
10 de agosto, 2014

al leer las motivaciones que dicen tener estas personas para marcar su cuerpo de forma permanente, lo que siento es una profunda lastima y preocupacion, cuando vemos en hechos tangibles como la inflacion mas grande del mundo, indices de inseguridad altisimos, corrupcion como nunca antes se habia visto en este eterno paraiso de la corrupcion y el deterioro moral del venezolano. siendo esta la verdadera obra del hombre mas inepto y procaz que halla pasado por la presidencia de este pais. definitivamente es preocupante presenciar la muerte de una sociedad que definitivamente vivio tiempos mejores.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.