Actualidad

7 datos que explican el desarrollo del fútbol alemán

Por Prodavinci | 9 de julio, 2014
7 datos que explican la victoria alemana en Brasil 640

Selección de Alemania / Fotografía de Fabrice Coffrini

Luego de leer los titulares de la prensa brasileña que califican de “masacre” y “vergüenza mundial”, el resultado de 7-1 obtenido por la oncena alemana que sacó al anfitrión en Belo Horizonte, surgen muchas preguntas.

Es válido cuestionar si fue una casualidad fruto de la presión y el bajón anímico-técnico de los brasileros por las ausencias de Neymar y Thiago Silva o si, en efecto, Alemania vive su mejor momento futbolístico de las últimas décadas.

En una crónica de Lina Betancourt Ucrós, publicada recientemente en la revista colombiana Don Juan, saltan a la vista siete datos que le dan sustento a lo que pasó en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.

1. De los 86 clubes con los que inició la Asociación Alemana de Fútbol en 1900, hoy en día hay 27.000 inscritos con 6,8 millones de miembros (la mayoría en el sur: más de tres millones). Es decir, un poco más de 8 % del total de la población del país pertenece a dicha asociación.

2. La apuesta a los jóvenes talentos. Esta apuesta surgió como medida de respuesta a las pobres actuaciones de los equipos alemanes en las competencias internacionales a mediados de los noventa y principios del 2000, en especial tras el fiasco en la Eurocopa celebrada en Bélgica y Holanda, donde Alemania quedó en la última posición de su grupo. Desde ahí, y basándose en el modelo francés del centro Clairefontaine, la Asociación determinó que cada uno de los 36 clubes de la primera y segunda división debían establecer una escuela de formación como requisito para obtener la licencia para jugar en sus respectivas ligas.

3. Estas Eliteschulen des Fußballs (Escuelas élite del fútbol) consisten en siete etapas de formación, comenzando por niños entre seis y siete años que en los primeros años del colegio hacen un entrenamiento basado en juegos de movimiento, hasta el perfeccionamiento de los jugadores de alto rendimiento en las ligas profesionales, más o menos a los 21 años. Estos jugadores siguen un proceso progresivo que inicia en los clubes locales y aficionados, y pasa por la tercera y segunda liga hasta ascender a la Bundesliga. De manera paralela, los jugadores empiezan a foguearse en los equipos nacionales sub-15, 17 y 21. Algunos ejemplos del resultado de esta apuesta son Schweinsteiger, Götze, Reus, Draxler, Schürrle, Müller y Lahm. Todos empezaron desde niños –con siete u ocho años– sus carreras deportivas en sus clubes locales, siguieron a la liga A-Junior, los torneos sub-15, 17 y sub-19 hasta llegar a mayores, debutando en primera división entre los 17 años y 19 años. Sus nombres, junto a otros como Neuer, Khedira, Podolski y Özil, son referentes de la evolución del fútbol en Alemania.

4. En total, un jugador en Alemania que pertenezca a una de estas escuelas realiza un año entero de entrenamiento con solo cuatro semanas de descanso. A los doce y trece años entrenan doce horas semanales, y progresivamente aumentan hasta 17,25 horas por semana, entre los 18 y 19 años.

5. La inversión en la formación de jugadores jóvenes (715 millones de euros desde 2002) ha hecho que en la última década la edad promedio de los jugadores de la Bundesliga haya bajado de 27,1 a 25,2 años.

6. Según Christian Seifert, CEO de la Liga de Fútbol Alemana –ala de la DFB que se encarga de la liga de primera y segunda división así como del otorgamiento de licencias, marketing y temas fiscales–, en la temporada de 2011/2012 la Bundesliga registró un Ebit de 171 millones de euros. De 2.026 millones de euros que gastó entre salarios de los jugadores, técnicos y funcionarios, transferencias y organización de torneos, recibió 2.081 millones de ingresos por cuenta de trasferencias, licencias y publicidad.

7. La liga alemana supera a la inglesa –y por lo demás a las otras en Europa– en asistencia. Los estadios están en promedio a más de 92 % de su capacidad. 41.914 fue el promedio de espectadores que asistieron a los partidos de la Bundesliga en la temporada 2012/2013, frente a 35.921 en la Premier League y 28.249 de la Liga Española. La única  liga deportiva que superó en asistencia a la Bundesliga fue la NFL de Estados Unidos. La Bundesliga fue, además, la que más goles por partido marcó en esa misma temporada: 2,8 frente a los 2,6 que hizo la española; los 2,6 de la inglesa; 2,5 de la italiana e incluso los 2,6 que se marcaron en la Champions.

***

LEA TAMBIÉN: 7 claves para entender la victoria de Alemania sobre Brasil; por Nolan Rada

7 claves para entender la victoria de Alemania sobre Brasil; por Nolan Rada 496

LEA TAMBIÉN: Alemania (7) – Brasil (1), por Quintín

LEA TAMBIÉN: El partido infinito, por Martín Caparrós

LEA TAMBIÉN: El fin del fútbol alemán, por Fernando Mires

Prodavinci 

Comentarios (4)

Alberto Figueroa
10 de julio, 2014

Cuando examinamos ese modelo basado en la Planificación Estratégica y disciplina, no puede obtenerse otro resultado distinto al éxito. Para ellos el resultado actual y los que vendrán no es producto de la suerte.

Edgar Allan
11 de julio, 2014

La selección Alemana de fútbol no ha salido de un mundial antes de los cuartos de final desde 1954, cuando regresó a los mundiales luego de la II Guerra (son 16 mundiales consecutivos).

Tiene 3 campeonatos, 4 subcampeonatos, 4 semifinales y 4 cuartos de final más lo que haga en este, que ya no va a ser menos que otro subcampeonato.

Eso significa haber estado entre los 8 mejores en todos esos mundiales de manera consecutiva (16 veces), lo que es algo que no puede decir ninguna otra selección.

Significa tambien haber estado 12 veces (contando este) entre los 4 mejores y 8 veces (la mitad de los mundiales) jugando la final.

Más que explicar el “desarrollo” de un futbol que ha sido “de élite” por 65 años yo diría que este artículo explica el porque es y se ha mantenido como un fútbol “de élite”.

Saludos.

Alejandro Preciado
13 de julio, 2014

Además de lo antes dicho,a partir del fracaso alemán del 2008,la federación de fútbol alemán consultó el modelo español (reuniéndose con directivos de la federación de fútbol español) para la obtención de jóvenes promesas basadas en las canteras y su método de búsqueda y promoción. Esto ha traído consigo los resultados hoy visto tanto en su liga local como en este mundial. No hay que olvidar que estos éxitos están ligados directamente con el poderío económico de un país para poder invertir en las canteras, salarios atractivos e investigación (I+D+I).

Víctor Linares
14 de julio, 2014

De ellos debemos aprender para salir del subdesarrollo… cultura, pasión y trabajo; sólo así podremos llegar a ser grandes contendientes… soy peruano/venezolano.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.