Actualidad

Al límite: ¿Para dónde va Henrique?, por Luis García Mora

Por Luis García Mora | 7 de julio, 2013

hcr640

Lo peligroso de “electoralizar” la política es que se pierden las perspectivas y te entrampas.

Y a la oposición, amigo lector, se la mira otra vez “entrampada”.

Ojalá uno se equivoque pero, más allá de su objetivo inmediato de asistir e intentar barrer al chavismo en los comicios locales de diciembre, no se le observa ningún otro objetivo estratégico definido.

Luce desmovilizada. Paralizada.

La política es mucho más que votar, por lo que la última elección presidencial del 14-A, al margen de haber encerrado o no una trampa que le quitó la victoria a Henrique Capriles, ya está sobrepasada por la vía de los hechos. Y sólo debe servir para avanzar en una política, no para estancarla. Igual debe ocurrir con las próximas elecciones locales.

Son pasos, sólo pasos. Momentos que jamás deben sacrificar una visión política superior, como lo es aventajar el establecimiento de este sistema sectario, esencialmente basado en la exclusión del oponente, en la argucia ideológica que convierte a los miembros de la oposición, activistas o manifestantes enfrentados a su política, en traidores a la patria o en fascistas, espejeándose con los regímenes fundamentalistas islámicos, como el egipcio que acaban de defenestrar.

Maduro, hasta este momento, al igual que su antecesor, se comporta como el presidente Morsi: en lugar de constituir un gobierno incluyente que sirva a los intereses de la sociedad venezolana, sólo está al servicio de su hermandad, una hermandad que (antidemocráticamente) ha asumido el voto, el respaldo ciudadano, como un vulgar cheque en blanco para hacer su soberana gana.

No. Ante esto, ante la necesidad de superar esta situación soportada sobre una crisis descomunal (política, económica, judicial), la ausencia de una visión estratégica opositora, bien por falta de visión política, por incompetencia o por voluntad de inmovilismo, se está haciendo demasiado inquietante.

El Gobierno ahonda la polarización.

Maduro abre espacios al diálogo económico y financiero, pero margina quirúrgicamente lo político, al tiempo que la presión fundamentalista lo cerca.

Jaua, como orador de orden de la Sesión Solemne del Día de la Independencia, amenaza con una “rebelión total” ante las actuaciones “fascistas” (repitiendo las necedades del magnicidio y el golpe) de una oposición que no se mueve, y advierte que si esa oposición desborda “el marco de la legalidad democrática”, la revolución bolivariana tendría “otro carácter y la forma de lucha principal sería diferente a la de los últimos años”.

¿Y Diosdado Cabello? Para remarcarle el radicalismo a Maduro, también agita el hacha de guerra y amenaza a la oposición inmóvil con una respuesta “extremadamente contundente”. Algo como “una declaración de guerra” o, más aún, “un acto de guerra”.

Mientras la oposición luce sumergida más y más en los vericuetos jurídicos de una impugnación en la que no le queda más salida que acusar a la Sala Constitucional de abusar de sus funciones —¿qué más, si ese es un juego trancado?— mientras que, apresado en ese laberinto judicial, Capriles recusa a todos los magistrados de la Sala y nos recuerda la naturaleza ministerial del TSJ.

¿Hasta ahí? ¿Hasta ahí llega el vuelo opositor?

Como me dice un opositor angustiado: “Tenemos un plan político de gobierno. Tenemos un liderazgo. Un estilo. Lo reconocen las encuestas. Henrique tiene gente que lo acompaña con expectativas, pero parece que no sabemos hacia dónde vamos ni, peor aún, cómo llegar”.

¿Se le teme realmente a movilizarse?

El Gobierno está sumamente nervioso. Indirecta o directamente, le ha cercado al liderazgo de Capriles y a la oposición el acceso a los medios radioeléctricos audiovisuales. Por lo que el panorama se puebla de interrogantes.

¿Se tiene claro cuál es el objetivo movilizador? Es decir: ¿para qué mopvilizarse? Concretamente.

No puede ser una movilización hacia lo teórico, hacia lo abstracto, como un objetivo jurídico, judicial, como imponer la impugnación del 14-A. Hay una crisis mayúscula que la sobrepasa, para reducir una movilización a una cosa esencialmente judicial.

No.

Hay demasiada materia crítica en el conflicto venezolano.

Entonces: ¿cuál es el objetivo general de la política opositora? ¿Salir de este Gobierno? ¿Cuándo? ¿En 2016? ¿En 2019? ¿Cambiar este modelo? ¿Hacia dónde dirigir el movimiento? Las elecciones locales concitan la resolución de problemas y necesidades locales, circunscritos. Pero por encima de ellos está evidentemente el conflicto nacional que los sobrepasa. El desabastecimiento —alimentario y no alimentario—, la inseguridad personal y social que alcanza niveles salvajes, la inflación galopante. Es el fracaso de un modelo de gestión. De un estilo de gobernar.

La criminalidad organizada.

La amenaza de disolución social.

Y lo que le preocupa al Gobierno: la indignación. Ésta es la angustia del Gobierno. La escasez. Las colas.

¿Puede Capriles conducir esta indignación? ¿Para dónde va Henrique?

***

Cráteres

- O Capriles es un buen estratega, que lleva el pulso y gradúa el objetivo principal, o no sabe qué hacer. Y esto sí sería preocupante. O esta oposición es preocupante, por lo que la masa opositora se pregunta: ¿Quo Vadis, Domine? ¿Adónde vas, Señor? ¿A la Asamblea Nacional Constituyente? ¿A la reforma puntual de la Constitución, que disminuya el período presidencial y elimine la reelección indefinida? ¿A adelantar las Parlamentarias?  ¿O a seguir el ritmo y ver cuándo se puede hacer el Revocatorio Presidencial? Como dice otro opositor: “Estás en la autopista. Vas a la presidencia en 2019, pero no sabes cómo. Nosotros tenemos que creer que el silencio es por una definición estratégica. Pero, amigo, sí es necesario apurar el tono”. Y responder a aquella pregunta de Pedro.

- El país está entrampado, pero se dice que el gobierno aún tiene capacidad de reacción. Hicieron las auditorias de todos los entes paraestatales, Fonden y otras instituciones y bancos del Estado en operaciones grises y, al parecer, han encontrado en la oscuridad entre 7 mil y 17 mil millones de dólares. Así que podrán acudir a un programa de subastas seguidas en las que si tiran 5 mil millones de dólares se chupan del mercado una pelota de bolívares y secan la liquidez desaforada (900 mil millones de bolívares), resolviendo por ahora el desabastecimiento y el disparo del innombrable.

- Ya la devaluación se dio. Hoy se compra todo a 30 bolívares por dólar. O sea, que el impacto de las subastas estaría absorbido. El problema es cuánto dura la bombona de oxígeno, porque no hay nada mas caro que el desabastecimiento. ¿Duración del parche? Un año. Amén de que después de un año, ¿a cómo estará el barril de petróleo? Lo que los favorece es que no hay pago importante de deuda externa hasta 2017.

Luis García Mora 

Comentarios (21)

Maite Rosales
7 de julio, 2013

Veinte puntos a García Mora!!! que expresa la cruda realidad de la oposición venezolana, más allá de la sociedad, sus políticos. Sin entrar en críticas negativas, ya va siendo hora que observemos madurez en sus actos y acciones. No sólo se protesta con elecciones y parece ser que esa es la única vía que pareciera quieren llevarnos. Hay muchas otras vías que se pueden conjugar con las elecciones. Motivos para utilizar esas vías como la protesta pacífica sobran. Ojalá nuestros representantes políticos lean este artículo y rectifiquen porque si no, la sabiduría del pueblo tomará sus propias decisiones. Hay que tener presente lo ocurrido en Egipto y Brasil.

Arelys Rodriguez
7 de julio, 2013

Apreciado García Mora, ya las decisiones no están en manos de los políticos, porque las vías políticas están blindadas por el sistema, las manos siguen atadas, en especial las de Capriles. Solo en manos de nosotros como pueblo, está la decisión de acabar con la sumisión.Que parta del verdadero padecimiento. Lo real lo sentido. Cuanto falta, no lo sabemos. Tendremos que escuchar samba todos los días.

fernando
7 de julio, 2013

Bueno el análisis de García Mora. Molesta mucho de la oposición 1) La cachucita de Capriles. Es bueno ya que salga de la adolescencia; pero inmediatamente. No es muy competente perfilando programas de profundidad; prosigue con más y más populismo del bueno. Parece que se le agotó la gasolina; 2) Con los comunistas no se puede ser decente. Hay que tomar un plan agresivo. Los congresistas se quedaron con los golpes ¿y qué ha seguido??. La dirigencia opositora ni siquiera se alineó tajantemente con las universidades: ¡qué se puede esperar de tanto pánfilo y tibio de corazón en la MUD¡¡; 3) Encuentro mucho más estadista a María Corina; me sorprende que no tenga mucho arraigo entre las propias mujeres; 4) Hay que desarrollar una agenda programática que les arrebate a los socio-listos las bandera, pero ¿dónde aparecerá, están buscando?¿ De verdad que lo de la nacionalidad de Maduro no es trascendente?? ¡Qué abogadetes¡¡

Humberto Mendoza D´Paola
7 de julio, 2013

Apreciado amigo García Mora: coincido plenamente con tu diagnóstico, pero al igual que le digo a otros opinadores como Armando Durán, que hacer? diagnosticar es bueno pero sugerir salidas o vías es mejor. Por cierto, no te ví en la marcha a la avenida Victoria. Tampoco a Durán

Mauricio Rivas
7 de julio, 2013

Sr. Garcia Mora, en total acuerdo con usted, la estrategia de Capriles y la MUD nos lanzo a un limbo donde solo gana el interes del chavismo de mantenerse y profundizarse. Pero lo mas irritante hasta ahora es q aquellos q coinciden con su opinion y pensamiento estamos siendo considerados los nuevos RADICALES infiltrados en la oposicion.

Maria Montes
7 de julio, 2013

Sr. Luis García Mora. !!LO FELICITO!!! por tan excelente artículo, el cual me hace reflexionar y atreverme a preguntarme más cosas de las que Ud se pregunta sobre la oposición Venezolana, como tales: Será que lo que quiere es solo el Poder?? Será verdad que lo que que les importa es el progreso de quién?? Aquí en este País hay sobradas situaciones para mantener un liderazgo activo: 1.- El problema de las Universidades Autónomas. H.C.R. no apoya abiertamente. 2.- Los asesinatos y secuestros diarios. H.C.R. no manifiesta una posición concreta. 3.- La corrupción gigante en PDVSA. H.C.R. no dice nada. 4.- La infraestructura del País destrozada. H.C.R. no dice nada. 5.- La inflación y el juego de los $$$. H.C.R. no dice nada. 6.- La situación de Anarquía con los motorizados. H.C.R. no dice anda. Y así pudiese seguir hasta llegar a 50 o 100 situaciones de gravedad en nuestro País y “NO SE DICE NI SE HACE NADA”. Entonces será que nuestro País nos enredamos todos en una Revolución del Siglo XXI y Cuba supo ponernos el guante?? Cada vez el pueblo tiene menos educación y en una década ya el Venezolano de 18 a 22 años se acostumbro a este Régimen y nuestra gente preparada y líderes se quedaron en el aparato fuimos arrollados por la podredumbre de la cuarta República.

Alberto Carrasquero
7 de julio, 2013

Muy valiente su artículo el día de hoy, latín duda que es un análisis muy adecuado que nos deja reflexionando sobre el verdadero momentun que esta dentro de la estrategia de Henrique Capriles. Al liderazgo se le confía el destino y sin duda capriles ha demostrado ser acertado en sus decisiones, algunas veces no entendidas por muchos, ejemplo haberse lanzado a la elecciones de Miranda luego de las presidenciales del año pasado, de la misma manera el haber apostado por las del 14 de abril. Esperemos de el que nos indique cual es el camino… Particularmente me parece que la modificación de la constitucional para reducir el periodo presidencial y la eliminación de la reelección indefinida es un camino a considerar.

Saludos

Mireya Leal
8 de julio, 2013

Bueno el analisis. Pero como salimos de esta gran trampa de esta gente?. Pienso que la oposicion es un titere de estos ladrones qu tienen tomado el gobierno. Los rojos necesitan a Capriles y a los demas para darle legimidad y verse como democratas. La accion debe ser radical y la tolerancia cero a la hora de tomar medidas para combatir este horror …

Cheo JImenez
8 de julio, 2013

Estimados lectores, de acuerdo con todo lo dicho. Pero se olvidan de una coas: la oposición toda luce “ayuna de ideas políticas”. Hay un vacío ideológico pasmoso. Eso no sucede en Egipto, Brasil o en la misma USA. A Capriles no se le nota profundidad política y filosófica. Al igual que Maduro pareciera no tener nada en la cabeza. Y sin ideas en esta época preñada de activismo sin rumbo o dirección, ningún gobierno como el de Maduro, el ilegítimo, podrías ser derrocado por un líder como Capriles. Este nos resultó igualito que Rosales. Los dirigentes de la oposición, todos sin excepción, le tienen miedo a pensar. Los del régimen, aunque anclados en el pasado, piensan, erróneamente, piensan y no solo actúan. Si no, métanse en Aporrea. ¿Por qué tanto miedo a considerar el pensamiento de izquierda, la opción por los más necesitados, cuando hasta el mismo Papa Francisco lo está haciendo. La conclusión es una sola: la oposición no es que tenga el juego trancado, no. Le teme a las rebeliones populares porque de suceder lo inevitable, que el pueblo se levante, sus representantes perderían sus privilegios, y hasta le echarían agua al fuego con el cuento de que la violencia es mala. Capriles nos mandaría a la casa a drenar nuestra “arrechera” caceroleando. Parece que lo que les preocupa son sus negocios personales y de familia. En mi opinión ya todos los dirigentes opositores de las altas esferas pactaron con el gobierno, y nos distraen por la vía electorera y jurídica. Escuchen de nuevo el audio de Maria Corina. Hasta ella lo confiesa, y Carrera Damas asiente sus comentarios. ¿La salida? Cuestionar abiertamente a esta dirigencia opositora chucuta; exigir a Capriles y la MUD que organicen un movimiento popular seriamente comprometido con el cambio, y seriamente comprometido con el pensamiento político e ideológico de avanzada. Como en Egipto o Brasil. Que tenga ideas en la cabeza ademas de consignas publicitarias capitalistas, y mucho coraje cristiano; y que sepa que los deseos de regresar a un pasado que jamás regresará es signo de derrota anunciada. El futuro es de progreso, pero no capitalista, sino quizás un híbrido entre capitalismo y socialismo. Aunque no lo queramos y nos asuste el futuro se inclinan del lado de las ideologías de centro izquierda.

Anibal
8 de julio, 2013

Cuando uno lee un articulo como éste, nos damos cuenta que hace falta que aparezca alguien con guáramo político verbal y de acción, que tenga la capacidad de hacer reaccionar al conglomerado opositor, para realmente establecer y ejecutar las pautas de una verdadera oposición al presente gobierno. Henrique Capriles y la MUD, se han vuelto pura cháchara, no reaccionan ante la actitud de la Sala Electoral y la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de “Justicia”(?). Han perdido tiempo esperando una respuesta que no les va a llegar, y nosotros los opositores, no les hemos hecho públicamente y con persistencia diaria, reclamo alguno sobre la actitud que han asumido. A esta altura del reclamo del “robo de los resultados de la elección del 14 de Abril”, otro(s), como los políticos que implantaron la democracia durante 40 años a partir de Enero del 58, ya estarían actuando con carácter en las calles y sobre todo, hubiesen llevado ese reclamo a los organismos internacionales correspondientes, y estarían informando permanentemente el grado de avance de esas gestiones. Ante la actitud pasiva que manifiestan con el reclamo en cuestión, se arriesgan a perder el apoyo que han obtenido hasta ahora, y eso si es peligroso para todos nosotros.

gustavo massiani
8 de julio, 2013

Perplejo con el comentario que aparece en Crateres del 7 de julio en relacion a la auditoria realizada en instituciones del estado que arroja que hay entre 7mil y 17 mil millones de dolares en esas intituciones. Si esto es cierto porque le acabamos de pedir prestado a Rusia 1 mil millones de dolares ?.Ademas como es que ni siquiera el gobierno sabe cuanto dinero ocioso hay en las instituciones del estado que es necesario realizar una auditoria especial para enterarse de las cifras. Donde esta la contraloria esperando al pajarito mensajero ?

pablo antillano
8 de julio, 2013

Muy bien Luis, como siempre. La verdad es que Capriles es lo más visible de la oposición, porque se ha echado ese calamar del liderazgo al hombro. Pero también es verdad que no es el único responsable de los errores o carencias. Pero es verdad que falta “una política”, una gran plan, una buena estretegia. SEgún las encuestas la polarización se disuelve en un solo aullido unitario contra el costo de la vida. Una vez más la economía vuelve por sus votos. Poco tiene que ver la oposición con ese deslave dramático.Agregaría la urgente necesidad de que la oposición exprese posiciones democráticas y principistas frente a los issues internacionales.(Evo, Snowden, Egipto, espionaje,riots en Brasil, etc etc etc

Mercedes
8 de julio, 2013

Excelente articulo, y excelentes también las opiniones que de éste se hacen, que alivio siento al saber que no soy la única que piensa que la oposición y la MUD están cuadradas con el anterior gobierno y con este, sin ánimos de insultar, por que no es la idea, pero la única que produce testosterona en la MUD es MARIA CORINA MACHADO, y al amigo(a) que en su comentario dice que ojalá ellos leyeran estos comentarios, le recuerdo que esta página es cultural y de alta factura de opinión, aunque tratarán de leerla no entenderían.

Saludos.

Pedro M. Silva S.
8 de julio, 2013

No creo que los dirigentes de la MUD y HCR estén cuadrados con este gobierno. Le pido a los columnistas como el Sr. García Mora, etc. que digan que es lo que hay que hacer, por que es fácil ser manager de tribuna. No podemos caer en la inmediatez. El camino es electoral, a través del voto hemos logrado avanzar y es coherente invitar a votar el 08/12.

nelson oxford
9 de julio, 2013

Mi estimado Luis, creo que el problema es mas de fondo. Es un problema sociológico y estructural. El país se entrampo entre la oferta engañosa y mal intencionada de un populismo mesiánico creciente y cuidadosamente planificado por Chavez y su combo comunista, disfrazado de socialismo moderno financiada por el uso irresponsable y arbitrario de la riqueza petrolera, que día a día discrimina y pospone el proceso educativo para satisface de manera programada y eficiente, las necesidades mínimas de la población que realmente puede y debe protestar, manipulándolas y contaminándolas con engañosas regalías económicas (Misiones), dádivas sociales (Pensiones)y lisonjas propagandísticas (igualdad y Participación), exaltando así su escaso y maltratado ego popular, ante la epiléptica y lerda postura de una Oposición anestesiada por el pasado, los cambios coyunturales, el empírico análisis cotidiano, el interminable diagnostico profesional, el inútil protagonismo mediático sin sustento popular y la infaltable oración milagrosa, bamboleándose en el tiempo, sin coherencia ni objetivos claros, sin partidos políticos pro-activos,proponentes de alternativas programáticas creíbles y viables, sin mensaje ni mensajeros capaces de entusiasmar y movilizar una población sumisa, conformista y apática, producto de la fatiga electoral y falta de motivaciones personales y colectivas, convencida por la propaganda bien ejecutada de que “no es posible la victoria de las fuerzas democráticas”, el “petroleo es nuestro” y “algún día llegara lo que me corresponde”. Sin menospreciar el espectacular trabajo y esfuerzo de Henrique Capriles, pareciera haberse quedado en campaña, sin atreverse a dar el siguiente paso: separarse de su actual posición burocrática para convertirse en el líder de una gesta, de una época que sin contemplación de edades ni del trillado debate del papel de las nuevas generaciones, aglutine homogéneamente la mayoría conquistada y arremeta con estridencia, sin miedo ni cálculos electoreros, contra un staus quo que lo esta devorando, tal como hizo con todos los liderazgos anteriores, que cometieron el mismo error, tratar delincuentes inadaptados, infestados por el maltrato social, viejas mañas y dinero mal habido y siempre querido, como si fuera gente normal. Ciertamente los ciclos históricos se repiten con protagonistas parecidos, pero hoy, realmente no parece ser este el tiempo de Bolívar, Santander, San Martín o Marti. Tampoco el de Gandhi, Mandela o Vargas. No cabe duda que hay una nueva nación buscando un cambio, un nuevo derrotero y un nuevo liderazgo sin complejos para abrazar con pasión los retos del devenir, asumiendo los traumas naturales en estos casos con determinación y audacia, para hacer que la gente pueda percibir con certeza, la factibilidad real que la propuesta programática electoral se convertirá en una esperanza, en una acción de gobierno igualitaria e incluyente que garantice, gestione, valorice y prospecte al hombre y al trabajo en paz y progreso, para hacer del bien común una meta orientada hacia la honesta explotación y generosa producción para la satisfacción colectiva y no individual o personalista… Claro que se puede, pero para eso hay que querer, hay que tener la voluntad !!!

Cheo JImenez
10 de julio, 2013

Señor Nelson Oxfor, ya estaba preparado para hacer un comentario. Pero Ud. se me adelantó y dijo lo que hubiésemos dicho muchos, y lo dijo muy bien, por lo cual le estamos agradecidos. Unicamente permítame abusar un poquito del espacio y “pegar” la última parte de una nota escrita en otro post, refiriéndome a la condición ético-política en sentido auténtico (aristotélico más bien que “maquiavélico”), del liderazgo venezolano en general: “El juicio final lo pasará la historia inclinándose de uno u otro lado del continuo ético-moral. La gran pregunta para nuestra historia –tan aldeana, tan provinciana, tan infantil- por venir será: ¿llegará Chávez a merecer el juicio que tan injustamente se le hizo a CAP en vida? ¿Llegará a ostentar tan soberbio título –referido, desde luego, no a Nixón- con el cual Moleiro lo adorna? Y con respecto a otros liderazgos, ¿se aproximarán un poquito al de estos pequeños “monstruos políticos latinoamericanos”? Me refiero a Capriles, Rosales, y a los líderes de la mal llamada MUD, a todos esos quienes tan erróneamente nos han conducido por varios lustros, y nos siguen conduciendo, al “matadero electoral” montado por Chávez-Maduro-hermanitos Castro, el CNE del psiquiatra y su banda electoral, y toda esa cáfila de asaltantes de la democracia venezolana, -imperfecta como lo ha sido, pero democracia al fin-?

jorge beltran
10 de julio, 2013

buebo realmente da la impresion de que esto no tiene solucion y si hay alguna va a estar cuando la sexta chavista se canse de robar y robar y ya no hayan bancos en el exteror dde guardadr su dinero

dharana
10 de julio, 2013

No comparto su punto de vista y considero que le hace un flaco servicio al país; leo sus criticas pero no encontré sus propuestas.

@manuhel
11 de julio, 2013

A la gente cuando un Líder resteado les empuja a hacer algo, termina haciendo aún más si está realmente motivada y frustrada.

En Venezuela no ha sido la excepción. Estamos peor que en el 2002, pero increiblemente la gente está más pasiva.

Falta un Líder con las botas bien puestas dispuesto a arriesgarse él antes que los demás, para que muchos nos la juguemos. A Chávez se le podrán criticar muchas cosas, pero siempre asumió responsabilidades sin medir consecuencias. Actúo con liderazgo y aferrado a sus convicciones en los momentos difíciles, y así pasó con otros como Rómulo en su tiempo.

Capriles en cambio se conforma con patear calle y recorrer Venezuela con un discurso de paz y amor que hoy en día se lo lleva la corriente y los titulares de prensa y tv. En resumen, lo que Capriles hace es bastante más no suficiente, no es lo que necesita la realidad Venezolana.

Hay que enfrentar y confrontar sin estimaciones de riesgo, hasta el límite de poner a la gente en 3 y 2. En ese momento los indecisos tomarán partido y al final los que son mayoría (sea el bando que sea) terminarán por barrer al otro; sin derecho a pataleo, sin fraude que valga, sin dejar dudas ni consolación.

Por otro lado, Gandhi nos enseñó que se puede hacer todo eso sin ser violentos.

Periscopio Venezuela 12 de julio de 2013, viernes | Joseyelim's Blog
12 de julio, 2013

[...] La moda no es precisamente masiva pero es la moda en El País hay dos notas sobre Capriles http://internacional.elpais.com/internacional/2013/07/12/actualidad/1373608480_305053.html “No puedo pedirle a la gente que salga a la calle a ser asesinada” El excandidato presidencial lanza un programa de televisión por satélite para romper el cerco informativo chavista, es la nota positiva de Alfredo Meza, que termina así “Capriles defendió su estrategia a este diario: “Creo que tengo la responsabilidad, a sabiendas de que Venezuela es un país desinstitucionalizado, de no dejarme llevar por las emociones, sino a apelar a la razón. La emotividad es propia de un proceso electoral y no un acto racional. Hay personas que establecen una comparación con lo que se produjo en Brasil. O lo que pasó en Siria. Yo no puedo pedirle a la gente que salga a la calle, que sea asesinada y luego pasar la página. Esa no es mi visión”. ¿Está en sus horas más bajas? “Yo trato de buscar el lado positivo de las cosas. Creo que hemos logrado desenmascarar al gobierno. Había que desenmascarar el desigual proceso electoral para darle más valor a la lucha. Creo en la construcción de una fuerza popular lo suficientemente amplia para imponer democráticamente los cambios. Puedo equivocarme. Yo me la estoy jugando”, respondió” La otra nota de El País es más dura contra el líder de la Unidad Democrática “La oposición de Capriles se desinfla en Venezuela” Los adversarios del Gobierno creen que el líder ha dilapidado la posibilidad de cambios en el modelo chavista con el capital político obtenido en las elecciones” es del mismo Alfredo Meza. http://internacional.elpais.com/internacional/2013/07/12/actualidad/1373603757_827568.html Y se basa en dos notas una de Fausto Mazo de El Nacional de hace dos sábados http://www.el-nacional.com/opinion/Maduro-durase-anos_0_217178375.html, donde se pregunta ¿Y si Maduro durase seis años? Y una de Luís García Mora donde se pregunta ¿Para dónde va Henrique? http://prodavinci.com/2013/07/07/actualidad/al-limite-para-donde-va-henrique-por-luis-garcia-mora/ [...]

Cheo Jimenez
14 de julio, 2013

<> Si en alguna disciplina de las ciencias sociales se han especializado los cubanos, si en algo son ellos expertos, es en psicología conductista. El “behaviorismo” lo manejan con gran maestría. ¿Por qué? Por tres razones, creo yo: a) Por su dependencia de la Unión Soviética –ya desaparecida- y su materialismo “burdo”, que redujo al ser humano a un manojo de estímulos y respuestas orgánicas, biológicas o simplemente animales. b)Por sus demasiadas carencias, que llevaron al pueblo cubano a responder, ante todo, a los estímulos, movimientos, y “crujidos” de sus estómagos. c) Por el error histórico, -aún no reconocido por los gringos-, del bloqueo económico, que fue asimilado por la población, y manipulado por los Castro como un refuerzo (positivo o negativo, dependiendo de las circunstancias), para motivar la aceptación de sus políticas autoritarias. Igual está sucediendo con nosotros, casi que con una exactitud de copia (Venezuela) con respecto al original “cavernario” de los inicios de la revolución cubana, cuando el conductismo que usaban era “pavloviano”, pues ellos sí que evolucionaron, y ahora para su “consumo interno” lo aplican en su versión más sofisticada: “skineriana”. Mientras tanto, a nosotros nos tratan -y con nosotros experimentan- como lo hacía Pavlov con su perro: haciéndolo salivar cuando a él le venía en gana, como experimentador que era. Es risible, si no fuese tan patético, el constatar de qué manera tan absolutamente burda están empleando tal tipo de modelo conductista aquí en Venezuela. El conductismo más primitivo lo están empleando para ver de qué manera responde la población ante las soluciones que a ellos les “corre la arruga”, y les da respiro. Pero para que ellos lo logren, -se salven, sigan robando- nosotros debemos responder como el perro de Pavlov, y “salivar” cuando a ellos les dé la gana: si es necesario, no comer, y si algo comemos, no “hacer pupú” para no consumir en exceso papel de baño. Los métodos behavioristas se han empleado con gran eficiencia para “borrar” hábitos, pero por igual para “instalarlos”. Es el modelo experimental, que mejor funciona en psicología de masas, a las cuales se les busca esclavizar publicitariamente, para que consuman automáticamente ciertos productos o mercancías, sobre todo “ideológicas”. Chávez era un gran experimentador pavloviano, y sus métodos de manejo de los medios eran crudamente behavioristas. De ahí que todo lo simplificaba al máximo para que su “perro” (Venezuela) no se confundiera ya que ante dos estimulaciones similares, el animal como bruto que es, se confunde y no sabe a cual responder primero. El había avanzado un poco, y era más skineriano que sus ígnaros discípulos. Estos son como los discos de acetato con respecto a los DVD “Blue Ray”. Para quienes consideramos que tales “paradigmas” psicológicos funcionan, pero a los más bajos niveles humanos, el usarlos como fundamento de las “Políticas de Estado”, -en este caso, para solucionar el problema del abastecimiento-, atenta groseramente contra el ser humano mismo, ya que no somos iguales a los perros, aunque, como ellos salivemos, y en algunos casos profusamente, como cuando vemos un “fajo de billetes verdes”. Tenemos capacidades biológicas superiores, y por ello podemos decirle “¡no!” al estímulo y su “reforzamiento” secundario. Tenemos capacidades racionales. Si nos acostumbramos a usarlas, mediante el manejo del lenguaje escrito, y la discusión e intercambio argumentativo y no sólo emocional-animal, en breve tiempo contaremos con una herramienta para enfrentar y confrontar a estos “dicta-blandos” de medio pelo, que están controlando el país; a esos experimentadores psico-sociales tan mediocres, que si lo son es porque tienen sujetos de experimentación igualmente mediocres. “Desensitization” creo que es el término en inglés para hacer referencia al control progresivo de un hábito –Skinner ceo que era quien decía que eran necesarios 39 días para “borrar” un hábito negativo-, mediante las terapias conductuales. Deberíamos aplicarles a ellos, a los “cubazuelanos”, quienes están experimentando con nosotros, algo de su misma medicina, y no creerles inmediatamente; -ni a ellos, ni tampoco a quienes les hacen el juego mediático (ahora los opositores)-. No beberíamos responder como animales de laboratorio, a lo que es simplemente, para el gobierno “cubano madurista, una simple estimulación para ver cómo reaccionamos –somos el perro de laboratorio pavloviano ya que, para los cubanos, no llegamos ni a pichón skinneriano-, y de esa manera medir la “dosis” del siguiente estímulo, -su “shock”- que podría redoblarse en cantidad y calidad. Que eso es actualmente Venezuela para los Castro y estos “vendepatria tirapiedras” quienes nos gobiernan: Un gran laboratorio para hacer que salivemos “cubanamente”, como perros “venezolanos”, cuando a ellos les venga en gana. >>¿Propuestas? R: a) Que al menos estas cosas tan elementalmente “científicas”, como las que hacen los cubanos con nosotros, las sepa Capriles y su “combo timorato”, b) Que lean y estudien más ciencias sociales, psicología de masas, filosofía política, teología política, etc. c) Que sean menos “practicistas” para que no nos traten como o hacen los “chavecistas”, cubazuelanos, como el perro de Pavlov. d)Que sepan que estamos un poquito más desarrollados como “pueblo democrático pata en el suelo”, que podemos avanzar un poquito más allá de la campaña “conductista” de Capriles para “desarrollarnos” tapando huecos de la calle, buscando seguridad y una supuesta paz que nos ha llevado a este “llegadero legalista electorero”, tibio y cobarde, e) Y que actúen en consecuencia liderando un movimiento popular inspirados en Mandela, Gandhi, el mismo Cristo de los orígenes cristianos, etc., si es que le tienen miedo a la “violencia santa”, que aun los Santos Padres de la Iglesia no la prohibieron del todo. Si no,consúltense los documentos teológicos pertinentes, p.j. Santo Tomás o San Agustín, y los Santos Evangelios mismos, o las Teologías de la Liberación, que el Papa francisco ha “desclasificado” y aprobado. ¡Resistencia humanística cristaiana contra esa psicología política socialista-cavernaria “cubazuelana”!

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.