Vivir

¿Cómo metería una jirafa en una nevera? Curiosas preguntas en entrevistas de trabajo y respuestas ideales

Por Prodavinci | 3 de Julio, 2013

job-interview textoFragmento de un artículo de Brian Milligan publicado en BBC Mundo

Un colega postuló una vez a un puesto de operador en un banco de inversión del centro financiero de Londres.

Durante la entrevista le preguntaron: “¿Cuántas monedas podría meter en esta habitación?“.

Inmediatamente empezó a calcular y, tras más o menos un minuto, anunció un estimado aproximado.

No lo contrataron.

Lo que el banco quería era alguien que saliera con cualquier respuesta pero que la expresara con tal confianza que sonara como que podía convencer a los mercados de que lo que sea que dijera era correcto.

Preguntas así de desafiantes son cada vez más frecuentes en las entrevistas de trabajo, dada la cantidad de postulantes y la necesidad de separar la paja del grano.

“Hay mucha más competencia por los trabajos y a los patrones cada vez les gusta menos arriesgarse”, señala Claire McCartney del CIPD, una asociación de profesionales de recursos humanos.

“Es difícil que la gente sobresalga si hacen las preguntas rutinarias, así que cambiar ayuda a encontrar al mejor candidato”, explica.

(…)

¿Cómo metería a una jirafa en una nevera?

Esta pregunta se la hicieron a un postulante a operador de ventas en un banco de inversión en el centro financiero de Londres.

Por qué le preguntaron eso:

Rusty Rueff, un experto en carreras de un sitio web de empleos, Glassdoor, dice:

“Esta pregunta está dirigida a probar las habilidades creativas del candidato, incluyendo cómo puede enfrenta desafíos difíciles y hasta inusuales.

Hay que recordar que el entrevistador está más interesado en cómo se llega a una respuesta que en la respuesta misma”.

Respuesta sugerida:

“Para poder contestar, ¿me puede dar más detalles? Por ejemplo, ¿qué tan grande es la jirafa? ¿Cuán grande es la nevera? ¿Estamos en un país en el que es legal matar a una jirafa?”

Demostrar que necesita los hechos y realidades antes de llegar a cualquier conclusión puede ser ventajoso.

Continuando: “Si la jirafa puede morir, para que quepa en la nevera habría que sacar el resto del contenido que esté adentro y tendría que usar las herramientas que tenga a disposición para asegurarme de que cabe. ¿Qué herramientas tendría para trabajar en este espacio?”.

¿Preferiría pelear contra un pato del tamaño de un caballo o 100 caballos del tamaño de patos?

Esta pregunta se la hicieron a un postulante al cargo de mercader de carga seca a granel en una compañía minera en Londres.

Por qué le preguntaron eso:

John Lees, autor del libro Entrevistas de trabajo: las mejores respuestas a preguntas difíciles, dice:

“Esta pregunta parece rara pero es una manera humorística y creativa de poner a prueba el razonamiento deductivo, que requiere de que se hagan y se revisen suposiciones realistas y que se recomiende el mejor curso de acción.

Lo que escoja es menos importante que el proceso mental que revele al contestar”.

Respuesta sugerida:

Comunique cada paso de su reflexión:

“Me imagino que ambos podrían matarme pero en primer lugar consideraría cuán agresivo puede ser cada animal. Los caballos pueden patear y morder y, aunque serían pequeños, si me persiguieran tantos, no tendría escape”.

(…)

Si se ganara US$1 millón, ¿qué haría con el dinero?

Esta pregunta se la hicieron a un postulante en una firma de contabilidad.

Por qué le preguntaron eso:

Rusty Rueff dice:

“Dado que esta pregunta fue hecha por una oficina grande de contabilidad, probablemente busca probar tanto el sentido práctico como las habilidades para planear a largo plazo del candidato.

Al fin y al cabo son contadores, así que probablemente les gustaría contratar a alguien que no desperdiciara la plata. ¿Se trata de una persona que vive en el momento o una que piensa en lo que ocurrirá en 10 o 20 años?”.

Respuesta sugerida:

De nuevo, piense en voz alta.

“Mientras que definitivamente sería emocionante ganarse un millón de dólares, me gustaría considerar todas mis opciones y saber cuál sería la carga impositiva sobre esa cantidad antes de pensar en cómo distribuir los fondos.

Algunas de las opciones que consideraría serían cómo invertir el dinero, cuánto podría donar a instituciones benéficas y cómo podría usar una porción para celebrar. Pero no se preocupen: en todo caso vendría a trabajar el lunes”.

John Lees añade:

“Si no se le ocurre nada, diga: ‘¡Qué buena pregunta! ¿Cuál es la mejor respuesta que han recibido hoy?”.

***

Puede leer el texto completo aquí.

Prodavinci 

Comentarios (3)

maria carnicero
3 de Julio, 2013

No puedo evitar reir porque me acuerdo del morrocoicito de mi cuñada que en un descuido se metió en la nevera. Se salvó de chiripa porque como mi cuñada estaba cocinando y abrió la nevera otra vez y lo encontró.

Pedro Velasco Astudillo.
3 de Julio, 2013

En todo caso, lo que busca toda empresa es personal CAPAZ e INTELIGENTE…y lo importante que debe demostrar el ASPIRANTE, es la rapidez en responder -HÁBILMENTE- las pregunta. Recordando que INTELIGENCIA es: “La Capacidad de RESOLVER problemas NUEVOS, en el MENOR TIEMPO y …ACERTIVAMENTE ” !!!

Pedro Velasco Astudillo.
3 de Julio, 2013

Fe de ERRATA: donde está escrito: “las pregunta”, léase :”las preguntas”…(Que, en CASTELLANO: el artículo y el sustantivo concuerdan en género y número ! )

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.