;

Perspectivas

La plegaria del ateo, por Héctor Abad Faciolince

Por Héctor Abad Faciolince | 3 de Julio, 2013
12

praying_hands1 texto

Adolfo Bioy Casares , en su monumental libro de memorias sobre Borges, cuenta que su gran amigo se murió rezando el Padrenuestro en cinco idiomas distintos: en anglosajón, inglés antiguo, inglés, francés y español. Algunos se han preguntado por qué Borges, que decía no creer en Dios, y mucho menos en el más allá o en la inmortalidad, habrá caído al final en esa vieja costumbre de enfermos y moribundos, la plegaria. No puede descartarse una conversión in articulo mortis, claro está, como les ha pasado a muchos ateos célebres, pero a mí me convence más la tesis de que simplemente el rezo le servía como mantra, como melodía o melopea, es decir, como la repetición monótona de un sonido que ayuda a la serenidad, a la paz interior, en un momento que no siempre es fácil, el de la muerte. De Antonio Caballero aprendí que el Padrenuestro tiene muchas virtudes poéticas, y una de las principales consiste en que es un breve poema seco, sin adjetivos. Y Borges tenía buen gusto.

En un cuento viejo sobre lo duro que puede llegar a ser el matrimonio, se cuenta de dos que van a celebrar los 25 años de casados y se sientan frente a frente en un restaurante, mudos, como no es raro que pase entre las parejas añejas. Después de un largo rato de silencio, ella le dice al marido: “Recemos el rosario para que crean que estamos conversando”. El rezo, en este caso, es un sustituto de la conversación, y sirve de disimulo. Yo recuerdo que cuando en la casa de mi abuela se rezaba el rosario la cosa tenía una gran ventaja para las empleadas del servicio: al fin podían estar un rato sentadas, descansando, sin que nadie las mandara a hacer nada a la calle o en la cocina. Rezar será aburrido, pero es descansado.

Hace muchísimos años que no rezo y ya hasta confundo el Credo con el Magnificat, pero hace mucho tiempo descubrí las virtudes hipnóticas y benéficas de la plegaria. Una vez, sentado al lado de una monja en un avión que se movía tanto que parecía a punto de caerse, vi que ella iba plácida y tranquila, musitando oraciones con los ojos cerrados. Hice casi lo mismo: cerré los ojos y me puse a recitar a Quevedo y a Lope. El avión seguía corcoveando, pero al ir recitando, a mí ya no me importaba que se cayera o no. Las palabras rítmicas, hermosas, con los sonidos repetidos de las rimas, calman. Desde entonces practico y recomiendo la recitación como un rito privado de sosiego.

Esta semana, en el New York Times, hubo una discusión entre varios expertos (religiosos y no) sobre si les conviene rezar a los ateos. Y hace más tiempo, ahí mismo, se discutía si los ateos deberían tener ceremonias propias que sustituyeran aquellas en las que las religiones tienen el monopolio del negocio: nacimientos, Bar Mitzvah (ritual de uso de razón, entre los judíos), matrimonios, decesos… Ya en Londres hay una especie de templo donde los ateos se reúnen a oír sermones, a cantar melodías y a afirmar su fe en que Dios no existe. Parece que eso los hace sentir unidos y cómplices; a lo mejor hasta se ayudan a conseguir puesto, como los masones.

En la discusión del periódico, Hemant Mehta decía que en las situaciones difíciles sirven mucho más dos manos que ayuden que dos labios que recen. Subrayaba también lo irracional que es que uno rece y en el más allá lo oigan, pues si fuera así de inmediato pararían los terremotos. Estoy de acuerdo con él: sería raro un dios que cambiara sus planes porque alguien reza. Pero hay dos cosas que espiritualmente (en el sentido terrenal de la palabra) sirven mucho como terapia: el silencio y la repetición de memoria de palabras sabias y armoniosas. Así como la música tiene un efecto benéfico sobre la mente, así mismo la plegaria laica (lectura o recitación) produce una paz tan honda que solamente el orgasmo le compite.

Héctor Abad Faciolince 

Comentarios (12)

Miguel
4 de Julio, 2013

El ateo no nace siendo ateo, en su mayoría cuando nacen, son iniciados bajo la religión, incluso los hijos de los ateos se les enseña a rezar y son hasta bautizados con el fin que cuando sean grandes decidan por si mismos, si seguir una religión y creer en Dios o convertirse al ateísmo. Ahí es donde está el porqué cuando un ateo se encuentra al borde de la muerte y más allá, en una situación que le genera un gran miedo, es cuando se activa el pedir a “dios” por la salvación, porque ese es el principio de las religiones, adorar a dios, pero para que adorar a dios? O porqué adorar a dios? -cada vez que hay un temor o un miedo a algo es cuando el creyendo reza con más fervor. Las religiones se alimentan del miedo de los humanos, porque el hombre descubrió que cuando se siente miedo se produce por naturaleza una situación que lo lleva a buscar la manera de salir de ese gran temor y más cuando se trata de perder la vida.

jmcarpintero
5 de Julio, 2013

Miguel, al contrario, creo que nacemos siendo ateos, la creencia en Dios forma parte de los principios y valores sociales que nos inculcan con la educación, primero en el hogar donde la familia impone al infante la fe que profese y luego la sociedad que te exige como dogma una creencia teológica.Luego el tiempo, la educación, las necesidades sociales y espirituales (esas que menciona don Héctor) nos hacen ver el camino a seguir: ¿Nos sentimos cómodos con un grupo de creyentes o con otro? o ¿no creemos en los que ellos profesa como fe religiosa en torno a un Ser Supremo? Tomamos uno u otro camino, o simplemente dejamos de creer en lo que nos han inculcado. ¿Creería un dios alguien que halla crecido sin la influencia religiosa y sin conocer las virtudes teologales?

Marlon
5 de Julio, 2013

Un punto de vista interesante,es que los ateos como tal no existen, simplemente dicen no creer por “malcriades” personal o decepciones existenciales. El hombre por naturaleza es un ser religioso (homo religiosus),siempre expreso curiosidad por lo desconocido,lo divino (en sus diferentes culturas), y precisamente cada cultura fue creando su estructura religiosa acorde con sus creencias,en fin en algo superior siempre debe creer el hombre sino es en Dios, en el diablo,sino en el dinero,en algo que le afiance seguridad existencial.Tenemos libre albedrio (creer o no creer).Pero lo mas curioso que aunque el hombre diga no creer en Dios el diablo si cree en Dios y Dios si cree en el hombre.

Ángel
5 de Julio, 2013

Creamos o no creamos en el más allá ¿cambiará algo? Por eso soy agnóstico: creo que lo que tenga que ser, será. En cambio me bastaría una frase o una palabra de alguien especial para cambiarlo todo.Y si, a veces me refugio en el rezo y otras veces en la poesía o en los recuerdos, pero no entiendo a los ateos que quieren hacer de su convicción otra religión. Tampoco juzgo a Borges, porque el tránsito a la muerte es una experiencia íntima, única y hasta donde yo se, sin retorno, en la que tanto si todo acaba como si todo empieza será difícil que no nos asalten las dudas.

Christopher
7 de Julio, 2013

Ateo es aquel que no cree que dios exista. Es una posición por defecto y no involucra una creencia positiva. El ateísmo no es una religión como apagado no es un canal de TV. Ademas el agnosticismo no es excluyente con el ateísmo. Yo soy un Ateo Agnóstico. Marlon señala que todas las culturas debieron creer así sea en magia, es algo obvio que la mente cuando no pueda explicar algo, invente. La religión es un subproducto de esa mente creativa que nos ha llevado a evolucionar hasta el presente, pero ahora que poseemos el conocimiento de la ciencia, la religión es obsoleta, innecesaria y hasta peligrosa.

RAMON VASQUEZ
7 de Julio, 2013

¿Quisiera saber a quien se encomienda un ciudadano ateo,cuando el avion donde viaja esta cayendo al vacio y ya toda la tripulacion ha saltado en paracaidas?….¿Yo quiero saber, a quien o que clama el ateo, cuando con apenas 27a de edad sale del consultorio medico, donde le dijeron que su Cancer de Esofago es maligno y sumamente ominoso pronostico?…..¿Yo quiero saber a quien se encomienda un papa ateo de 35a cuando su niña de 8a,es ingresada, en una unidad de cuidados intensivos, porque la clinica inicial e imperceptible, de Apendicitis Aguda se transformo en una Peritonitis,con el contexto de subito diagnostico de leucemia?…..Claro que si,soy medico y me avoco a las situaciones MEDICAS, donde por lo comun,todos los seres humanos se postran y claman ante algo,que solo ellos conocen y confian….Ojala fuesen situaciones hipoteticas,pero en realidad yo las vivo todos los dias.De veras que yo quisiera saber!….

snodjki
23 de Julio, 2013

A nadie se encomienda, señor. Yo tengo cáncer y no ando por ahí encomendándome a nadie.

Alvaro Ceballos
14 de Agosto, 2013

Como agnostico me pregunto si Dios fue el creador de todas las cosas .Quien creo a Dios. Karl Sagan

Jenny
25 de Agosto, 2013

RAMON VASQUEZ: Yo quiero saber, ¿por qué si los creyentes creen que de dios proviene todo aun así, siguen encomendándose a él cuando les detectan cáncer? o de dónde proviene lo “malo” entonces, si cuando se supone una persona se encomienda a él, es porque espera cosas “buenas”. A pesar de eso, siguen existiendo personas con muchísimas dificultades y no, no me refiero a un adulto “común” que por “malas decisiones” esté en condiciones de indigencia o algo por el estilo, sino tal vez de niños o niñas que nacen con enfermedades graves y dolorosas (permitiéndome ahondar en este campo, donde le aseguro usted conoce mucho más), sólo por poner un ejemplo.

Así como respondió snodjki, a nadie se le encomienda, porque lo que tendrá que ser, será, por doloroso que se presente.

Omar Montilla
26 de Agosto, 2013

Me parece hasta cómico leer los comentarios de la matoría de posteadores que se considera ateos o agnósticos, cuestionan la religión como unos expertos, y la mayoría de preguntas que se realizan, como la de Jenny, para el creyente normal tienen respuestas justas. No me sorprenden sus posiciónes, pero yo he visto a Ateos llorar sin esperanza, y a Agnósticos con depresión hasta luchar con sus ideas de suicidio, y aunque he visto creyentes también fracasar, esto no explica para nada el Dios que sirve cada uno.

El ser creyente y la fe en Dios no es una carta en medio del sufrimiento, pero en medio de los males, es muy buena herramienta de batalla. Ustedes podrían no ser creyentes, pero tristemente la mayoría de opiniones y preguntas, y como cuestionan la fe, dista mucho de cualquier teología, y en casos, hasta de la filosofía atea que profesan.

David datica
26 de Agosto, 2013

Como el anacoreta que dialoga con Zaratustra,(Nietzsche) un gran grueso de la humanidad aún no sabe que Dios ha muerto.Muchos años ha,lo supe, no obstante, las palabras de Luis Buñuel las encontré simpáticas para sentirme bien: “SOY ATEO GRACIAS A DIOS”

Impo
29 de Agosto, 2013

“Si me equivoco, cuando yo no exista más, tú vendrás a probarme mi error; y entonces, si llegas a convencerme de esa existencia tuya (lo que está contra todas las leyes de lo verosímil y lo razonable) tan firmemente negada por mí ahora, ¿qué puede suceder? Que tú me hagas feliz o desdichado. En el primer caso, te admitiré, te querré; en el segundo, te …” Esto es Sade, claro que, no comparto su posición: toda una vida para conocer a Dios por la fe; sino, que me parece razonable y extremo de alguien endemoniado y que sufre en el vacío y la Nada.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.