Actualidad

No-violencia: Mahatma Gandhi y la liberación de la India

Por Prodavinci | 2 de mayo, 2013

noviolenciaGHANDI

Si hubo en la historia un sólo gesto sereno de rebeldía capaz de derribar los linderos de un imperio, fueron las delgadas manos de un hindú ortodoxo tejiendo pacientemente en un charkha portátil. Mohandas Gandhi solía crear su propio dhoti y chal —a veces pasando hambre, otras tras las rejas— invariablemente concentrado en hilar los elementos que darían la independencia a su patria y unificarían bajo una misma bandera a todos los hindúes, sin importar sexo, color o credo.

El largo viaje iniciado por Gandhi en 1915, tras haber estudiado en Londres, trabajado en Sudáfrica y moldeado su núcleo político de ideas, terminó en una India dividida, tensiones entre las facciones musulmanas e hinduistas, y su propia muerte en 1948 a manos de un extremista, un final terriblemente violento para el máximo predicador de las vías pacíficas. Sin embargo, entre el principio y el fin, Gandhi fue capaz de combatir y derrotar al Imperio Británico y su largo mandato. Esculpió una mentalidad colectiva de paz y conciliación y dirigió a millones de habitantes enajenados bajo el enfoque del triunfo y la autonomía. Y lo hizo sin lanzar un solo puño.

Es crucial resaltar que Gandhi fue un líder que comulgó un sentimiento muy puro y personal —y difícil de masificar— con una agenda política que puso en práctica sus altos ideales y blindó sus campañas no-violentas del asedio militar británico. Gandhi escaló posiciones hasta llegar a encabezar el Congreso Nacional de India, gracias a su manejo multicultural de los distintos credos representados, su reputación destacada en el nacionalismo indio y su visión del Swaraj o estado autónomo.

El empuje de Gandhi era tranquilo pero severo, ejemplificado en La Marcha de la Sal de 1930: cruzando el país a pie desde Ahmedabad hasta la costa de Gujarat, Gandhi marchó 388 km. en protesta de los impuestos británicos sobre la sal. Miles de ciudadanos lo acompañaron en la travesía, afirmando el compromiso nacional por una India libre, e Inglaterra respondió con el encarcelamiento de más de 60.000 personas.

Otro ejemplo fue su contundente movimiento Quit India, una serie de manifestaciones originadas por su discurso en Gowalia Tank Maidan, en el cual delineó la posición infranqueable del Congreso sobre la independencia al tiempo que exigía la inmediata salida del Reino Unido. En respuesta, los británicos arrestaron en Bombay a Gandhi y a todo el Congreso, sentenciando al líder a dos años de cárcel y sumiendo al país en un intenso estado de conflicto, con arrestos masivos y quiebres violentos a la orden del día.

Otra clave de la visión no-violenta de Gandhi fue su inquebrantable ética y humanismo. A pesar de confrontar duramente los intereses británicos, y no apoyar su incursión en la Segunda Guerra Mundial (argumentando que Inglaterra peleaba por un valor que a su vez le negaba a la India), Gandhi siempre ofreció una palabra generosa ante los pesares del enemigo. Su actitud abierta y decidida resultó contagiosa y aseguró el éxito de campañas y protestas de no-cooperación y ayuno que, en otro contexto, pudieron haber sido terribles masacres. Así Gandhi sentó la mayor base ideológica para la separación del Reino Unido.

Su nacimiento, el 2 de Octubre, es celebrado como el Día Internacional de la No-Violencia y es considerado en India como Padre de la Nación.

***

LEA TAMBIÉN:

 

Martin Luther King Jr. y los derechos civiles

 

Checoslovaquia y la Velvet Revolution

Prodavinci 

Comentarios (2)

r
2 de mayo, 2013

otro de los grandes lideres del mundo; heroe y persona de simples ideas: no a la violencia, tan simple como suena, y firme a esta, la unica que da vida. gracias por estos articulos, como Venezolano lo necesitaba, gracias.

Juan Graterol
10 de mayo, 2013

En mi opinión Gandhi fue uno de los pocos verdaderos revolucionarios del siglo XX. Su lucha a la que llamó satyagraha (permanencia en la verdad) unió la ética espiritual con la acción política, estableció el punto de referencia sobre el que se levantaron las luchas en contra del racismo y el colonialismo, impulsó la no violencia como un medio de lucha no solamente más ético sino más efectivo, fue un duro crítico del capitalismo industrial y del comunismo dogmático. Propuso para la India un socialismo humanitario basado en el Swadeshi (autosuficiencia) que promovía el consumo de los productos artesanales manufacturados por los mismos campesinos y la producción agrícola local, en contra de la industrialización deshumana que provoca hacinamiento en las ciudades, la pobreza y la marginalidad.

Me parece que en Venezuela poco se sabe de este hombre que tanto ha influido en la historia mundial contemporánea.Es necesario enseñar y promover el pensamiento de Ganhi en todos los ámbitos sociales comenzando por la educación, su ejemplo debe ser guía para nuestro país que parece hundirse en un ambiente de odio y revanchismo del que puede que no sea posible retroceder.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.