Actualidad

¿Por qué Bebo Valdés nunca volvió a Cuba?

Por Prodavinci | 22 de marzo, 2013

bebo

Fragmento de entrevista a Bebo Valdés por Carlos Galilea, para El País Semanal en el año 2008.

Dice que cuando triunfó la revolución le amenazaron con veinte años de cárcel. ¿Qué hizo? ¿Asesinar a alguien? Compré el terreno para la casa, lo marqué todo y puse los cimientos. Un día fui y me encontré allí a un tipo poniendo piedras y cosas, y le dije: “¡Eh!, ¿qué tú haces aquí?”. “A mí me mandó fulano del Gobierno”. Le digo que no puede ser porque eso es mío. Viene un policía y me dice: “Aquí nadie tiene nada, señor. Todo esto, y toda Cuba, es del Gobierno”. Y cualquiera te lo decía. Luis Yáñez, que trabajó conmigo y era amigo mío, me apuntó con una ametralladora para que yo abriera una bolsa en la que llevaba un poco de pollo para mi hija Miriam. Todo era “patria o muerte, venceremos”, y al que no le guste, que se vaya. Y cuando te ibas a ir, porque yo ya me quise ir en julio del año anterior, que él entró en enero, te pedían el pasaporte para ponerle la visa y no te lo devolvían. Me pude ir de milagro con un falso contrato de trabajo en México.

Se fue de Cuba el 26 de octubre de 1960 y no ha vuelto. Cuando Rolando Laserie y yo nos bajamos del avión en México, besamos la tierra y juramos que nunca íbamos a pisar nuestra tierra mientras existiera ese sistema. Un día llamé a mi mamá y me dice: “Quiero pedirte un favor y quiero que me digas que lo vas a cumplir. Yo te he cumplido siempre a ti, ahora cúmpleme tú a mí”. Yo le dije: “Pídeme lo que quieras”. Y dice: “Mientras este sistema esté en Cuba manejando el país no pongas un pie aquí. Si yo me muero, si se mueren tus hijos, tus nietos… ponte los pantalones como los tenía puestos tu padre”.

***

Puede leer la entrevista aquí. Vea también tres videos representativos de Bebo Valdés.

Prodavinci 

Comentarios (6)

Arturo R. Pasarón
22 de marzo, 2013

Hombres dignos así, tienen derecho a la vida eterna en la memoria de su pueblo. Lo trataron mal simplemente porque no aplaudía la tiranía y el sicariato en función del odio, la división entre ricos y pobres, la vagancia, el racismo entre negros y blancos, el robo a quien tenía algo de valor, la mentira oportuna y el crimen organizado hasta de los no nacidos y los muertos ilustres como José Martí, degradado a héroe nacional y hecho responsable de los crímenes en el cuartel Moncada, donde entraron por el hospital pasando a cuchillo a los enfermos que podían delatarlos. Un día saldrá a la luz la verdadera historia del crimen de Cuba y la complicidad contra los cubanos, desde los insignias como Bebo Valdés, Celia Cruz, Ernesto lecuona y muchos otros, hasta los desaparecidos sin cruz ni marca que prefirieron ser tragados por los tiburones a continuar de esclavos.

Román Romano
22 de marzo, 2013

Hay hombres que son de una sola palabra y, Bebo Valdés fue uno de ellos.

Heliodoro Montes
23 de marzo, 2013

Cuando el hombre es digno, no olvida los crimenes cometidos….

luis matos
23 de marzo, 2013

Un digno ejemplo para un pueblo que quiera aprender de sus errores y sacar el mejor provecho y enseñanza de esta dura lección. Pero estamos hablando de Venezuela donde(desgraciadamente) reina la ignorancia.

Jaime Ross
27 de marzo, 2013

Lo grave no es la ignorancia de los pueblos que los hay y muchos, lo criminal es las dirigencias y gobernantes que se sirven de la pobreza y manipulan para perdurar y excudarse dándoles migajas de pan y circo a estos. Malos gobernantes abundan en el mundo, pero malos y delincuentes son cocteles que hacen aun mas daño.

Ramon Pascuale
27 de marzo, 2013

Cuando ls jòvenes Fidelistas histèricos y aguijoneados por el discurso violento de Fidel pateaban a opositores en ls calles d la Habana, hoy ya viejos y andrajosos no ls alcanza el tiempo para arre pentirse de la vileza q cometieron contra sus hermanos cuya lucidéz les señalaba el miserable destino que les aguardaba..!

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.