Artes

La filosofía en la primera novela de David Foster Wallace, por Winston Manrique Sabogal

A propósito de la publicación de "La escoba del sistema"

Por Prodavinci | 17 de enero, 2013

DavidFosterWallace textoFragmento de artículo publicado en El País

“Hay un sólido andamiaje filosófico sustentando la propuesta narrativa; un eco de la pasión del autor por las matemáticas; un anhelo por arrastrar al lector por sendas narrativas que no se habían explorado nunca; una asombrosa diversidad de registros y un brillantísimo dominio del lenguaje; afán por experimentar y algún fallo entre los destellos de genio, pero sobre todo humor e inteligencia”. Con estas palabras describe y define el escritor español Eduardo Lago la primera novela que escribiera David Foster Wallace (1962-2008): La escoba del sistema. Una obra que, aunque publicada en Estados Unidos en 1987, no se había editado en España y que la editorial Pálido fuego llevará a las librerías este 21 de enero. Por lo pronto, te avanzamos uno de los capítulos del debut literario de uno de los autores estadounidenses más aplaudidos por la crítica en las dos últimas décadas.

La escoba del sistema relata el rosario de desventuras que encadena Lenore, entre ellas la desaparición de su bisabuela y 25 personas más de la residencia de ancianos. Esta novela es la precursora de la obra más famosa de David Foster Wallace: La broma infinita (1996). Novelista, cuentista y ensayista, a DFW se le ha considerado como uno de los escritores estadounidenses más innovadores e influyentes de entre los siglos XX y XXI. Y, según Eduardo Lago, “el mejor cronista del malestar de la sociedad norteamericana”. Estudiado por escritores y críticos, aunque también sobrevalorado, según otros, lo cierto es que su literatura mira de otra manera la realidad, y obliga a hacerlo así, entre el descaro, el humor y lo estrambótico; desde una especie de periferia donde lindan la narración clásica reconvertida en vanguardia y exploración punzante que engulle diversas formas estéticas.

***

Puede leer el texto completo aquí.

Prodavinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.