;

Artes

El último deseo de Garibaldi

Por Prodavinci | 2 de Agosto, 2012
0

Artículo publicado en ABC.es. Un extracto a continuación:

El Ministerio de Cultura italiano comenzará a partir de septiembre el proceso de exhumación de los restos del héroe de la unificación italiana Giuseppe Garibaldi (1807-1882), que fue sepultado en la isla de Caprera, al norte de la de Cerdeña y cuyos descendientes reivindican su legado.

El objetivo de esta iniciativa es cumplir la voluntad del famoso general italiano, nacido en Niza (Francia) y sepultado en la pequeña isla del archipiélago de La Magdalena, quien dejó escrito que quería su cuerpo fuese incinerado y sus cenizas enterradas.

Garibaldi fue embalsamado, «en contra de su voluntad, ya que siempre dijo que quería ser incinerado y enterrado según unas instrucciones precisas que dejó escritas», explicó esta semana en rueda de prensa su bisnieta, Anita Garibaldi.

La exhumación, que fue aprobada hace unos meses por las autoridades italianas coincidiendo con el 150 aniversario de la unificación, persigue comparar el material genético que pueda encontrarse con el de los descendientes y, quizá, aplicar un nuevo tratamiento que permita la mejor conservación posible del cuerpo.

Otro de los dilemas que se presentan ahora es si sería conveniente, en caso de que los restos estuvieran suficientemente conservados, un traslado al Panteón de Roma, lugar donde reposan los grandes hombres de Italia, entre ellos los reyes Humberto I y Víctor Manuel de Saboya, el Padre de la Patria, y el pintor Rafael Sanzio de Urbino.

Anita Garibaldi reconoció que en su empeño por la exhumación subyace la idea de que con un trato monumental a los restos del general Garibaldi resurgirá la «idea de una gran Italia y de una Europa unida» que promovió con su lucha y sus escritos.

*******

Lea aquí el artículo completo.

Prodavinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.