Actualidad

La educación de Cadivi vs. La estrategia de Brasil

El reciente anuncio de la Comisión de Administración de Divisas que sólo prioriza ocho áreas de estudio, contrasta con los planes de países vecinos que anualmente incrementan la oferta de becas en el extranjero

Por Prodavinci | 18 de Abril, 2012
7

Sólo los estudiantes de ocho áreas de estudio podrán tramitar adquisición de divisas ante Cadivi, según la resolución Nº 3.147 del Ministerio para la Educación Universitaria, que hoy circula en la Gaceta Oficial Nº 39.904. Ciencias básicas, ingeniería, arquitectura y tecnología, ciencias del agro y del mar, ciencias de la salud, ciencias de la educación, ciencias del deporte, ciencias sociales y humanidades letras y artes serán las disciplinas que podrán optar a las divisas al tipo de cambio oficial.

Cuando se estudian las sub-áreas de conocimiento listadas surgen notables ausencias entre las que destacan los estudios de tercer nivel en áreas como neurocirugía, traumatología, patología, otorrinolaringología, pediatría, fisiología, obstetricia, ginecología, gastroenterología, urología, psiquiatría, ciencias forenses, derecho, historia, sociología, filosofía, estudios internacionales, contabilidad, economía, literatura y comunicación social, entre muchos otras omisiones.

En la gaceta no se especifica en qué situación quedarán las personas que se encuentran en el extranjero cursando estudios en estos momentos, y cuyas especialidades no están dentro de estas nuevas prioridades para la adquisición de divisas. El artículo 2 de la resolución señala que cualquier “duda o controversia”” sobre la ejecución de la medida será resulta por el ministro encargado del despacho.

Esta nueva medida del Estado venezolano contrasta con iniciativas de vecinos y socios comerciales como es el caso de Brasil. Lejos de restringir la oferta académica para cursos en el extranjero el gobierno comandado por Dilma Rousseff, implementa “Ciencia sin fronteras”, un vasto programa centrado en la capacitación tecnológica de estudiantes brasileños.

Diarios como The Economist analizan esta iniciativa del gigante suramericano que estima que para 2015 más de 100.000 alumnos, la mitad en pregrado y el resto en estudios de tercer nivel, hayan pasado un año o más en las mejores universidades del mundo estudiando diversas disciplinas científicas que van desde biotecnología y oceanografía hasta ingeniería petrolera.

Una cuantiosa inversión a futuro con la que Brasil busca mantener su supremacía en el ámbito suramericano y seguir siendo una economía influyente en el mundo. Más de Tres billones de reales (1.65 billones de dólares), provenientes de negocios y el pago de impuestos serán la inversión necesaria para este gran cambio.

Estados Unidos agrupa buena parte del estudiantado del programa brasileño con más de 20.000 becados en sus campus. Inglaterra, Francia, Alemania e Italia albergan cada uno de 6 a 10.000 estudiantes en sus universidades. Este nuevo plan de incentivo y formación profesional responde a una apuesta que esta nación mantiene desde hace muchos años.

Cabe destacar que en la década del 60 al 70 del pasado siglo, este país apoyó las especializaciones en muchas áreas de estudio con especial énfasis en áreas como la exploración petrolera, investigación agrícola y diseño aeronáutico. Actualmente Brasil, es líder mundial en los tres campos. Esperemos que, algún día, podamos decir lo mismo de Venezuela.

 

Prodavinci 

Comentarios (7)

kimkladze
18 de Abril, 2012

Derecho si esta incluida, de hecho es una de las areas de las Ciencias Sociales, leer mejor la Gaceta…

Sonia.
18 de Abril, 2012

No entiendo la relación en este articulo, Cadivi no debe decidir en que areas la gente debe estudiar, la administración de las divisas no es una beca que se le da al estudiante, es la única forma legal de comprar divisas en el país para pagar estudios en el extranjero. Asi que aquí están confundiendo las cosas..

Mendoza
18 de Abril, 2012

Sin defender, pero la palabra ¨prioridad¨, no es igual a ¨exclusion¨, en especial porque si excluyeran, seria discriminatorio y violatorio del Art. 103 de la Constitucion.

Martin Borges
18 de Abril, 2012

La relación es clara para mí. Un gobierno restringe la posibilidad de estudiar en el exterior la carrera que tu quieras aun cuando tu estés dispuesto a comprar las divisas. ¿Quién es CADIVI para determinar que puede estudiar la gente o no? Por otra parte, un país promociona un sistema que estimula que la gente estudie en el exterior, sin menoscabo de que en Brasil puedes comprar tus divisas para estudiar lo que quieras.

Daniel
18 de Abril, 2012

Es un absurdo, tienen al país de manos atadas y atentan contra el desarrollo. Qué opciones dejan? seguir abarrotando las universidades públicas del país que están que se caen ?

Quevoluntad
18 de Abril, 2012

Todo muy bonito lo de la gaceta, es otra forma más de jo..r. Cuando no te declaran extemporáneo, se tardan 6 meses, no te aprueban completo, tienes que mandar a hacer el papeleo, es una desgracia infinita. Y lamentablemente ellos se limpian el bolsillo con la constitución.

Diogenes Infante
19 de Abril, 2012

Una cosa no tiene nada que ver con la otra, los brasileños definieron las áreas en las cuales quieren formar a la gente, al igual que aquí el MES definió las áreas en las cuales habrá asignación de divisas. El problema es que hacer con la gente formada, mientras en Brasil hay políticas para repatriar y captar talentos en Venezuela exportamos talento e importamos buhoneros.

Belkis López
19 de Abril, 2012

La educación no es una prioridad para los ignaros totalitarios, por el contrario, nos quieren ignorantes,desinformados y subalimentados. Su prioridad principal es el poder por el poder

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.