Actualidad

Primavera palestina, por Santiago Gamboa

Por Santiago Gamboa | 28 de Septiembre, 2011
3

Es para mí conmovedor ver a Mahmud Abbas presentando a la ONU su petición de reconocimiento e ingreso como Estado de pleno derecho, aun a sabiendas de que el veto de Estados Unidos lo detendrá (¿por cuánto tiempo?), y así, el pueblo palestino seguirá arrastrando la condena de ser una nación sin Estado (aunque reconocida por 126 países, entre los que no está Colombia), en una situación de fragilidad que da toda la ventaja a Israel, que sigue mordiendo su ya escaso territorio, metro a metro, dividiendo y obstaculizando, haciéndoles la vida imposible.

Viajé por Israel y las zonas palestinas hace seis años y escribí sobre ello, y al ver que pocas cosas han cambiado, retomo ese texto y de nuevo lo suscribo. Porque lo que vi en aquellos viajes fue, como hoy, la voluntad de Israel de expulsar o instigar a abandonar sus tierras a los dos millones de árabes que viven en la Autoridad Palestina (aunque los palestinos tengan en ella poca autoridad) a través de procedimientos que hacen la vida insoportable y humillante: acoso y provocación militar, caprichoso control del agua y la luz, toque de queda, división de su territorio en zonas discontinuas (sobre todo en Cisjordania), lo que hace que cualquier desplazamiento sea una verdadera odisea, obligándolos a cruzar puestos de guardia y controles que pueden durar horas. También el encierro de ciudades con muros de granito y torreones de control, lo que las convierte en cárceles (caso de Kalkylia), o rodeadas de alambre electrificado para que nadie pase a otras zonas de la propia Autoridad eludiendo los puestos de guardia israelíes, como sucede en Ramallah, o la expulsión de familias árabes de Jerusalén Oriental (anexionada por Israel en 1967) para instalar a judíos rusos en sus casas, o la construcción ilegal de asentamientos judíos en territorios que las propias Naciones Unidas, en mapas y resoluciones, han otorgado a los palestinos, o la destrucción sistemática de su economía, o la prohibición de regresar a sus tierras a los refugiados palestinos que viven en Jordania, Siria o el Líbano, mientras que, de su lado, se pregona el “derecho de retorno” a cualquier judío del mundo a estas bíblicas tierras, sin tener en cuenta que el Antiguo Testamento no es un documento reconocido por legislación internacional alguna.

Esta situación, claro, se ha visto históricamente agravada por líderes palestinos incompetentes, desacreditados y muchas veces corruptos (recordemos las revelaciones de la prensa europea sobre las mansiones, lujosas limusinas y negocios privados de Arafat o Abu Mazen), y empeorada hasta el límite por los grupos extremistas islámicos, que con sus sangrientas “operaciones de martirio” no hacen más que darle justificaciones a Israel en su política de segregación y desahucio. Pero hay que ver a una madre palestina con los brazos en la nuca, atravesando un puesto de control del ejercito israelí en Ramallah, para saber que el siglo XX, con toda su carga de horror, en realidad no ha terminado, y es en ellos, en estos palestinos humillados que deben bajar la cabeza y esconder su indignación, culpables de ser árabes, en quienes reconozco el dolor y los crímenes a los que fueron sometidos durante siglos los judíos de Europa.

 

Santiago Gamboa 

Comentarios (3)

IvanOtz
28 de Septiembre, 2011

Execelente articulo. En occidente muchas personas juzgan a los palestinos, y arabes en general, sin conocer la realidad y el dia a dia de un pueblo oprimido como el palestino.

Antonio
29 de Septiembre, 2011

Estoy de acuerdo en cuanto a lo injusto de las penurias de parte del pueblo árabe que vive en Palestina. Solo hago algunas acotaciones que vale la pena recordar a fin de tener una posición que contemple los dos lados del problema. El contrato de Balfour y el plan de Partición de la ONU contemplaban la creación de un Estado Nacional judío en parte del mandato británico de palestina, el cual fué dividido en varios pedazos de los cuales el más grande se utilizó para crear a Jordania (No se le reclaman territorios a este pais que también se creó sobre terreno de Palestina y que es culpable del septiembre negro, la mayor matanza de palestinos en la historia donde 20.000 murieron)Los más de 20 estados árabes que existen les niegan ayuda a sus hermanos palestinos y los relegan a campamentos de refugiados (así vivieron los palestinos mientras Gaza y la ribera occidental estuvieron bajo control jordano y egipcio) En esa época no existían los asentamientos israelíes (1948-1967) sin embargo los árabes no querían tampoco la paz con Israel, no por alguna política en particular sino por el simple hecho de existir. El estado nacional judío se conforma en base a la Ley de retorno no a causa de la Biblia sino utilizando el mismo criterio de los nazis para matar judíos, es decir si tenías derecho a morir como judío también deberías tener derecho a vivir como uno. La ONU concluyó que la única garantía de supervivencia para los pocos millones de judíos que salieron del Holocausto sería la creación de un estado judío soberano en un segmento de palestina. Los árabes vecinos recibieron dicho estado declarando su muerte el mismo día de su creación y lo invadieron siendo derrotados contra todo pronóstico por un ejército judío notablemente inferior. El plan de particion no funcionó porque los árabes no quisieron y siguen sin querer. El caso de Hamás es impresionante pues en su constitución se plantea la destrucción del estado judío. Israel abandonó los terriotorios anexionados anteriormente por egipto y los entregó a la OLP, la respuesta inmediata fué un territorio tomado por un grupo terrorista que comenzó a lanzar bombardeos por 8 años hasta que el conflicto desencadenó la operación plomo fundido (operación muy criticada y con razón) pero nadie menciona los 8 años de misiles lanzados desde gaza todos los días por 8 años, un lugar donde hay CERO asentamientos. Pregunto:¿Cual será el destino de la ribera occidental si Hamás asume el control de la misma? ¿Como podrá seguir existiendo un estado judío bajo régimen de elecciones democráticas si el pais es inundado de refugiados palestinos que duplican hoy día los judíos que viven en Israel? De nuevo la cuestión no son solo los asentamientos, sino, ¿Existe en verdad el deseo de construir dos estados para dos pueblos o solo el deseo de destruir el único diminuto estado judío? Creo que el pueblo Palestino no solo es víctima del conflicto con los Israelitas sino de los esfuerzos de sus vecinos por destruir a Israel y es utilizado como instrumento político en los foros internacionales al tratar de igualar su actual situación al Holocausto, cosa insólita considerando que el pueblo palestino se ha quintuplicado poblacionalmente desde que se creó Israel, mientras que los judíos fueron reducidos a un quinto de su población durante el holocausto.

Generación Perdida
30 de Septiembre, 2011

Sr. Antonio: a veces los comentarios son tan buenos como los artículos. Esta es una de esas. Gracias.

Roberto Dante
30 de Septiembre, 2011

PROPAGANDA SIONISTA. VERDAD ÚNICA Y JUDÍOS ANTISIONISTAS. roberto dante Lanús, Argentina, 30 09 2011

Para quienes que circulan por el ciberespacio intentando convencer por medio de la dialéctica sionista a tantos ciudadanos del mundo desorientados por los Medios de Información Oligopólicos, que desconocen este proceso. Para ello se basan en los principios del Ministro de Propaganda nazi Goebbels (¡vaya contradicción!) y repiten el “miente, miente, miente, que algo quedará “. Lo hacen eficientemente, de ahí que en todo Occidente se puede hablar de una “Historia Oficial” que nos martilló las neuronas con las supuestas verdades de los Dueños del Poder Internacional. Desde la revolución industrial, pasando por el desarrollo capitalista devenido imperialismo y su actual versión neoliberal que recuperó las tácticas colonialistas, la cuña del sionismo siempre estuvo ahí, en el centro de los grandes intereses económicos. Hoy, por ejemplo, el reaccionario Tea Party en EE.UU y el sionismo son espejos que reflejan un mismo proyecto.- Se caracteriza por: 1) Imponer una VERDAD ÚNICA sobre la interpretación de la existencia del ser y su organización social. 2) Ocupar territorios y expandirse para dominar los recursos naturales que generan la riqueza. 3) Aniquilar toda multiplicidad cultural y étnica. No importan si hablan sobre diferentes Dioses; de nuevos o antiguos testamentos; de adorar o no imágenes sagradas…Los hermanan los “business”.

La Estrategia: Mentir, imponer, ocupar, aniquilar. Herramientas: Las guerras y/o golpes cívico militares sustentados por lods grandes poderes económicos internacionales.

Recuerdo las declaraciones del ex presidente del Gobierno Español Aznar, publicadas el 03 de junio de 2011, cuando rechaza la propuesta de Obama de crear un Estado palestino con base en las fronteras de 1967, afirmó: “Los riesgos y amenazas que sufre Israel son los riesgos que sufrimos nosotros”, y agrega: “Cuando la gente deslegitima a Israel, nos deslegitima a nosotros”. Aznar acierta en el diagnóstico, pero es correcto “deslegitimar” a EE.UU., a la UE y a Israel pues son los principales enemigos que tienen los pueblos para alcanzar su independencia política, económica y cultural. No hacerlo es constituirse en seres serviles a los intereses de los poderes mencionados y en traidores destructores del futuro de nuestros hijos”. Hoy, también los “indignados europeos e israelíes necesitan nuestro apoyo “crítico”; pues no debemos olvidar las capitulaciones del “Mayo del 68”. Una vez es error; dos veces, sería complicidad con el gatopardismo. En el caso de los “indignados” israelíes nuestro apoyo debería estar condicionado a su compromiso para apoyar la creación de un “Estado Único Laico” donde convivan las comunidades palestinas, judías y cristianas. Hablar de “fronteras antes de 1967” es darle entidad legal a un Israel concebido artificialmente por los intereses colonialistas. Esto lo sabe el sionismo. No lo expresan en público; pero es su deseo, salvo en fundamentalistas como Netanyahu, “ciegos” hasta para ver aquello que les quieren regalar. Para que no pretendan tildarme de antisemita, recurso habitual de los sionistas en cada oportunidad que se quedan sin “argumentos para sostener su ideología” – pues Dios o las sagradas escrituras no son argumentos, sólo son “actos de fe”-, voy a sustentarme en la Voz de auténticos Judíos críticos (laicos o religiosos)

1) HANNAH ARENDT (1906-1975) filósofa y teórica política alemana. Afirma: «No menos peligrosa, y en total acuerdo con esa tendencia general, fue la única contribución de la filosofía de la historia que los sionistas aportaron con sus nuevas experiencias: “Una nación es un conjunto de personas… que se mantienen unidas por causa de un enemigo común” [Herzl], una absurda doctrina que contiene tan sólo esta pequeña verdad: que muchos sionistas están, ciertamente, convencidos de que ellos son judíos para los enemigos del pueblo judío. Por lo tanto, estos sionistas concluyen que sin antisemitismo el pueblo judío no podría haber sobrevivido en los países de la diáspora; y por eso ellos se oponen a cualquier intento en gran escala para liquidar el antisemitismo. Por el contrario, ellos declaran que nuestros enemigos los antisemitas “serán nuestros más confiables amigos y los países antisemitas nuestros aliados” [Herzl]. El resultado sólo puede llevar, verdaderamente, a una total confusión en la que nadie podrá distinguir entre el amigo y el enemigo, en la que el enemigo se convierte en el amigo y el amigo en el enemigo escondido y, por lo tanto, en el más peligroso» (Hannah Arendt, The Jew as Pariah, Grove Press, Nueva York, 1978, p. 148). En “Peace or Armistice in the Near East”, The Jewish Writings, pp. 444-448, sostiene que el recién creado Estado de Israel iba a ser una tierra «bien diferente de la que ha soñado el judaísmo mundial, sionista o no sionista»; una sociedad armada e introvertida, en la que el «pensamiento político se centraría alrededor de la estrategia militar», degenerando en «una de esas pequeñas tribus guerreras sobre cuyas posibilidades e importancia, la historia nos ha documentado suficientemente desde los días de Esparta», dejando a los árabes como «exiliados sin hogar y convirtiendo el problema árabe en el verdadero problema moral y político de la política israelí» (Hannah Arendt, The Jewish Writings, pp. 235, 396-397, 451). 2) Rabino YISRAEL DOVID WEISS. Conferencista. Palabras dichas el 14 de marzo en la sede de la UASR: “Me corresponde hoy hablar sobre judaísmo y sionismo. Tomando en cuenta las acepciones corrientes en los medios masivos, parecería que sionismo y judaísmo son redundantes. ¿Acaso no se trata de una misma y única cosa? ¿Es que los judíos no son por definición sionistas? Esto es totalmente falso, como espero demostrarles al final de esta intervención. Pero es una impresión muy difundida, tanto entre judíos mal informados como entre los no judíos.” (…) “los propagandistas sionistas siempre son muy dados a la censura y a los enfrentamientos tácticos. Es muy útil en este sentido leer al antiguo congresista Findley quien escribió un libro titulado Ellos se atrevieron a hablar (They Dared to Speak Out). Es el recuento vergonzoso de los inmensos recursos que el lobby sionista empeñó en destruir la carrera de ciertos políticos de Estados Unidos, todos los que habían alzado la voz contra el sometimiento de esta nación a Israel”. (…) “Estamos presenciando el baño de sangre. Israel ha causado más desangramientos que nadie hubiese podido imaginar. Décadas antes del Estado, el deseo sionista de gobernar llevó a asaltos, asesinatos, muertes y dolores sin fin”. 3) HAJO G. MEYER, sobreviviente de uno de los campos de concentración nazis. Expresó en: Porque el antisionismo no es antisemitismo: “La simple suposición de que el antisionismo pueda ser igual a antisemitismo es una imposibilidad lógica porque los sionistas más extremos y fanáticos son cristianos, unidos en los “sionistas cristianos” cuyo líder, el pastor, John Hagee, afirma que son 50 millones. La historia ha mostrado –por ejemplo en el singular y excepcional acuerdo Ha’avara que los nazis alemanes podían ser muy pro sionistas. Además, la idea de que todos los judíos, por lo menos los de los países alemanes, deberían ir a Palestina y construir su propio país fue presentada por uno de los más fanáticos antisemitas jamás habidos, el escritor alemán Wilhelm Marr. Lo hizo 17 años antes de Herzl en su folleto Vom jüdischen Kriegsschauplatz publicado en1879. Fue él quien inventó e introdujo la palabra antisemitismo y por lo tanto consolidó el cambio del antiguo antijudaísmo, basado sobre todo en motivos teológicos, al más virulento antisemitismo que pretendía basarse en diferencias raciales”. (Judíos Antisionistas Argentinos -adheridos a IJAM-, Argentina, 2009). 4) Rabino JEREMY MILGROM, cofundador de Rabinos por la Paz. Hizo recientes declaraciones en medios europeos para llamar la atención internacional sobre los crímenes cometidos contra los palestinos y de los beduinos por parte de Israel: “El sionismo fue una respuesta errónea”. “Ahora muchos israelíes sabemos que nuestra independencia fue la catástrofe de los palestinos”. Además exigió que Israel “detenga la construcción de asentamientos”, “devuelva las tierras a los palestinos” o que recuerde “que los otros (los beduinos, los palestinos) son seres humanos”. 5) ILAN PAPPÉ, historiador israelí, profesor de Historia en la Universidad de Exeter (Reino Unido). Fragmentos de “La Declaración de Stuttgart representa un cambio de paradigma”, 12 de enero 2011. “En el escenario del activismo en la lucha de Palestina existe, por un lado, una ortodoxia y, por el otro, un nuevo movimiento que representa un reto. La ortodoxia ha basado su visión de paz en una solución de dos Estados” (…) “El nuevo movimiento, que es apoyado por activistas de todo el mundo, dentro de Israel y de Palestina, se inspira en el movimiento de solidaridad contra el Apartheid. El conjunto de Palestina es un área que ha sido y es colonizada, ocupada y de una manera o de otra en ella los palestinos están sujetos a diversos regímenes jurídicos y opresivos por parte de Israel, por lo que es necesario cambiar radicalmente la realidad sobre el terreno antes de que se sea demasiado tarde” (…) “El sionismo fue y es un movimiento colonialista e Israel es un Estado colonialista y, mientras se mantenga así, incluso una retirada de parte de Cisjordania y la Franja de Gaza, seguida por la creación de un bantustán allí, no pondría fin a la expropiación y la limpieza étnica que se inició en 1948. Los bantustanes no fueron capaces de poner fin al apartheid en Sudáfrica”.

Son sólo algunas reflexiones delos judíos que muy difícilmente veremos en los Medios Oligopólicos de Comunicación Internacionales. Ya cansados de “La Historia Oficial”, es sanador separar las falsedades que ocultan las verdades simples.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.