Actualidad

Hanoi, una megaciudad descontrolada

Por Prodavinci | 22 de Septiembre, 2011

Artículo publicado en La Nación. Un extracto a continuación:

Una motocicleta tras otra. El ruido se hace insoportable. En “hora pico” el aire es tan denso que a uno llega dolerle la garganta. Es la megaciudad de Hanoi (Vietnam), en un día normal de la semana. Una escena familiar en muchas otras ciudades de los llamados “países emergentes”, donde crecen, incontroladas, las megaciudades de este mundo: cada día unas 160.000 personas más.

La infraestructura de estas ciudades, por lo general, no alcanza a crecer en armonía con la población. Cada vez se hace más difícil proveer a todos de agua potable, recolectar y depurar las aguas residuales, la basura. La cantidad de habitantes de Hanoi, la capital de Vietnam, se ha elevado a casi siete millones en los últimos años. Pero en toda la ciudad no hay ni una planta de tratamiento de aguas residuales. El líquido de sus duchas e inodoros termina -luego de un largo recorrido- en los ríos de la región y, en algún momento, seguramente en el manto freático, sin previo procesamiento.

La Universidad Técnica de Darmstadt (Alemania) ha desarrollado un concepto que debe solucionar este problema: un sistema de aguas residuales, que puede crecer conjuntamente con una megaciudad como Hanoi, que recicla las aguas negras y que, además, produce energía eléctrica a partir de excrementos. “Semicentral” llaman los científicos a su concepto. En un par de años deben surgir en la capital de Vietnam instalaciones del tamaño de un gran parqueo de autos en las que se puede lograr mucho más que el simple almacenamiento de aguas sucias.

Las negras aguas cloacales serán procesadas y transformadas en clara agua potable que retornará a las casas de la ciudad. Los lodos residuales y la basura orgánica se convertirán en corriente eléctrica en una estación de biogás. Lo que no sea aprovechable en ninguno de estos procesos acabará como abono en los campos de la región.

“Las aguas residuales no son simplemente basura para nosotros”, explica el profesor Peter Cornel , que dirige el proyecto en Hanoi, “son un recurso”. Sobre todo las megaciudades no pueden darse el lujo, bajo ningún concepto, de usar el agua sólo una vez, insiste Cornel. Es difícil que el manto freático a su alrededor resista tal cosa.

*******

Lea el artículo completo aquí.

Prodavinci 

Comentarios (1)

María Eugenia
25 de Febrero, 2012

A los males del comunismo, la guerra, el Agente Naranja de Monsanto, el napalm, la muerte a millones, su sumaron los del capitalismo más burdo. Me comentaba un sacerdote ex colega que ve más prostitución, más droga, más hediondez y suciedad ahora que nunca antes en VietNam.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.