;

Actualidad

Valter Hugo Mãe sobre las frustaciones del Portugal actual

El escritor portugués Valter Hugo Mãe opinó sobre la situación actual de Portugal y afirmó que ahí "nadie quiere ser español"

Por Prodavinci | 30 de Mayo, 2011
2

El escritor portugués y ganador del premio José Saramago en 2007, Valter Hugo Mãe, se reunió con Sergio Fangul y opinó sobre la situación actual de Portugal:

“Portugal pasó de ser un país que enviaba trabajadores al extranjero a recibirlos. Pero nosotros somos un país de hacer extranjeros, hay un millón de emigrantes en París, otro en São Paulo, muchos por todo el mundo, un tercio de la población está fuera. Y aun así recibimos muy mal a 50.000 trabajadores ucranios. Hubo xenofobia, miedo a que nos quitasen el empleo. Como no entendíamos su idioma, pensamos que debían decir cosas muy malas.

La nueva generación sale con títulos universitarios y muy frustrados, porque sus padres han invertido y trabajado mucho para licenciar a sus hijos. Aun así no pueden irse de casa y muchísima gente se va al extranjero. ¿Cómo nos van a recibir ahora los brasileños cuando en Portugal en los últimos años hemos identificado la palabra brasileña con la palabra puta? Tengo una opinión muy dura sobre los portugueses, porque quiero que seamos mejores, un mejor país con mejores ciudadanos.

Existe una duda en nuestra identidad nacional, la duda de si no estaríamos mejor siendo españoles. Nadie quiere ser español, el amor a Portugal es muy grande, pero este lamento es una característica. Los brasileños están emancipados, pero nosotros todavía tenemos madre y padre, después de 800 años de independencia seguimos con dudas de si debemos volver a casa.

(…) Todos mis libros tratan sobre cuestiones colectivas con las que, a lo mejor, en otros países se pueden identificar. Cada vez me interesa más la dimensión ética de la literatura, no quiero escribir para el entretenimiento, que la gente lea para pasar el tiempo. Pasar el tiempo es algo que me da miedo, no quiero que pase, y si tiene que pasar que me cambie y me mejore. Esta dimensión casi útil de la literatura me interesa muchísimo. No propagandista o panfletaria ni partidaria, pero política (en el sentido de la polis). No quiero escribir sobre mi vida. La supervivencia para mí es sorprendente. Me siento tan frágil que a lo mejor debería haber muerto en la infancia, como pasa en los poemas.”

******

Artículo completo aquí

Prodavinci 

Comentarios (2)

pedro mayado
31 de Mayo, 2011

Nadie habla de que los portugueses sean españoles. Sino de que España y Portugal pacten un acuerdo económico mucho más allá de la UE.

Jonathan Seckermann
16 de Junio, 2011

Lo que menciona sobre “no volver a ser españoles” es, como lo plantea el autor, el dilema sobre lo que significa ser portuguès: un paìs que ha sido emigrante (si no, no veríamos tantos portugueses en América) que se contrasta con su “hermano” peninsular: España (de la que una vez formó parte cuando la noción de “portugal” no era màs que asociar esas tierras a Galicia (allí hay un debate entre historiadores sobre quièn viene de quièn: si Galicia es una extensiòn de Portugal; o Portugal nace de Galicia y, por ende, de España).

Ese constrastar lo que es Portugal al lado de España, ha hecho pensar a algunos eso: si valiò la pena separse de “o Reino das Espanhas” (durante el perìodo de los Reyes Católicos, los duques y principes de Portugal deciden separarse de España) y, de haber permanecido juntas ambas ‘naciones’, no serìa hoy Portugal, por lo menos, más prospera con España.

Sea como fuere, lo cierto es que España y Portugal son naciones que tienen uchos hilos històricos comunes. Una alianza como menciona el sr. Mayado serìa intersante.

Pero, España, hoy pr hoy vive sus propias convulsiones internas: el surgimiento de nacionalismos malsanos y los extremismos ideològicos que ganan espacio en la maltrecha polìtica española

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.