;

Actualidad

Real Madrid-Barcelona. Round 1: Eclipse en el Bernabéu, por Rodrigo Blanco Calderón

Ya lo dice el dicho: “A penalti regalado no se le miran los dientes”

Por Rodrigo Blanco Calderón | 17 de Abril, 2011
6

I

Ya lo dice el dicho: “A penalti regalado no se le miran los dientes”. Apenas culminado el primero de los cuatro clásicos entre Barcelona y Real Madrid, recibo llamada telefónica, altisonante, de Willy Mckey:

-¡Qué b…s tienen ustedes! ¡Qué b…s tienen ustedes!

Siempre me ha llamado la atención que, en fútbol, los errores del árbitro recaen éticamente en el equipo beneficiado. Pocas veces el árbitro se individualiza hasta el punto de ser sancionado o, incluso, de pedir disculpas públicamente, con lágrimas, como lo hizo el umpire James Joyce (sic) cuando le robó con una mala decisión el no hit no run a Armando Galarraga.

En sentido contrario, cuando un equipo se aferra desesperadamente al what if de un penalti cantado o no cantado, de una grama cortada o no cortada que inexplicablemente sólo parece afectarle a él, muestra sin pudor su debilidad. El penalti cantado por Muñiz Fernández a Alves, ante la incursión de Marcelo y cobrado efectivamente por Cristiano, puso en evidencia el crecimiento del Madrid desde aquel nefasto 5 a 0 de la primera vuelta. Ganando 1-0 gracias a un penalti y con un hombre de más, ante la expulsión de Albiol en el minuto 51, el Barça no pudo rematar el juego. Antes bien, tuvo que defender con mayor vigor ante un Madrid disminuido y crecido.

II

El Barça ha tenido la suerte de contar en este siglo con los dos mejores jugadores de su momento, como fue Ronaldinho durante la administración Rijkaard y como lo es hoy el increíble, el monstruoso, Messi. Aunque el Barcelona se vea a sí mismo como mucho más que un club, es también mucho menos que un equipo. Es una alineación planetaria, afortunada, que orbita alrededor del dios de turno.

James Joyce (el escritor) caracterizó al lector ideal como alguien que padece un insomnio ideal. De lo que se desprende que el texto que provocase tal lectura y tal insomnio sería también ideal. Un texto sagrado, en resumidas cuentas.

Por su parte, Borges imaginó a un hombre que encuentra a Dios cifrado en una moneda. El hombre contempla obsesivamente la moneda y de tanto observarla, recordarla, imaginarla, de tanto reducir el universo a esa circunferencia, entiende que detrás de ella sólo puede encontrarse Dios. Este es el argumento de su cuento “El Zahir”.

La infatigable marcación cuerpo a cuerpo de Pepe sobre Messi me recordó al personaje de Borges obsesionado por la moneda-dios. Messi (apócope de El Mesías) se vio sometido al imperio de la adoración absoluta que implicó un marcaje como el que dispuso Mourinho para el crack argentino. Aunque hubo algunos destellos que recordaron la amenaza constante que representa el número 10 del Barça, esos que transforman a Messi en la pulga monstruosa ilustrada por William Blake, Pepe logró revertir el sentido de la revelación y el dios dejó su lugar para darle la batuta a la moneda: el azar que quiso ver un penalti donde no lo había.

III

Se podría hacer un excelente relato que narre el insomnio ideal de Pepe la noche anterior al juego. Después de una dura semana de entrenamientos, Mourinho le impone la encomienda que ningún defensa quiere: marcar a Messi. “Marcar”, en este caso, significa en realidad anular a Messi. Como quien dice, tapar el sol con un dedo. Tener la fuerza para realizar el extraño prodigio de que nada (nadie) pase. Y sin embargo, y estas son las maravillas que ofrece el fútbol, los eclipses, el empate entre el sol y la luna, también se fabrican. Así como el pasto puede crecer unos hermosos centímetros de más de la noche al día.

Lea también Real Madrid-Barcelona. Round 1: Todo crece en Madrid (menos el Madrid), por Willy McKey

Rodrigo Blanco Calderón 

Comentarios (6)

ATAMAICA MAGO
18 de Abril, 2011

El clásico fue una especie de “encandilamiento” para ambos equipos. Uno queriendo ver el sol con sus 11 de ventaja menos 1 del adversario = comodidad impaciente; el otro alucinando empatar apostando a la buena fortuna del arbitraje, a la expulsión que los hace grandes cortesía de la credulidad del adversario. Y sí, los 10 -que no once del barça- giran alrededor del astro rey Messi esperando que su irradiación magistral cuando se apodera del balón les dé alguna señal que los saque a todos de sus órbitas empezando a confiar en sus propias potencialidades. La cancha -como universo- tiene muchos espacios y hay que aprovecharlos sin los azares ¿o acaso Aleph? de los penaltis. Buena entrega; un primer round prometedor :)

Ernesto Cazal
18 de Abril, 2011

Creo, Rodrigo, que Messi es el sol y los otros diez los planetas porque su juego hace precisamente que se rompa el esquema de toque-toque. Messi es el punto de fuga. El vértigo, el prodigio, la magia, la pone el 10 (igual al número de orbitantes). Si no fuera así, imagina lo aburrido y sin-goles que sería el Barcelona. Nada más mirar las estadísticas: 29 goles y 17 asistencias en Liga. Y, como todos sabemos, sin desmerecer a los grandísimos Xavi, Iniesta, Villa y cía, Messi produce más que estadísticas. Esas cuentas (las del vértigo, el prodigio, la magia) no se pueden sacar.

@manuhel
18 de Abril, 2011

Al Barcelona le convenía el empate. Al Madrid NO.

Barca campeón de Liga…

Esa es la única conclusión que se puede sacar del 1er round de 4…

Olvídemonos, por ahora de aquel 5-0, recordemos mejor la Gloria del Club que apostó al cesped y al jugador menos dotado de técnica, para salvar su honra, al menos por esa tarde…

Tanta Gloria para qué? Si cuando más se le necesita, no hace más que desaparecer…

christian díaz yepes
18 de Abril, 2011

Esto sí, esto sí, Rodrigo ¡Esto sí es pasión merengue! Te agradezco por tu primer artículo, pero lamento que hayas sucumbido ante la siempre acuciante tentación de racionalizar el propio fanatismo. Ante un mundo que ha endiosado la razón para luego defenestrarla y finalmente llorar ante sus aguas derramadas, el fútbol aparece como el escenario en donde podemos sacar a la luz el resto de las potencias del alma que no nos han sido arrancadas: la pasión, la voluntad heroica, la desvergüenza del coraje… Y todo esto lo representa el Real Madrid. El Madrid está lleno de bravuconadas e hidalguía, de irreverencia y tradición, de gloria y de tragedia… en una palabra: somos artistas verdaderos.¨Por eso preferimos patear antes que pensar, dar cabezazos antes que dialogar, matar al mundo de angustia ante nuestro silencio maiestatis antes del primer round… Ya que hacías referencia a Vito Corleone, te recuerdo una de sus máximas: “Conviene que ames a la familia hasta perder toda vergüenza por salvar su honra”. Gracias por ser más desvergonzado en este segundo artículo; eso es amor a “la familia”. No perdamos la pasión, la irreverencia, esa desfachatez castellana que nos ha puesto a pelear contra molinos de viento y llenar al mundo de sueños y de nuevas sendas a conquistar. Dejemos los cálculos para los catalanes, a quienes les viene muy bien seguir midiendo la altura de un césped al cual deben agradecer el haber sostenido sus delirios de grandeza por 95 minutos. Que se queden como esos viejos molinos tan bien plantados y tan eficaces en cumplir sus tareas milimetradas, pero que sólo son recordados en el tiempo por la poesía del adversario que les honró al desafiarlos. Nosotros vayamos a conquistar los caminos de la pasión y el coraje que nunca se deben mensurar…

Rodrigo Blanco
19 de Abril, 2011

Gran Christian, qué alegría verte por aquí. Esperemos que esa mezcla de bravuconada e hildaguía que mencionas nos ayude este miércoles a desfacer ese gran entuerto que el Farsa.

va un gran abrazo, y otro Atamaica y para Ernesto.

Jos’e Luis Palacios
19 de Abril, 2011

Los fenicios inventaron la (?una?) moneda, buenos comerciantes. Los catalanes son descendientes de los fenicios. ?Qu’e culpa tienen si hacen los mejores negocios futbol’isticos y contratan (o cr’ian) los mejores futbolistas del mundo? ?Debe cargar el Barca un complejo judeocristiano de culpa por ser el mejor y hacer los mejores negocios? Recordemos que la era Ronaldinho fue m’as bien la era Ronaldinho/Eto’o. ?Qu’e hicieron con Eto’o cuando no engrano’ en el disenho Guardiola? Lo vendieron al Milan. ?Qu’e hizo el Madrid con Ra’ul Gonz’alez? Lo vendio’ al Schalke Null Vier. ?Qu’e paso’ en la Champions? El Schalke elimino’ al MIlan: ergo, la venta barcelonesa salio’ mejor que la madrilenha.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.