Actualidad

A todos aquellos que no vieron el Mundial

Mientras muchos veían el mundial, algunos...

Por Lucas García París | 14 de Julio, 2010
14

Me estoy mudando. La vida en cajas y el stress. El chamo como loco porque todos sus juguetes están empaquetados. Los panas de la mudanza y yo subiendo un sofá que no cabe por el ascensor, sudando como puercos y escuchando vítores en los apartamentos cercanos.

¿Que es eso?, dice uno de los cargadores.

Hoy es el mundial, murmura el jefe, las carótidas a punto de reventar.

¿Después de esto vemos el partido?

Después de esto tenemos otro viaje en Valles del Tuy.

El pana está a punto de decir “que fú”, pero si exhala el mueble se va por las escaleras.

Y así van las cosas. Uno intentando participar de la gran fiesta del balompié y la realidad dale que te pego.

Si no son los conteiners de comida podrida es una cadena. Si no es Monsiváis haciéndole a uno esa cochinada de venirse a morir es Cerati usando su cabeza como un revólver.

Trabajo hasta la noche en la oficina. Entregas y clientes al borde de un ataque de nervios.

Siempre hay un amigo tranquilazo que te llama en medio del interín para invitarte a ver un partido en su casa.

Mi mujer no está, me dice uno, llamé a la oficina diciendo que tenía un dengue y tengo el pantalla plana y unas frías, ¿te pegas?

Estoy full de trabajo.

Dile a tu jefe que se te murió una abuela, chico.

Tengo mi propio negocio, yo soy mi jefe.

Pero hoy es Argentina, Lucas, te vas a perder las caras que pone Maradona durante el juego. Se le salen todas las metras.

Me llaman por la otra línea. Alguien quiere su logo de inmediato. Tengo que colgar.

Imagino a mi amigo mirando chutes en interiores. ¡Que envidia!

Como dije me acabo de mudar. En donde estamos usan Supercable en vez de Direct TV. Estoy en un limbo sin televisión, es decir, sin ver partidos.

Escúchalos por la radio, me dice mi padre. Yo lo hacía cuando era chico.

Me dice todo esto en la sala de estar de su casa, el pantalla plana a todo volumen en el fondo. Todos tienen un pantalla plana sonando en el fondo.

Le digo que lo de los partidos por radio es como el sexo por teléfono. Se necesita demasiada imaginación.

No me escucha, Suiza le está ganando a España y medio millón de quinielas se están yendo al garete.

Mi hijo compra barajitas Panini. No ve los partidos pero se sabe todos los jugadores. Yo no reconozco a nadie.

Hay equipos como Eslovenia y Corea del Norte. A mí esos países siempre me sonaban a archivillanos en películas de serie B. Ahora recorren kilómetros haciendo el fair play en pantaloncitos cortos.

¿Qué te ganas si llenas todo el álbum?, le pregunto a mi hijo.

Nada, papá. Es la fiesta del fútbol.

Llenar el álbum cuesta como cinco palos y no te ganas nada. La fiesta debe ser en la casa del señor Panini.

No todos andan de barajita y banderas en el carro. El señor que nos hace los arreglos en el apartaco nuevo dice que no tiene tiempo para eso.

La cosa está muy dura, compañero, estamos en una guerra económica y el mundial es una estrategia para mantener a las masas controladas, el opio del pueblo ¿me entiende?

¿Eso no era la religión?, digo yo, siempre buscando el diálogo como un bolsa.

A la Iglesia no va nadie, en cambio mire un estadio.

Le digo que Corea del Norte va al mundial, y usted podrá decir lo que quiera pero Kin Il Sung II no es que digamos un baluarte de liberalismo capitalista.

Lamentablemente los compañeros norcoreanos no han entendido su papel en este montaje, me explica. ¿Quedaron ramplués?

Le digo que no y bajo a buscarlos. En la ferretería ven una televisión, los dueños lusitanos festejan una goleada de Portugal que parece estar enseñándole a Corea del Norte su papel en el montaje. Un tipo vestido de Nike comenta con su esposa con una suficiencia que raya en lo Uslar Pietri:

¿Ves? El gobierno nos la va metiendo y la gente hipnotizada con el fútbol.

Las noticias del mundial cada vez me llegan más espaciadas y delirantes. Es como estar conectado a una dimensión paralela.

Se volaron a Argentina, Messi no metió ni un solo gol. Los holandeses se siquitrillaron a Brazil.

El Pulpo Paúl predice que España le gana a Alemania y va a la final del mundial.

¿El Pulpo Paúl?, pregunto en el chino donde he ido a buscar la comida para la ofi.

El pulpo manda, dice uno de los encargados, las ha pegado todas…

Hago preguntas idiotas: ¿es una caricatura, el apodo de un comentarista genial, un avatar de computadora, un jodido ser de otro planeta con vastos conocimientos sobre el futból?

Me explican lo del acuario, lo del oráculo con la comida del pulpo.

Yo no entiendo nada. Soy de la generación de Andrés Salcedo, pana. ¿Ahora resulta que el que sabe como se bate el cobre es un molusco que ni siquiera sabe diferenciar los colores, San Lázaro Candal?

Para el día de la final he salido de la mayoría de mis compromisos de trabajo, pero es como llegar a un país extranjero.

¿España /Holanda? ¿La Roja contra la Naranja Mecánica? Mas allá de la vaina cromática no entiendo nada. No es por dármela de interesante pero es que no siento afinidad por ninguno.

Es la fiesta del futbol, papá, me repite mi muchacho.

Y yo afuera sin invitación.

******

Fotografía: fofurasfelinas

Lucas García París 

Comentarios (14)

Armando Coll
14 de Julio, 2010

Hondamente identificado, Lucas. Yo puse lo mejor de mí para empatarme en la emoción del Mundial…pero, un día que me topé con un grupo de adultos mayores que intercambiaban barajitas en la esquina de mi casa quedé un poco atónito. Supe luego, que se trataba de las barajitas tipo fotomatón de los titanes del fútbol mundial. Cuando topé de nuevo con la peña de adultos mayores hice la misma preguntá que tú: ¿Y cuál es el premio si llenas el álbum? Me vieron como si hablara en jeroglíficos. Sé lo que es mudarse. Tengo PHd. El doctorado lo obtuve cuando ayudé a los de la mudanza a subir una batea tallada en una especie de roca de granito. Ahí tengo la hernia. Lo más encantador es el eslogan del Señor Panini: “Si no es Panini es Chimbini”.

¡Ja!¡Ja! Me gusta este cuento.

Iñaki Ayala
14 de Julio, 2010

panita, eres capaz de escribir mal?

Guillermo Zavala
14 de Julio, 2010

!La fiesta debe ser en la casa del Sr. Panini!! Tenía tiempo no me reía tanto con una frase.

Cesescore
14 de Julio, 2010

¡Qué barbaro lo del Sr Panini”…¡Chapeau Sr Gatcía Paris!

Leopoldo Tablante
15 de Julio, 2010

¡Qué bueno, Lucas!

Sí Luis
15 de Julio, 2010

Igual me pasó. Todo lo ví de lejos, la mayoría de las veces parado, de paso frente a la pantalla. No siento nada , insensibilidad a la pelota ó a los gritos de !gol¡ . Gol lo asocio con un auto de los que pululan en nuestras autopistas. Sólo sonreí un poco al ver a tanta gente “feliz” en la Plaza Sadel ó al escuchar el susodicho grito en alguno de los apartamentos de mi edificio. No fuí invitado a la comparsa.

Sydney Perdomo
15 de Julio, 2010

Jajajajaja.. ¡Genial escrito caballero!, siento mucho que anduviese en las nubes y que en vez de estar más enterado que su hijo fuese al revés, pero así es la dura y cruel realidad cuando empuja al deber. La recompensa será que vivirá más tranquilo en su nuevo lugar al que se ha de mudar, porque, después de todo el jaleo de cosas por subir y bajar; finalmente las cosas estarán en orden y podrá descansar. :)

Le envio un afectuoso saludo y mis respetos sinceros. :D

Luis Yslas
15 de Julio, 2010

Le guste o no el fútbol, Lucas es un defensa nato: da donde es.

José
15 de Julio, 2010

Jajajajajaja guao! Demasiado bueno. “A la iglesia no va nadie, en cambio mire el estadio” Jajajaja demasiado bueno todo. Panini, las caras de Maradonna, Holanda eliminó a Brazil, El pulpo predice y no sabe ni siquiere diferenciar colores. Jajajaja una serie de cosas que un dice: Verga! ¿Esta vaina ta’ sucediendo o sucedió en verdad?

Gracias por la imaginación! Exito

Inés
16 de Julio, 2010

¡Bueno!…¡Divertido!

Alonso García
16 de Julio, 2010

Por primera vez creo que lo dejaste redondo.

Un abrazo, Lucas

marilú
17 de Julio, 2010

tambien lo viví así… por radio….. y fines de semana en casa de mi mamá…. pero lo disfruté… porque me encanta el fútbol y no podía dejar el trabajo, igual soy jefe….. asi que si me medio funcionó…. y en la final estaba como tu: sin ningún gusto YO QUERÍA QUE AMBOS PERDIERAN….. jajja…. no soportaba a ninguno de los dos equipos…. en fin… ya no importa, no es mi juego…. me encantó tu escrito, lo mejor: la fiesta debe ser en casa del sr pannini…. saludos….

Miguel Marcotrigiano
18 de Julio, 2010

Excelente, Lucas. Felicidades. La realidad acosada por la ficción que es la realidad misma. Mis saludos.

radiobcn
18 de Julio, 2010

Me gusta mucho la idea, pero tu texto creo que tiene muchos errores sintácticos.

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.