Prodavinci

Arturo Almandoz Marte bautiza libro

Ficción

Por Prodavinci | 24 de Febrero, 2010

La ciudad en el imaginario venezolano, III: De 1958 a la metrópoli parroquiana

Esta es la tercera entrega de una serie cuya primera parte recibió la Fundación para la Cultura Urbana en la primera convocatoria de su Concurso Anual Transgenérico, del cual resultó recomendado por el jurado para su publicación. Congrega obras fundamentales de la literatura venezolana, desglosando los reflejos estéticos y discursivos con los que puede entenderse el imaginario de la sociedad que avanzaba desde lo rural a un nuevo entendimiento de la urbanización, la ciudad y el espacio público. El recorrido del libro I comienza con Viaje al amanecer, de Mariano Picón Salas y concluye con La cudad de los techos rojos, de Enrique Bernardo Núñez; paseándose por autores como Miguel Otero Silva, Antonio Palacios, Teresa de la Parra, o José Rafael Pocaterra, sin olvidar a Arturo Úslar Pietri, Rómulo Gallegos y Guillermo Meneses, pilares de la literatura venezolana.

En la segunda parte, titulada De 1936 a Los pequeños seres, se plasma el ciclo de transición de nuestra demografía y geografía, mostrando por un lado el acelerado proceso de crecimiento urbano, morfológico y espacial de aldeas y campamentos, ciudades y metrópolis; por el otro, se da cuenta de interpretaciones sobre los efectos del ingreso petrolero en nuestra economía, así como del imaginario del oro negro. Se pasea por diversos ensayistas y novelistas de la época, como: Mariano Picón Salas, Arturo Uslar Pietri, Enrique Bernardo Núñez, Ramón Díaz Sánchez,  Andrés Eloy Blanco, Miguel Otero Silva, Guillermo Meneses y Salvador Garmendia.

En este tercer volumen, Almandoz se pasea por las distintas versiones ensayísticas y novelísticas de la urbe, enfocándose en el paso de la modernidad perezjimenista a la Venezuela petrolera que se democratiza a la par que se urbaniza demográficamente hacia finales de los setenta, pero sin alcanzar el desarrollo. A lo largo de ese proceso de más de dos décadas de desajustes, si bien la metrópoli se expande, se segrega y complejiza, asoma todavía vestigios provincianos y pretéritos a través de la parroquia. En esta parte se entretejen algunos personajes e ideas de escritores contemporáneos como Eduardo Liendo, Salvador Garmendia, Antonia Palacios, Carlos Rangel, Antonieta Madrid, Ramón Bravo, Ludovico Silva, Luis Britto García, Elisa Lerner, José Balza, Renato Rodríguez y Juan Liscano, entre otros. Se confrontan en un solo espacio de análisis lo pueblerino, en textos de Oswaldo Trejo, Alfredo Armas Alfonzo y Antonia Palacios, con la “ruralidad de papel” de Oscar Guaramato y Orlando Araujo; todo lo cual es contrastado con lo estrictamente citadino abocetado en obras como País portátil (1968, Adriano González León), Piedra de mar (1968, Francisco Massiani) y Yo amo a Columbo o la pasión dispersa (1979, Elisa Lerner).

La vocación investigadora de este urbanista egresado de de la Universidad Simón Bolívar, de la que es profesor Titular, así como de la Universidad Católica de Chile, ha quedado plasmada en esta obra donde resalta la interrelación de la literatura y la dinámica de las ciudades venezolanas. Quien no se ha ahondado en las letras criollas, tras la lectura de este ensayo de seguro se aproximará, ya que, este análisis exhaustivo contribuye a entender un poco más el proceso de evolución de la ciudadanía y de la urbanización venezolanas.

La presentación se llevará a cabo este 4 de marzo a las 6:30 de la tarde en la librería El Buscón, nivel sótano del Centro Comercial Paseo las Mercedes.

Fuente: Fundación para la Cultura Urbana

Asimismo pueden disfrutar de los textos del autor publicados por Prodavinci haciendo click aquí

Prodavinci 

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.