;

Artes

Los próceres que construyeron

Por Rafael Osío Cabrices | 29 de Octubre, 2009
2

Portada-Historias empresarialesPor Rafael Osío Cabrices

Mientras más lee uno sobre la historia de este país, más se da cuenta de lo pobre y sesgado que es el relato colectivo que nos han inoculado desde la escuela, y que tanto le ha servido a los demagogos para blandirlo en las tribunas como una vetusta reliquia sagrada. La misma sensación produce Historias empresariales de Venezuela, el libro de Rafael Arráiz Lucca que publicó Grijalbo en la colección Economía para Ciudadanos. ¿Cómo es posible que casi no haya más libros sobre estos temas? ¿Cómo es posible que sepamos –que escribamos- tan poco sobre los venezolanos que optaron por crear progreso, empleo y riqueza, en lugar de robar, matar y sojuzgar a los demás con una espada o una silla presidencial?

Arráiz Lucca cuenta aquí –luego del estupendo prólogo del profesor de la ULA Ramón Rivas y de Herman Sifontes Tovar, el director de la colección- cómo Ricardo Zuloaga creó la Electricidad de Caracas en una Venezuela devastada por las guerras civiles; cómo se fundaron la Universidad Tecnológica del Centro y el Hato Piñero; cómo se las arreglaron Pedro Rafael Tinoco Smith y Alfredo Travieso Paúl para abrir un tenaz escritorio jurídico durante la suspensión del Estado de derecho; y además la epopeya de los trenes, la primera obra de infraestructura de gran escala que se emprendió aquí.

Es un libro para emprendedores pero también para quienes pretendemos comprender este país, cómo llegó a ser lo que fue. Aquí, como en las crónicas del XIX, están la corrupción, la burocracia, la irresponsabilidad y la violencia de la que tantos nos quejamos hoy, aunque a sus escalas temporales respectivas, y también, el empeño y el talento de unos pocos individuos o colectivos que superan los obstáculos y terminan logrando unos objetivos que, sí, les dan a ellos beneficios personales y económicos, pero también quedan para el uso de las mayorías, y significan, sobre todo, hitos en el progreso venezolano.

Fácil de leer, necesario, útil para enterarse de lo que no se sabe y para entender un poco más lo confuso que es este país, Historias empresariales de Venezuela tiene todo el espíritu de esta colección Economía para ciudadanos: conocimiento económico para quienes no somos economistas pero queremos saber cómo ser, en esta Venezuela que nos tocó, ciudadanos, verdaderos ciudadanos.

**********

Grijalbo, colección Economía para Ciudadanos

Historias empresariales de Venezuela

Rafael Arráiz Lucca

Rafael Osío Cabrices 

Comentarios (2)

Fedo
30 de Octubre, 2009

Totalmente de acuerdo, hace mucha falta la divulgación de la historia de la que fueron protagonistas personas ejemplares que dejaron obras valiosas de todo tipo para todos en lugar de luchas intestinas e inútiles.. Hacen falta ejemplos para que la gente se guíe hacia el progreso, la construcción y cambiar la mirada sobre nuestra propia idiosincracia.

cesar
30 de Octubre, 2009

para orientar al amigo Rafael, le diré que no hay mas libros como ese porque esos hechos son escasos,son la excepción y no lo común,la epopeya de los trenes no es tal, los inicio Guzmán Blanco para unificar un país inexistente y mas fue la corrupción en torno a ellos que otra cosa, ni contar que la medida de los rieles variaba en las distintas rutas.Si bien es loable y necesario destacar los OTROS PRÓCERES, SIN PASEO

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.