;

Arte

Burlados y derrotados

Por Jesús Fuenmayor | 6 de Junio, 2009
3

Paso por allá

01-mv-autorretrato-fallecido-calaveraBurlados y derrotados

Por Jesús Fuenmayor

En su columna semanal en El Nacional Gerardo Zavarce (1) utilizó estos calificativos del título para equiparar un conjunto de obras de Meyer Vaisman con el Miranda en La Carraca de Michelena. Aunque esa sensación efectivamente se percibe en medio de la atmósfera memento mori (“recuerda que vas a morir”) de una exposición poblada de autorreferencias siniestras y fúnebres, acertadamente resaltadas por Zavarce en sus impresiones, la mayoría del público se ha resignado a quedarse con una percepción más bien distante de estos asuntos: entre los seguidores de su dilatada carrera de tres décadas y entre otros sectores de un público menos enterado, las reacciones a la muestra de Vaisman fluctuaron entre una admiración casi incondicional y el insaciable apetito del consumista de novedades.

02-mv-rojo-por-dentro-las-lecciones-detalleIndependientemente de los esfuerzos de Periférico Caracas para lograr la presentación más elaborada conceptualmente de todas las que el artista ha realizado en nuestro país, las reacciones del público me vuelven a inquietar no tanto por su distanciamiento de los problemas centrales sino, precisamente, porque uno de los subterfugios de la exposición fue construido sobre la base de que ella evidenciara cómo la narrativa de las obras del artista es un complejo entramado entre los hechos y las ficciones creadas a su alrededor por el propio mundo del arte. La serie “…Rojo por dentro (Las lecciones)” es muy elocuente al respecto: fotografías de personajes que simbolizan varios momentos de la memoria de los años del liceo posando dentro de su célebre obra “Verde por fuera, rojo por dentro” (el cuarto de la adolescencia del artista revestido con un rancho), donde las memorias propias y ajenas se confunden. Quizás no fuera más que un síntoma de este recurso al que Vaisman apela con cierta recurrencia el que algunos espectadores (aquellos hambrientos de novedad) dieron por vistas obras que jamás se habían presentado públicamente en Venezuela. Pero en realidad no es eso lo que perturba del consumidor insaciable, porque con esta reacción contribuye a reforzar la mitología que el artista construye a su alrededor. Lo que perturba más bien es la reiterada ausencia de una actitud crítica de la comunidad del arte en su conjunto.

Es justamente bajo el signo de esta perturbación presente tanto en la exposición de Vaisman como en tantas otras situaciones de nuestro ámbito artístico, que nace la columna “Paso por allá”. El objetivo es estimular la creación de un ambiente crítico en el que el debate y la discusión no sean problemas de los pocos que supuestamente saben algo de arte, sino la cotidianidad de la producción visual examinada en y desde de nuestro particular ámbito cultural. La idea es mantener una columna semanal colegiada con un enfoque compatible con el formato de blog sometiéndose a sus protocolos, iniciada a partir de aproximaciones a la oferta expositiva en curso amén de lo sugerido por cada miembro del colegiado o comité de colaboradores, tocando tópicos asociados con el coleccionismo, mercado, curaduría de arte, publicaciones, debates, arte urbano y procesos artísticos en general.

Esperamos de nuestros lectores la mejor disposición al debate con quienes integrarán, por ahora, nuestro colectivo colegiado: Susana Benko, Sagrario Berti, Lisa Blackmore, Lorena González, Carmen Hernández, José Antonio Navarrete, Félix Suazo y Gerardo Zavarce.

Jesús Fuenmayor

Notas al pie

(1) Gerardo Zavarce, “Rojo por dentro”, Escenas / 2, Motor Visual. El Nacional, Martes 12 de mayo de 2009, Caracas.

Ilustraciones en orden de aparición:

(1) Meyer Vaisman, Autorretrato fallecido (Calavera), 1998-2008, colección privada, Caracas

(2) Meyer Vaisman, Las lecciones, de la serie “…Rojo por dentro”, 1994-2009, eeis (6) piezas de 28 x 41 cms, detalle, Cortesía Periférico Caracas / Arte Contemporáneo, Caracas



Jesús Fuenmayor 

Comentarios (3)

fedo
6 de Junio, 2009

Que bueno que estén tapando los baches en nuestra cultura enriqueciendola con opiniones calificadas, los felicito de antemano.. La crítica seria en Venezuela es casi inexistente y esto es terrible porque en mi opinión esta crea nexos adicionales entre la obra y el público, la explica la analiza, la destruye, lo que sea necesario. Tal vez así poco a poco el arte deje de ser ese monstruo incomprensible para el gran público y pase a ser de interes cotidiano… Suerte

Sonia Duque
6 de Junio, 2009

Estoy de acuerdo fedo. Hay que llenar el vacío de análisis y crítica… y no sólo en el arte.

CaRlOS
17 de Febrero, 2010

alguno sabria o podria decirme donde se encuentra esta obra? si es de alguna galeria o museo… o de una coleccion privada esque estoy realizando una investigacion y necesito saber estos datos con urgencia

Envíenos su comentario

Política de comentarios

Usted es el único responsable del comentario que realice en esta página. No se permitirán comentarios que contengan ofensas, insultos, ataques a terceros, lenguaje inapropiado o con contenido discriminatorio. Tampoco se permitirán comentarios que no estén relacionados con el tema del artículo. La intención de Prodavinci es promover el diálogo constructivo.